miércoles, 11 de marzo de 2015

Elecciones en Venezuela o la historia de cómo armar una confrontación

Ibis Frade Brito (PL)

Venezuela prepara hoy los comicios primarios de sus elecciones legislativas y aunque cuenta con un sistema automatizado reconocido a nivel mundial, el escenario lo aprovechan grupos de derecha para generar inestabilidad política.

Así lo ha denunciado en diversas ocasiones el mandatario, Nicolás Maduro, y el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, desde el año anterior, cuando el fragmento opositor en el Parlamento intentó obstaculizar la elección de los poderes públicos.

Las agresiones externas también inciden en la arena local, desde Estados Unidos se financia y apoyan actividades antidemocráticas, según alerta el mandatario, quien solicitó ayuda a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para enfrentar el problema y evitar la violencia.

Una misión de ese organismo regional visitó Caracas la semana anterior y constató hechos que amenazan el país, como un fallido golpe de estado: frente a esas evidencias el secretario general del bloque, Ernesto Samper, reafirmó la voluntad de preservar el sur como escenario de paz.

La Unasur rechaza cualquier intento de desestabilización democrática en Venezuela, ya sea de orden interno o externo. Además, considera fundamental llevar a feliz término las parlamentarias pues resultan la mejor forma de dirimir controversias, indicó Samper.

Asimismo, llamó a la oposición a ejercer su legítimo derecho a disentir a través del escenario democrático de los comicios legislativos.

Tras concluir la cita con Maduro, la delegación de la Unasur, compuesta además por los cancilleres de Ecuador (Ricardo Patiño), Brasil (Mauro Vieira) y Colombia (María Ángela Holguín) se reunió también con partidos de oposición, autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE), el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía General.

La Unasur llamó a resolver las dificultades de manera democrática, mientras el CNE los invitó a conformar una comisión técnica para darle seguimiento a los próximos comicios primarios, antes de los sufragios a la Asamblea Nacional.

Según la presidenta de la entidad electoral, Tibisay Lucena, ese equipo podría además presenciar el proceso de auditorías en las elecciones parlamentarias.

La Unasur acompañó al CNE en anteriores auditorías al sistema automatizado de votación, como ocurrió durante las municipales de diciembre de 2013 y las presidenciales de 2012.

El CNE ya estableció las fechas de las primaras del Partido Socialista Unido de Venezuela para el 28 de junio, y las de la opositora Mesa de la Unidad Democrática para el 17 de mayo.

A solicitud de ambas agrupaciones políticas, el órgano electoral les ofrecerá apoyo técnico y logístico.

Sin embargo, a inicios de febrero último, el titular del Parlamento, Diosdado Cabello, advirtió sobre posibles acciones violentas organizadas por sectores de la derecha de cara a las próximas elecciones legislativas.

Como la oposición ve lejana su victoria, alientan hechos desestabilizadores y reciben para ello respaldo de Estados Unidos, detalló.

El general Vincent Stewart, director de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa en Washington, aseguró que Venezuela enfrentará "protestas masivas" en los meses previos a los comicios, señaló.

Pero esto obedece a planes ya trazados por grupos de poder en la nación norteña con el fin de propiciar su intervención en asuntos internos aquí: el Gobierno de Caracas no permitirá hechos violentos como los del año pasado, con un saldo de 43 muertes y más de 800 heridos, aseveró.

El informe de Stewart, agregó Cabello, pronostica disturbios ante la posible pérdida de escaños opositores en el Parlamento porque hasta ellos saben que no triunfarán en las elecciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.