martes, 3 de marzo de 2015

Estados Unidos, Cuba y la proyección geoestratégica

Bruno Lima Rocha (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

Cuando la Casa Blanca anunció la reanudación de las relaciones diplomáticas con La Habana, algunos medios de comunicación brasileños pidieron que hiciera un análisis. Me acerqué al tema desde un punto de vista y no de forma ideológica geoestratégica. Hago aquí un resumen de esta contribución, entendiendo que la cuestión sigue abierta. El acercamiento gradual entre los Estados Unidos y Cuba fue anunciado en cuarto de la tarde, 17 de diciembre, con la debida solemnidad. Al mismo tiempo, el presidente estadounidense Barack Obama y el comandante en jefe (con estado general), Raúl Castro, informaron al mundo y especialmente a América Latina que las relaciones entre los dos países se someterán a una distensión progresiva. Hay varias líneas posibles de análisis para discutir el caso.



En este breve texto nos centramos en la dimensión geopolítica, dentro de la proyección de Estados Unidos y sus esferas de influencia directa e indirecta en América Latina y el Caribe. Observar también con un ángulo geoestratégica, la preocupación de Estados Unidos sobre el aumento de la presencia de capitales chinos en Cuba y con la libre adhesión al Jefe de Estado cubano, con una línea china post-Deng Xiaoping. Reconozco que para la sociedad cubana y la percepción de la isla, como la resistencia antiimperialista de espacio en nuestro continente, el ambiente en el hogar en la tierra de José Martí, como la contraparte de los gusanos (opositores) en el interior de la derecha cubano-americana es más relevante. Pero dejo que este análisis para otro momento, concentrándose ahora en el aspecto estratégico de los Estados y no a las fuerzas políticas y sociales correspondientes.

Washington ve con cierta proyección temeridad a China, como un socio económico en América Latina, como la participación especial en el eje de los países miembros del Mercosur y Unasur. Por otra parte Beijing está financiando la construcción de una alternativa de ruta marítima del Canal de Panamá - el nuevo Canal Interoceánico - a través del Lago de Nicaragua, donde tendrá unl papel importante el nuevo puerto de Mariel, en Cuba.

Esta impresionante obra de ingeniería - con los costos ambientales y de los pueblos indígenas de Nicaragua - trae una ironía macabra., porque el país de Sandino, tiene su nombre en honor por jefe indígena Nicaróguan, ahora tal trabajo se ejecuta a través de los derechos ancestrales de este pueblo! Pero, como usted sabe, cuando hay motivos para declarar todos los demás derechos son considerados como daños secundarios o "costes de segundo orden."

Lo que preocupa al Pentágono, más allá de la dimensión de las rutas a la clase de buques Post-Panamax (buques de guerra con calado superior de canal en la entrada atlántica de los prisioneros de Colón, Panamá) es un hecho sorprendente, impensable en el período de la Guerra Fría. Desde la crisis de los misiles que hay una posibilidad real de la presencia manifiesta de los buques de guerra armadas rusas en la región.

El gobierno ruso ofreció su marina de guerra como fuerza protectora de la nueva ruta interoceánica impulsada por China. Así que si este proyecto evolucione en su plenitud, el Comando Sur de Estados Unidos podría tener de su lado a una alianza comercial estratégica entre China y Rusia, con acuerdo de cooperación firmado por 50 años y con el almacén de la isla de Cuba. Los Estados Unidos operamos como significa fuerza protectora entre el Pacífico y el Caribe / Atlántico, lo que garantiza la "seguridad" del Canal de Panamá a pesar de la devolución del territorio de la misma y la plenitud de las operaciones al Estado panameño en 1997. Por lo tanto, la presencia chinos en Cuba como un socio comercial puede resultar en una pérdida mayor que la influencia directa representada por el poderío militar del Comando Sur del ejército de Estados Unidos.

Para evitar esto, el gobierno de Obama estaría siguiendo los pasos de la propia China, que comenzó a financiar su crecimiento en los años '80 para facilitar la repatriación de capitales chinos en el extranjero escapó del país a partir de 1949. El gobierno de Obama fijada a los intereses comerciales y familias mundanas de origen cubano, no dejando chantajearse de la derecha bipartidista que controla la agenda de acercamiento con Cuba. Ante el reto, la Casa Blanca se movió primero. Los Estados Unidos no podíamos permitirnos el lujo de no participar en la expansión de los procesos capitalistas dentro del estado de su oponente por más de 50 años.

La reanudación de las relaciones diplomáticas y la flexibilización del bloqueo económico, se harán efectivos en el muy corto plazo. Las previsiones iniciales de un aumento de cerca de 6 millones de turistas, de 3 millones en promedio de los visitantes en la isla por 9 millones, la gran mayoría de estos son americanos. Sólo con el incremento del turismo, y la consiguiente presencia de cadenas hoteleras de Estados Unidos, los ingresos de esta industria serían equivalentes a 25% del PIB de Cuba por año. El envío de la transferencia de tipo familiar de dinero puede aumentar pequeños montes de flujos de capital (como un segundo ingreso para miles de unidades familiares), lo que refuerza la posición de unos 500.000 micros y pequeños empresarios que trabajan actualmente en Cuba.

Postura de Cuba en las negociaciones con China y Rusia

Por su parte, el gobierno de Raúl Castro asume nuevas condiciones de negociación en los poderosos socios - como China y, por extensión, Rusia -, así como para fortalecer otros aliados como Brasil (inversor en el puerto de Mariel ya anteriormente). La parte cubana, es urgente para sobrevivir, aumentando el estado de conexión en la sala de emergencias en las asociaciones comerciales y el intercambio de productos clave es una imposición del Estado cubano. Venezuela, cuyo comercio con Cuba y contribuciones representan alrededor del 18% del PIB de la isla, se ve hoy en una encrucijada.

La voluntad del Departamento de Estado para aumentar la contribución del capital cubano-americana y el tiempo del envío a través de Internet para los cubanos es también una operación de "corazones y mentes". Con la proximidad y los lazos históricos de amor y odio con los Estados Unidos, los jóvenes de los 10 millones de cubanos, con el debilitamiento ideológico - también derivada de la falta de democracia interna y la posibilidad real de la organización social no-estatal - pueden ser absorbidos ideológicamente el universo de consumo (debido a la escasez) y la tecnología barato.

El gobierno de Obama considera que el bloqueo económico como manera ineficaz de derrocar al régimen de Castro (con el régimen hoy un segundo paseo oponente) y en última instancia, generar más cohesión del Estado en la población de la isla. Más expuestos a la forma de vida estadounidense, los cubanos podían venir a unirse con el mundo del consumo suntuario, y el individualismo, identificándose así con la superpotencia. Por lo tanto, lo que refuerza la presencia de Estados Unidos en su mare nostrum (el sistema Caribe / West Indies), evitando de proyección estratégica comercial de China con Rusia como probable segundo paseo aliado, pero con la capacidad militar.

Desafortunadamente, este paso heredero de la Guerra Fría se supera sin una alternativa ideológica y estratégica para la satisfacción para América Latina y el Caribe.

Bruno Lima Rocha es profesor de relaciones internacionales y ciencias políticas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.