jueves, 5 de marzo de 2015

Estancado el escrutinio de los comicios salvadoreños

Odalys Troya (PL)

La fase de escrutinio definitivo de las elecciones legislativas y municipales en El Salvador, paralizada hasta el momento, se inicia hoy luego de una reunión de urgencia entre secretarios generales de los partidos y magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Ayer miércoles, el presidente del TSE, Julio Olivo, denunció que hubo sabotaje detrás de las fallas tecnológicas que impidieron divulgar el conteo preliminar de las elecciones del domingo.

Asimismo, el secretario general del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, señaló al partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) como el único responsable de cualquier actitud de sabotaje y de intentar desprestigiar al TSE.

Aunque el martes se juramentaron a los miembros de las 59 mesas para el conteo de las actas, el proceso no había comenzado aún en la noche del miércoles.

En una reunión de urgencia con los secretarios generales de los distintos partidos los magistrados del TSE acordaron iniciar este día el conteo definitivo.

Las elecciones parciales del domingo 1 de marzo en El Salvador se avizoraron complejas desde que la criticada Sala de lo Constitucional avaló las listas abiertas o el voto cruzado, una modalidad para sufragar que apenas se usa en unos cinco países del mundo.

Dicha modalidad contempla que los electores pueden emitir su voto por candidatos de distintos partidos políticos.

Pero la Sala emitió esa sentencia a unos escasos cuatro meses de los comicios en los cuales se elegirían a los 262 alcaldes de igual número de municipios del país, a los 84 diputados de la Asamblea Legislativa, y a los 20 al Parlamento Centroamericano.

La nueva forma de votar generó cambios de última hora para los cuales sin dudas el tiempo era insuficiente, como alegaron observadores internacionales.

El Secretario General del FMLN hizo un llamado a la población salvadoreña a recordar que las últimas sentencias de la Sala abonaron a la complejidad de las pasadas elecciones.

Enfatizó que la derecha está tratando de tapar la ineficiencia de la empresa que no publicó los resultados preliminares y desprestigir a la autoridad electoral.

El dirigente de la primera fuerza política de El Salvador, auguró que se viene para el FMLN, el partido en el gobierno, una corriente de golpes bajos, con el fin de desestabilizar la institucionalidad del país y "eso viene de la derecha y de Arena.

Asimismo, diputados de la Asamblea Legislativa culparon abiertamente a los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional de ser los responsables de los atrasos en el escrutinio de las elecciones, por dar resoluciones o aclaraciones a pocos días de los comicios 2015.

El diputado Francisco Merino aseguró que la Sala obligó al TSE a desarrollar un "proceso sobrecargado" al implementar tres elecciones en una sola y con modalidades novedosas.

"Se nos obligó a ir a un proceso sobrecargado en tres elecciones en modalidades novedosas y no permitieron que el Tribunal Supremo Electoral terminara a tiempo los preparativos y la capacitación del personal", dijo.

De acuerdo con el analista Raúl Llarull, prácticamente desde el día de los comicios se ha acentuado una tendencia que estuvo presente a lo largo de buena parte de la campaña electoral contra el TSE.

"En ese sentido, desde los medios hegemónicos en El Salvador se ha conformado una línea editorial que presenta al magistrado presidente del TSE, como el responsable de las diversas incidencias que están convirtiendo estas últimas fases del proceso electoral en algo muy complejo y lento", explicó.

Consideró que la agresiva línea de acción contra Olivo y algunos magistrados del TSE parecen originarse claramente en una política del derechista Arena, y sus apéndices en la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social y la Asociación de la Empresa Privada.

Las maniobras de la Sala, la campaña mediática contra el TSE y su presidente, y el fallo técnico en la divulgación de los datos preliminares abonan las palabras del Medardo González y no se tratan de hechos aislados.

Un caos total del proceso solo beneficiaría a la derecha más reaccionara de esta nación que pierde importantes bastiones como la capital San Salvador.

Llarull señala que "en medio de este oscuro panorama, los partidos de derecha, utilizan los medios de prensa a su disposición para hacer creer a la ciudadanía que han ganado más escaños y alcaldías de las que en realidad habrían logrado".

Asegura que construyen, al mismo tiempo, la percepción de que Arena es el gran ganador y presentan al FMLN como debilitado; rechazan el valor que significa gobernar sobre los municipios más populosos del país, y preparan el terreno para conformar alianzas parlamentarias entre todas las fuerzas de la derecha.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.