lunes, 2 de febrero de 2015

México: Enfermeras acusan “represión” por defender sus derechos

Angélica Jocelyn Soto Espinosa (CIMAC)

Integrantes de la Asamblea Intergremial de Enfermeras, Trabajadoras Sociales, Terapeutas y Rehabilitadores Físicos (AIGETT) –que participan en las mesas de negociación con la Secretaría de Salud (Ss) para mejorar sus condiciones laborales– denunciaron que el gobierno federal incumplió su acuerdo de no reprimir el movimiento.

De acuerdo con un comunicado de la AIGETT, el gobierno federal “incumplió su palabra” de respetar el derecho de petición, manifestación y participación de la movilización que busca solucionar la problemática laboral y profesional de las enfermeras y del conjunto del personal de salud, uno de los únicos dos acuerdos firmados hasta ahora por mandos de la Ss.

Y es que –según se denunció– trabajadoras de la salud que participaron en las marchas del 6 y 16 de enero pasados en el Distrito Federal (con las que se consiguió la mesa de negociación con la secretaría) y en las comisiones de trabajo de la AIGETT, han sido llamadas por las autoridades de sus centros de trabajo para que “expliquen los fines del movimiento”.

Como botón de muestra –dijo la Asamblea– autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puerto Vallarta, Jalisco, levantaron actas administrativas y citaron a audiencias en la Comisión Disciplinaria a 27 enfermeras que participaron en la movilización del pasado 6 de enero.

Según explicó en entrevista José Antonio Vital Galicia, integrante del movimiento, en los documentos de la Unidad de Medicina Familiar –donde se llevan a cabo las audiencias– consta que la falta por las que se acusa a las trabajadoras es haberse ausentado al trabajo durante tres días, lo que supuestamente habría paralizado el servicio médico.

No obstante, Vital afirmó que las enfermeras dieron aviso de que se ausentarían y asumieron desde antes de venir al DF que se les descontarían los días no laborados.

Del mismo modo, trabajadoras de algunos hospitales de la Ss y de las unidades del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) denunciaron ante la Asamblea que están siendo “cuestionadas” sobre las acciones del movimiento.

Con todo, Vital Galicia informó que sí se llevará a cabo la mesa de trabajo del próximo 3 de febrero en la Ss, pero aclaró que ésta deberá instalarse después de cancelar todas las medidas “represivas y de hostigamiento” contra el personal de las instituciones de salud.

Además dijo que la discusión deberá iniciar y centrarse en la profesionalización y la creación de plazas de licenciatura y especialistas de posgrado, y la basificación del personal de enfermería, que es la principal demanda de su pliego petitorio.

La AIGETT señaló que es indispensable la basificación y regularización de más de 100 mil trabajadoras del sector salud; cubrir el déficit de plazas (que rebaza los 50 mil puestos de trabajo “congelados”); y revisar la asignación de plazas y el funcionamiento del escalafón para el personal.

El movimiento recordó que los otros puntos de la negociación que siguen pendientes son la cobertura de la plantilla, para que el 80 por ciento en las unidades hospitalarias esté integrado por personal profesional; la creación de plazas de licenciatura; y la revisión de los tabuladores salariales.

Según datos de la Ss, el 30 por ciento de las enfermeras en el país tiene licenciatura o estudios de posgrado, pero desde 2006 a la fecha el Programa de Profesionalización de Enfermería, Trabajo Social, Terapistas Físicos y Rehabilitadores sólo ha beneficiado a 18 mil trabajadoras, sin informar cuántas de ellas pertenecen al IMSS e ISSTE.

De acuerdo con estimaciones de la AIGETT se necesitarán más de 15 años para profesionalizar a más de 32 mil enfermeras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.