viernes, 6 de marzo de 2015

Inundaciones en Córdoba: “Necesitamos la respuesta popular”

Melina Dassano (ECOS CÓRDOBA - ANRED)

En la jornada del Festival Solidario de Unquillo, dialogamos con Rodolfo, miembro de la Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos Sierras Chicas. En medio de miles de personas que trataban de hacer revivir la alegría, el empeño latente de la lucha para preservar el agua, la tierra y la vida.

Hace tres años se creaba la Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos Sierras Chicas, distintos vecinxs organizados de varias localidades afectadas, se juntaban para reclamar entre varios temas: “Promover un ordenamiento territorial gestionado por las comunidades de manera participativa y democrática en el control de las cuencas hídricas, que impida el desarrollo de mega emprendimientos privados o públicos que afecten nuestros bienes comunes, debiendo realizar un análisis sobre el impacto ambiental que producen en toda la región. Cada nuevo estudio debe efectuarse teniendo en cuenta los preexistentes, y no de manera aislada”.

Rodolfo: Nosotros -como miembros de la Coordinadora-, en el caso mío que además de la Fundación Vertientes de Saldán, nos cabe recordar lo que dicen los máximos especialistas de la provincia, sin ánimo de caer en denuncias que ya hemos hecho veinte veces, que no tiene sentido ya. Lo que sí queremos remarcar es la responsabilidad de los gobernantes por supuesto, y remarcar que hay que respetar a la naturaleza y hay que respetar las leyes que hablan de respetar a la naturaleza. Por ejemplo lo que dice Federico Kopta, que es el presidente del Foro Ambiental Córdoba, es cierto lo que dicen los geólogos y los biólogos de la Universidad, es cierto, no se puede construir sobre los cauces, no se puede seguir desmontando. El monte nativo no puede ser reemplazado por flora foránea, porque éstas no echan raíces, es el caso de los pinos; por ejemplo se hizo una plantación de 400.000 pinos traídos de Canadá por un inversor importante en la zona de La Cumbrecita, Villa General Belgrano, un ventarrón lo tiro a casi todos, quedaron sólo unos poco en pie y cuando cayeron se vió que la raíz que tenían no excedía el medio metro de profundidad. ¿Porqué pasa eso? Porque el que tiene dinero para invertir por lo general no tiene un buen asesoramiento, él ve una buena oferta de pino canadiense, la lleva adelante, lo planta en un territorio que es de él y cree que hizo una gran cosa, un gran negocio. Ha hecho un gran daño a la naturaleza, porque para plantar eso han desmontado el bosque nativo y además de esos son pinos que se incendian, que viven con la ecología del fuego que le permite a ellos los del norte, les permite vivir y progresar, acá no, acá es otra la cosa. Nosotros lamentablemente nos falta conciencia de valoración de los nuestro y las autoridades que son las máximas responsables tienen que rendir cuenta de ésto y tiene que enderezar el rumbo de una vez por todas.

ECOS Córdoba: ¿ Y dejar de subestimar al pueblo diciendo que hablan de manera “predictiva”, no científica?.

Rodolfo: Y consultar a los que saben, por ejemplo: el desmonte hace que no haya suficiente plantas para secuestrar el dióxido de carbono de la atmósfera en consecuencias, la atmósfera se va calentando cada vez más, el calentamiento de la atmósfera es una realidad que está fuera de discusión, estamos en el borde de un desastre, de una catástrofe natural que es natural que ocurra, pero eso no quiero decir que no sea previsible, entonces cuando los gobernantes dicen esto es una catástrofe natural se justifican a sí mismos porque no dicen lo demás que tendrían que haberla previsto, porque el conocimiento estaba, lso consejos estaban.

EC: Y ha sucedido de aquellos incendios, donde tenemos hoy pequeños arbustos y la tierra impermeable, prácticamente.

Rodolfo: Claro. Otra cosa, tenemos en estos momentos un grupo de emprendimientos que son una amenaza para el ambiente y el ciudadano en Córdoba, estoy hablando del Bosquecito en Unquillo, del Terrón de Mendiolaza, donde se van a construir cinco countries después que “la justicia” nos dió una paliza a nosotros, y digo justicia entre comillas porque es la justicia de ellos, no es una justicia que esté trabajando democráticamente a favor de la población, es la justicia que permite que éstas inundaciones sean cada vez peores. ¿Porqué? Porque son jueces acomodados con los sojeros, con los grandes inversores inmobiliarios, porque lo único que les interesa es donde les rinde más la plata pero, cuando se hacen éstas obras grandes, hay que tener en cuenta el criterio ambiental porque sino, estamos al borde de un desastre, que es lo que esta pasando ahora. Lamentablemente vas a escuchar cada vez más seguido truenos largos. Los truenos son la manifestación sonora de los relámpagos y rayos, es anormal pero, vamos a tener que acostumbrarnos cada vez más a eso, cada vez más tormentas eléctricas y tormentas devastadoras que en el último lustro se han dado cada dos años y es posible que se den cada año, no porque nosotros lo queramos o lo invoquemos. Ésto lo está permitiendo las obras como El Terrón de Mendiolaza, el Camino al Cuadrado en donde cortaron el cauce del río y el río se abre camino igual y destroza la ruta , hacen obras cada vez más faraónicas para justificar lo que hicieron antes, en vez de corregir.

EC: Estamos hablando que hay muchas más obras hechas en malas condiciones pero, ahora hay que decir basta ¿Y es un límite que el pueblo le tiene que poner a los empresarios?.

Rodolfo: Es mucho lo que hay que hacer, se están formando consejos populares que van a marchar sobre las autoridades y le van a exigir lo que corresponde porque no puede ser que todo se justifique por las elecciones, no, las elecciones son para presentar candidatos que defienden el interés popular en determinadas políticas de estado, pero no para hacer cualquier cosa o el negocio de ellos, lo que corresponde es hacer las cosas bien de una vez por todas y hasta ahora el pueblo era convidado de piedra. Aparentemente esta comenzando a haber una reacción grande, ojalá que ésto siga dándose porque necesitamos la respuesta popular, nosotros solos no podemos conseguir nada. Podemos estar en este momento en el candelero porque hemos dicho que iba pasar hace años, que lo decimos nosotros trabajamos a contrapelo de nuestras conveniencias personales, fuera de nuestro horario de trabajo, pero lamentablemente nos enfrentamos con gente que no y cobra un sueldo para hacer lo que hace y están todo el día haciéndolo, entonces esa diferencia tan grande la tenemos que compensar con la presencia popular y eso es lo que estamos tratando.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.