lunes, 16 de marzo de 2015

Argentina, Mar del Plata: 8 de marzo Día Internacional de las Trabajadoras

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

Estoy en la ciudad que sigue siendo una de las ciudades con mayor nivel de desocupación y subocupación, tal como explicó José Rigane en una nota de ACTA. Lo que se llama una “ciudad feliz” es sólo una mejora provisoria durante el verano. Otra de las consideraciones es sobre la falta de desarrollo industrial y esto repercute en el tipo de mano de obra. El trabajo precario como es el caso de los ex empleados de Argen Pesca, en conflicto (toma en la sede de la delegación regional del Ministerio de Trabajo de la Provincia). No se, si se resolvió el conflicto.

Me parece importante mencionar estos hechos porque el tema que nos ocupa hoy, es recordar la lucha de un grupo de trabajadoras, hace 107 años y lo que tienen en común, aunque pasaron muchos años, es que vivimos en un país en que el sistema económico se base en la explotación de una clase sobre otra.

Una cuestión general: La división sexual del trabajo es una cuestión social y el patriarcado es preexistente al sistema capitalista. Estas relaciones de género preexistentes son incorporadas y recompuestas en la relación capitaltrabajo

La división sexual del trabajo es la parte de las relaciones sociales que articula la producción y la reproducción. Se expresa en un proceso contradictorio entre las clases y los sexos. En otros términos, es un complejo entramado de vínculos entre la división sexual del trabajo, la organización de la familia y las estrategias de acumulación del capital. (1)

¿Por qué se fijó la fecha del 8 de marzo y cuándo?

En 1908

En la fábrica Cotton Textile Factory de Nueva York, donde las obreras solicitaban jornada laboral de diez horas, descanso dominical e igual salario por igual trabajo. La respuesta al reclamo fue el incendio en la fábrica y la muerte de las 129 obreras.

En el año 1910 se aprobó la resolución, para conmemorar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora, fue durante la Segunda conferencia de mujeres socialistas, llevada a cabo en Copenhague, Dinamarca. Esta resolución fue considerada, entre otros motivos, como “un eslabón en la larga y sólida cadena de la mujer en el movimiento obrero”.

Uno de los antecedentes que registran la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado fue, en la segunda mitad del siglo XVIII, la competencia de la manufactura. Así lo testimonia Alejandra Kollontay (2): La competencia de la manufactura precipitó a la quiebra a los pequeños artesanos y a los obreros a domicilio, obligándoles a que vendieran su propia fuerza de trabajo a las grandes empresas, así como la de su mujer y de sus hijos. A finales del siglo XVIII y a principios del siglo XIX, la “cuestión de las mujeres” se concentró sin embargo esencialmente en el salario y su derecho a un “trabajo decente”. Durante tres siglos, las corporaciones, con sus privilegios y la severidad de sus decretos, procuraron que la mujer estuviera excluida de los oficios artesanos. (…) Desde que perdió la posibilidad de ejercer una profesión artesanal, se convirtió más fácilmente en presa del fabricante (…)

Acá podemos ver que la violencia que actualmente la vemos con bastante frecuencia, tiene sus años.

El ejemplo de Francia nos puede ilustrar la forma como se fue desarrollando el trabajo a domicilio y la incorporación de la fuerza de trabajo femenino, con la existencia de numerosas pequeñas empresas de manufactura con sólo diez o veinte obreros/as, en las que se ocupaban del tejido y el hilado; la presencia de mujeres era mayoritaria, hasta que la producción de seda pasó a la producción industrial. La imposición de la fábrica fue en detrimento del trabajo a domicilio y la manufactura.

Las consecuencias de este fenómeno se observó en vísperas de la revolución francesa:

Los arrabales de París se inundaron de mendigos y prostitutas, de una multitud de mujeres sin trabajo que padecían miseria y hambre. No es extraño que en los motines de julio de 1789, (3) las mujeres se comprometieran de manera particularmente vehemente contra el dominio y la explotación de los ricos. (…) “si buscamos trabajo no es para liberarnos de los hombres, sino para edificarnos una existencia propia en un ámbito modesto”, “libertad ilimitada de trabajo”.

Los habitantes de los arrabales de París, se manifestaban y gritaban juntos: “Libertad de trabajo”.

A. Kollontay, aclara que la libertad de trabajo significaba la eliminación definitiva del feudalismo, la consolidación y el predominio de la burguesía y la liquidación de los privilegios de las corporaciones.

