miércoles, 11 de febrero de 2015

En medio del escándalo, renunció la secretaria de Nutrición de Salta

PRIMERA FUENTE

Fuertemente cuestionada por la manipulación de las estadísticas oficiales, la secretaria de Nutrición de la provincia norteña había dicho que "el Ministerio de Salud no es un obituario". Ampliar

Cuestionada por una serie de muertes por desnutrición infantil, la funcionaria había dicho que "el ministerio de Salud no es un obituario". La Iglesia denunció que se "manipulan las estadísticas oficiales".

La polémica en torno a la desnutrición infantil, que estalló a partir de un caso en Chaco, caló hondo en Salta, donde cuatro niños murieron en 2014. Cuestionada por la manipulación de las estadísticas oficiales, la secretaria de Nutrición de la provincia norteña había dicho que "el Ministerio de Salud no es un obituario". Este martes presentó la renuncia.

La situación de la funcionaria Cristina Lobo pendía de un hilo desde que el gobernador Juan Manuel Urtubey había dicho que sus declaraciones eran "inadmisibles". La secretaria de Nutrición había justificado el ocultamiento de cifras oficiales porque "hay que reservar la identidad de las personas".

Sin embargo, pese a que le soltó la mano a Lobo, el gobierno de Urtubey defendió su gestión. El ministro de Salud provincial, Oscar Villa Nougués, aclaró que los índices "figuran en el anuario que publica la Dirección General de Estadísticas" y que "son mucho mejores que en otras épocas". El funcionario dijo, además, que hay unos 1.900 chicos que "no tienen un estado de nutrición ideal". Otra forma de hablar de desnutrición, pero con el mismo contenido.

La mecha la encendió el caso de Néstor Femenía, un niño de 7 años que falleció en Chaco por desnutrición crónica. Su foto se viralizó y se convirtió en un emblema de la situación de los indígenas en esa provincia, aunque rápidamente desnudó el problema en otras zonas, sobre todo en el chaco salteño.

Incluso el tema trepó ayer en la agenda mediático cuando Marcelo Tinelli sentenció que "en un país que puede alimentar a 400 millones de personas no puede haber desnutrición".

Frente a ese escenario, el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano advirtió hoy que "hay situaciones de desnutrición infantil en varios lugares del país" y denunció que las autoridades "manipulan las estadísticas oficiales para no hacerse cargo".

Un dato que surgió hoy parece confirmar el panorama. La jefa del servicio de Atención primaria de la Salud del Hospital Perón de Tartagal, Silvana López, informó: "Tenemos 193 niños con bajo peso, 150 diagnosticados con desnutrición y entre ellos 9 niños que se encuentran en estado crítico".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.