miércoles, 18 de marzo de 2015

Argentina, Santa Fe, Rosario: Identifican los restos de un desaparecido

REDACCIÓN ROSARIO

La Unidad Fiscal de Rosario identificó a otra víctima del terrorismo de Estado, sepultada en el cementerio La Piedad. Se trata de Pedro Raúl Galeano. Tenía 21 años cuando fue secuestrado por orden del II Cuerpo del Ejército en 1976.

La tarea investigativa de la Unidad Fiscal de Rosario que interviene en juicios por crímenes de lesa humanidad derivó en una nueva identificación de una víctima del terrorismo de Estado que había sido inhumada en el cementerio La Piedad de esa ciudad en 1976. Se trata de Pedro Raúl Galeano, alias “El Correntino”, un estudiante de Ciencias Económicas que fue secuestrado en Rosario el 10 de julio de 1976. Tenía entonces 21 años y militaba en la Juventud Universitaria Peronista (JUP).

La identificación de Galeano se suma a los cuatro hallazgos publicados la semana pasada en la misma necrópolis. Se trata de Miguel Ángel Rubinich, Irma Edith Parra Yakin, Jorge Luis Ruffa y Carlos Raúl Racagni. Los tres primeros fueron sepultados como NN y el último fue inhumado con un nombre falso.

Luego de la detención ilegal, Galeano fue visto por sobrevivientes en el centro clandestino de detención “Servicio de Informaciones” y, de acuerdo a la información recabada en el marco de la pesquisa, nueve días más tarde fue trasladado a la Unidad de Detención N°3 de Rosario, dependencia a cargo de la Gendarmería Nacional.

El 22 de julio, Galeano fue sacado con el pretexto de llevarlo al Hospital Marcelino Freyre para una internación y, en el camino, fue asesinado durante un “enfrentamiento fraguado”, indicó la Unidad Fiscal. El servicio de inteligencia policial de la provincia informó que cerca de la institución sanitaria un automóvil interceptó el vehículo policial y desde allí se efectuaron disparos que terminaron con la vida de la víctima. La captura de Galeano había sido dispuesta y monitoreada por el Comando del II Cuerpo del Ejército, de acuerdo con los documentos sumados a la investigación.

Esa versión de la muerte es similar a la de otros episodios ocurridos durante la dictadura en diferentes lugares del país, como las masacres de Margarita Belén, en Chaco; la de Las Palomitas, en Salta, o los asesinatos de los presos políticos Dardo Cabo y Rufino Pirles, en La Plata, y fueron desbaratadas por sentencias judiciales que probaron que se trató de “enfrentamientos fraguados”.

La identificación de Galeano se dio en una tumba que estaba a su nombre, es decir, identificada debidamente. “A partir del trabajo investigativo desarrollado en forma conjunta por la Unidad Fiscal y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) sobre los libros de ingreso del cementerio, se determinó la existencia de dicha inhumación”, informó a Fiscales la representación local del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

La pesquisa que derivó en la identificación de Galeano fue delegada en 2011 por el Juzgado Federal N°4 de Rosario en la Unidad Fiscal, que dirige las tareas en el cementerio La Piedad, donde se exploraron más de 120 sepulturas NN y otras identificadas, con la asistencia pericial del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.