miércoles, 4 de febrero de 2015

Un cambio al rostro de Chile

Marlen Borges (PL)

Con menos de un año de mandato, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, impulsó numerosas transformaciones que sin dudas, cambian hoy el rostro de Chile.

Las reformas tributaria y educacional, el fin del binominal, el Acuerdo de Unión Civil y la creación del Ministerio de la Mujer, son parte de los compromisos cumplidos por su Gobierno.

También, la firma del proyecto de ley sobre la despenalización del aborto en tres causales; feto inviable, peligro para la vida de la madre o casos de violación, una polémica iniciativa que tendrá un largo camino por recorrer con el rechazo de grupos conservadores.

La mayoría de los cambios finalizan con años de disposiciones y mandatos impuestos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Una de las primeras reformas instituidas por Bachelet fue la tributaria, la cual permitirá al Ejecutivo recaudar ocho mil 300 millones de dólares anuales.

Los principios enunciados en la iniciativa fueron generar una estructura tributaria más equitativa y justa en el reparto de la carga, establecer nuevos incentivos a la inversión y el ahorro, y disminuir la evasión y la elusión, para que los contribuyentes paguen lo que les corresponde.

Otra novedad en esta Administración, fue el cambio del sistema electoral con la eliminación del binominal. Un hecho celebrado como un triunfo histórico, al derrumbarse uno de los bastiones de la dictadura de Pinochet.

Con la nueva propuesta, que comenzará a regir en los comicios legislativos de 2017, se elevan de 120 a 155 el número de diputados y de 38 a 50 la cifra de senadores.

Además, se estableció una ley de cuotas para que ningún sexo supere el 60 por ciento de candidatos.

En otro orden, se aprobó la reforma educacional que elimina el financiamiento compartido, regula la admisión y prohíbe el lucro en escuelas con fondos del Estado.

Con la nueva legislación, en los próximos dos años 730 mil niños tendrán educación gratuita garantizada, en 2018 será 93 por ciento, y en un plazo de 10 años más del 97 por ciento de los alumnos. Asimismo no habrá más lucro con los recursos públicos.

El Acuerdo de Unión Civil fue otro de los proyectos aprobados, con el cual se estableció un nuevo estado que protege el patrimonio y los intereses de los convivientes y de sus hijos.

Por otra parte, se celebró como verdadero triunfo la creación del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, el cual se encargará de diseñar, coordinar y evaluar las políticas, planes y programas para promover la igualdad y procurar eliminar todas las formas de discriminación.

Para la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Claudia Pascual, se hizo realidad un sueño de miles de féminas y organizaciones que han luchado por sus derechos.

Al cierre del año legislativo el 31 de enero pasado, el Vicepresidente, Rodrigo Peñailillo, la ministra secretaria general de la Presidencia, Ximena Rincón, y el vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, expresaron complacencia por los logros.

Así como hemos avanzado en distintas políticas sociales que permiten tener un país más justo y solidario, también hemos avanzado en los compromisos que la mandataria Bachelet hizo en la campaña presidencial, dijo Peñailillo.

Rincón señaló que fue un trabajo intenso de la agenda entre el Gobierno y el Parlamento y el resultado los dejó muy satisfechos.

Para Elizalde, se cerró un año legislativo con reformas significativas para progresar hacia un país más justo y solidario.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.