martes, 17 de marzo de 2015

El FIT tiene un desafío en el reconocimiento de un movimiento popular plural

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

Argentina. Voces por la unidad de la izquierda: Plenario en la facultad de Ciencias Sociales del 4.3.2015. (Parte I)

Martín de Democracia Socialista: Hace un poco más de un año, un conjunto de organizaciones que provenimos de ese espacio que un poco equívocamente se denomina “izquierda independiente”, resolvimos empezar a encarar una herramienta político-electoral común que denominamos “Pueblo en Marcha”, para superar la militancia social, territorial, en los lugares de trabajo, en la Universidad, y empezar a dar algunos pasos unitarios para enfrentar la lucha electoral y parlamentaria. Así constituimos este espacio político común y resolvimos la orientación que fue plasmada en un pronunciamiento público que denominamos “Por un amplio polo de izquierda”, que recogió un conjunto de firmas de intelectuales, figuras de la cultura, organizaciones sociales, políticas y demás, que resumía nuestra orientación política en torno a cómo pensamos una intervención de la izquierda social y política en la actual coyuntura.
La declaración que ustedes firmaron o leyeron, planteaba que vemos una oportunidad que posiblemente no se vuelva a repetir en un período extendido para construir una referencia político-electoral de la izquierda con perspectiva de masas y que eso supone, por un lado, reconocer el rol del Frente de Izquierda (FIT) como una referencia conquistada, que hay que reconocer como punto de partida para construir una referencia política de masas y, por otro lado, consideramos que el FIT tiene un desafío en el reconocimiento de un movimiento popular plural que, si quiere efectivamente pasar a conquistar porciones de masas, debe ser reconocido.
Con esta doble consideración lanzamos este pronunciamiento político que despertó cierta simpatía en un conjunto de luchadores, referentes sindicales, organizaciones políticas, movimientos sociales que entendemos que expresa que efectivamente hay una adhesión a este esfuerzo que estamos haciendo por conformar un polo político unitario de izquierda social y política anticapitalista.
Tras esta pequeña presentación, comento la mecánica de la actividad: le voy a pasar la palabra a una compañera de Pueblo en Marcha que va a comentar nuestras opiniones políticas como introducción al debate. Luego va a hablar Eduardo Lucita como representante de los compañeros independientes, del campo de la cultura e intelectuales que participaron en la elaboración y difusión del comunicado. Luego seguirá una lista de oradores para el debate plenario, con estos ejes que venimos planteando, por un lado, el análisis de la situación política y, por otro, los desafíos de la izquierda social y política para enfrentar el próximo período.
Antes vamos a leer algunas adhesiones.

