jueves, 5 de marzo de 2015

Argentina, Córdoba: Liberan a dos policías acusados de “gatillo fácil” en barrio Guiñazú

PRENSA RED

Si Ezequiel Reinoso (22 años) hubiera cuando el sábado 14 de febrero recibió un disparo en la espalda, luego de supuestamente evadir un control de motocicletas en barrio Guiñazú, los uniformados Leonardo Cisneros y Sebastián Stopello hoy seguirían detenidos en Bouer.

Pero como la sangre no llegó al río, la Justicia resolvió que el sargento primero Cisneros, el presunto autor del disparo que hirió gravemente en la espalda a Reinoso, recuperó la libertad tras abonar una fianza de 40 mil pesos y fue pasado a situación pasiva. En tanto, el jefe del operativo Sergio Stopello quedó libre sin necesidad de abonar una fianza. Ambos siguen imputados

Por su parte, el joven baleado fue imputado por desobediencia a la autoridad porque supuestamente evadió el control policial cuando se movilizaba en una motocicleta.

Como se recordará, tras las investigaciones del episodio, el fiscal del Distrito III Turno 6, Carlos Matheu ordenó detener al autor del disparo Cisneros, al que imputó por lesiones graves doblemente agravadas por uso de arma y por su condición de policía, mientras que el jefe del operativo oficial subinspector Sebastián Stopello está acusado por encubrimiento agravado y falso testimonio

Cómo pasa en estos casos de “gatillo fácil” la actuación de la policía siempre deja más dudas que certezas y éste, que involucró a dos efectivos de la fuerza y al joven Reinoso, no fue la excepción porque la información oficial decía una cosa y la realidad parece que fue otra.

La policía informó que Reinoso había evadido un control y que en la moto iba con otra persona y no solo eso, sino que también comenzó a disparar a los uniformados, pero cuando el fiscal Matheu comenzó a tomar declaraciones la “historia oficial” no coincidía con lo que supuestamente pasó.

La declaración de los testigos fue clave porque aseguraron primero que Reinoso iba solo en la moto y que no efectuó ningún disparo (la prueba del dermotest dio negativo) y segundo que el autor del disparo fue el sargento primero Cisneros.

Ahora, en libertad los policías esperan el comienzo del juicio, mientras que los familiares del joven reclaman que se haga justicia porque su hijo sufrió graves heridas a las cuales sobrevivió, pero le quedaron secuelas físicas y psíquicas.

Nota relacionada: http://www.prensared.org.ar/27207/gatillo-facil-detienen-e-imputan-a-dos-policias-por-balear-por-la-espalda-a-un-joven-en-barrio-guinazu

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.