martes, 3 de febrero de 2015

España: El mercado laboral destruyó casi 200.000 empleos en enero

Ana Requena Aguilar (ELDIARIO.es)

El paro registrado creció en 77.980 personas en enero por el final de la campaña de Navidad. El sector servicios aportó la mayoría de los nuevos desempleados. Los contratos indefinidos siguen representando solo el 8,8% de los nuevos contratos formalizados en enero.

El año ha empezado con subidas del paro y destrucción de puestos de trabajo. Después de los datos de la Encuesta de Población Activa, que mostraban que 2014 fue el primer año de la crisis en el que España creó empleo neto, los registros del Ministerio de Empleo apuntan a que enero fue un mes malo para el mercado de trabajo. El paro registrado -las personas apuntadas en las oficinas de los servicios públicos de empleo- creció en 77.980 personas hasta los 4.525.691 desempleados. Por otro lado, el final de la campaña de Navidad ha desencadenado una fuerte destrucción de empleo: la Seguridad Social perdió 199.902 personas ocupadas.

Empleo insiste, no obstante, en que uno y otro dato marcan los mejores registros desde 2007, es decir, que esta es la menor subida del paro en un mes de enero y el segundo menor descenso de la afiliación a la Seguridad Social.

Incluso en términos desestacionalizados (es decir, eliminando las distorsiones del calendario), los datos muestran un cariz negativo siete años después de que diera comienzo la crisis: la subida del paro es de 42.723 personas, y la Seguridad Social gana 12.613 ocupados.

El impacto de la campaña de Navidad se deja notar en la evolución del mercado laboral por sectores. Son los servicios los que aportan la mayoría de nuevos parados (76.744), aunque también en la agricultura creció el desempleo. El resto de sectores disminuyeron modestamente sus registros. Los datos de afiliación también muestran que la destrucción de empleo más intensa se produjo en los servicios (125.000 personas menos), aunque la pérdida de ocupados fue generalizada en la construcción, la industria y la agricultura.

Por sexos, el paro creció más entre las mujeres (en 52.651, un 2,2% más que el mes anteriores) que los hombres (25.329 desempleados más, un aumento del 1,2%). En términos interanuales, la evolución es también más favorable para los hombres: el desempleo masculino se reduce un 8,5% respecto a hace un año mientras que el femenino lo hace menos de la mitad, un 3,6%. En términos de afiliación, la pérdida es mayor entre los hombres: en enero se perdieron cerca de 105.000 ocupados y de 85.000 ocupadas. No obstante, el número de hombres afiliados (8.875.685) sigue siendo mayor que el de mujeres (7.699.628).

Crece la contratación

El número de contratos que se firman crece respecto al año anterior: en enero se formalizaron 1.367.795, un 8,6% más que en enero de 2014. En términos relativos, el crecimiento más fuerte lo registraron los indefinidos -un 22,2% más que hace un año-, pero los temporales también siguieron al alza -un 7,5% más-. No obstante, los datos absolutos dan una idea de lo fuerte que es la contratación eventual: de los 1.367.795 contratos creados en enero, 1.247.556 fueron temporales y solo 120.239 estables. Es decir, los indefinidos representan el 8,8% de todos los nuevos contratos, un porcentaje similar (y que varía solo una o dos décimas arriba o abajo) al que se registra desde hace varios años.

Los datos señalan la pujanza del tiempo parcial. En el caso de los indefinidos, el crecimiento de los que son a tiempo parcial se asemeja cada vez más a los que tienen jornada completa: los primeros crecen un 18% en el último año, mientras que los segundos lo hacen un 25%. En el caso de los temporales, ya crecen más los parciales (un 12,6%) que los de tiempo completo (un 5,3%).

Menos beneficiarios

El número de beneficiarios de prestaciones sigue descendiendo. En diciembre (el dato se ofrece con un mes de retraso respecto al de paro), fueron 2.417.742 las personas que percibían alguna, un 11,9% menos que un año antes. Que cada vez hay menos personas que generan derecho a prestación se ve también en el número de solicitudes que se registran: en diciembre hubo un 17% menos de peticiones que el mismo mes del año anterior.

La tasa de cobertura del sistema se sitúa en el 57,6%, casi tres puntos menos que en diciembre de 2013, cuando era del 61,4%. También el gasto en prestaciones disminuye: en diciembre, el gasto ascendió a 1.907,2 millones de euros, un 17% menos que un año antes.

Sobre la nueva ayuda para personas en paro de larga duración y con cargas familiares, que comenzó a funcionar el 15 de enero, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha señalado que de momento hay 24.500 solicitudes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.