F.: Guillermo Almeyra nos hace llegar un saludo: “Estimados compañeros, saludo y celebro la convocatoria de esa reunión de discusión a la que me veo imposibilitado de concurrir. Un frente electoral, por definición, véase el caso del propio FIT, presupone la subsistencia de importantes divergencias entre sus integrantes y, al mismo tiempo, la unidad en la democracia en la toma de decisiones. En este caso se trata antes que nada de defender, preservar y ampliar la independencia política de los trabajadores frente al Estado e instituciones capitalistas, en dicho frente podrán participar todos los que compartan ese objetivo central. Su pasado de colaboración con fuerzas burguesas, la manifestación de Blumberg o la campaña junto a la Sociedad Rural contra las retenciones, por ejemplo, o las diferencias políticas u organizativas, no justifican ningún veto. La acción unitaria y democrática, la discusión en el seno de todas las organizaciones y no el proceso burocrático de las bolillas negras, permitirá asumir el pasado y las contradicciones políticas. Los saludo por consiguiente, esperando importantes resultados políticos por esta iniciativa. Fraternalmente. Guillermo Almeyra”.
Nos hace llegar también un saludo fraterno internacional Robert Daza, coordinador agrario del Congreso de los pueblos de Colombia, también recibimos un saludo de Enrique Gandolfo, secretario del SUTEBA (docentes) y de la CTA de Bahía Blanca, que nos dice: “Por la presente manifiesto mi pleno apoyo a la necesidad de un trabajo militante que no escatime esfuerzos en pos de la constitución de un amplio polo de izquierda. Este desafío se nos abre en un momento en el que los de arriba intentan dirimir el cómo seguirán oprimiendo y explotando a nuestro pueblo. Solo la irrupción de una fuerza política antiimperialista y anticapitalista de carácter pluralista, puede dotarnos en esta esquina de la historia de una herramienta en pos de una salida socialista ante la crisis capitalista. Los saluda fraternalmente. Enrique Gandolfo”.
Recibimos también el saludo de Maribel Gordon, vicepresidenta del Frente Amplio para la Democracia en Panamá, que nos dice: “Saludamos el encuentro desde Panamá, desde un colectivo político que al igual que ustedes, estamos en la lucha por una sociedad con equidad y justicia social. Somos solidarios con su causa porque es nuestra propia causa. Sigan adelante, sin luchas no hay victorias.”
Nos hacen llegar también sus saludos y adhesiones, Norberto Señor, secretario de prensa de ATE Sur, también Susana Ancarola, titular de ATE Sur. Otro saludo internacional de Mauricio Ortiz, referente de la Teología de la Liberación de Ecuador y, finalmente, un saludo desde España, que nos dice: “Hola compañeros, desde Andalucía y el Sur de Europa saludo el encuentro por un amplio polo abierto anticapitalista en la Ciudad de Buenos Aires, valoramos la importancia de trabajar por la construcción de una referencia unitaria de la izquierda argentina, que contemple una pluralidad de tradiciones de lucha y pueda convertirse en un polo de atracción política. Ustedes desde allí, nosotros desde aquí, somos compañeros a la distancia, dando un combate contra un mismo enemigo, la unión de los pueblos contra el capital. Lo hacemos con un mismo método, reivindicando la participación desde abajo, desde los movimientos sociales, desde el poder popular. Como decimos ustedes y nosotros “con un pie en las instituciones y miles en las calles.” Teresa Rodríguez, eurodiputada de Podemos del Estado español y candidata a presidenta de la comunidad de Andalucía.
Con estos saludos internacionalistas y de militantes de la Argentina, le paso la palabra a Carina López Monja.

Lo que planteamos es una valoración hacia la construcción de los últimos años del FIT

