viernes, 13 de marzo de 2015

Gobernadores brasileños vinculados a la red corrupción en Petrobras

PL

El Supremo Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil autorizó a investigar a los gobernadores de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, y de Acre, Tiao Viana, por presunta implicación en el esquema de corrupción en Petrobras.

El visto bueno para inquirir a Pezao, del Partido del Movimiento Democrático (PMDB) y Viana, de la agrupación de los Trabajadores (PT), fue ordenado por el magistrado de la STJ Luis Felipe Salomao.

Además de los gobernadores será también indagado el exgobernador de Río Sergio Cabral, del PMDB, y Salomao consintió en permitir el acceso a las cuentas bancarias, telefónicas y patrimonio de las figuras presuntamente envueltas en este ilícito.

Las autorizaciones de investigar a estos funcionarios se basan en testimonios del exdirector de Servicios de Petrobras Paulo Roberto Costa y el empresario Alberto Youssef, principales cómplices en el escándalo de corrupción.

Roberto Costa afirmó que Cabral recibió 30 millones de reales (unos 12 millones de dólares) de contratos inflados con la petrolera estatal en 2010 para apoyar su campaña electoral, cuando se postuló junto con Pezao, quien aspiraba a la vicepresidencia del estado de Río.

El exdirectivo declaró igualmente que Viana aceptó 300 mil reales (más de 95 mil dólares) como auxilio para su contienda comicial hace cinco años.

Para la Fiscalía de la nación, existen indicios de corrupción pasiva y lavado de activos en las delaciones realizadas por Costa a cambio de una reducción en sus condenas.

Esta decisión de inquirir a gobernadores se registró seis días después de que el Supremo Tribunal Federal autorizó investigar a 47 políticos brasileños, entre ellos 22 diputados y 12 senadores, por presunta implicación en el escándalo de corrupción en Petrobras.

De los legisladores, 32 integran el Partido Progresista (PP), siete la agrupación del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), seis de la organización de los Trabajadores (PT), uno la Social Democracia (PSDB) y otro la fuerza Laborista (PTB).

La denominada "lista negra" incluye a los líderes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, ambos del PMDB, así como también a 11 exlegisladores y la exgobernadora Roseana Sarney, hija del expresidente José Sarney.

Las indagaciones de la justicia, iniciadas en marzo último, revelan que una treintena de empresas constructoras y de ingeniería integraron un cartel para lograr contratos inflados con la petrolera y después repartirse los fondos obtenidos de manera irregular.

Esas entidades y sus ejecutivos conspiraron con empleados de la petrolera estatal para defraudar a la principal y mayor compañía de Brasil. Se estima que las pérdidas por estos ilícitos ascienden a 10 mil millones de dólares.

Hasta la fecha, la Policía mantiene en prisión a un grupo de empresarios que se presume participaron en estos ilícitos con Petrobras y liberó a otros que acordaron colaborar a cambio de penas menores de prisión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.