jueves, 19 de febrero de 2015

México: En 12 años, aumentó el número de niñas que trabajan sin paga

Anaiz Zamora Márquez (CIMAC)

Las condiciones de pobreza y desigualdad que enfrenta la infancia mexicana obliga a miles de niñas a realizar alguna actividad económica, por lo que el 15 por ciento de ellas tiene una jornada laboral de más de 48 horas semanales y el 40 por ciento no recibe remuneración económica.

Así lo reflejan las cifras contenidas en el informe “La Infancia Cuenta en México 2014”, elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y que se presentó ayer.

La publicación presenta los resultados del módulo de Trabajo Infantil del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), según el cual en 2013 cerca de 2.500.000 niñas, niños y adolescentes de entre cinco y 17 años realizaban alguna actividad económica, es decir, el 8 por ciento del total de la población infantil en este rango de edad.

Siete de cada 10 viven en localidades de menos de 100 mil habitantes, el 22 por ciento de la población infantil lo hace porque su hogar necesita su trabajo, y el 23 por ciento para poder estudiar.

De acuerdo con la Redim, estos datos “ponen de manifiesto problemas estructurales en materia de bienestar y desarrollo económico (que enfrentan niñas, niños y adolescentes), y que hacen imperantes medidas especiales para garantizar y restituir sus derecho a niñas y niños trabajadores”.

En la parte introductoria del documento, la Redim enfatiza que “estar involucrado en una actividad económica puede llegar a ser un impedimento para ejercer el derecho a la educación”.

Los datos muestran que un 36 por ciento de las y los menores de edad que trabajan no va a la escuela, y el 61 por ciento combina el trabajo con el estudio.

Las cifras revelan además que la niñez trabajadora enfrenta severas violaciones a sus Derechos Humanos, siendo las niñas las más afectadas.

En 2013 se registraron 742 mil menores de edad con jornadas laborales superiores a las 35 horas a la semana, es decir el 30 por ciento de quienes trabajan.

Para 2012, 86.198 niñas de entre 12 y 17 años de edad trabajaban más de 48 horas semanales. La mayoría de ellas se encontraba en Chiapas, Distrito Federal, Estado de México, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Cabe destacar que de acuerdo con el artículo 117 de la Ley Federal de Trabajo (LFT), “la jornada de trabajo de los menores de 16 años no podrá exceder de seis horas diarias (30 horas semanales) y deberán dividirse en periodos máximos de tres horas”.

A esta condición se suma que nueve de cada 10 menores de edad que se desempeñan en labores domésticas son niñas o adolescentes.

Los datos del informe también revelan que un 1.158.000 niñas, niños y adolescentes trabajadores realizaron sus actividades económicas sin paga, lo que equivale al 46 por ciento del total de la población de cinco a 17 años que trabaja.

A nivel nacional, en 2012, del total de mujeres jóvenes de 12 a 17 años que se encontraban trabajando, 41.8 por ciento (284.068) lo hacía sin remuneración.

Este porcentaje es superior al de sus pares varones, ya que la proporción de hombres de 12 a 17 años de edad que trabaja sin remuneración es de 40.4 por ciento.

Al analizar las cifras divulgadas por la Redim también es posible identificar que el porcentaje de niñas que trabajan sin remuneración ha aumentado en los últimos 12 años.

En el año 2000, el porcentaje de niñas que trabajó sin paga fue de 31.9 por ciento; para 2005 la cifra se incrementó a 39.8 por ciento, y para 2010 dicha proporción subió a 41.7 por ciento.

Redim recordó que más allá de la promulgación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, sigue pendiente la creación del Subsistema de Protección Especial de los Derechos de la Infancia en México, que debe tomar en cuenta la realidad de la infancia trabajadora y analizar las causas estructurales que llevan a la niñez a involucrarse en una actividad económica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.