C.L.M. (FPDS/Pueblo en Marcha): Compañeras y compañeros, para nosotros y nosotras, desde las organizaciones que venimos construyendo a lo largo del ultimo año y medio Pueblo en Marcha, el Frente Popular Darío Santillán, Democracia Socialista, el MULCS y el Movimiento Bartolina Sisa, es importante poder compartir y debatir en conjunto algunas cuestiones que tienen que ver con cómo venimos viendo el escenario político, económico y electoral, tanto en lo que tiene que ver con este 2015 como hacia delante.
Mucho de lo que se va a plantear tiene que ver con lo que dijimos en esa declaración a la que adhirieron una cantidad de compañeros y compañeras, pero también con un escenario que entendemos como fin de ciclo del kirchnerismo tal cual lo conocimos, con un escenario de derechización que se viene llevando adelante en nuestro país hace un largo tiempo, y que a lo largo del último año y desde la devaluación a esta parte, se ha expresado en la criminalización de la protesta social, en la represión, como se dio a los trabajadores y trabajadoras de LEAR, como se dio con compañeros que hoy están presentes, en relación a referentes sindicales, a juicios concretos por la toma del Indoamericano como nuestro compañero Diosnel Pérez. Distintas situaciones que marcan un escenario mucho más complejo en términos represivos y de judicialización a quienes estamos en las calles.
Vemos claramente que los tres candidatos presidenciales con posibilidades reales de ganar, muestran ese giro a la derecha, que la movilización del último 18F también es una expresión del escenario que se viene que entendemos como ofensiva de los de arriba. Frente a ese orden conservador que se va generando con un consenso, mas allá de las distintas fuerzas, nos parece central lo que venimos planteando que tiene que ver con construir un amplio polo de izquierda anticapitalista, antipatriarcal, antiimperialista y por el socialismo, que pueda alzar una voz no solo en lo que tiene que ver con alguna referencia electoral sino concretamente para un escenario post 2015, que entendemos que va a ser mucho mas complejo en el ámbito sindical y en el ámbito territorial y barrial que es donde nosotros tenemos una comunidad muy fuerte, en el ámbito estudiantil también y, en general, en el ámbito del conjunto de propuestas de la izquierda.
Frente a esa ofensiva, quienes construimos Pueblo en Marcha, venimos de esto que Martín decía antes, una izquierda independiente, latinoamericana, popular, que ha tenido distintos nombres pero que en concreto tiene que ver con el movimiento piquetero, con los movimientos sociales, con fuerzas que fuimos construyendo a lo largo de los últimos diez años y al calor de la rebelión popular del 2001, una forma que tenemos de hacer política que seguimos construyendo a través del debate, que tiene como centro la construcción de poder popular y que durante muchos años decidió no participar en el ámbito electoral entendiendo que no era el espacio.
Seguimos entendiendo que hay una cantidad de disputas en distintos terrenos que son prioritarios, pero venimos dando este debate en cuanto a la intervención electoral como un elemento más de disputa que tenemos que dar entre organizaciones y movimientos populares. En ese sentido lo que planteamos es una valoración hacia la construcción de los últimos años del FIT, entendemos que en este escenario que se plantea hoy es fundamental pensar cómo ampliar un espacio así, tanto en lo electoral como en los distintos planos para potenciar una voz de la izquierda que concretamente pueda luchar con un solo puño contra la ofensiva que se nos viene al conjunto de nuestro pueblo trabajador.
En ese sentido es el debate que hemos tenido con las distintas fuerzas que integran el FIT, creemos que sería positivo para el conjunto del campo popular poder avanzar en ese sentido. En este debate general para la construcción de un amplio polo de izquierda anticapitalista, consideramos central poder pensarlo más allá, no solo con lo que específicamente implica hoy el escenario electoral de 2015, sino concretamente qué escenario se va a plantear para el conjunto de nuestras organizaciones, de la izquierda, de los trabajadores posteriormente al 2015.

