martes, 17 de marzo de 2015

Argentina, Santa Fe: “Mecha está presente, gracias a la presión social”

REDACCIÓN ROSARIO

“Salimos de la apelación con una victoria, se mantiene el procesamiento en primera instancia”, dijo este lunes Juan Ponce, hijo de Mercedes Delgado -la militante social asesinada en Ludueña en enero de 2013-, tras la audiencia donde la jueza Carina Lurati rechazó los pedidos de la defensa del único imputado de la causa.

La mañana de este lunes se realizó en los tribunales provinciales una audiencia oral para tratar la apelación del procesamiento y la prisión preventiva que presentó la defensa de Héctor Riquelme, el acusado por el crimen de la militante cristiana de base. Familiares, amigos y organizaciones que trabajaron en el barrio Ludueña con Delgado, se manifestaron afuera del palacio provincial de Justicia para reclamar que “la Cámara Penal confirme el estado de detención del imputado”.

“Sabemos y estamos convencidos de que la presión social hizo que hoy la Mecha esté peleando para que su asesino esté preso”, aseguró Juan Ponce este lunes, minutos antes de entrar a la audiencia en los tribunales. .

El 30 de diciembre pasado la jueza de instrucción 10 Patricia Bilotta había procesado al único imputado por el homicidio de Mercedes, Héctor Daniel Riquelme, como “autor material de homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. El acusado, que además se encontraba detenido, había apelado esa resolución de la magistrada que este lunes se debatió en audiencia oral.

“Que alegría, gracias a todos los que hoy estuvieron y los que no, y de alguna forma apoyaron, salimos de la apelación con una victoria, se mantiene el procesamiento en primera instancia”, celebró Ponce y luego añadió: “Ahora a esperar un juicio al asesino de Mercedes Delgado”

El joven hijo de Delgado, quien también vive y milita socialmente en el barrio donde su madre fue una referente, informó que “la segunda apelación por intento de homicidio entre bandas se suspendió porque los abogados de los detenidos, a último momento, fueron cambiados y no tuvieron tiempo de ver el expediente”.

“En la semana nos notificarán cuando se hará esta nueva audiencia” indicó Ponce, que se mostró “muy contento” de contar con el apoyo de vecinos y organizaciones sociales que lo acompañaron e hicieron “el aguante” frente a los tribunales provinciales.

Mercedes Delgado era una trabajadora social y militante cristiana de base de las comunidades formadas alrededor de la labor del cura villero Edgardo Montaldo. Colaboraba en comedores del barrio y también integraba la organización Caleidoscopio. Era madre de seis hijos, y fue asesinada a metros de su casa cuando fue a buscar al más chico de ellos. Cuando murió, tenía 50 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.