martes, 10 de febrero de 2015

Panorama económico de Rusia

SPUTINIK NOVOSTI

La industria automovilística rusa sufre despidos masivos
Los despidos masivos han comenzado en la industria rusa del automóvil; las ventas de los nuevos coches cayeron un 24% en enero pasado, revela este martes el diario Nezavisimaya Gazeta.
Muchas empresas paran sus cadenas de montaje, obligan a los empleados a tomar vacaciones o despiden a algunos de ellos. La situación puede empeorar en los próximos meses.
Según estiman expertos de la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC), las ventas de coches en Rusia pueden disminuir un 35%.
El lunes pasado la empresa PSMA Rus de Kaluga, que produce autos de las marcas Peugeot, Citroën y Mitsubishi, anunció que sus trabajadores tomarán vacaciones forzadas del 23 de febrero al 8 de marzo.
Otra planta de Kaluga, Volvo, informó la semana pasada que suspende la producción de camiones y reduce su plantilla: será despedido hasta un tercio de sus trabajadores.
A finales de enero, también General Motors había informado sobre la detención de su cadena de montaje en Shushara; ahora volverá a pararla del 23 de marzo al 15 de mayo.

Rusia advierte al G20 sobre el impacto de precios bajos de crudo para la economia mundial
Rusia ha advertido a los países de G20 de que los precios de petróleo bajos pueden tener un impacto negativo en la economía mundial, declaró el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluanov.
Rusia reducirá en 2015 la producción de crudo hasta 70.000 barriles al día, dice la OPEP
“Hemos hablado de que todo es ambiguo respecto al hecho de que sólo los países exportadores de petróleo deben perder en las condiciones de los precios bajos; en esta situación se reducen las importaciones y esto influye en la demanda internacional”, dijo Siluanov después de la primera reunión de G20 en Estambul. Explicó que con los precios bajos desciende el flujo de divisas a los países exportadores y se reduce la demanda tanto interna como externa.
Asimismo, opina que las compañías petroleras podrán enfrentarse a problemas financieros que llevarán a la reducción de las inversiones. “Si tomamos en consideración todos estos factores, puede resultar (…) que la caída de precios de petróleo no afecta positivamente a la economía mundial, como aseveran algunos expertos”, agregó.
Según el ministro, los participantes de la reunión señalaron que actualmente en el mercado petrolero la oferta supera la demanda y predijeron que esta situación preservará durante algún tiempo.
No obstante, el crecimiento de la demanda y el descenso de la propuesta deben llevar al aumento de precios de crudo a medio plazo.
Desde el verano de 2014 los precios de crudo se redujeron más de la mitad, de 110 hasta 50 dólares por barril de Brent.
La mayoría de las organizaciones mundiales califica la caída de precios de petróleo como un factor positivo, sin embargo la exportación de recursos energéticos es la principal fuente de ingreso para Rusia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.