miércoles, 11 de febrero de 2015

"La reforma se queda a mitad de camino"

MDZOL

El director ejecutivo del CELS, organismo cercano al kirchnerismo, analizó que la reforma en Inteligencia es insuficiente. En diálogo con MDZ Radio, analizó que el proyecto de creación de la nueva agencia "no termina de evitar los riesgos" ya que no acota lo suficiente el accionar del organismo.

"Se queda a mitad de camino. La reforma avanza en términos de diseño, pero no termina de evitar los riesgos que tiene una agencia de inteligencia". De esta manera, el director ejecutivo del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), Gastón Chilliers, se refirió al proyecto de creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que volverá a tratarse mañana en el Congreso de la Nación.

Chilliers, que forma parte del organismo que preside Horacio Verbitsky, cercano al kirchnerismo, señaló que "hay cambios que mejoraron y emprolijaron el proyecto, como la eliminación de 72 horas para que los miembros de la Agencia de Inteligencia puedan hacer operaciones sin control", pero remarcó que "hay tres cuestiones que nos preocupan y que generaron que la ex SIDE se transformara en el monstruo que fue".

En este sentido, Chilliers sostuvo que en primer lugar "se tiene que limitar al máximo" la posibilidad de que la AFI forme parte de investigaciones judiciales. "En los casos excepcionales donde sea necesario que participe, tiene que ser controlada con las mismas exigencias que cualquier otra fuerza".

En segundo lugar, el director ejecutivo del CELS se refirió al control de los fondos reservados. "Tienen que ser controlados por una Comisión Bicameral. Tienen que quedar registros de esos, porque para que exista un control del Congreso tiene que haber constancias de cómo se hacen los gastos, aunque no sean públicos esos datos", planteó.

Por último, Chilliers cuestionó el sistema de desclasificación de información reservada. "Nosotros proponemos que sea cada 15 años, con un mecanismo que no sólo dependa del presidente cuando sea necesario", pidió.

Sobre las escuchas, que quedarán a cargo de la Procuraduría General de la Nación, a cargo de Alejandro Gils Carbó, dijo que fue un acierto: "Nos parece que uno de los aciertos del proyecto original es sacarle las escuchas telefónicas a la futura agencia y nos parece que el lugar correcto, teniendo en cuenta el diseño de las investigaciones criminales, es el Ministerio Público".



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.