lunes, 23 de febrero de 2015

Tres años de la Tragedia de Once

ANRED

El domingo 22 de febrero se cumplieron tres años de la Tragedia de Once, donde murieron 51 personas. Este año adquiere un significado especial ya que se está desarrollando el juicio a los responsables. El pasado jueves 19, durante la emisión de Enredando las Mañanas, conversamos con María del Luján Rey, mamá de Lucas Menghini Rey (una de las víctimas), quien se ha convertido en una de las voces autorizadas de los familiares.

ELM: En medio del juicio y con un nuevo aniversario, ¿qué sensaciones te cruzan?

MdLR: la verdad es que para nosotros este nuevo aniversario, nos encuentra con el dolor del primer día pero con las esperanzas también de llegar a la justicia, como el primer día. Entendiendo que el 2015 será el año de la sentencia, la culminación de este gran paso, este proceso judicial con tiempos inéditos en nuestro país y que seguramente y sin ninguna duda porque así se ha ido demostrando en el transcurrir de las más de 70 audiencias que hemos tenido, los responsables serán condenados, por haber permitido gestar esta tragedia.

ELM: ¿Estás conforme como se ha ido desarrollando el juicio, hasta aquí?

MdLR: Si, la verdad es que si, mas allá de haber sido un proceso que es muy duro, que lo sigue siendo, donde han desfilado más de 200 testigos, y donde hemos escuchado declaraciones muy duras, como las de los sobrevivientes. Mas allá de lo doloroso entendemos que quedara expuesta la verdad que será la que permita a los jueces del Tribunal Oral Nº 2 sentenciar a los responsables por tanta desidia, tanto abandono. Se ha procesado a tres testigos por falso testimonio, eso fue una clara señal de que estamos tras la verdad, que los jueces buscan la verdad, para llegar con ella a la justicia y eso nos da sin duda, muchísima tranquilidad.

ELM:¿El Estado nacional es parte querellante también? porque yo sé de uno de los abogados Gregorio Dalbon, que fue expulsado del juicio por agravio y mala conducta, hacia los jueces. Pero era uno de los que se dedico, en querer demostrar que la culpa era solo del maquinista.

MdLR: La verdad es que el estado no es querellante en esta causa. Si bien en un primer momento fue aceptado como querellante, después de nuestros pedidos a las instancias superiores, el estado responsable de la tragedia no podía ser parte querellante. Y en cuanto a este letrado que nombraste, si bien era el representante de varios de los heridos de esta tragedia ha sido expulsado en una situación inédita en la justicia de nuestro país. Fue sancionado, se la ha llamado la atención y en una resolución de casi 30 páginas el tribunal explica detalladamente las reiteradas oportunidades en las que el Doctor interfirió en el normal desarrollo, y tomo finalmente la decisión de expulsarlo quedando sus representados bajo la representación de otro abogado de su estudio, pero él no puede acceder a las salas de Comodoro Py.

ELM: Cuando te presentaba, lo que refería era que alguna persona que no pueda haberse visto conmovida, que no haya seguido lo que sucedió después de la tragedia de once, que no esté atenta al juicio, que quizás ni sepa que hay un juicio que se sustancio rápidamente para los tiempos de la justicia en la Argentina, seguro se acuerda de tu búsqueda en las horas posteriores, a Lucas. ¿Que pensás hoy a la distancia de aquellas horas de búsqueda desesperada y de la realidad que Lucas estaba adentro del tren?

MdLR: mira eso conformo en una nueva causa. Se separo de la causa de la tragedia, y hoy es otro expediente, otra causa judicial que tiene a tres bomberos que estaban a cargo del operativo, esperando que la causa se eleve a juicio oral y público por su mal desempeño. Esas 66 horas de búsqueda le pusieron mas horror y desesperación al dolor que compartimos con el resto de los familiares y fueron solamente producto de la falta del profesionalismo, de la negligencia, de la soberbia de quienes debían hacer un rescate de las víctimas y su búsqueda, y se limitaron solamente a sacar a los heridos que encontraron el primer y segundo vagón, dando por cerrado el operativo sin revisar la formación completa. No lo hicieron el miércoles, tampoco el jueves, tampoco el viernes y no han utilizado ni siquiera los perros para buscar personas, la verdad que el mal desempeño no es difícil de probar. Lucas estaba arriba de un tren, del mismo tren de donde ellos sacaron 51 víctimas, del mismo tren donde muchos de los pasajeros fallecieron esperando ser rescatados y esto también es parte de lo que hemos oído en las audiencias del juicio. Entiendo que este año también tendrá algún tipo de avance esa causa judicial que ha sido, más lenta a mi entender. En lo personal creí que esta causa era muchísimo mas rápida de determinar las responsabilidades, pero se fue demorando y hoy esperando que sean elevados a juicio oral y público los Subcomisarios Medina, Vacca y Abuin.

ELM: ¿Están preparando una larga jornada para el domingo?

MdLR: Tres años de la tragedia, nuevamente iniciaremos las actividades en el Andén 1 donde esta nuestro memorial de las víctimas y donde hemos colocado un cerámico firmado por el Papa Francisco, cuando tuvimos la oportunidad de visitarlo, en octubre del 2014. Una misa en la Catedral Metropolitana, 12:30hs. Y a las 19 hs el acto central, esperando nuevamente como en los dos años anteriores, llenar la plaza solamente con el reclamos de Justicia, sin banderías políticas, sin banderías gremiales, entendiendo que la justicia no es solo para nosotros, sino que es para todos y esperamos que mas allá de que sea domingo, y de la dificultad que implica trasladarse sobre todo a los usuarios del Sarmiento, hasta la capital, cuando por disposición del Ministro los trenes el domingo no circulan, en esta línea. Esperamos así y todo encontrarnos todos juntos en la plaza.

ELM: Una última pregunta, agradeciéndote este contacto en la mañana de la Red Nacional de Medios Alternativos ¿participaste de la marcha de ayer (18 F), tenes una opinión formada?

MdLR: Si, los familiares decidimos de manera consensuada participar de la marcha de ayer. Lo que sentí fue muchísima emoción y sentimos similitudes en cuanto al respeto y a las consignas que tuvimos los dos años anteriores cuando conmemoramos la Tragedia de Once en la Plaza. Veíamos grupitos de dos personas solas, no eran llevados o acarreados como se intento decir, en los días previos, en los medios de comunicación. Se veía la gente por su cuenta acercarse, ir con su familia, mojarse y caminar en absoluto silencio. Se rompió el silencio solo con aplausos. En los lugares donde nosotros estuvimos marchando, al menos puedo decir que no escuche una sola palabra de agravio, un solo insulto, no vi ninguna bandera ni cartel, para mí fue una demostración que excede la convocatoria que algunos dirigentes o referentes políticos esgrimían. Fue una muestra de que la ciudadanía quiere un país donde la justicia sea independiente, donde se investigue y no se repita los hechos que tanto mal nos hacen, creo que se demostró que los argentinos podemos unirnos, trascendiendo diferencias. Por un bien común, como es la justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.