Se iniciaba una época de grandes cambios en la moderna sociedad burguesa con su producción en gran escala que produjo múltiples cambios, o como dirían Marx y Engels (4) “la época de la burguesía se caracteriza y distingue de todas las demás por el constante y agitado desplazamiento de la producción, por la conmoción ininterrumpida de todas las relaciones sociales, por una inquietud y dinámica incesantes.

Hubo innumerables luchas que acá no podemos citarla pero si quiero señalar que 100 años después en el Congrés International du Ouvrier Socialiste realizado del 12 al 14 de junio de 1889 en París: se fijó la fecha del 1º de Mayo, como Día Internacional de los trabajadores y se decide luchar por una legislación protectora y efectiva del trabajo y se reclama como base:

• la limitación de la jornada de trabajo a ocho horas;
• la prohibición del trabajo infantil;
• el reposo ininterrumpido de 36 horas;
• igual salario por igual trabajo (trabajo femenino)

 Podemos decir que los reclamos de las obreras de la fábrica Cotton de Nueva York se daban en el marco de protestas, reclamos y resoluciones de las organizaciones sindicales.
 Para cerrar con este relato histórico quiero leerles el texto de una canción anónima, que es una pintura de la situación, publicada en el libro La situación de la clase obrera en Inglaterra de Federico Engels (5) (1845):
La canción de la camisa
Con los dedos cansados y consumidos,
con los párpados pesados y enrojecidos,
hallábase una mujer sentada, vistiendo harapos inhumanos
Manejando aguja e hilo
¡Coser! ¡Coser! ¡Coser!
En la pobreza, en el hambre y en la mugre;
y pese a todo, con voz de dolorido acento,
cantaba la Canción de la Camisa.
¡Trabajar! ¡Trabajar! ¡Trabajar!
¡Mientras el gallo canta a lo lejos!
¡Y trabajar! ¡trabajar! ¡trabajar!
hasta que las estrellas brillen por los intersticios del techo
Esto es, ¡ay!, ser una esclava,
Como en los dominios de los turcos bárbaros,
Donde la mujer no tiene siquiera un alma que salvar,
si es que a este trabajo puede llamársele cristiano.
¡Trabajar! ¡Trabajar! ¡Trabajar!
Hasta la mente padezca vahidos,
¡Trabajar! ¡Trabajar! ¡Trabajar!
Hasta que los ojos estén pesados y turbios.
Dobladillo, bocamanga y tablones,
Tablones, bocamanga y dobladillo,
Hasta que caigo dormida sobre los botones
Para seguirlos cosiendo en sueños.
¡Oh hombres con hermanas queridas!
¡Oh hombres con madres y esposas!
No es ropa blanca lo que desgastáis con el uso,
sino vidas de criaturas humanas.
¡Coser! ¡Coser! ¡Coser!
En la pobreza, en el hambre y en la mugre,
Se cose a la vez con un hilo doble
tanto una mortaja como una camisa
Pero ¿por qué hablo de la muerte ese fantasma de espantosos huesos?
Apenas temo su terrible forma,
Pues se me parece tanto,
debido a los ayunos que paso
¡Oh dios Por que tendrá que ser tan caro el pan
y tan barata nuestra carne y nuestra sangre.

Sobre la desigualdad laboral entre mujeres y varones

Dijimos que la manufactura abrió las puertas a trabajadores no cualificados y elegía la fuerza de trabajo que les resultaba menos cara y dicha fuerza fueron las mujeres y los niños.

Acerca de esta situación se produjo un debate (6) en el movimiento de mujeres sobre el hecho de que la mujer no es únicamente ciudadana y fuerza de trabajo, sino que trae también hijos al mundo y la colocará siempre en una situación particular.

En el movimiento feminista burgués se desarrolló a partir de la consigna: “Igualdad de derechos”. La primera consigna de las obreras fue: “Derecho al trabajo”. En los años 1850, las obreras lucharon por las reivindicaciones siguientes:

1. Acceso a los sindicatos en las mismas condiciones que los colegas masculinos.
2. A trabajo igual, salario igual.
3. Protección del trabajo femenino (esta reivindicación apareció a finales del siglo XIX
4. Protección general de la maternidad.

