viernes, 20 de febrero de 2015

Propina Moodys otro golpe a la economía de Puerto Rico

PL

La economía puertorriqueña recibió otro duro golpe de las casas crediticias de Estados Unidos cuando la firma Moodys Investors Service degradó los bonos de gran parte de la deuda pública de gobierno isleño.

El pobre flujo de efectivo en las arcas del gobierno de Puerto Rico es la justificación para este proceder de Moodys, a días de que Standard and Poors actuara de igual modo.

Además, la firma esgrimió como otro asunto preocupante la incertidumbre que representa la transformación contributiva que impulsa el gobierno de Alejandro García Padilla.

Moodys degradó los bonos de obligación general, los de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante, del Banco Gubernamental de Fomento y de la Autoridad de Carreteras y Transportación, que se encuentra insolvente.

Además, mantuvo una perspectiva negativa para la deuda del gobierno de Puerto Rico y de las corporaciones públicas ante el lento crecimiento económico del país.

De acuerdo a los acreedores, los estrechos márgenes de liquidez tienen al gobierno puertorriqueño con muy pocas posibilidades para manejar el sustancial incremento de los pagos de la deuda pública para el próximo año fiscal, que comienza el 1 de julio.

Esto se produce cuando la Asamblea Legislativa comenzó el proceso de audiencias públicas para implantar un nuevo sistema contributivo, que ha encontrado resistencia en diversos sectores del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.