lunes, 16 de marzo de 2015

Denuncian la explotación financiera de ancianos en Puerto Rico

PL

La explotación financiara de ancianos se ha convertido en un grave problema en Puerto Rico ante el gran número de querellas sometidas producto de la crisis económica del país, reconoció hoy la Oficina del Procurador de Personas de Edad Avanzada.

Las querellas por este renglón han aumentado en los últimos siete años, siendo lo peor es que la explotación a estos ciudadanos de mayor edad la ejercen por lo general sus propios hijos, muchas veces para sufragar vicios de consumo de drogas.

Entre 2007 y 2014 se han presentado 5.847 querellas en la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada.

La directora de Administración de Familias y Niños, Vanessa Pintado Rodríguez, confirmó al diario El Nuevo Día que algunos de estos casos están ligados a la adicción del victimario, situación que la víctima trata de encubrir hasta que ya no puede más.

El director del capítulo de la Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP), José Acarón, aseguró que muchas veces la víctima no quiere acusar al explotador por miedo, vergüenza, dependencia, negación o simplemente para proteger la privacidad familiar.

"Desgraciadamente, con la situación económica que vive Puerto Rico, cada vez más cómo personas cercanas, especialmente familiares, se aprovechan del cheque del Seguro Social, las pensiones y los propios activos de los adultos mayores", sostuvo.

Acarón indicó que los mayores de edad están siendo erosionados por la situación económica de familiares que les piden dinero para pagar el auto o la hipoteca de la vivienda, entre muchas otras situaciones.

La procuradora auxiliar de Protección de la Oficina del Procurador de Personas de Edad Avanzada, Wilma Cruz Calo, explicó que a partir de la aprobación de la Ley 7 de Emergencia Fiscal, que representó el despido de unos 30 mil empleados públicos al inicio de la gobernación de Luis G. Fortuño (2009-2013) se disparó la crisis que llevó a muchos hijos a regresar a vivir con sus padres. "La crisis económica trae más vulnerabilidad a la explotación", admitió la senadora Rossana López, que impulsó una enmienda al Código Penal para que se incluyera a la explotación financiera como un tipo de maltrato a las personas mayores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.