jueves, 12 de marzo de 2015

La ayuda militar estadounidense a Ucrania prueba que el conflicto "se congela"

SPUTNIK NOVOSTI

La ayuda militar a Ucrania por parte de Estados Unidos comprueba que el conflicto en Donbás "se congela", opina el experto en Rusia y profesor de la Universidad de Nueva York Mark Galeotti.

Este miércoles el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprobó 75 millones de dólares en ayuda militar para Ucrania. En particular, Kiev recibirá 230 carros militares, equipos para comunicación, aviones no tripulados, visores nocturnos y otro equipo, así como todoterrenos militares Humvee no incluidos en los 75 millones de dólares.

En total, Washington ha asignado a Kiev unos 200 millones de dólares como ayuda militar.

"No pienso que esto pueda incitar al Gobierno ucraniano a abolir de facto el Minsk 2; el hecho de tener Land Rover blindados está bien, pero no cambia la situación en campo de batalla, por eso considero, que es un reconocimiento de que el conflicto se ha congelado", dijo Galeotti a RIA Novosti.

Agregó que la medida es "un modo de satisfacer las necesidades del Ejército ucraniano y, al mismo tiempo, no darle a Rusia un motivo para acciones rápidas".

Según Galeotti, la situación en Donbás podría cambiar si Washington optara por suministrar a Kiev misiles antitanque, aptos para combatir contra los carros blindados tipo T-90, pero por ahora Estados Unidos no está dispuesto a dar este paso.

Asimismo, señaló que el suministro y despliegue de armas letales en Ucrania junto con el entrenamiento de los soldados "tentaría" a Rusia a emprender acciones de respuesta.

Las autoridades de Kiev iniciaron en abril del año pasado una operación militar contra los independentistas del este del país que se negaron a reconocer el cambio de poder que tuvo lugar en febrero pasado.

Según los últimos datos de la ONU, más de 6.000 civiles han perdido la vida en el conflicto y otros 14.800 han resultado heridos.

Actualmente está vigente un alto el fuego que el Grupo de Contacto tripartito (Rusia, Ucrania, OSCE) para el arreglo de la crisis ucraniana aprobó el 12 de febrero pasado en Minsk.

El documento avalado por los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, también estipula la retirada de armas pesadas, la creación de una zona de seguridad de entre 50 y 140 km y el canje de prisioneros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.