viernes, 6 de febrero de 2015

Nueva protesta violenta en Haití

PL

Una nueva protesta violenta se registró hoy en Haití protagonizada por estudiantes universitarios y miembros de los partidos de la oposición radical.

Los manifestantes quemaron dos vehículos y dañaron otros y utilizaron nuevamente barricadas de neumáticos en llamas en el centro de Puerto Príncipe. La policía respondió con gases. Un joven fue herido de bala.

Según los líderes estudiantiles, con la manifestación se oponen al acuerdo alcanzado entre las autoridades y los sindicatos del transporte pues consideran insuficientes las rebajas operadas en los combustibles.

Los jóvenes y los partidos de la oposición radial exigen una rebaja de 100 gourdes a los combustibles (2.10 dólares) algo que el Gobierno explicó que no puede hacer de golpe sin que repercuta en la economía.

El acuerdo alcanzado el lunes parte de una rebaja de 20 gourdes (0,42 dólares) y será reajustado periódicamente por una comisión en la que participan en igualdad de condiciones los sindicatos.

El empresario Georges Sassine explicó a través de Radio Metropole el daño que causó la huelga del transporte ocurrida el lunes y dijo que sólo resultó perjudicado el pueblo haitiano.

Más de 30 mil trabajadores no pudieron ganar su salario diario de 250 gourdes (5,25 dólares) y las fábricas perdieron dos días de producción lo que afecta a la economía haitiana, argumentó.

Dijo que lo peor fue la presión de los participantes en el paro contra el resto de la población y en especial la violencia desencadenada por los grupos radicales contra los propios trabajadores.

Recordó que desde 2003 hasta 2015 un total de 20 fábricas se han asentado en Haití y hay 30 trabajando actualmente, pero están amenazadas si la inestabilidad política y social persiste.

Al menos cuatro personas han muerto durante las protestas registradas en el último año promovidas por grupos radicales al calor de la crisis política provocada por el retraso en celebrar elecciones.

Para superar la crisis, el presidente Michel Martelly nombró un nuevo primer ministro, creó un gabinete de coalición con opositores, instaló un tribunal electoral independiente y anunció para este año las elecciones.

Se conciben dos comicios este año. Los primeros en mayo para elegir senadores y diputados que permitan reactivar el Congreso, así como autoridades municipales. Y luego serán las presidenciales a fin de año.

El país fue visitado el mes último por misiones del Consejo de Seguridad, la Organización de Estados Americanos y el Club de Madrid y todos llamaron a la estabilidad para poder celebrar pronto elecciones.

Pero los grupos radicales Pitit Dessalines, Movimiento Patriótico de la Oposición Democrática (MoPod), Fuerza Patriótica por el Respeto a la Constitución (Fopark) y Fanmi Lavalás siguen con las protestas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.