lunes, 2 de febrero de 2015

México: Comentario a tiempo. La cortesía no está pintada de azul

Teodoro Rentería Arróyave (especial para AREGNPRESS.info)

No obstante que en el lujoso hotel de Los Cabos, Baja California Sur, donde se llevó a cabo la Reunión Plenaria del Partido Acción Nacional, PAN, el Presidente, Gustavo Madero Muños y el rijoso senador poblano, Javier Lozano Alarcón, a la manera del famoso Abrazo de Acatempan que se dieron el 10 de febrero de 1821, Agustín de Iturbide, comandante en jefe del ejército del Virreinato de Nueva España y Vicente Guerrero, jefe de las fuerzas que peleaban por la Independencia de México y que luego traicionó el primero, está más que comprobada que además de que la prudencia, tampoco la cortesía está pintada de azul.

Lo prometido es deuda, por ello hoy cumplimos con el imprudente, descortés y soez intercambio epistolar que públicamente han protagonizado los eruditos en esas manifestaciones: Juan Molinar Horcasitas y su exjefe, Felipe Calderón Hinojosa.

Las frases son de una “lindura”, que hasta da pena reproducirlas, todo sea por la libertad en el periodismo y por el derecho a la información que le asiste a la sociedad mexicana.

Todo empezó porque el Pleno del Consejo Nacional panista no le concedió a la ex primera dama, Margarita Zavala Gómez del Campo una diputación plurinominal, es decir de dedo.

Tal decisión encrespó a su marido, el ex huésped de Los Pinos, a tal grado, que como siempre lo hizo, fue a ventilar su disgusto y malestar en el extranjero, en el Foro Económico de Davos. El esposo ofendido declaró, con el seño fruncido, “Que ve muy mal a su partido –Acción Nacional-, y veía tres opciones al respecto: “no hacer nada, tratar de reconstruirlo y pensar seriamente en otra opción política”, o lo que es lo mismo, crear otro.

En un texto en redes sociales el ex director general y del Instituto Mexicano del Seguro Social y ex secretario del Trabajo y Previsión del gobierno calderonista, acusó a Felipe de Jesús de querer imponer su voluntad por encima de los demás panistas.

"Muchos panistas lamentamos las recientes declaraciones del ex presidente Felipe Calderón, pues demuestran que él aún insiste en imponer su voluntad por encima de la de los panistas", y luego agregó: "quienes en su oportunidad perdieron en las urnas el derecho a dirigir el partido" deberían de respetar la voluntad mayoritaria de los panistas, sumarse al esfuerzo de sus compañeros y "dejar de dañar de manera pública la imagen del partido y sus dirigentes".

Y remató: "Está en su naturaleza. Usar malas formas es su costumbre. Alguien me explicaba su conducta diciendo que actúa así porque es un hombre de carácter muy fuerte. Contesté que no, que es un hombre de temperamento muy fuerte, y que le falta carácter para templar su temperamento”.

¡Zas, así se llevan estos panistas. Lo dicho ni la prudencia ni la cortesía se pintan de azul.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.