lunes, 16 de marzo de 2015

Argentina. Voces por la unidad de la izquierda: Eduardo Lucita (EDI). El centro de la organización electoral de la izquierda es el FIT

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

M.H.: Buenas tardes Eduardo, quiero empezar por un tema que te toca muy de cerca. Luego de que la Presidenta anunciara el pasado domingo el proyecto de estatización de los ferrocarriles, que nunca dejaron de ser estatales, sino que estaban concesionados, el Ministro Randazzo anuncia la rescisión de los contratos con las empresas privadas, exactamente 67 años después que Juan Domingo Perón nacionalizara los ferrocarriles. ¿Qué reflexión te merece esta medida?

E.L.: Creo que la Presidenta habló de la recuperación del control estatal de los ferrocarriles. La primera cuestión es que en principio serían las líneas suburbanas, lo que en España se llama “ferrocarriles de cercanía”, que son ocho, de las cuales hay dos que ya están administradas y gestionadas por el Estado, que son el Sarmiento y el Tren de la Costa. Hay otras dos que están efectivamente concesionadas, que son el Urquiza y el Belgrano Norte, que vencen en el 2017, por ahora éstas no se tocan, porque es oneroso, seguro habría que pagar alguna indemnización.
Por otro lado, hay cuatro líneas concesionadas que han sido dadas de baja, porque no eran concesiones formales, el Roca, el Mitre, el San Martín y el Belgrano Sur. Por supuesto que desde que los ferrocarriles se privatizaron hay numerosas causas judiciales y económicas para dar de baja todas las concesiones sin pagar un peso, pero tampoco se iba a pagar por YPF y se terminó haciéndolo en bonos por U$S 7.500 millones.
De todas maneras, en cuanto a la administración de los trenes suburbanos, esto es en cierta medida un paso adelante. Sin embargo, hay que decir que en todo el mundo los ferrocarriles de transporte de pasajeros dan pérdidas, estando mejor o peor administrados, el resultado es el mismo. En el transporte ferroviario así como en el aéreo, lo que da ganancia es la carga, y acá hay una nebulosa con respecto a ese tema, nadie afirma al control de quién van a pasar los ferrocarriles de carga. Hay un ramal que administra Techint, el que hace el recorrido Rosario-Bahía Blanca, el NCA que está bajo el control de Aceitera General Deheza y un ramal del San Martín que lo tiene la brasilera América Latina Logística (ALL). Es fundamental esto, porque sino estamos estatizando las pérdidas y mantenemos concesionada la ganancia.
Que el Estado se haga cargo de los trenes suburbanos, si bien hay que ver en qué condiciones, cuál es el proyecto definitivo, en principio a mi juicio significa un avance. Ahora, como bien lo explicó la Presidenta, no es un problema de ideología estatista sino que es un problema material, basados en la experiencia de los dos ramales que administra el Estado, ellos demuestran que con menos dinero que el que gastan los privados, pueden administrarlos. Es una decisión puramente económica, con lo cual se contradice con lo que desde hace años viene sosteniendo el discurso oficial que afirma que el “proyecto” es un modelo político que toma decisiones económicas. Acá es a la inversa, hay una decisión económica que no es política, porque no es por una concepción estatista, sino que es una política derivada porque se pierde mucha plata.
Una decisión política sería avanzar en los ferrocarriles de carga, incluso si no es este gobierno algún otro lo va a tener que hacer porque pronto los propios sojeros van a pedir que el Estado se haga cargo de los ferrocarriles para transportar la soja. En el transporte de soja, como todo transporte de grano que se realiza a granel, muchas veces es más caro el costo del flete que el de la mercadería que se transporta. Entonces, para competir internacionalmente, es necesario bajar ese costo, y hasta ahora las empresas subvencionadas solo tienen un nivel de actividad en función de sus propias cargas, no son servicios públicos, esto tiene que ser redimensionado. Incluso, teniendo en cuenta el programa agropecuario 2020, que está funcionando a medias, pero aunque se cumpliera solo el 60% de sus metas, el sistema actual no puede transportarlo, no tiene la capacidad de carga, ni tecnológica, ni de seguridad. Creo que el hecho que el Estado se vuelva a hacer cargo de los ferrocarriles, es una tendencia que si no la concluye este gobierno lo va a hacer algún otro.

M.H.: El motivo central de esta comunicación tiene que ver con la charla que tuvimos en enero, cuando no pasaba nada después, con la muerte de Nisman, cambió totalmente el panorama político. Esa vez habíamos abordado el panorama electoral y nos detuvimos particularmente en la situación de la izquierda, luego se han producido novedades, sos uno de los firmantes de una convocatoria que se titula “Ante una nueva ofensiva de los de arriba, hay que construir un amplio polo de izquierda”, que convoca mañana a las 18:00 a un plenario en la facultad de Ciencias Sociales. Me gustaría que te refirieras a esta declaración.

