miércoles, 4 de marzo de 2015

La agricultura panameña en aprietos

PL

A casi un 50 por ciento cayeron el pasado año las exportaciones del sector agropecuario en Panamá, cifra que lo ubica hoy como el país de América Latina y el Caribe con peor desarrollo agrícola.

Según el representante del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), Gerardo Escudero, si bien en el 2006 la agricultura alcanzó un 80 por ciento en la generación de divisas, el pasado año apenas fue la responsable de un 40 por ciento.

Advirtió que si Panamá no adopta medidas urgentes, perderá las posibilidades de una economía pujante a partir del desarrollo de uno de los sectores más estratégicos, el agroalimentario.

Cifras oficiales refieren que más del 20 por ciento de las divisas que produce el Canal de Panamá se destinan para la compra de alimentos que no produce la agricultura.

Escudero insistió en que estos aspectos llevaron al país a perder espacio y tiempo con respecto a sus socios comerciales más cercanos, e incluso consideró que el sector agropecuario fue "sacrificado" en los procesos de negociaciones comerciales.

Agregó que existe falta de mano de obra en el campo, además de una decadencia en las políticas de Estado y las privadas para impulsar un rediseño del agro.

El secretario de la Asociación Panameña de Exportadores, Juan Billingslea, aseguró que en la actual situación incide la posición desventajosa que tiene Panamá dentro de los Tratados de Libre Comercio (TLC).

"No solo importa 10 veces más que lo que exporta, sino que con la firma de nuevos tratados comerciales la tendencia es a incrementar dicha relación", afirmó.

Datos de la Contraloría de la República revelan que en el TLC con Estados Unidos, Panamá apenas exportó 125 millones de dólares; sin embargo, recibió un estimado de 2.140 millones de dólares de su socio comercial.

El avicultor Carlos Salcedo sugirió la adopción de políticas de Estado a largo plazo, como mejoras en las tecnologías de reproducción genética y mayor bioseguridad en los procesos fitosanitarios, para mitigar las decisiones neoliberales tomadas años atrás.

El productor se mostró decepcionado por las declaraciones del IICA, pues "son ellos (los organismos internacionales) los que deben advertir a las naciones sobre el impacto de esas políticas de mercado".

Pese a la caída en las exportaciones agroalimentarias, la nación istmeña demostró tener capacidad para penetrar en los mercados más exigentes, en tanto más de 30 productos lograron invadir la región y otras partes del mundo, según la Contraloría General.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.