martes, 3 de marzo de 2015

Presidenta Brasil firma ley en busca de terminar protesta camioneros

PL

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, firmó una ley que establece una jornada laboral límite por día para los camioneros y beneficios económicos, en busca de terminar los bloqueos de vías por parte de transportistas.

La legislación, aprobada en el Congreso el 11 de febrero último, fue sancionada sin modificaciones por Rousseff y forma parte de uno de los acuerdos con líderes gremiales y coordinadores de la protesta de los chóferes de vehículos pesados.

El Gobierno prometió además prorrogar por 12 meses la financiación de camiones por medio del Programa "Procaminhoneiro" y no subir más el precio de los combustibles en los venideros seis meses.

Según la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, la ley estipula una jornada de trabajo de ocho horas, con posibilidad de cuatro horas extras para los camioneros, así como establece que un chófer de estos vehículos no pueden conducir más de cinco horas y media continuas.

La legislación revela asimismo la obligatoriedad de realizar cada 90 días un examen toxicológico específico para sustancias psicoactivas que causen dependencia o comprometan la capacidad de conducir.

Tras la rúbrica de dicha normativa, noticieros de canales de televisión anunciaron una disminución de los bloqueos de vías federales, así como una mayor actuación de las fuerzas policiales para liberar las carreteras y permitir la libre circulación de autos y autobuses.

Al menos 20 transportistas fueron arrestados en Río Grande do Sul por las fuerzas del orden ante la negativa de manifestantes de dejar de obstruir el tránsito, mientras también se reportaron interrupciones en arterias de Santa Catarina y Mato Grosso do Sul, todos territorios del sur de Brasil

Esta huelga, iniciada hace 12 días, causó la muerte el sábado último de un chofer, que fue arrollado por un colega tras decidir abandonar la protesta.

Los bloqueos del tránsito en importantes arterias afectaron el flujo de carburantes, granos y alimentos a varios estados y a los puertos, lo cual generó desabastecimientos y retrasos en las exportaciones de soja.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.