martes, 17 de marzo de 2015

Libertad y democracia sindical: Los trabajadores de la Salud Privada crecen en organización

ACTA

La Unión de Trabajadores de la Salud Privada y Afines (UTSAPA-CTA) es un nuevo gremio que nuclea al sector y lucha contra la burocracia sindical. “Un despido, un conflicto” es el lema de esta organización sindical de nuevo tipo.

Para conocerlo, charlamos con el secretario de Organización, Eduardo Cédola, y con el secretario de Asuntos Laborales, Raúl Cenas, en la sede de la CTA Buenos Aires.

Allí Cenas nos contó la formación del UTSAPA: “Vimos que luego de tantas suspensiones y despidos, y que el gremio oficialista no hacía nada, los compañeros decidimos formar otro sindicato. Arrancamos por el interior, Pehuajó y Tandil, pero los despidos más fuertes fueron en la zona de La Plata. Una vez constituido el sindicato hicimos una asamblea extraordinaria, y decidimos adherirnos a la CTA. Así comenzamos a trabajar teniendo como lema principal para que no haya más despidos: un despido, un conflicto. No podemos tolerar que a los compañeros los echen. Últimamente viene pasando esto en el Hospital Español, por ejemplo, por lo que estamos organizando una manifestación para los próximos días, pidiendo la reincorporación de los compañeros que fueron expulsados porque votaron a nuestra comisión".

Y añadió: “También echaron a un compañero que se iba a presentar como delegado en el Instituto Médico Platense, porque parece que se filtró esa información y ahora lo dejaron sin trabajo y sin fuente de ingreso a toda la familia. Encima el argumento de ellos es que no cumplían las tareas, o directamente le pagan la indemnización diciendo que no hay más lugar en la empresa. Nosotros no podemos permitir, no somos un grupo de personas que negocia en un escritorio, sino que peléa en la calle, por eso estamos en la CTA, y no vamos a permitir un despido más en ningún ámbito privado. Creemos que esta es una ola de despidos que viene y va a empezar a darse en las principales instituciones de salud, y tenemos que ponerle fin”.

El gremio que está dando sus primeros pasos ya tiene representación en Bransen, Pergamino, Chacabuco, Pehuajó, Junín, Tandil y La Plata.

“Ahí, tenemos apoyo porque la burocracia sindical deja en un desamparo total a los compañeros de esa región. Por ejemplo en geriátricos y otras instituciones, de 30 empleados, 20 están en negro, y la mayoría ni sabía que existe un sindicato de salud. Nos va a costar remontar esta situación, pero no tenemos que aflojar.”

-¿Cuáles son los principales problemas del sector?

- La Explotación. Las mucamas viven recargadas. Lo que pasa es que la empresa les dice que como les pagan en tiempo y forma, no pueden reclamar. A veces no les pagan, y ahí es cuando lo compañeros más tienden a presentar su queja. Pero mientras tanto les dan doble tarea o tareas que no les corresponden. Las enfermeras viven recargadas, porque si trabaja en cardiología debería estar en una sola sala obligatoriamente, y lo que vemos en muchos lados es que la misma enfermera está atendiendo a varios operados del corazón en varias salas y varios pisos. Hemos hechos los reclamos pertinente, y dicen que sí, que no, que mañana, y llegan a acuerdos de que van a poner más personal pero va un solo día, y luego no lo llaman más.

Otro ejemplo, se suele dar con las radiólogas, que cuando no tienen pacientes las ponen a hacer otras tareas. A pesar de que no están capacitadas para tener atención en terapia intensiva, por ejemplo.

-¿Cuántas horas debería trabajar un compañero de la salud privada?

En verdad lo que se ve, es que por dar otro ejemplo, un radiólogo que trabaja 6 horas cobra determinado dinero por estar en un convenio colectivo, y otro que está con otro convenio cobra el 50% más, porque tiene convenio por 4 horas y las demás se la pasan como horas extras. Eso no puede ser así de desigual. El personal que tiene tareas insalubres tiene vacaciones en días hábiles, y quien realiza ese mismo trabajo en otra institución tiene vacaciones en días corridos. Esa desigualdad no puede suceder.”

Para explicar cómo repercute las condiciones de trabajo en la atención a los pacientes, Eduardo Cédola citó otro ejemplo.

“En lo administrativo, lo que pasa es que reducen el personal y cada trabajador tiene que atender a más gente. Lo que pasa siempre es que se demora la atención, y es gente en condiciones de enfermedad que se queja ante nosotros que somos la cara visible. Ante el reclamo de mejores condiciones no hay respuesta, pero sí persecuciones y suspensiones para nuestro sindicato. Y eso genera malestar en todos los servicios: administrativos, enfermería, mucamas, etc.. Y lo peor es que hay mucho miedo por la connivencia entre el sindicato oficialista, ATSA (CGT), con la patronal. Nosotros tenemos que romper con eso, y que los compañeros tengan mejores condiciones laborales para tener mejor atención a los pacientes”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.