Frente al peronismo queda un vacío enorme donde la izquierda ha crecido

Eduardo Lucita de Economistas de Izquierda (EDI): Buenas tardes, agradezco a los compañeros de Pueblo en Marcha el habernos invitado y darnos la oportunidad de hablar en este panel de la jornada de hoy. Creo que haberme propuesto a mí es una maniobra para darle presencia a la tercera edad. Más allá de eso me parece que este acto puede tener cierta trascendencia que supere incluso a la propia intención de los convocantes. Traigo la adhesión de Claudio Katz y Jorge Marchini.
Se trata de enfrentar un proceso electoral pero no en cualquier condición, estamos en un fin de ciclo político que tiene la característica inédita que duró 12 años en el país y que deja el saldo que todos conocemos. Un fin de ciclo que se da en un contexto de economía mundial que ya no tracciona como lo hacía antes, donde Brasil, nuestro principal socio económico, está en un proceso recesivo y de una gravedad que se agudiza día a día, la situación hoy según la información que llega de Brasil es que se le están cerrando las posibilidades de financiamiento internacional. Se supone que Brasil tiene reservas por 300.000 millones de dólares, lo que no dicen es que el grueso es producto de préstamos, por lo tanto, si se cierran las fuentes de financiamiento el ajuste va a ser brutal. Esto suma una vuelta de tuerca a la crisis mundial que pega sobre la Argentina.
Esta nueva situación internacional no se da en Argentina en un cielo sereno, sino en una economía que hace casi 3 años que está estancada, con un déficit del sector externo muy importante, un superávit comercial que se achica, un superávit fiscal que se agranda día a día y un mercado de trabajo que se debilita, que genera desempleo, pérdida de conquistas y deterioro de la situación laboral.
A esto se suman elementos políticos, como decía Carina, hay un sesgo a la derecha de todo el espectro político nacional, se ha visto en el caso Nisman, donde la izquierda fue la única que se plantó con claridad y con total independencia de los criterios de los bloques en disputa, el resto, todo volcado a la derecha, al conservadurismo, a salvar las instituciones, etc. Por primera vez como saldo de este ciclo de 12 años, aparece una derecha política renovada y que tiene, como hemos visto en estos días, cierta capacidad de movilización. Al mismo tiempo tenemos que reconocer que el kirchnerismo se retira del poder del gobierno, pero también tiene una capacidad de movilización significativa.
Sin embargo, y a diferencia de otras épocas, que en el peronismo había siempre un sector recalcitrante, un sector que cuestionaba a sus dirigentes, al orden establecido, que incluso tenía posiciones anticapitalistas, en todo este período no se ha visto. Queda un vacío enorme donde la izquierda ha crecido y cuando se dan los conflictos obreros como en LEAR, solo estaba presente la izquierda frente a la triple alianza de la patronal, la burocracia y el Estado.
Se presenta un panorama para la izquierda absolutamente favorable en este proceso electoral, pero me parece que no es de ahora y para siempre, porque no hay que descartar que en el 2016 sectores del kirchnerismo pasen a la oposición y vuelvan a tratar de ocupar posiciones que hoy han dejado vacantes, por lo tanto, ahora es cuando, este es el año clave para pegar un salto sobre la base de lo que ha acumulado el FIT. Toda recomposición electoral que se dé en Argentina desde el punto de vista de los anticapitalistas, tiene que tener como eje al FIT.
También hay otras fuerzas que pueden aportar a ese proceso. No se trata solo de aumentar los votos y aumentar la bancada, sino que eso tiene que servir para ser un plafón, una voz de ampliación para el apoyo, como ha sucedido ahora con los diputados obreros de la izquierda, en los conflictos laborales. Tienen que estar al servicio de eso, y también dar la pelea en las instituciones, disputarle a la burguesía las políticas públicas aún cuando estemos en minoría.
En este contexto general me parece muy importante este acto y entiendo que hay condiciones muy serias. Sin embargo, nosotros estamos en la Ciudad de Buenos Aires, que tiene una realidad muy particular, y me parece que la disputa electoral acá va a ser mucho mas difícil, porque no solo se presentan las grandes fuerzas políticas, sino que la cantidad de fuerzas desde el centro y la centroizquierda hasta la izquierda de clases como el FIT, es innumerable. Desde Gustavo Vera que va con el partido de Moyano, Pablo Ferreira, el UNEN residual que acaban de formar Pino Solanas y compañía, Luis Zamora, el MAS y el MST.
En los campos de disputa a nivel nacional y también en la Ciudad de Buenos Aires, podemos observar que el FIT ha logrado establecer un piso, pero también hay una suerte de techo, que se puede vulnerar, no es fijo, pero como señalaban algunos compañeros, el frente trotskista es una base seria, importante y es el eje de la reconstrucción pero, no es suficiente para romper ese techo.
¿Cuál es el aporte que puede hacer Pueblo en Marcha entonces? No es sólo el aporte de las organizaciones que lo componen, o de algunos compañeros de larga tradición de militancia anticapitalista que han firmado la declaración, es otro conjunto de firmas para mí sorpresivas, que han acompañado esta declaración y que muestran un proceso de maduración colectiva muy importante hacia la izquierda anticapitalista, y que puede ser la bisagra que ayude a disputar con todas esas fuerzas de centro y centroizquierda esa porción de votos hacia el anticapitalismo que se necesita para romper el techo y tener una performance superadora.
Sé que lo que estoy diciendo es una cuestión meramente instrumental, pero estamos a menos de una semana del cierre de las listas y las PASO se acercan muy rápidamente. Esto quería decir, que es una oportunidad única que no se puede desaprovechar y hay que reflexionarla en esta perspectiva, y la posibilidad de una buena elección de la izquierda anticapitalista puede abrir un panorama muy distinto del 2016 hacia adelante. El Che dijo alguna vez “si fuéramos capaces de unirnos, que bello y que temprano sería el futuro”, en eso estamos.

