viernes, 6 de marzo de 2015

Argentina, Provincia de Buenos Aires: Pizarrón y tiza para entender el conflicto docente

Cecilia Rovito (RED ECO)

Sindicato docente muy cercano al gobierno (Suteba) acepta oferta salarial y otro la rechaza (Feb). Este segundo llama a 72 hs de paro que hace unas pocas horas acaba de convocar a otras 72, ante la ausencia de propuesta oficial en la reunión mantenida con el gobierno provincial. Tal diferencia marca, a la vez, una ruptura concreta en el frente gremial (FGDB) que conformaban. Por su parte, Udocba sigue esperando que el gobierno le permita formar parte de la negociación y llamó al paro toda esta semana. La propuesta del gobierno comprende poco aumento en blanco y muchas sumas remunerativas o llamadas “grises”. En tanto, el Ejecutivo amenazó con sanciones y sumarios administrativos a los docentes y directores que se hayan adherido a la medida de fuerza. Red Eco Alternativo.

No se entiende la problemática docente si a esta se la aleja de la política de los últimos diez años en nuestro país. Tanto salario como condiciones laborales, leyes del sector y más, fueron en esta década al vaivén del alineamiento político de cada gremio. Así, los dirigentes del sindicato docente de la provincia de Buenos Aires Suteba están más que en consonancia con el gobierno kirchnerista, lo que se expresa en la presencia en primera fila en todo acto presidencial del dirigente Hugo Yasky, ayer del Suteba y hoy de la Ctera y, principalmente, en el apoyo a todas las políticas emprendidas por el gobierno nacional. De ahí, que hayan leído como un triunfo la sanción de la ley Nacional de Educación sin la menor objeción o algo así como una aprobación a libro cerrado, hasta la aceptación totalmente silenciosa de la aplicación a nivel nacional, pero con mayor fuerza en el conurbano bonaerense, de los Planes Fines. Es esto último quizás lo más aberrante de este alineamiento de una dirigencia sindical a un gobierno de turno, porque estos Planes Fines no contemplan ni un solo derecho docente incluidos en el estatuto del sector, y porque suponen una precarización fenomenal del conocimiento. Estos Planes Fines comprenden el objetivo fundamental de cumplimentar las metas del Milenio estipuladas por los organismos financieros de crédito en cuanto a los estándares solicitados de ingreso, permanencia y promoción de los alumnos del sistema público escolar. Por su parte, la Feb se encuentra en el medio entre los afiliados docentes que le reclaman recomposición salarial y su intención de no sacar los pies del plato del FGDB.

Del otro lado, la Udocba continúa reclamando ingresar a la mesa de negociaciones paritarias y el gobierno le cierra una y otra vez las puertas. Se sabe que tal cerrazón del gobierno bonaerense se debe a que este sindicato se encuadra en las filas del gremialista opositor Hugo Moyano.

Pero tanto unos como otros sindicatos atan la discusión gremial a la cuestión salarial. Salario que comprende tantos ítems que es más fácil descifrar un jeroglífico que la composición del mismo. Lo cierto es que con la propuesta salarial anunciada por el gobierno bonaerense días antes del inicio del ciclo lectivo, el salario en blanco apenas alcanzaría hacia mitad de año los 3 mil pesos. El resto son sumas remunerativas o llamadas grises, ya que la reciben los jubilados pero no bonifican para la antigüedad o el aguinaldo que perciben los docentes en actividad. Así, un docente que recién se inicia y que, por lo tanto, no posee antigüedad recibe un sueldo inicial de 7 mil pesos y un docente con un máximo de antigüedad una suma que no llega a los 9 mil pesos hacia el mes de agosto para los preceptores, maestros o profesores de jornada simple.

En el marco de estas discusiones salariales, se diluye la problemática de infraestructura que tienen las escuelas públicas hoy; la deserción principalmente de la escuela media y, por ende, la dificultad en el sostenimiento de una matrícula año tras año; la baja en los cupos y la mala calidad del servicio alimentario escolar (SAE) reducido en un 30% tan solo el año pasado y el vaciamiento de la obra social (reducción en la cobertura en medicamentos, farmacias, prestaciones, estudios y clínicas) entre los principales reclamos que se vienen postergando y, por lo tanto, profundizando desde hace años.

Por su parte, el gobierno provincial ante el paro de la Feb y de la Udocba anunció que sancionaría a los docentes e iniciaría sumarios a los directivos docentes que por adherirse a la medida de fuerza no hayan abierto las escuelas.

La directora general de Escuelas bonaerense, Nora de Lucía, dijo el martes: "Tenemos un estatuto que dice que los directores tienen la obligación de garantizar que los establecimientos estén abiertos. A los docentes les cabe una sanción pero al director un sumario, y vamos a usar todas las herramientas de la ley para imponer sanciones".

Claro, según reveló el periódico laizquierdadiario.com, el sueldo de la ministra está muy por encima de lo que perciben hoy los docentes, ya que este es de poco más que 52 mil pesos mensuales (http://www.laizquierdadiario.com/Nora-de-Lucia-cobra-52-598-por-mes-en-bruto) y, por lo tanto, distante de las problemáticas que enfrentan hoy los docentes. Es decir, casi seis docentes con un máximo de antigüedad ganan en conjunto igual que de Lucía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.