lunes, 16 de marzo de 2015

Llega Estados Unidos al límite de la deuda

PL

Estados Unidos llegó hoy al límite de su deuda legal, escenario que abre las puertas para un amplio debate fiscal que podría ser el tema definitivo del Congreso número 114, según estiman fuentes del legislativo.

El problema llevó al secretario de Tesoro, Jack Lew, a enviar una carta el viernes a los legisladores solicitando un rápido acuerdo para evitar enfrentamientos políticos que provoquen un cierre de las agencias federales.

La capacidad de endeudamiento debe ser elevada a partir del lunes y el departamento del Tesoro deberá "emplear medidas extraordinarias para seguir financiando al gobierno de manera provisional", explicó Lew en su misiva.

La solvencia de Estados Unidos no es una moneda de cambio y llamo al Congreso a resolver esta cuestión sin controversias y sin recurrir a la política de tensar la cuerda, exhortó el funcionario.

Al respecto, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, señaló días atrás que hará todo lo posible para que las agencias federales mantengan el financiamiento que necesitan y no se vean obligadas a cesar sus funciones por falta de recursos.

Aunque el tope de 18,1 billones de dólares del débito público fue suspendido temporalmente por ley en 2014, ahora volverá a tener vigencia al vencerse el plazo de esa legislación anoche.

El presidente Barack Obama ya dijo que no negociará sobre el techo de la deuda.

Al mismo tiempo, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ambos republicanos, "han apostado su reputación a evitar un cierre o una crisis por impago", dijo Greg Valliere, estratega político del Potomac Research Group.

Sin embargo hay oposición entre algunos republicanos como el senador Rob Portman, quien introdujo un proyecto de ley que requeriría que cualquier aumento del débito sea compensado por una cantidad igual de recortes de gastos en la próxima década.

Según el diario digital The Hill, especializado en temas del Congreso, si los legisladores quieren elevar el techo lo suficiente como para mantener al Tesoro hasta la elección de 2016, es posible que necesiten llegar a los 600 mil millones de dólares o más en recortes.

Eso, además de la oposición de los demócratas, puede significar recortar programas de prestaciones como el Seguro Social y Medicare, algo que la mayoría de los políticos preferirían evitar hasta después de las elecciones de 2016, dijo Valliere.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.