lunes, 2 de febrero de 2015

Guatemala en la III cumbre de la CELAC

Camilo Martiano (especial para ARGENPRESS.info)

El pasado jueves de los corrientes culminó en San José de Costa Rica la III Cumbre de la CELAC. Cabe resaltar diferentes temas que se ventilaron y dejaron manifiesto un buen legajo de compromisos para la nueva presidencia pro tempore asumida por Ecuador. Dicho sea de paso, Guatemala asiste a esta cumbre con una serie de informes, los cuales están lejos de ser congruentes y consecuentes con la población en general.

En el 2014 en la Habana; Guatemala a través del Presidente Pérez Molina se refirió como condenable el bloqueo a Cuba por parte de Estados Unidos, acto seguido por los demás países miembros de la CELAC. Dicho esto devino una serie de críticas a lo interno por parte de muchos que no avalan ese levantamiento acá en Guatemala. En otras palabras le halaron las orejas a Pérez Molina y no chispo palabra alguna, simplemente calló y por ende otorgó. Hoy esta declaración es tomada por el Señor Obama la cual denota un carácter mucho mas importante por lo que muchos países saludaron tal alocución y fundamentalmente los cubanos en su mayoría han dado muestras que su política exterior tiene fundamentos coherentes para tales reclamos. Esto se tendrá que trabajar de manera audaz e inteligente, por la sencilla razón que Rusia y China el año pasado fueron a fraternizar nuevamente las relaciones bilaterales, condonaron deudas y firmaron inmejorables acuerdos. Esto llegó más pronto que tarde a Washington y por esa razón creo se dieron las conversaciones Estados Unidos - CUBA. En otro artículo aportaré más al tema; lo que no deja de ser cierto es el logro o victoria del retorno a su patria de los cinco héroes cubanos, encarcelados injustamente por advertir al mundo entero las intenciones oscuras del Imperio contra Cuba en el año de 1998. El levantamiento del embargo debe ser una exigencia de cara a la cumbre de las Américas en la ciudad de Panamá en el mes de abril próximo.

A mi criterio deben hacer un documento donde todos por igual y sin tapujos timoratos declaren el justo levantamiento del embargo hacia Cuba, sin injerencia alguna. Me detengo aquí para resaltar la reflexión del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, quién dijera recientemente “No confió para nada en los Estados Unidos, pero seguiremos platicando”. La Presidencia pro tempore tendrá un papel fundamental ante esa cumbre en Panamá y deberá resaltar lo valioso que es trabajar en unidad y sin intervenciones foráneas que afectan y violan sobre todo los acuerdos alcanzados por la OEA en años de su fundación. Este tema debe hacerse presente por la razón expresa que el máximo violador a este acuerdo estará presente en Panamá.

Por otro lado en Cuba se acordaron trabajos de unidad, los cuales el pasado jueves se volvieron a tomar. Me salta la duda ¿Que se ha hecho al respecto? Recordar para nada debe ser antagónico, pero si las cosas no se ponen verdaderamente en marcha, los yankees van a seguir actuando como hasta ahora. La presión ejercida a Venezuela no es menos. ¿Qué debemos hacer para contrarrestar esa abominable injerencia desestabilizadora? A mi humilde y considerada opinión es ponerse a trabajar y dejar de estar hablando tanto, tal cual lo citara el Presidente Mujica en la Habana el año pasado.

Será muy interesante poner a funcionar desde ya todos los mecanismos establecidos para el fortalecimiento económico, político y social en nuestra región. La oportunidad que nos está dando los BRICS, deben ser tomadas en cuenta y no esperar una debacle que está por venirse a causa de la antojadiza medida de rebajas a los productos derivados del petróleo.

En este caso la CELAC y PETROCARIBE deben de servir para lo que fueron creadas y no para un dialogo extenso, donde se están pretendiendo medir no se que cosas. Por ejemplo la acción tomada por Nicaragua me parece un tanto inicua, creo la representación que enviste cada uno de los ahí presentes merece mucho respeto; por tanto delegar funciones de estado a un invitado pro independentista me parece como decía inicuo. CELAC debe ser mucho más que reuniones y tiradas de platos como lo demostraron Costa Rica y Nicaragua. Se tiene que trabajar en conjunto para armonizar entre cada uno y no pretender ser más que otro. Para ello existe la OEA, me parece y que por esas mismas causas a demostrado el rotundo fracaso internacional. CELAC debe ser la otra cara, sino entonces porque se habla de unidad, solidaridad, fraternidad y demás conjugaciones que conlleva al AMOR entre hermanos.

Este pasaje oscuro de la III cumbre debe tomarse con mucha seriedad y demostrar para que fue constituida dicha Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe.

Por otro lado se debe tomar expresa atención como decíamos al tema Venezuela, la baja de precios de los hidrocarburos y el desabastecimiento de productos alimenticios en aquel país, ya se dejan ver y sentir en muchos. Estas medidas ponen en riesgo la economía interna, en Guatemala se ve reflejada en puntos que golpean fundamentalmente a una buena parte de la población de escasos recursos. Muchas empresas son afines al sistema contrario del Gobierno venezolano y por esa razón la mayoría de los productos están siendo puestos a precios que a ellos mismos se les antojan. En palabras sencillas: “Si a cualquier país le da un pequeño resfrío económico a nosotros nos da neumonía terminal”.

Por esa misma razón los planteamientos que fue a presentar Pérez Molina a San José se escapan de la realidad actual. Muchos de ellos debería la CELAC en conjunto revisarlos y poder darse cuenta que ahí no están realmente reflejados los índices de mortandad, inseguridad, salubridad etcétera, etcétera. La realidad que nos atañe es otra y cada día en Guatemala hay más inseguridad, más insalubridad, más mortandad en todas las patologías. ¿Entonces a que fue Pérez?

El trabajo conjunto para el fortalecimiento de la CELAC es valedero, pero como siempre hemos dicho que Guatemala está lejos de poder alcanzar ese nivel que ya muchos países del continente han logrado rebasar. No se me tome a mal esta apreciación de mi país. Resalto que a nuestros políticos les resta atención este tipo de acercamientos y trabajo conjunto, estrictamente porque están sujetos a intereses precisados por el consenso de Washington. Este año es año de elecciones en Guatemala, la carrera proselitista ya comenzó y todos por igual - izquierda y derecha - aunque los de la izquierda actúan a conveniencia, estos comenzaron a dar luces de interés proselitista, sin haber podido educar a sus prosélitos en base a su plan de trabajo, ellos se olvidan de que CELAC y demás organismos de integración existen. Solo como ejemplo: No vi ninguna acción pronta y coherente por parte de la izquierda en torno al tema del levantamiento al embargo y la liberación de los cinco héroes. Si la hubo poco realce le supieron dar.

Por tanto el capítulo Guatemala y CELAC, está lejos de involucrarse de lleno y atender la demandas justas que exige el soberano. Todo es proselitismo barato, acarreo de gente y llegar al poder para enriquecerse. Entenderlo no es nada difícil, ponerse a trabajar en la dirección que avanzan otros pueblos, es muy difícil de entender. Finalmente los comentarios vertidos por los guatemaltecos en diferentes medios radiales, escritos y algunos televisivos son completamente opuestos a lo que fue a decir el Presidente Pérez. Hasta la próxima cumbre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.