lunes, 16 de marzo de 2015

Colombia: ¿Quién le cree a Juan Manuel Santos?

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Una de las más importantes conclusiones de los informes presentados en la Habana (feb 2015) por la Comisión Histórica del Conflicto colombiano (CHC), quizás la más importante, es la confirmación de que la temprana participación del gobierno de los Estados Unidos en el desarrollo tutelado y conformación de un “bloque de poder contrainsurgente bipartidista” en la dirigencia del llamado Estado colombiano; ha llegado a ser, ha devenido, en un elemento interno del mismo conflicto colombiano o mejor, en los 70 años de guerra contrainsurgente que llevamos padeciendo.

La larga discusión dentro de la Izquierda colombiana sobre si el Imperialismo Yanki era un elemento externo impuesto desde fuera a la sociedad colombiana y que en su seno, a semejanza de la China pre revolucionaria, existía una “burguesía nacionalista” con ciertos rasgos de “independencia” y opuesta por patriotismo a esta intromisión, ha quedado aclarada: El Imperialismo estadounidense desde finales del Siglo XIX entró en la vida de la sociedad colombiana de una manera tan profunda que, hoy es imposible separarlo del acontecer diario de lo que les sucede a los colombianos , y el patriotismo, a pesar de las invocaciones cínicas y demagógicas que en los medios de comunicación hacen los militaristas (por ejemplo Uribe Vélez), ha quedado como patrimonio único y exclusivo de las clases subalternas, objeto del disciplinamiento legal y dominación de la contrainsurgencia en el Poder.

En un inusual editorial de la poderosa revista Semana (11.03.2015) vocero de los intereses de este bloque de poder contrainsurgente, su director nominal el señor Armando Neira (1) describe cómo el comandante de las Farc Manuel Marulanda Vélez, sobrevivió (1964-2008) todos los bombardeos (con bombas gringas de napalm hay que decirlo) que el ejército colombiano le tiró encima, hasta morir de viejo y cómo, durante todos esos años después de cada bombardeo, él insistía en que “todo ese problema nos lo hubiéramos ahorrado si en lugar de bombardearnos el gobierno colombiano hubiera hablado con nosotros”.

A continuación el señor Neira relata cómo los bombardeos se volvieron una constante de cada gobierno “legítimamente” constituido en Bogotá y por lo tanto dueño de la legalidad (también hay que decirlo todos ellos elegidos con la legitimidad que da un promedio histórico de un 60% de abstención electoral) y cómo la comandancia de las FARC seguía tercamente insistiendo en el dialogo político para resolver el conflicto social armado que los tenía enfrentados. No. Cada solicitud de dialogo por parte de la insurgencia era entendido como una muestra de su derrota inminente y por lo tanto había que arreciar los bombardeos para precipitar el-fin-del-fin.

Luego el señor Neira hace esta contundente aclaración…”Y volvimos a ver los bombardeos por televisión cuando mataron a su líder ‘Alfonso Cano’, el 4 de noviembre del 2011, en Suárez, Cauca, en una operación con una decena de aviones, 20 helicópteros, en la que se arrojaron centenares de kilos de explosivos y participaron 5.000 hombres. La acción se produjo en momentos en que Cano ya mantenía conversaciones secretas con el Gobierno para iniciar el proceso que ahora se adelanta en La Habana. Y a pesar de la desconfianza, las FARC siguieron adelante”…..

Claro, el señor Neira no dice que quien dio la orden de fusilar a Alfonso Cano “un hombre casi ciego, herido, ya desarmado y solo”, tal como lo dijo en su momento monseñor Monsalve, fue JM Santos, el tío del dueño de la revista que dirige, y que por aquel elemento interno made in USA descrito al principio, tuvo que presentarse en televisión justificando, jubiloso, la orden que le dieron sus jefes de la CIA, quienes dirigieron toda la operación. ! Sin embargo siguieron adelante!

“Posiblemente Santos vea la necesidad de hacer la paz con las insurgencias pero no lo dejan”, agrega Neira que le comentó un comandante de las Farc en la Habana, ¿quién no lo deja? Muy sencillo; Santos no está (como lo pretende la prensa adicta) presionado por Uribe Vélez, quien parece ha sido abandonado por sus patrocinadores yanquis. Santos está atenazado y sin poderse zafar por la tenaza geo-estratégica del garrote y la zanahoria que el gobierno de los Estados Unidos tiene para la región andino-amazónica.

Por parte de la zanahoria debe trabajar con lo que le diga Bernard Aronson como “enviado especial directo del departamento de Estado de Estados Unidos en el proceso de paz de la Habana”, como por ejemplo enviar una delegación de altos militares colombianos para alcanzar un acuerdo con las Farc sobre “desminado” , suspender temporalmente los bombardeos aéreos aludidos, mientras que paralelamente en el ambiente político nacional y a través de los medios de comunicación adscritos da la sensación de que la firma de un acuerdo final con la insurgencia es inminente.

Y por el lado del garrote, callar cobardemente frente a las amenazas e intimidaciones que hacen el gobierno de Obama (2) y el jefe del comando Sur del US Army (3) al gobierno venezolano presidido por Maduro, sabiendo de antemano el riesgo que estas realidades generarían en el proceso de paz de la Habana, y, conociendo el papel que juega el gobierno venezolano en dicho proceso.

¿Qué pasaría (ojala sea ficción) si el US Army cumple su amenaza e interviene militarmente en Venezuela? Las Farc, como dice Neira, seguirán tercamente; no solo en la mesa de la Habana sino insistiendo una vez más en la Salida Política al conflicto social armado colombiano, pero se verán obligadas a romper el aprendizaje de “la resistencia armada de defensa” que están realizando con esta tregua unilateral que han decretado y se está cumpliendo con extraordinaria disciplina, pero con el agravante de que el conflicto colombiano finalmente, y con toda seguridad, se desbordaría a toda la región.

¿Es eso lo que quiere o busca el Imperialismo en su desesperado intento por hacer abortar el proceso de integración latinoamericano y caribeño, inspirado en los sueños de Simón Bolívar, que percibe como una amenaza interna para los Estados Unidos?

Notas:
1) http://www.semana.com/opinion/articulo/que-pensaran-las-farc-armando-neira/420645-3
2) http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article13086632.html
3) http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/150312/comando-sur-de-eeuu-dice-que-venezuela-se-acerca-al-colapso-economico

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.