Tenemos que demostrar que podemos trabajar en común y tramitar las diferencias en el marco de un debate sano entre compañeros

Sergio del FPDS (Corriente Nacional): Comienzo por manifestar la alegría por encontrar tantas caras conocidas de compañeros de diversas organizaciones, una variedad que demuestra lo importante que es esta reunión. Traigo el apoyo de toda la Corriente Nacional del Frente Popular Darío Santillán. Creo que tenemos varios desafíos, esta pluralidad de compañeros y organizaciones que nos reunimos hoy tiene que llevarnos a meditar sobre dos cuestiones: una inmensa responsabilidad que tenemos como izquierda y también sobre la oportunidad que tenemos como tal.
Digo responsabilidad porque tenemos que tomar en cuenta el giro conservador que están tomando todos los progresismos en América Latina. El caso de Dilma, el de Cristina acá, nos enfrentamos a un panorama donde todas las opciones, más allá de alguna que otra diferencia, significarán para los sectores populares más ajuste, devaluación, ajuste de tarifas, pérdida de poder adquisitivo, etc. Nosotros frente a eso, aunque ahora estemos hablando de elecciones, tenemos una importante responsabilidad porque no son cuestiones desligadas, pensemos en el escenario que se viene ya sea con Scioli o Macri aplicando el ajuste, y si no va a fortalecer mucho más la lucha el que haya en estas elecciones una importante presencia de una izquierda que a diferencia del conjunto de las opciones, marca que hay otro rumbo posible, que es falsa la dicotomía que nos quieren presentar y la polarización entre un neodesarrollismo y un neoliberalismo. Acá cada vez en forma más clara, la diferencia está en una izquierda que sea anticapitalista, antiimperialista, feminista y ecologista, que es una opción completamente diferente a las otras. Eso puede dar mucha más fuerza a las luchas.
También hablaba de oportunidad porque este marco nos marca una posibilidad muy grande que podemos o no aprovechar. Tenemos que reconocer el gran trabajo que ha hecho el FIT hasta ahora, ha demostrado que se puede intervenir y con éxito en las elecciones. También en esta reunión podemos ver la cantidad de variedades que hay dentro de la izquierda anticapitalista que marca la riqueza de la tradición de lucha de nuestro pueblo y los trabajadores. Creemos en una unidad de la izquierda para presentar una alternativa en las elecciones, pero no solamente se trata de una sumatoria, sino que habrá que hacer mucho más para mostrar que es posible lograr una unidad con esa diversidad de identidades que sabemos que marcan diferencias, pero tenemos que mostrar que somos una izquierda que ante el avance de la derecha sabe diferenciar lo importante y que podemos trabajar en común y tramitar las diferencias en el marco de un debate sano entre compañeros.
Hago un llamado a que sepamos transformar esta convocatoria en una unidad de lucha y en la constitución de esa alternativa unitaria que en la elección muestre que existe una posibilidad de un país anticapitalista, antipatriarcal, antiimperialista y ecologista.

