miércoles, 11 de marzo de 2015

Argentina, Córdoba: Baja el agua, pero Bell Ville, Idiazábal y Balnearia todavía sufren las consecuencias de las catastróficas inundaciones

Franco Lencinas (PRENSA RED)


Foto: En Idiazábal bajan las aguas y sus pobladores podrían volver a la ciudad en las próximas horas, según el ministro Passerini. / Fuente imagen: PRENSA RED

Luego de varios días sin precipitaciones en el territorio provincial, comienza a bajar el agua en todas las localidades afectadas, pero en Idiazábal, Bell Ville y Balnearia todavía sufren las consecuencias de las inundaciones, en tanto el nivel de la laguna Mar Chiquita es el más alto de los últimos cinco años.

En Idiazábal aún no hay servicios y los pobladores sólo vuelven a limpiar sus casas durante el día. El agua bajó 40 centímetros desde el mayor registro hace poco más de 10 días y habrá que esperar que la situación se normalice para conocer fehacientemente la magnitud de los daños en esa localidad.

El intendente Eliberto Favalli estima que la perdida de electrodomésticos y muebles será muy importante, mientras que en materia de infraestructura el daño hasta el momento es incalculable. En tanto, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini señaló que “en el curso de esta semana los evacuados de Idiazábal podrían volver a sus viviendas.


Foto: El intendente de Bell Ville declaró a la ciudad en estado de emergencia sanitaria. / Fuente imagen: PRENSA RED

Bell Ville fue una de las ciudades más afectadas por la inundación luego de la crecida del río Ctalamochita producto de la apertura de compuertas del dique Piedras Moras y el nivel de las aguas fue similar a la creciente de 2014

En esa oportunidad el nivel del río superó el pico registrado en febrero del año pasado cuando alcanzó los 9,85 metros. Ahora el nivel registrado, a las 20, del domingo pasado fue de 9,88 metros, según informó Bomberos de la provincia.

El Ejecutivo Municipal de aquella localidad declaró mediante decretó el estado de emergencia sanitaria en todo el territorio, incluyendo a los barrios Tau, Haedo, Aran, Campos del Oeste, Bello Horizonte al igual que todo el sector sur y oeste de la ciudad. Hasta el momento hay al menos 143 evacuados.


Foto: Balnearia es una de las ciudades más afectadas por las inundaciones. / Fuente imagen: PRENSA RED

En Balnearia la situación mejora lentamente con el paso de las horas, pero aún quedan unos 100 evacuados que no pueden retornar a sus hogares. En las calles céntricas hay todavía una gran cantidad de agua y barro, pero el buen clima hace presumir que lentamente todo volverá a la normalidad.

La laguna Mar Chiquita, tras una década de estar en baja, desde febrero de 2014 está creciendo y las torrenciales lluvias de este verano hicieron que el caudal de agua subiera desde unos 70 centímetros

El intendente de Miramar, Julio Escobar aseguró que la situación está controlada.

“Está lejos de su nivel máximo y hay un margen importante para que siga creciendo. Además, tenemos defensas sobre la costanera”.

En Villa María, gracias al trabajo en conjunto de la provincia, municipio y vecinos se logró contener con mayor eficacia el desborde del río Ctalamochita y evitar inundaciones similares a la de años anteriores. La costanera sigue clausurada en la vecina localidad de Villa Nueva la situación también está controlada

En Sierras Chicas muchas familias afectadas por el temporal denuncian por el retraso del ministerio de Desarrollo Social en la entrega de electrodomésticos, muebles y colchones, además de quejarse por la “mala calidad” de los bienes que le han entregado hasta el momento

También cuestionaron el accionar del Gobierno, en la que exige la firma de un documento a quienes fueron afectados, en el que se comprometen a no demandar a la Provincia a cambio de receptar el polémico kit de electrodomésticos

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini defendió la cláusula “gatillo” de renuncia a futuros reclamos que deben firmar los damnificados de las inundaciones, que muchos califican de “extorsión”.

“Es un protocolo que desde siempre hacemos en la Provincia cuando entregamos una ayuda económica o elementos, sea una vivienda o componentes muebles. Siempre ha sido así”, sostuvo el funcionario.

Y después se sacó el sayo de encima diciendo que “el gobierno de Córdoba brinda una ayuda por una situación que no generó”.

¿Passerini se referirá al “tsunami que nos cayó cielo” del que habla el gobernador de la Provincia José Manuel Se la Sota?

Sierras Chicas

El tramo de la ruta intermunicipal que une Villa Allende con Unquillo ya fue reparada por Caminos de las Sierras. Los autos podrán circular por ese camino desde las 6.30 hasta las 20.30 ya que la vía aún se encuentra a prueba para ver cómo se comporta el tránsito tras las reformas realizadas.

El inicio de clases se encuentra demorado en numerosos establecimientos de todas las localidades de Sierras Chicas que continúan con las tareas de limpieza y acondicionamiento de las instalaciones, que en muchos casos fueron gravemente afectadas.

En Jesús María la situación de a poco comienza a normalizarse con el descenso del nivel del río y según las autoridades municipales, llevará varios meses reconstruir las viviendas afectadas en nuevos terrenos.

La ruta 9 norte continúa cortada por la destrucción del puente de la ciudad de la doma y del folklore. Se espera que el ejército instale en los próximos días un nuevo puente Bailey, que también fuera arrastrado por la creciente.

La situación más complicada se da en Ascochinga, La Granja y Cerro Azul en donde las tareas de reconstrucción son más lentas por la interrupción y desmoronamiento de varios tramos de la ruta E 57. En estos pueblos solo se puede acceder por medio de camiones Unimog.

Fondo de emergencia ¿y se vendrá el impuesto de lucha contra las inundaciones?

El Ejecutivo provincial envió a la Legislatura un proyecto de ley que contempla la creación de un Fondo de Emergencias por Inundaciones. Este fondo tendrá una cuenta especial con afectación total y específica sólo utilizable para reparar daños derivados de las inundaciones que afectan el territorio cordobés, tanto para la asistencia de damnificados como para la reconstrucción de la infraestructura.

Así, se integrará con aportes del Tesoro provincial, con las sumas que gire el Estado Nacional, subsidios y créditos con asignación específica, ya sean internacionales o nacionales y donaciones u otro ingreso de origen público o privado.

El ministerio de Gestión Pública será el organismo que tendrá por función administrar estos fondos y contará con la asistencia de la Secretaría de Control y Auditoría cuya función será la de canalizar los requerimientos de los ministerios de Agua, Ambiente y Servicios Públicos; de Infraestructura y Desarrollo Social.

A esta altura de los acontecimientos muchos cordobeses de a pie, y conociendo el paño, se preguntan sino más temprano que tarde De la Sota no aplicará en alguna boleta de servicio público el impuesto de la lucha contra las inundaciones, como ya lo hiciera con el fuego que impacta, y mucho, en la boleta de la EPEC.

Franco Lencinas es periodista, pasante de la ECI en el Cispren.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.