Algunas cuestiones actuales que he relevado y seguramente ustedes podrán completar:

- Acoso laboral, especialmente los hombres que ostentan superioridad jerárquica;
- diferencias salariales;
- dificultades para conciliar la vida laboral y el trabajo doméstico,
- frente a la crisis, mayor vulnerabilidad para las mujeres.

Estos temas no son nuevos pero sería verlos dentro del contexto actual, cómo se expresa la discriminación directa e indirecta de las mujeres en el mercado laboral, como por ejemplo un cuestión afín como es el proyecto de licencia por paternidad ( perdió estado parlamentario) sólo se logró 5 días. ¿Quiénes se oponen?, ¿qué intereses se ponen en juego?

Argumentos de los empresarios para discriminar

- licencia por maternidad implica mayores costos

Lais Abramo (7): estudio sobre los costos laborales

Los beneficios médicos y monetarios asociados a la maternidad no son financiados directamente por el empleador, sino por fondos públicos o por los sistemas de seguridad social y las contribuciones de los empleadores para los sistemas de seguridad social que incluyen los beneficios relacionados a la maternidad.

- Estrategias encubiertas

a) entrevistas de selección de personal, preguntas como “¿es separada?”, “¿tiene hijos?”, “¿con quién va a dejar a sus hijos?”.

b) Caso Freddo; fallo emblemático

c) Solicitan emplear mujeres con “maternidad resuelta”

El aviso clasificado fue publicado el viernes 14 de septiembre de 2007 en el diario El Sur de Villa Constitución.

d) Segregación ocupacional: distribución de las mujeres en los distintos sectores y categorías ocupacionales observando una importante disparidad salarial.

e) Preferencia de varones en el traslado de personal tercerizado de maestranza y mantenimiento al plantel de un organismo del Estado Nacional.

Caso Freddo

La causa judicial (8) se había iniciado hace cuatro años, cuando la Fundación Mujeres por la igualdad (MEI), con el apoyo jurídico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, presentó una acción de amparo contra los entonces propietarios de la cadena de heladerías, acusándolos de discriminar a las mujeres. Hasta 1999, de los 681 empleados de la empresa, 646 eran varones. Como prueba de que estas cifras no respondían a una casualidad, la Fundación presentó los avisos clasificados publicados en los que la heladería requería empleados “de sexo masculino”. El planteo fue rechazado en primera instancia por la Justicia, pero la MEI apeló la sentencia y la Cámara Civil le dio la razón. En 2002, los Camaristas Claudio Kiper y Jorge Giardulli ordenaron a la firma contratar exclusivamente mujeres “hasta compensar en forma equitativa y razonable la desigualdad producida”. Además, los jueces dispusieron que la empresa debiera presentar un informe anual sobre el cumplimiento

Aviso MATERNIDAD RESUELTA

El aviso clasificado fue publicado el viernes 14 de septiembre de 2007 en el diario El Sur de Villa Constitución. La oferta de empleo: “Empresa de electrónica seleccionará personal femenino para su departamento de control de Calidad”. Entre los requisitos figuraba “maternidad resuelta, buena predisposición para trabajar en equipo y bajo presión (excluyente), dedicación Full time (horario de 8.00 a 18.00) conocimiento de PC.

Desde el diario Rosario 12 se comunicaron con la empresa y conversaron con el gerente Jorge Gentili, quien explicó que el único objetivo del aviso era “evitar que se presentaran chicas embarazadas”. Indicó que su empresa tiene como política otorgar un mes más de licencia por maternidad a los tres dispuestos por ley (…) Han venido chicas embarazadas, y eso es un problema.

Por lo tanto sobre la “maternidad resuelta”, alegó al tener que exportar, se le complica tomar gente nueva para explicar el trabajo y en cuanto a la expresión bajo presión, significaba la capacidad de responder a “mucha acción de trabajo”.

En cuanto a la redacción del aviso, afirmó Gentile: “Quizá me haya equivocado en la forma de expresarlo”. En este marco, consideró que “el tema de la discriminación en Argentina es hipócrita, porque muchas cosas no se expresan pero se hacen igual. Este empresario PyME, al finalizar la entrevista, manifestó: “te puedo asegurar que no soy nada discriminatorio, no ejerzo ninguna presión”.

Se puede agregar el acoso sexual como por ejemplo “el subsecretario de Transporte, Antonio Guillermo Luna le cambia a una mujer un puesto por atenciones sexuales para varios muchachos. (escuchas judiciales en el caso de Mariano Ferreyra).

