jueves, 19 de marzo de 2015

Polémica por posible acto revocatorio contra alcalde bogotano

Adalys Pilar Mireles (PL)

Un fallo de la Corte Constitucional para iniciar un proceso revocatorio contra el alcalde bogotano, Gustavo Petro, a pocos meses de las elecciones regionales, aviva hoy una acalorada polémica en el escenario político colombiano.

A raíz de la sentencia, el Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, manifestó que comenzará los primeros pasos de ese procedimiento, en cumplimiento de la orden emitida por el alto tribunal, aunque adelantó que pedirá la nulidad de la disposición.

Vamos a hacer lo ordenado por la Corte Constitucional, que es comenzar a preparar las elecciones previstas en ese acto -el cual dejará sin efecto o ratificará el mandato de Petro-, pero adicionalmente solicitaremos dentro del plazo legal que sea anulada esa decisión, añadió.

En opinión de Sánchez tal proceso, cuyo costo asciende a 50 millones de pesos (unos 25 mil dólares) es innecesario teniendo en cuenta la cercanía de los comicios municipales, convocadas para octubre venidero.

No parece lógico ni conveniente que cuando estamos a unos seis meses de elegir el nuevo alcalde de Bogotá, la ciudad comience ese trámite, subrayó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en declaraciones a la prensa.

Incluso el promotor de la iniciativa, Miguel Gómez, rechazó el pronunciamiento del máximo órgano de justicia.

Es una burla, en esta época no sirve de nada, comentó el exrepresentante a la cámara, quien presentó la solicitud de revocatoria en 2014 luego de recoger más de 200 mil firmas de respaldo.

Ya no tendría el efecto que quisimos cuando la propusimos, insistió Gómez.

Esa diligencia tuvo como antecedente un fuerte debate en torno al gobierno de Petro -cuestionado en 2013 por su novedosa propuesta de aseo para la ciudad-, y varios intentos de destitución del mandatario local con ese pretexto.

Dichas maniobras fueron interpretadas entonces como un "pase de cuentas" contra la proyección humanista de su administración, encaminada a favorecer a las clases más vulnerables.

El Alcalde denunció la presencia de mafias en el negocio de la basura, tarifas exageradas y contaminación ambiental, así que en diciembre de 2012 intentó darle la vuelta al sistema quitándole poder a los operadores privados e incluyendo a los recicladores, una idea cuya implementación enfrentó escollos y generó una crisis en ese servicio durante tres días.

Envuelta en un escándalo de corrupción, la Corte Constitucional sorprende nuevamente a los colombianos con esta sentencia de emprender un proceso revocatorio, afirman analistas.

Otros políticos consideran que tal ejercicio electoral constituiría un ruido adicional en momentos en que se avecinan las votaciones para escoger a los alcaldes y gobernadores.

No es ésa la discusión por la que debe transitar ahora la ciudad, aseveraron.

En tanto el subsecretario de Gobierno de Bogotá, José Cuesta, dijo que están tranquilos y listos para ir a las urnas.

Viene un nuevo momento de construcción democrática, es una oportunidad para patentizar mediante el voto el apoyo al mandato del alcalde Gustavo Petro, asumimos la decisión de la Corte Constitucional con total tranquilidad, enfatizó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.