lunes, 9 de marzo de 2015

Mayoría del Senado paraguayo se enfrenta al presidente Cartes

PL

La decisión del presidente paraguayo, Horacio Cartes, de imponer una candidatura para la presidencia del gobernante Partido Colorado muestra hoy como consecuencia la pérdida de su control sobre la Cámara Alta.

Un total de 35 de los 45 senadores que integran esa instancia se enfrentan ahora a las propuestas del mandatario y no ocultan su posición de rechazar los planteamientos hechos por éste a los legisladores.

El llamado G-15 que nuclea a igual número de senadores colorados no oculta su decisión de enfrentarse al jefe de Estado y unido a los votos obtenidos por la oposición en esa Cámara dejan en minoría a las fuerzas que aún siguen al lado del presidente.

Más allá del control interno de la jefatura del partido Colorado, algo que no interesa al resto de los opositores lo cierto es el rechazo mayoritario ahora alcanzado por las propuestas del gobierno.

La llamada multibancada, que agrupa a los senadores del Frente Guasú y de otras organizaciones opositoras y los disidentes colorados está en capacidad de bloquear todo tipo de iniciativa propuesta por el partido de gobierno.

Así las cosas, ya resalta la versión de un posible adelanto de los comicios parlamentarios lo que significaría el respaldo de esa mayoría senatorial a un legislador distanciado del oficialismo para obtener la presidencia del Senado y por ende del Congreso de la Nación.

Paralelamente, en otro movimiento oficial, Cartes decidió destituir al director del Registro Electoral, Matías Fernández, en un momento clave donde se preparan todos los partidos para el tope electoral de fines de año en el cual se discutirá la mayoría de las alcaldías municipales.

Fernández era acusado por haber llegado a acuerdos con sectores opositores dentro del coloradismo y por ello se llevó a cabo su defenestración.

Así las cosas, el panorama inmediato, no sólo en la puja interna colorada, sino en las decisiones legislativas inmediatas, arroja una fuerte tensión y posible radicalización del sector protestante, algo nada favorable para los planes del Ejecutivo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.