COTO

La empresa de supermercados Coto (9) se infiltró en el faceebook de una empleada y la despidió porque la trabajadora denunciaba en la red social, los abusos patronales que la firma cometía contra ella y sus compañeros de trabajo.

La cuestión empezó cuando la supervisora a fines de 2012, aunque sabía que tenía una hija en edad escolar, resolvió otorgarle de forma arbitraria las vacaciones en pleno mes de noviembre.

Los delegados que responden al sindicato, no intervino a pesar de sus promesas. Recibió distintos tipos de amenazas a través de “delegados” que trabajaban para la empresa. En esta dirección trabajaron la directora de RRHH, la psicóloga y la esposa del dueño, Gloria Coto.

Otro ejemplo de Estados Unidos

La moda barata para algunas tiene alto costo para obras, artículo escrito por Naomi Wolf (norteamericana) (10):

“¿Cómo hacen las grandes tiendas para mantener tan bajo el precio de ese lindo vestido? Hambreando y oprimiendo a las bengalíes, las chinas, las mexicanas, las haitianas….

Todas sabemos que la ropa barata suele fabricarse en condiciones de explotación, y por general con mano de obra femenina. También sabemos que las explotadas declaran que las encierran y les prohíben ir al baño durante largos períodos, así como también hablan de hostigamiento sexual y de violenta represión de todo tipo de agremiación (…)

El boicot en los Estados Unidos a las remeras universitarias procedentes de este tipo de talleres se tradujo en prácticas fabriles más justas y el boicot al café y a alimentos que en su mayor parte lideraron las consumidoras derivó en compras comerciales justas por parte de los grandes supermercados. Las mujeres más prósperas tienen una historia de boicots efectivos al trabajo esclavo: en la época victoriana, las mujeres pobres se quedaban ciegas en los talleres de costura creando elaborados bordados para mujeres ricas, hasta que el rechazo por parte de esas consumidoras impuso mejores condiciones de trabajo. (…)

Una denuncia reciente en nuestro país

CEPETEL denuncia discriminación gremial y de género en Telefónica

Jueves 5 de febrero de 2015, por Prensa Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades *

El Sindicato de los Trabajadores de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (CePETelCTA) denuncia las acciones discriminatorias de la empresa Telefónica de Argentina por condición de género y militancia gremial

El comunicado que hace público la organización gremial dice: “Desde nuestra organización queremos hacer visible las situaciones de discriminación por condición de género y por militancia sindical que viene llevando a cabo la Gerencia de Infraestructura de Redes de la Dirección de Compras en el marco de las mudanzas, siendo nuestra compañera Secretaria de Género la única jefa de la dirección que no cuenta con puesto fijo de trabajo”.

“Este proceso empieza hace 2 años cuando arbitrariamente se le quita la categoría de ’jefe 24’ dejando las mismas tareas y personal a cargo. A partir de allí la discriminación fue en aumento, llegando hoy al punto de darle un puesto móvil de trabajo y de hacer desaparecer de la estructura organizacional de la empresa su función y la de sus colaboradores, los cuales están siendo presionados para que se reubiquen”.

“Todo ello, continúa el comunicado de CePETel cuando aún se encuentra abierta la causa judicial iniciada oportunamente y destacando que en dicha Dirección (Compras) no existen cargos directivos ocupados por mujeres dando clara señal de una actitud misógina, lo cual la empresa avala a través de la no intervención”, finaliza la denuncia.

* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA


En esta fecha se vuelven a plantear las reivindicaciones y reafirmamos un compromiso de lucha por:

• la limitación de la jornada de trabajo a ocho horas;
• la prohibición del trabajo infantil;
• el reposo ininterrumpido de 36 horas;
• igual salario por igual trabajo (trabajo femenino)
• Derecho de huelga, puesto en cuestión por la representación empresaria de la OIT

Y además, políticas efectivas a favor de:

- Trabajo digno, libertad y democracia sindical
- Atención a la primera infancia (jardines maternales y/o infantiles)
- Educación sexual para decidir
- Anticoncepción para no abortar
- Aborto legal, seguro y gratuito para no morir
- Políticas públicas sostenidas para garantizar el cumplimiento de leyes y programas
- Cumplimiento de la Resolución de la Corte Suprema de la Nación sobre el aborto no punible. (marzo 2012)

Y en contra de:

• La precarización laboral
• el acoso sexual en el trabajo
• la violencia familiar
• la violencia sexual
• la trata de mujeres y niñas

Para terminar

Como señalamos en el artículo La opresión de las mujeres tiene historia (11) estos temas mencionados, se fueron transformando en problemas relacionados con la mujer: matrimonio, gestación, maternidad, anticoncepción, aborto, trabajo doméstico y/o público, divorcio, ejercicio de la ciudadanía. Cuando se comienza a analizar uno de estos temas y se los ubica históricamente, observamos un hilo que conecta uno con otros. La opresión ha sido una constante durante miles de años, aunque no podamos constatar exactamente el cómo se inició.