Los que nos reunimos hoy tenemos algo en común: no autoconstruirse por centroizquierda

Juan Pablo de El Avispero Bartolina Sisa: El planteo que queremos hacer nosotros tiene que ver con un análisis sintético de la potencialidad que tiene la izquierda desde el punto de vista electoral y del desarrollo de la movilización y las luchas en el período que se viene. La caracterización que manejamos es que a partir de la frustración de muchas experiencias de centroizquierda y de la enorme vacancia que generó en términos electorales, la ha podido capitalizar de manera exitosa el FIT, lo cual es por supuesto un mérito y a la vez una enorme responsabilidad. Consideramos que la tarea que tienen los compañeros del FIT es hegemonizar, es decir, desarrollar un gran movimiento político cuya columna vertebral sea la izquierda y que sea capaz de incorporar a otras tradiciones políticas del campo popular, relacionadas con los movimientos de desocupados, territoriales, feministas, ecologistas y de muchos otros tipos, todas experiencias que quizás hoy no están reflejadas en el FIT y que pueden ser muy enriquecedoras. Es la manera que tiene de desplegar la potencialidad de izquierda desde el punto de vista electoral. Esto es, que el FIT no siga siendo solamente un frente trotskista, sino que se pueda convertir en un frente de masas. Este es el debate que queremos plantear.

Federico de Participación y Acción: En primer lugar presentar el espacio, Participación y Acción es un espacio que formamos con algunos compañeros hace relativamente poco, para intervenir en las elecciones en Capital Federal. Como decía Carina hace un momento, dentro de lo que es la Izquierda Independiente o Nueva Izquierda, como quieran llamarle, la discusión sobre la intervención en elecciones es algo que viene sucediendo hace un tiempo.
También hay compañeros y organizaciones que siguen considerando, con justas razones, que todavía no es el momento para hacerlo, que no están dadas las condiciones, etc. En nuestro caso somos un grupo que venimos de La Brecha, una de las organizaciones que decidió no participar, pero acordamos que este grupo de compañeros que sí veíamos esa posibilidad, hagamos la experiencia. Hecha esta aclaración, paso a comentarles lo que pensamos para lo que sería una intervención electoral.
Es importante para nosotros, además de recopilar todas las reivindicaciones más puntuales que hemos desarrollado en la militancia de base, creo que si hay algo que tenemos las distintas organizaciones es un desarrollo de estas cuestiones específicas de los distintos territorios, y pueda aportar a la constitución de un programa, una plataforma bastante interesante. Más allá de eso, nos parece importante tratar el eje de un cuestionamiento a lo que es la democracia representativa, si bien estaríamos participando de las elecciones, sabemos que no es nuestra apuesta central, ni creemos que vamos a lograr todos los cambios que queremos hacer adentro de un Parlamento.
Nos parece interesante como oportunidad para discutir política con muchísima gente, pero queremos destacar que nuestra apuesta fuerte es hablar de la organización y la participación. El otro eje que nos parece importante es que más allá de las cuestiones gremiales puntuales, no se pierda la propaganda respecto del sistema que queremos, o un cuestionamiento al capitalismo como raíz de muchos de los problemas a los que nos enfrentamos cotidianamente. Esto nos marca coordenadas de qué hacer, a quiénes acercarnos en lo que es la discusión sobre cuál es la salida en este terreno.
Marco esto porque dentro de las organizaciones de la nueva izquierda se han ido perfilando distintas orientaciones, la apuesta de los que estamos acá es una y hay otros compañeros que provienen de una misma tradición o que han surgido a la par de la construcción de nuestras organizaciones, que han optado por otro tipo de orientación que implica alianzas con la centroizquierda, que van en otro sentido.
Entendemos que los que nos reunimos hoy no somos un mero rejunte de quienes quieren empezar a intervenir en las elecciones, sino que tenemos algo en común, que tiene que ver con esta claridad respecto a no autoconstruirse por centroizquierda. Esto, a la hora de pensar la articulación, es donde cae dentro de las coordenadas el FIT. Si bien nosotros no iniciamos esta propuesta, sino que lo hizo Pueblo en Marcha, nos acoplamos a esta iniciativa justamente por este motivo, porque entendemos que dentro de nuestras definiciones, era una posibilidad que no resultaba contradictoria. Nuestra propuesta para esta convocatoria es que nos parece interesante construir un espacio más amplio, junto con otras organizaciones y personalidades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.