E.L.: Desde que hablamos aquella vez, sucedió lo de Nisman, es cierto, pero creo que las dos plazas que han sido multitudinarias, el 18F y el 1M, aceleraron los tiempos electorales. El 18F, que si bien fue planteado como un homenaje a Nisman, fue una marcha claramente política de oposición al gobierno y lo que está diciendo es: “señores de la oposición derechista seleccionen un candidato de una vez por todas”. Al mismo tiempo, esto tiene una tendencia a fortalecer a Scioli en el kirchnerismo, por más que el sector más puro y duro proponga un candidato para las internas, pero tengo la impresión de que el favorecido va a ser Scioli porque para enfrentar a un sector conservador se necesita del lado del kirchnerismo alguien que le dispute esa base social derechista, que por primera vez aparece con fuerza con una capacidad de movilización importante y que no va a disputar ningún candidato progresista. Esto acelera los tiempos.
En esta nueva situación generada a partir de la muerte de Nisman, el único que ha mantenido una posición firme y clara ha sido la Izquierda. A diferencia de la 125, Blumberg y los cacerolazos, donde sectores de izquierda se sumaron a esas expresiones derechistas, hoy todo el arco de la izquierda tuvo la claridad de reclamar una Comisión investigadora independiente para el caso Nisman, para la AMIA, que se publiquen todos los archivos secretos, que se desbaraten todos los servicios de inteligencia, etc.
Entonces, la izquierda puede erguirse frente a la sociedad con total independencia habiendo sido coherentes. Esto puede reflejarse y hay condiciones objetivas para que se reflexione en el terreno electoral. Por un lado hay una cuestión real que el centro de la organización electoral de la izquierda es el FIT y, por otro, hay una serie de grupos que hasta hace poco eran algo refractarios a la cuestión electoral, que han ido dando avances. Expresión de esto es la declaración que mencionaste y el acto que se va a llevar acabo en la facultad de Ciencias Sociales. Es un reagrupamiento de una serie de organizaciones e intelectuales de la cultura y las artes que están señalando la necesidad de la participación electoral y le están planteando al FIT hacer una alianza, empezando por la Ciudad de Buenos Aires,l pero que llegado el caso podría extenderse al resto del país.
Antes, lo hizo el dirigente de Jujuy Carlos el Perro Santillán, que es un punto muy importante a tener en cuenta. La situación de la política argentina ha dado un giro conservador con cualquiera de los candidatos posibles que gane finalmente las elecciones y, por lo tanto, hay un espacio muy amplio para la izquierda, que no esta abierto de ahora y para siempre, sino que hay que aprovechar y, como dicen los mexicanos, “ahora es cuando”.

M.H.: He estado observando que los financistas internacionales se sentirían muy cómodos, de acuerdo a sus declaraciones, con cualquiera de los tres candidatos presidenciables: Scioli, Massa y Macri. Inclusive eso se ha manifestado en los buenos números de la Bolsa argentina y en algunos otros datos a los que hizo referencia en su discurso de iniciación de sesiones parlamentarias la Presidenta de la Nación. Me parece muy importante este aspecto, que los financistas internacionales evalúen que con cualquiera de los tres candidatos se sentirían cómodos.

E.L.: Y se sienten cómodos con el gobierno actual también, porque si despejás el tema de los fondos buitre, que no son bien vistos por el sistema financiero internacional porque la posición que tienen cuestiona cualquier restructuración de deuda en cualquier país, el sector financiero y bancario ha ganado más que nunca en la historia, un 58% más que el año pasado.
Argentina es un pagador serial como lo ha dicho la Presidenta, ha pagado todas sus deudas y ahora sigue poniendo plata para los fondos buitre, el Juez Griesa los frena, pero la plata está. Además, en términos de deuda externa, que es lo que les interesa a los financistas internacionales, la relación deuda externa-PBI es de las más bajas del mundo, por eso el riesgo país acaba de bajar a 600 puntos. Está a punto de cumplirse el deseo del gobierno de volver al endeudamiento, porque ya le han ofrecido a tasas de un 8% montañas de dólares, porque sobran dólares en el mundo. Con esta cuestión de la banca de Londres que no comparte la sanción del Juez Griesa, Argentina podría tomar deuda en Europa. El capital financiero internacional hoy no tiene problemas con Argentina, porque es un buen pagador, lo que no quiere decir que yo crea que hay que volver al endeudamiento, solo estoy analizando objetivamente la situación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.