lunes, 9 de marzo de 2015

Gran Bretaña: La estrategia antiterrorista es "tóxica"

ANSA

La estrategia antiterrorista del gobierno que encabeza David Cameron, creada para detener el extremismo islámico en Gran Bretaña, se ha vuelto "tóxica", advirtió hoy uno de los fundadores de la Asociación Nacional de Policías Musulmanes. El oficial Dal Babu indicó que el operativo "Prevent" (Prevenir) cuenta con muchos agentes que carecen de conocimientos básicos sobre cuestiones de raza y religión.

Según Babu, muchos musulmanes británicos desconfían ahora del programa antiterrorista, que consideran sirve como excusa para "espiar" a los creyentes islámicos.

Tras las críticas, el Ministerio del Interior defendió la estrategia, al indicar que al menos 130.000 personas han sido entrenadas para ayudar a identificar y prevenir el extremismo islámico.

Además, destacó que se ha puesto en marcha en muchos sectores públicos, incluidas áreas de salud, educación, prisiones, inmigración y grupos de caridad.

El programa, que cuenta con un presupuesto anual de 40 millones de libras esterlinas (60 millones de dólares), forma parte de una iniciativa más amplia del gobierno llamada "Contest" para combatir el extremismo y la radicalización en el país.

El objetivo de la estrategia "Prevenir" es impedir que haya británicos que se vuelven "terroristas" o que apoyan actividades de terrorismo. Sin embargo, Babu, que se retiró como comisario jefe de la Policía Metropolitana en 2013, dijo que casos como la reciente fuga de tres adolescentes musulmanes de una escuela del este de Londres para sumarse a las filas del Estado Islámico (EI) en Siria "tomó a las autoridades por sorpresa".

El agente sostuvo que debido a que las unidades antiterroristas "son mayoritariamente blancas", con muy pocos policías musulmanes, "ellos no entienden bien temas como la raza, el Islam y cuestiones de género".

Babu explicó además que hay muchos policías británicos "que no saben la diferencia entre musulmanes sunnitas y chiítas".

"Esta falta de conocimiento se amplifica considerablemente en el caso de los policías más jóvenes que tienen bajo su cargo implementar la estrategia 'Prevent'", subrayó el agente.

"Lamentablemente, Prevent se ha convertido en una estrategia tóxica y ahora muchos musulmanes sospechan de las intenciones de ese programa", continuó.

Según Babu, el gobierno debería crear una estrategia coordinada "para proteger a los niños vulnerables que están siendo incentivados a sumarse al EI".

"Las autoridades deberían implementar un vocabulario apropiado para proteger a los menores y evitar una estrategia que para muchos musulmanes está desacreditada", explicó el agente. "Para muchos musulmanes británicos, 'Prevent' es sólo una excusa para espiar a la población. Y aquellas organizaciones musulmanas que recibieron financiación de esa estrategia han perdido mucha credibilidad dentro de la comunidad musulmana", señaló.

Babu, una figura muy respetada dentro de la Policía, ayudó a fundar la Asociación Nacional de Policías Musulmanes durante sus 30 años de carrera, que lo llevó entre otras cosas a convertirse en uno de los agentes musulmanes de mayor perfil público en el Reino Unido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.