viernes, 20 de febrero de 2015

La violencia e impunidad policial no se toma vacaciones

RED ECO

En una comisaría de Trelew murió quemado un hombre que había sido detenido por una contravención, en tanto en la ciudad de Córdoba un joven salvó su vida de milagro tras ser baleado por un efectivo al no detenerse en un control policial. En La Plata, familiares de un adolescente asesinato por un agente de la Bonaerense hace dos años reclaman que se designe un fiscal a la causa y se logre justicia.

La Comisión contra la Impunidad y por la Justicia de Chubut denunció que Mauro Castaño, de 25 años, murió en una comisaría de Trelew “como producto del abandono de persona y el destrato de las fuerzas de seguridad”.

El 6 de febrero pasado la policía lo había detenido por una contravención y alojado en una celda de la Comisaría Primera. Esa misma madrugada apareció con el 80% de su cuerpo quemado y días más tarde falleció.

Desde la Comisión advirtieron que las personas demoradas por una contravención no deben estar en celdas: “Las figuras de contraventor y preso condenado son absolutamente distintas. Mauro no debió de haber sido privado de su libertad y mucho menos puesto en una celda. Sin embargo, el pibe apareció quemado durante esa misma madrugada”, explicaron.

Por lo sucedido con Castaño, el organismo de derechos humanos hace responsable al ministro de Seguridad de la provincia del Chubut, Oscar Martínez Conti, al comisario de la Comisaría Primera y a los efectivos de turno.

“Esto fue lisa y llanamente negligencia de funcionarios y abandono de persona. Esto fue asesinato. Esto fue homicidio”, finalizaron.

En tanto, en Córdoba, Ezequiel Reinoso podría ser dado de alta en los próximos días. El sábado pasado este joven iba en su auto por el Barrio Norte de la capital provincial y al no advertir que un control policial le pedía que se detuviera siguió de largo. Este “descuido” alcanzó para que los efectivos le dispararan hiriéndolo a la altura de la cintura y por la espalda.

Reinoso fue internado en estado reservado, luego de que sus familiares lo asistieran y llevaran al Hospital de Urgencia en un auto particular ya que la ambulancia nunca llegó.

Como es habitual, la policía quiso transformar a la víctima en victimario, y dijo que el joven había disparado contra el móvil policial y que se había escapado por lo que el efectivo no tuvo otra opción que tirarle.

Es decir, Ezequiel Reinoso estaba internado, peleando por su vida, pero la policía lo tenía en carácter de detenido, acusado de resistencia a la autoridad con uso de arma de fuego. Sin embargo, la inmediata y contundente movilización de su familia, amigos y organizaciones sociales y de derechos humanos logró revertir esta situación.

Ezequiel ya está en libertad y podría además recibir el alta médica en los próximos días.

Cabe recordar que no se trata de un caso aislado en la policía provincial. En julio del año pasado, Alberto Fernando “Were” Pellico de 18 años y su primo Maximiliano Peralta habían salido en moto a comprar unas gaseosas a un kiosco, en el barrio Los Boulevares al sur de la capital cordobesa. Al ver un control, decidieron eludirlo acostumbrados ya al permanente hostigamiento policial y - además - porque habían salido sin sus documentos. Los efectivos sin embargo los persiguieron y les dispararon. Peralta resultó herido, pero Pellico recibió una bala en la nuca y murió minutos después.

Hoy, viernes 20 de febrero, se realizará una movilización en La Plata para exigir justicia a dos años del asesinato de Omar Cigarán.

Luego de varios meses de persecución, un efectivo de la policía bonaerense ejecutó por la espalda al joven de 17 años que vivía en el Barrio Hipódromo de La Plata, aduciendo un supuesto “intento de asalto”, que incluyó que se le plantara a la víctima un arma en la morgue judicial.

A dos años, sus familiares, amigxs y organizaciones políticas denuncian que el policía bonaerense Diego Walter Flores, acusado de disparar contra el adolescente, continúa en actividad en la fuerza y sigue portando armas. Además, le exigen al Estado que designe a un nuevo fiscal en la causa, ya que no lo tiene y está siendo llevada adelante solo por la querella. Ante esto, se movilizarán este viernes 20 de febrero (día en que Omar cumpliría 19 años) desde la Plaza Moreno hasta la Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, en La Plata, a partir de las 10.

Fuentes: Puerta E / Mucho Palo Noticias / Enredando las Mañanas

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.