lunes, 2 de marzo de 2015

Ejemplar solidaridad popular Cuba-Canadá

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

La singularidad y de la relaciones entre Canadá y Cuba en el nivel gubernamental fue abordada exhaustivamente en 2008, por los académicos canadienses John M. Kirk y Peter McKenna en su libro “Sesenta Años de Relaciones Bilaterales Cuba-Canadá”.

Siete años después, esa obra ha tenido un complemento justo y necesario en una nueva obra que compendia testimonios de algunos de los más activos representantes del movimiento solidario canadiense con Cuba.

Catorce destacadas personalidades de todas las esferas de la vida pública canadiense y de todas las regiones de aquel inmenso territorio, aportan la otra cara, no-gubernamental, de esos vínculos. El nuevo libro se titula “Solidaridad con Cuba en Canadá: cinco décadas de relaciones exteriores entre los pueblos”. El profesor y activista Nino Pagliccia ha sido su compilador y editor y tiene un prólogo del destacado profesor, escritor e investigador histórico John M. Kirk, estudioso de la vida y obra de José Martí.

Kenia Serrano, Presidenta de Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), aporta en el preámbulo el contexto histórico y una valoración actual de estas relaciones.

La obra conjuga relatos de experiencias de primera mano con consideraciones acerca del significado de esta solidaridad, siempre en apoyo al derecho de los cubanos a la autodeterminación, un compromiso del cual –según Kirk- “los canadienses se enorgullecen porque revela independencia de pensamiento, conciencia de justicia social y determinación de luchar por lo que es justo”.

Kirk recuerda la extraordinaria solidaridad internacionalista con que los cubanos han contribuido a la independencia, la libertad y la justicia en los pueblos del mundo en desarrollo. “Aunque nosotros en Canadá no nos acerquemos a ese nivel de la solidaridad masiva, todas las iniciativas de que se habla en este libro contribuyen a esos mismos objetivos”.

Una simbólica muestra de la respuesta cubana a la solidaridad canadiense hacia Cuba es el hecho de que la isla sea el lugar del mundo donde el Maratón anual en honor al héroe canadiense Terry Fox, reúne proporcionalmente a un mayor número de participantes.

Aunque los tenaces esfuerzos de las organizaciones solidarias por divulgar la verdad sobre Cuba enfrentan la realidad de que los medios corporativos canadienses son omisos en cuanto al tema, el hecho de que más de un millón de canadienses viajan a Cuba como turistas cada año, neutraliza los efectos de la campaña de mentiras que, a diferencia de Estados Unidos, no logra los mismos frutos nocivos para la amistad entre los dos pueblos.

Aunque la solidaridad popular canadiense con Cuba se ha ido organizando paulatinamente a partir del rechazo espontaneo que provocaban en la ciudadanía los atropellos e injusticias que la élite gobernante en Estados Unidos ha evidenciado contra Cuba desde 1959, es imposible desconocer el papel que han desempeñado los cientos de activistas organizadores de diversas agrupaciones que a ese fin se han constituido a todo lo largo y ancho de este inmenso país, luchando, además, contra la dispersión y por la unidad de sus potencialidades en las más diversas formas organizativas.

La Red Canadiense de Solidaridad con Cuba y la Mesa de Concertación Quebec-Cuba, respectivamente, agrupan las regiones anglófonas y francófonas de la nación.

Estas organizaciones promueven, organizan y financian con esfuerzos y recursos que ellas mismas gestionan a nivel popular, eventos solidarios con participación nacional o internacional, la representación canadiense en eventos celebrados en Cuba o en terceros países, y el apoyo a actividades en otras naciones como los eventos de ciudades hermanadas, caravanas de solidaridad con origen en Estados Unidos, conferencias conmemorativas como las dedicadas al estudio de la obra de Che Guevara, entre otras.

En este libro, halla el lector testimonios de Lisa Makarchuc sobre la solidaridad desde la década de 1960; Elizabeth Hill sobre los orígenes del Movimiento; Diane Zack sobre los proyectos y campañas del Movimiento; Nino Pagliccia sobre la Brigada de Trabajo Voluntario Che Guevara; Tamara Hansen and Ali Yerevani, sobre el alcance efectivo de la solidaridad para liberar a los Cinco héroes antiterroristas cubanos; Heide Trampus sobre la solidaridad laboral canadiense con Cuba; la especialista en temas agrícolas Wendy Holmes sobre perspectivas del desarrollo en Cuba; Isaac Sarney sobre la solidaridad con Cuba y la política canadiense; Arnold August sobre las prácticas democráticas en continuo movimiento en Cuba; Claude Morin acerca de que la solidaridad no debe basarse en la fe sino en conocimiento más íntimo, directo y personal de lo que ha sido y es la revolución cubana; Keith Ellis sobre la inspiradora tradición humanitaria de Cuba; y el destacado teatrista discípulo de Hemingway, Brian Gordon Sinclair, acerca de cómo la obra del gran escritor americano propicia identificarse con los cubanos.

Ellos cuentan la historia de su entrega de saber y esfuerzos a una causa que saben justa desde que la revolución cubana se gestó, combatió, triunfó y ha tenido que defenderse con heroísmo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.