El sistema patriarcal instituido con la propiedad privada, concibió a la mujer como una cosa, sobre esta relación se organizó la sociedad, se legisló y se educó a varones y mujeres durante varios siglos.

La doble opresión de la mujer trabajadora, implica abordar las contradicciones como parte del conjunto de los trabajadores y las trabajadoras y a su vez abordar las contradicciones que se producen en el seno de la clase. Es decir que el lugar de la mujer en la producción y en la reproducción social implica analizar estas relaciones con una visión de conjunto o sea teniendo en cuenta la relación clasegénero.

Notas:
1) Cuando hablamos de estrategias del capital en principio, es pertinente a relacionar el sistema con las posibilidades de un país independiente. Para ello tomamos las palabras de Julio Gambina en el artículo Un proyecto de nación postergado: “Desde el fondo de la historia nacional, el programa de la liberalización sigue vigente. La libre competencia regía las relaciones económicas capitalistas de los siglos XVIII XIX, y hace ya más de un siglo que los monopolios transnacionales definen todas y cada una de las ramas de la producción y los servicios en Argentina. Ya en 1916 en tiempos del primer Centenario, Argentina era considerada un ejemplo de país políticamente independiente, pero dependiente en economía.”
En la etapa del neoliberalismo, se agudizaron las condiciones de vida de la población, con la existencia de un sector de la población excluida, sin vivienda, con niños sin educación y desnutridos.
El problema es el modelo productivo’ capitalista, que no discute los modos para asegurar Soberanía Alimentaria, energética y financiera, ni pone en discusión el régimen de propiedad de la tierra y la dominación monopolista en el encadenamiento productivo que dirigen las transnacionales de la alimentación y la tecnología para su producción”. Este es el modelo que continúa, de ahí los abrazos con Peter Munk de la Barrick Gold, con Monsanto y Wallmart…
2) Kollontay, Alejandra, Mujer, historia y sociedad, Sobre la liberación de la mujer, Edición Fontamara, Barcelona, 1982.
3) “Las mujeres del pueblo” en las provincias del Delfinado y de Bretaña fueron las primeras en atacar a la monarquía. Fueron seguidas por las mujeres de Angulema y de Chenonceaux. Participaron en las elecciones de los diputados para los Estados Generales y su voto fue reconocido unánimemente. El lunes 5 de octubre de 1789 marcharon sobre Versalles unas cinco o seis mil mujeres, encabezadas por las mujeres del mercado; detrás de ellas los hombres, los más jóvenes disfrazados de mujeres. Cubiertas de todo, empapadas de lluvia y de sudor, agotadas, borrachas, en su mayoría verduleras que amenazaban a gritos a María Antonieta.(…) Citado en Las mujeres en la Revolución Francesa – Comisión de las comunidades europeas – N° 33.
4) Marx, Carlos y Engels, Federico, Manifiesto Comunista, Digitalizado para el MarxEngels Internet Archive por José F. Polanco en 1998. Retranscrito para el Marxist Internet Archive por Juan R. Fajardo en 1999.
5) Ediciones Diáspora, Buenos Aires, 1974.
6) Kandel, Ester, Este y aquel 8 de marzo, Día Internacional de la mujer trabajadora, Argenpress, 31 de enero de 2014.
7) Abramo, Laís. “Costos laborales de hombres y mujeres en países de América latina: mitos y realidades”. Publicado en Abramo, Laís y Todaro, Rosalba, 2002. Cuestionando un mito: costos laborales de hombres y mujeres en América Latina. OIT, Lima.
8) Clarín, 14 de noviembre de 2004.
9) Argenpress, 22 de enero de 2013.
10) Clarín, 18 de julio de 2010.
11) Revista Periferia, agosto de 2010.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.