lunes, 23 de febrero de 2015

Elecciones municipales y legislativas salvadoreñas en recta final

Odalys Troya (PL)

Los salvadoreños decidirán quiénes serán sus diputados y sus representantes municipales en las elecciones del próximo domingo, una contienda que desde hoy se prevé compleja por sus novedades en el sistema de votación.

De acuerdo con el Tribunal Supremo Electoral (TSE), cuatro millones 911 mil 672 salvadoreños están habilitados para ejercer su derecho al voto en los comicios municipales y legislativos del 1 de marzo. Las mujeres representan el 53,11 por ciento de esa cifra.

Para este ejercicio cívico, estarán disponibles mil 596 Centros de Votación y 10 mil 621 Juntas Receptoras de Votos a nivel nacional.

Un total de 10 partidos políticos, cinco coaliciones y una candidatura no partidaria están inscritos para esta nueva contienda.

De ellos, según la mayoría de los sondeos de opinión, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) va con mayor ventaja en las intenciones de voto, seguido de cerca por el derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Los electores escogerán a los 84 diputados para la Asamblea Legislativa, los 20 diputados al Parlamento Centroamericano y los 262 alcaldes de todos los municipios del país.

Estos comicios a diferencia de los anteriores, aplicará de manera total el voto residencial, que consiste en ubicar las Juntas Receptoras de Votos cerca del domicilio del elector, lo cual facilita y dinamiza el proceso, según autoridades oncernientes.

Otra de las novedades es el voto cruzado que se aplicará para la elección de diputados, un tipo de sufragio que apenas se lleva a cabo en unas seis naciones en todo el mundo.

Dicho voto establece que los electores de un departamento podrán marcar la bandera del partido de su elección o la fotografía de un candidato o candidata de esa misma fuerza política; o podrán votar por aspirantes de varios partidos, sin exceder el número de diputados que tiene ese departamento.

A partir de esta elección los Concejos Municipales serán plurales, lo cual significa que estarán integrados por representantes de distintos partidos, un nuevo elemento que cambia la manera de hacer política territorial en este país centroamericano.

Para estos comicios, la alcaldía de San Salvador representa uno de los retos cardinales para Arena, que la gobierna, y también para el FMLN, que busca recuperarla.

En esta lid por la comuna más importante del país, el candidato del FMLN, Nayib Bukele, lleva amplia ventaja en relación con Edwin Zamora, de Arena, de acuerdo con la mayor parte de las casas encuestadoras.

Por otra parte, el TSE ha logrado alcanzar una gran credibilidad en los últimos procesos, tales como las presidenciales del pasado año en la cual participaron cientos de observadores internacionales que las calificaron de transparentes y descartaron cualquier posibilidad de fraude.

Ya comenzaron a instalarse los observadores quienes afirman que han encontrado un clima de seguridad sobre los resultados de los comicios.

A pesar de ese contexto, partidarios de Arena denuncian un supuesto fraude electoral que podría estarse gestando desde el TSE, lo cual ha sido rebatido por los magistrados de la institución.

Incluso, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, exhortó este domingo a la población a asistir a las urnas el 1 de marzo con buen espíritu para crear un ambiente positivo y recalcó que los comentarios de un supuesto fraude sin pruebas no abona a la democracia que tanto ha costado a los salvadoreños.

Este miércoles cerrará la campaña electoral que se ha caracterizado por la tranquilidad de forma general, aunque algunos partidos como Arena, más que centrarse en la oferta de propuestas ha recurrido a tratar de desacreditar al FMLN y al gobierno del país

En los días recientes el Frente ha denunciado incidentes de violencia como el incendio a una de las sedes de su partido, vandalismo hacia otras, y hasta un atentado a balazos contra la caravana de su candidato por el municipio de San Miguel, Miguel Pereira, ocurrido este sábado.

Una vez concluida la votación, el TSE espera retrasos en la publicación de los resultados de los comicios, debido a que tendrán que manejar unos 125 mil folios de actas de escrutinio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.