lunes, 9 de marzo de 2015

Cuba busca disminuir el atraso en la producción de azúcar

Raúl Menchaca (XINHUA)

Las autoridades cubanas convocaron a mantener una molida estable en las refinerías, con el fin de evitar un mayor atraso en la producción de azúcar en la actual zafra.

"Es imprescindible que cada central y provincia cumpla con lo que planificó para marzo y abril, con el objetivo de que ese atraso no se incremente al final de la zafra", dijo Liobel Pérez, especialista de Comunicación de AZCUBA, grupo empresarial que hace cuatro años sustituyó al Ministerio del Azúcar.

El funcionario explicó que en esa etapa es más difícil recuperar la demora, "por las condiciones de lluvia, los bajos rendimientos y el agotamiento de los trabajadores".

En ese sentido, mencionó que resultan esenciales algunos elementos como asegurar molidas por encima del 70 por ciento y disminuir el tiempo de roturas en las fábricas, al garantizar los repuestos de piezas con agilidad para resolver posibles problemas.

También subrayó la necesidad de que todas las refinerías se mantengan moliendo durante abril para recuperar los atrasos que puedan presentarse y pidió cortar primero la caña que se vincula de un central a otro, con el objetivo de aprovechar las molidas y no detener las combinadas ante las pausas productivas en las fábricas.

Aunque más de la mitad del azúcar planificada para esta zafra ya ha sido producida, ello representa un 93,2 por ciento de lo que se debió alcanzar para esta fecha, de acuerdo con lo proyectado por AZCUBA.

El aprovechamiento de las capacidades de molida de los centrales en esta zafra se comporta mejor que en la anterior, pues se aprecia un incremento de 3,5 por ciento, pero esa cifra todavía es insuficiente para alcanzar el 72 por ciento planificado, ya que sólo se alcanza un 68,5 por ciento.

Esa es la razón de la acumulación de atrasos en la zafra por concepto de molida, que ahora suman poco más de seis días.

Está previsto que la zafra concluya en la oriental provincia de Holguín, en la primera semana de mayo, cuando 44 centrales molerán más de 100 días, mientras que el resto lo hará entre 90 y 100 días.

En esta zafra por primera vez trabajan o trabajaron las 51 refinerías previstas en las 13 provincias con presencia azucarera, 13 plantas más que a inicios del quinquenio.

La producción azucarera creció 4,2 por ciento en la zafra 2013-2014, según el balance oficial final, para alcanzar el mayor crecimiento en los últimos 10 años, aunque se incumplió la previsión de 1,8 millones de toneladas.

Cuba tampoco pudo cumplir sus proyecciones de producción azucarera durante la cosecha 2012-2013, que concluyó con sólo el 89 por ciento del plan de producción.

El sector azucarero, que fue por décadas la principal industria de la isla, sufre una severa descapitalización y representa ahora alrededor del 5 por ciento del ingreso de divisas de la nación caribeña.

Ocho de las 59 refinerías azucareras de Cuba se construyeron en las décadas de 1970 y 1980, pero el resto se erigió antes de 1959, por lo tanto la mayoría requiere una fuerte inversión de capitales para ser rehabilitadas.

El actual plan de reformas económicas en el país señala como objetivos prioritarios de esta industria el incremento sostenido de la producción de caña, el perfeccionamiento de la relación entre el central azucarero y los productores cañeros y la diversificación.

AZCUBA espera revertir un largo declive en la producción local desde ocho millones de toneladas en 1990.

Considerada en otros tiempos como la locomotora económica del país, la industria cubana tocó fondo en la cosecha 2009-2010, cuando registró una producción de 1,1 millones de toneladas, la peor en 105 años.

La isla consume de 600.000 a 700.000 toneladas de azúcar anuales y vende unas 400.000 toneladas a China.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.