viernes, 6 de marzo de 2015

Panorama económico de China

XINHUA

China puede mantener crecimiento de 7% durante 20 años / Ministro chino de Hacienda niega 300.000 millones de yuanes de gastos de fondos públicos / China continuará emitiendo bonos del tesoro en Hong Kong / China pondrá en marcha programa experimental de conexión bursátil Shenzhen-Hong Kong.

China puede mantener crecimiento de 7% durante 20 años
China ha reducido su meta de crecimiento económico 2015 a cerca de 7 por ciento, un ritmo, opinan los analistas, que podría mantenerse durante 20 años porque el país sigue disfrutando de un enorme potencial de desarrollo.
En la inauguración de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN), la máxima legislatura de China, el primer ministro Li Keqiang, dijo que la meta, inferior al 7,5 por ciento del año pasado, está acorde con los esfuerzos para construir integralmente una "sociedad modestamente acomodada".
El crecimiento económico real del año pasado fue de 7,4 por ciento, el más bajo desde 1990.
"Si la economía de China puede crecer a esta tasa durante un tiempo relativamente largo, aseguraremos una base material más sólida para la modernización", afirmó Li.
Lu Feng, un profesor de la Escuela Nacional de Desarrollo de la Universidad de Pekín, dijo que la meta de 7 por ciento, aunque es la más baja en más de una década, sigue representando un nivel de crecimiento de medio a alto y que la economía china tiene el potencial de mantener la velocidad durante los 20 años próximos.
Entre 1978 y el 2013, el crecimiento anual de la economía china alcanzó un promedio cercano al 10 por ciento. Sin embargo, los "buenos viejos días" tenían que terminar, y el crecimiento se desaceleró a 7,7 por ciento en 2012 y 2013.
Para eliminar problemas y evitar la caída en la "trampa del ingreso medio" durante el logro de la modernización, China debe basarse en el desarrollo, el cual requiere un índice de crecimiento apropiado, dijo el primer ministro en su informe sobre la labor del gobierno, presentado ante la máxima legislatura.
Como la economía china está entrando en una "nueva normalidad", los estadistas han estado tratando de equilibrar la necesidad de amortiguar la desaceleración de la economía con medidas de apoyo monetario y fiscal frente a los objetivos de largo plazo.
Para lograr los objetivos de desarrollo del país previstos para el 2020, garantizar el empleo y evitar riesgos financieros y fiscales, es imprescindible que China mantengan un nivel de crecimiento de medio a alto, dijo Justin Yifu Lin, ex economista en jefe y vicepresidente senior del Banco Mundial.
El país prometió duplicar para el 2020 el producto interno bruto (PIB) alcanzado en 2010, para hacer realidad esto sería suficiente una tasa de crecimiento anual de 6,8 por ciento del 2014 al 2020, calculó Lin.
Una fluctuación de 0,2 por ciento hacia arriba o hacia abajo será aceptable para el cálculo de 7 por ciento, opinó Zhu Baoliang, un economista del Centro de Información Estatal, un grupo de asesoría gubernamental.
Li dijo que China cuenta con un enorme potencial con innovación tecnológica, modernización industrial, mejora del medio ambiente y urbanización.
China desarrollará "dos motores" para impulsar el desarrollo, al impulsar el espíritu empresarial e innovación al mismo tiempo que incrementa la oferta de productos y servicios públicos, dice el informe sobre la labor del gobierno. También aspira a profundizar las reformas, elevar el consumo interno y continuar simplificando la administración gubernamental.
"China tiene el potencial de mantener un nivel de crecimiento de medio a alto durante 20 años, pero eso sólo puede lograrse con esfuerzos para profundizar integralmente las reformas y garantizar un ambiente externo estable", dijo Lu.

Ministro chino de Hacienda niega 300.000 millones de yuanes de gastos de fondos públicos
El ministro de Hacienda de China, Lou Jiwei, negó hoy viernes los rumores según los cuales el gobierno chino gastó 300.000 millones de yuanes (47.900 millones de dólares) en automóviles, recepciones y viajes públicos.
"Esa cifra es disparatada", dijo el ministro en una conferencia de prensa en el marco de la tercera sesión de la XII Asamblea Popular Nacional (APN, máximo órgano legislativo).
Los gastos en giras por el extranjero y fuera de la parte continental, en la adquisición y uso de vehículos, y en recepciones oficiales son conocidos como los "tres fondos públicos".
De acuerdo con el alto cargo, los gastos que el gobierno central hizo de los fondos fueron de 7.100 millones de yuanes el año pasado, 800 millones menos que la cifra del año 2013. "El volumen de los fondos para este año no excederá el nivel del año pasado", afirmó.
El ministro indicó que no tiene claro el uso de los fondos por parte de las autoridades locales, pero estimó que el volumen sería de varias decenas de miles de millones de yuanes, y no los rumoreados "300.000 millones de yuanes".

China continuará emitiendo bonos del tesoro en Hong Kong
China continuará emitiendo bonos del tesoro en yuanes en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, confirmó hoy viernes el ministro de Hacienda, Lou Jiwei, en una rueda de prensa en el marco de la actual sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN).
Hong Kong goza de una posición única para emitir bonos del tesoro en yuanes debido a que la mayor parte de la moneda china en el ultramar se negocia en Hong Kong, una parte inalienable de China, destacó el ministro.
Ante la perspectiva de la condición fiscal del gobierno central, China no se enfrenta a una "urgente necesidad" de emitir bonos del tesoro en yuanes en el ultramar, pero la medida podría ofrecer una tasa de referencia para otras agencias emisoras de bonos, dijo Lou.
El Ministerio de Hacienda ha emitido una suma combinada de más de 100.000 millones de yuanes (16.300 millones de dólares) de bonos del tesoro en Hong Kong desde septiembre de 2009, con el fin de de apoyar la economía de esta región administrativa especial y acelerar la expansión del comercio en yuanes en el ultramar.

