jueves, 5 de marzo de 2015

Desastres cuestan al mundo 300.000 millones de dólares anuales

XINHUA

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, indicó hoy que los desastres cuestan al mundo más de 300.000 millones de dólares en pérdidas cada año y exhortó al mundo a actuar para reducir el riesgo de desastres.

"Este increíble costo afecta la capacidad de los gobiernos para ofrecer servicios básicos", dijo Ban al presentar un informe titulado "Informe de Evaluación Global sobre Reducción del Riesgo de Desastres 2015".

"Los desastres desvían fondos de la infraestructura crítica. Los negocios sufren. Hay menos empleos y menos ingresos", añadió Ban sobre los posibles impactos de los desastres naturales en los países si no adoptan por adelantado medidas de reducción de riesgos.

El informe, preparado por la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (Unisdr, por sus siglas en inglés), el cual se centra en "hacer sostenible el desarrollo", indica que las pérdidas económicas por los desastres alcanzan ahora un promedio de 250.000 a 300.000 millones de dólares anuales.

"Si no abordamos la reducción de riesgos, las futuras pérdidas a causa de los desastres se incrementarán y esto impactará la capacidad de los países para invertir dinero en otros ámbitos como salud y educación", indicó en un boletín de prensa la representante especial del secretario general de la ONU para Reducción del Riesgo de Desastres, Margareta Wahlstrom.

De acuerdo con el informe, una inversión mundial de 6.000 millones de dólares cada año en estrategias de manejo del riesgo de desastres generaría beneficios totales en términos de reducción de riesgos de 360.000 millones de dólares, equivalente a una reducción del 20 por ciento de pérdidas económicas anuales nuevas y adicionales.

En el informe también se señaló que la mayoría de los gobiernos están muy concentrados en el manejo de desastres en lugar de hacer frente a los factores subyacentes del riesgo de desastres como la pobreza, el cambio climático y la reducción de los ecosistemas protectores.

Al trazar una vía hacia un futuro de mayor recuperación tras los desastres, el informe muestra la manera en que invertir en la prevención del riesgo genera grandes dividendos y salva vidas, además de resaltar varios ámbitos de la reducción del riesgo de desastres, incluyendo el desarrollo e implementación de un sistema de alerta temprana.

"Las mejoras en la supervisión y pronóstico de desastres, la calidad de los datos satelitales y la creciente conectividad y poder de las computadoras ha resultado en una transformación de la alerta temprana en todo el mundo", agregó el informe.

Sin embargo, todavía hay grandes lagunas en la supervisión de riesgos, en particular en los países de bajos ingresos, se señaló en el informe, el cual agregó que algunos países de bajos ingresos carecen de las capacidades institucionales y técnicas para desarrollar un enfoque de múltiples riesgos, múltiples sectores y múltiples niveles en cuanto a la alerta temprana.

En este sentido, el informe propuso desarrollar sistemas de alerta temprana que estén centrados en la gente, en particular sistemas cuyas alertas sean oportunas y entendibles para quienes estén en riesgo y establecer, revisar de forma periódica y mantener sistemas de información como parte de los sistemas de alerta temprana.

El informe fue presentado días antes de la Tercera Conferencia Mundial de Reducción del Riesgo de Desastres de la ONU que comenzará el 14 de marzo en Sendai, en Japón.

Se considera que la reunión de Sendai será el inicio de una serie de conferencias mundiales sobre desarrollo sostenible, un importante tema de la agenda de la ONU para este año, seguida de la conferencia sobre financiamiento para el desarrollo que se celebrará en julio en Addis Abeba, en Etiopía; la cumbre de la ONU para el desarrollo posterior a 2015 que se llevará a cabo en Nueva York en septiembre, así como la conferencia sobre cambio climático que se realizará en diciembre en París.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.