viernes, 13 de marzo de 2015

Graciela Ledo: “Milani no solamente ocupa el mismo lugar, sino que tiene más poder”

RNMA - ANRED

Durante el Enredando las Mañanas del miércoles 11 de marzo, nos comunicamos telefónicamente con Graciela Ledo, la hermana de Alberto, quien fuera detenido desaparecido durante la última dictadura y en cuya causa se encuentra implicado el actual Jefe del Ejército, César Milani. Graciela estuvo participando el día anterior de una audiencia pública en el Congreso de la Nación, organizada por el Frente de Izquierda: “se reunieron muchísimas organizaciones, de derechos humanos, estudiantiles, gremiales y políticas para acompañar nuestra lucha y seguir pidiendo que se cite a la indagatoria a Milani", relató.

“Ayer hemos participado de esta audiencia, que tuvo muchas voces, muy buen contenido en cuanto a todo lo que hace a la lucha de los DDHH hoy. Mientras la justicia siga siendo parcial, no vamos a tener realmente la vigencia de los DDHH, y vamos a seguir viviendo en la impunidad de ayer y de hoy”, afirmó Graciela Ledo a ELM.

En la audiencia, según explicó, "también se han dado cita muchos familiares de muertos en las comisarías, muertos en la época de la democracia ya".

En particular, estuvo presente Mirta de Peña, madre de Huguito Peña, un chico que hace 17 años fue muerto en una comisaría en La Rioja y por cuyo asesinato nunca se procesó a nadie.

Graciela enfatizó la importancia de la iniciativa, al afirmar: “nos fortalece, porque sabemos que hay mucha gente que acompaña nuestro pedido, que vamos a tener que seguir luchando, porque hemos luchado 39 años y este gobierno que pensábamos que iba por fin a darnos la justicia, nos la está negando y está midiendo con dos varas: por un lado a quienes no tienen poder, y con otra a quien ostenta el poder, en este caso, Milani".

Al respecto, Ledo señaló que luego de sus denuncias, "Milani no solamente ocupa el mismo lugar, sino que tiene más poder. Porque en esta interna con los servicios de inteligencia del estado, él ha salido ganando y ha ganado la lucha que tenía con Stiusso, o sea que en este momento acumula más poder todavía", razón por la que sus reclamos están aun más vigentes.

Asimismo, Ledo actualizó la información sobre la negativa del Juez Bejas a convocar a declaración indagatoria a Milani: "Justamente ayer presentamos un pedido de queja ante la Corte Federal de Apelaciones de Tucumán, porque ha sido rechazado el pedido de apelación presentado ante el juez Béjar y también fue rechazada la apelación del fiscal Britos".

"El paso que se ha dado es que un fiscal de la nación lo impute -continuó-, y lo impute por dos delitos. Eso no es una cosa sencilla. Por supuesto, (Aníbal) Fernández dijo ‘si lo citan a indagatoria, se lo va a apartar del cargo’. Él ya sabía que nadie lo iba a citar a indagatoria, porque sabía que Bejas iba a rechazar con argumentos traídos desde la ley de obediencia debida, una ley derogada. De esta ley, él toma los fundamentos para decir que Milani no tenía la obligación de decir la verdad en el sumario de deserción".

Otro aspecto que objeta la decisión del juez Bejas, es que éste "no ubica toda la actuación de Milani dentro del Terrorismo de Estado, como sí ubica la actuación de Sanguinetti, que es el militar que está preso. Entonces acá vemos clarito que hay dos estándar de la justicia, del mismo Bejar: con uno juzgó a Sanguinetti y con otro juzga a Milani".

En relación al accionar de los gobiernos nacional y provincial, Graciela Ledo fue contundente: "No hemos recibido de parte de las autoridades ningún llamado, desde el año 2013, jamás. Yo le mandé un mensaje al Dr. (Martín) Fresneda, secretario de Derechos Humanos de la Nación, y jamás me ha respondido. Lo hemos visto cuando fue el año pasado la lectura de sentencia del juicio por Monseñor Angelelli, porque las Madres de Plaza de Mayo desde hace más de 30 años que reivindicamos la figura de Monseñor Angelelli. Estaba Fresneda y le dijo a mi mamá ‘se va a hacer justicia, señora’. Estamos esperando todavía la justicia. Esa fue la única vez que un funcionario nos dijo algo, porque de casualidad la encontró a mi mamá, y no tenía otra cosa más para decirle". Además, Ledo denunció que en esa oportunidad fueron censuradas, ya que no les permitieron intervenir en el acto ni proyectar un video, con el argumento de las autoridades de que "no querían que se mezcle, porque no podía mezclarse ‘política’ en este caso de la sentencia de Monseñor Angelelli".

El dolor y la bronca atraviesan sus palabras: "Si Monseñor Angelelli se levanta, de donde está descansando, no sé cuántas patadas les daría por esa razón, por discriminar diciendo que no era un acto político, que las Madres de Plaza de Mayo no podían hablar y pasar un video en ese momento en que se leía la sentencia. Cuento esto para que se sepa cómo es la actitud de las autoridades, tanto provinciales como nacionales".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.