China pondrá en marcha programa experimental de conexión bursátil Shenzhen-Hong Kong
China pondrá oportunamente en marcha el programa experimental de conexión bursátil Shenzhen-Hong Kong, de acuerdo con el Informe sobre la Labor del Gobierno presentado hoy por el primer ministro chino, Li Keqiang, ante la sesión parlamentaria anual.
La confirmación oficial del proyecto tuvo lugar menos de cuatro meses después de que China lanzara su histórica Conexión Bursátil Shanghai-Hong Kong en noviembre, lo que permite que los inversionistas en las dos bolsas cotizarse en la otra con el objetivo de impulsar la reforma del mercado bursátil de China y de realinearlo con las normas internacionales.
La expansión hacia Shenzhen expondrá a los inversionistas extranjeros a un rango más diverso de compañías que cotizan en China.
El Informe sobre la Labor del Gobierno de hoy no reveló detalles respecto al próximo programa de conexión bursátil, pero los analistas pronostican que el proyecto será similar a la Conexión Bursátil Shanghai-Hong Kong.
Charles Li Xiaojia, director ejecutivo de Hong Kong Exchanges and Clearing, dijo anteriormente que la Conexión Bursátil Shanghai-Hong Kong ha ofrecido un modelo exitoso y replicable que puede ser utilizado en el futuro para enlazar a otras clases de mercados y activos.
Bajo la Conexión Bursátil Shanghai-Hong Kong, las autoridades concedieron una cuota acumulada máxima de 300.000 millones de yuanes para que los inversionistas de Hong Hong negocien acciones cotizadas en Shanghai, y de 250.000 millones para negociar en otra dirección.
Hasta ahora más de una tercera parte de la cuota dirigida hacia el norte ha sido utilizada, mientras que el uso de la cuota dirigida hacia el sur es de sólo 10 por ciento.
A diferencia de la Bolsa de Valores de Shanghai, donde las acciones de las compañías que cotizan -la mayoría de los sectores propiedad del Estado y tradicionales, como financieros, industriales, de energía y servicios público- representan el 80 por ciento de capitalización de mercado, las compañías que cotizan en la bolsa de Shenzhen representan al sector privado incipiente en las áreas de tecnología, telecomunicaciones, consumo y médico.
"Las compañías que tendrán autorizado negociar bajo la próxima conexión bursátil entre Shenzhen y Hong Kong ofrecerán a los inversionistas extranjeros una elección más diversa y realinearán más los intercambios domésticos de China con el mercado internacional", escribieron en un informe reciente los analistas de Orient Securities.
La actual conexión bursátil, como lo hará la que está en proyecto, ha ampliado la exposición de los inversionistas extranjeros a las acciones chinas. Antes de estos programas, los inversionistas extranjeros sólo podían invertir en los mercados de capital de China a través de Inversionistas Institucionales Extranjeros Calificados (QFII en inglés) y un esquema similar llamado RQFII, que usa los yuanes recaudados en el extranjero.
Las autoridades chinas han concedido una cuota combinada de 252.000 millones de dólares para los dos esquemas.
En términos generales, los analistas han promovido la conexión bursátil como una alternativa más flexible a la QFII y la RQFII, aunque las últimas dos permiten a los inversionistas extranjeros tener un rango más amplio de valores. Las autoridades esperan que los fondos institucionales recolectados a través de estos canales puedan guiar al mercado doméstico hacia una inversión más orientada al valor en lugar de hacia el comercio especulativo.
Con una capitalización de mercado de 14,8 billones de yuanes, la Bolsa de Valores de Shenzhen cuenta con el desarrollador de bienes raíces China Vanke, la fabricante de automóviles híbridos BYD respaldada por Warren Buffett, la fabricante de electrónicos de consumo Midea, la fabricante de licores Wuliangye, entre otras opciones que los inversionistas nacionales individuales prefieren en lugar de los nombres de alta capitalización y propiedad del estado en la bolsa de Shanghai.
La capitalización promedio de las compañías que cotizan en la Bolsa de Shenzhen es de 9.100 millones de yuanes, en comparación con los 24.700 millones de las compañías que cotizan en Shanghai, de acuerdo con China International Capital Corporation (CICC).
Diecisiete firmas que cotizan en Shenzhen también emiten sus acciones en Hong Kong. Las firmas que cotizan en las dos bolsas llegaron a 69 en Shanghai. Todas, a excepción de las de China Vanke, se negocian actualmente por encima de sus acciones en Hong Kong.
Las compañías que cotizan en Shenzhen también disfrutan de un crecimiento más rápido en ingreso y ganancias en comparación con los de Shanghai, aunque sus acciones son más caras y son negociadas más frecuentemente por inversionistas individuales.
Los diputados de Hong Kong en la Asamblea Popular Nacional (APN) elogiaron la próxima conexión bursátil con Shenzhen como una reiteración del papel estratégico de Hong Kong que acerca el mercado de capital de China con el resto del mundo.
"La nueva conexión bursátil infunde confianza a la prosperidad continua de Hong Kong", dijo Lu Wenduan, presidente de consejo de Hong Kong Winglee Group, quien también es presidente de la Federación de Industria y Comercio de China de la parte continental china.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.