martes, 17 de marzo de 2015

Fuerte oposición genera posible acuerdo parlamentario euro-latinoamericano en favor del fracking

OPSUR

Más de 150 organizaciones de 19 países de América Latina y Europa hicieron pública, este lunes, una carta a los diputados miembros de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana. Dicho organismo se reunirá el próximo miércoles 18 en Panamá, donde discutirán un informe que busca promover el avance de los hidrocarburos no convencionales a través de acuerdos público-privados entre ambos continentes.

Una fuerte oposición generó un informe sobre “oportunidades y desafíos del gas de esquisto” que busca ser aprobado en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana -organismo multilateral que reúne a parlamentarios de la UE junto a miembros del Parlatino, Parlasur y Parcaribe, entre otros. El informe escrito por la diputada española Pilar Ayuso y el colombiano Mauricio Gómez, insta a la Asamblea a elaborar una “normativa vinculante” entre los países miembros antes de “autorizar la técnica del fracking”.

El criticado informe será sometido a consideración este miércoles por parte de la comisión de Desarrollo Sostenible de la Asamblea Euro-Latinoamericana, donde no fue aceptada la exposición de un representante de las organizaciones firmantes. Posteriormente el informe será llevado a votación plenaria a comienzos de junio. Si bien el acuerdo no sería vinculante, las organizaciones manifestaron su preocupación por el precedente que este tipo de convenios pueden presentar para la promoción de los no convencionales en ámbitos públicos.

A través de una carta más de 150 organizaciones europeas y latinoamericanas -dentro de las que se cuentan asambleas, sindicatos, partidos políticos, ONGs y organizaciones indígenas- llaman a la Asamblea Parlamentaria a asumir de manera oficial los probados riesgos de la técnica del fracking, evitar declaraciones engañosas y garantizar el bien común de ambas regiones.

El documento, publicado en inglés, español y portugués, subraya la necesidad de tomar en cuenta los impactos asociados “que se presentan como casi inevitables” que produce la técnica del fracking para la extracción de no convencionales, de acuerdo a una serie de estudios científicos. “La experiencia de Estados Unidos nos ha demostrado que la extracción de hidrocarburos no convencionales genera impactos graves y en gran escala en torno al medio ambiente y la salud humana, tal como las amenazas a la reducción de las reservas de agua potable, la calidad del agua subterránea y de superficie, el impacto de su extracción sobre la calidad del aire, el aumento de la actividad sísmica, un importante efecto sobre el cambio climático y su competencia con las inversiones en energías renovables y el ahorro de energía”, señalan las organizaciones.

Las organizaciones europeas y latinoamericanas criticaron que el informe ignora el creciente cuestionamiento global contra el fracking, que ha sido prohibido en Francia, Bulgaria, Escocia, y Gales; en estados, municipios y departamentos de Canadá, Estados Unidos, Brasil, Uruguay y Argentina; y ha recibido moratorias en República Checa, Irlanda y Holanda. Del mismo modo pusieron en duda la viabilidad económica de la industria de los no convencionales y alertaron sobre “injustos dobles estándares” por parte de las petroleras europeas que no se ajustan en América Latina a los mismos criterios que en sus países de origen.

Latinoamérica es la región con mayor potencial en hidrocarburos no convencionales según un estudio de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos publicado en 2013. Si bien dicho informe ha sido cuestionado por diversas instancias, el desarrollo de los no convencionales ha revolucionado al sector energético varios países de la región, incluso en los que todavía no comienzan a desarrollarlos. Las organizaciones firmantes de la carta sostienen que la propuesta de acuerdo es una intromisión en las políticas soberanas de estos países: “la experiencia reciente nos muestra que las reformas legales en el sector energético en Argentina y México en lugar de tomar en consideración las documentadas problemáticas ambientales del fracking, han sido redactadas en función de los intereses de corporaciones norteamericanas y europeas, abriendo la puerta para el desarrollo masivo de no convencionales en esos países”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.