viernes, 6 de marzo de 2015

Dossier sobre Ucrania

SPUTNIK NOVOSTI

Kiev bloquea los accesos a la República Popular de Lugansk, pese a acuerdos de Minsk / Polonia instruirá a militares ucranianos en su territorio, declara Ministerio de Defensa.

Kiev bloquea los accesos a la República Popular de Lugansk, pese a acuerdos de Minsk
Las autoridades ucranianas no reaccionan ante las propuestas de la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL) de reanudar el tránsito de transporte con la región previsto por los acuerdos de Minsk, declaró este viernes el ministro de Infraestructura, Transporte y Comunicaciones de la RPL, Alexandr Chumachenko.
"Tras la firma de los nuevos acuerdos enviamos una solicitud a nombre del así llamado gobernador de la región de Lugansk (Guennadi) Moskal, con la petición de permitir el tráfico en los puntos de paso definidos por ellos mismos, han pasado dos semanas y no hemos recibido respuesta ni visto acción alguna por parte de ellos, el bloqueo continúa", declaró el titular, citado por el Centro de Información de Lugansk.
Chumachenko añadió que la parte ucraniana mantiene el bloqueo de transporte de pasajeros hacia la república, así como de los camiones con suministros y medicinas.
En noviembre de 2014 el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, firmó un decreto llamado "decreto del bloqueo económico", que prevé la retirada de todas las instituciones estatales, los bancos e incluso las cárceles del territorio de Donbás.
Los jubilados que quieran recibir sus pensiones deberán registrarse en los territorios controlados por el Ejército.
A finales de febrero, las autoridades de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) declararon su disposición a cooperar con Kiev en la esfera social.
Dicha declaración fue hecha a raíz de los nuevos acuerdos rubricados en Minsk.
El último encuentro del Grupo de Contacto, celebrado el 12 de febrero, concluyó con la aprobación de un complejo de medidas para el cumplimiento de los acuerdos de Minsk que presuponía, en particular, el cese al fuego en Donbás a partir del 15 de febrero, la retirada de las armas pesadas y la creación de una zona de seguridad.
Los observadores de la OSCE constatan durante los últimos días una mejoría de la situación en la región.
Las autoproclamadas repúblicas populares de Lugansk y Donetsk, según declaraciones de sus dirigentes, concluyeron la retirada de las armas pesadas en el marco del cumplimiento de los acuerdos de Minsk.
Los militares ucranianos se comprometieron a culminar este proceso antes del 7 de marzo.
Las partes señalan que el régimen de cese al fuego se respeta en términos generales, sin embargo advierten de aisladas escaramuzas.
En particular, el jueves las milicias de la RPD y el Ejército ucrania declararon que continúan los tiroteos al sur de la región de Donetsk.

Polonia instruirá a militares ucranianos en su territorio, declara Ministerio de Defensa
Varsovia instruirá a militares ucranianos en el territorio de Polonia, declaró el ministro de Defensa del país, Tomasz Siemoniak, al telecanal TVN24.
“Los militares ucranianos pasarán entrenamiento en Polonia”, indicó añadiendo que el país no enviará a sus instructores a Ucrania.
Según Siemoniak, Polonia no se involucrará en el conflicto militar en Ucrania y no suministrará armas a Kiev.
Anteriormente, el jefe de la Oficina polaca Nacional de Seguridad, el general Stanislav Kozei, comunicó que el envío de armas a Ucrania es de interés de Polonia y la UE.
Según un documento publicado antes en el sitio web de compras estatales de Estados Unidos, el país norteamericano planea enviar a Ucrania al menos 300 militares para una misión conjunta con el Ejército ucraniano que duraría desde marzo hasta octubre de 2015.
Anteriormente, diez senadores de Estados Unidos, incluido John McCain, instaron a entregar armamento a Ucrania.
El país norteamericano presta ahora ayuda militar a Kiev declarando que no es de carácter letal.
A su vez, el presidente ruso, Vladímir Putin, subrayó que según los datos rusos Estados Unidos ya está enviando armas al país vecino.
Moscú ha advertido contra los suministros de armas a Ucrania señalando que solo provocarían una escalada del conflicto.
Las autoridades de Kiev iniciaron en abril del año pasado una operación militar contra los independentistas del este del país que se negaron a reconocer el violento cambio del régimen de febrero de 2014.
Según los últimos datos de la ONU, más de 6.000 civiles han perdido la vida en el conflicto y más de 14.800 han resultado heridos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.