miércoles, 11 de marzo de 2015

Rechazan en Paraguay una iniciativa que atropella a las comunidades indígenas

PL

El Congreso Democrático del Pueblo, herramienta unitaria constituida por numerosos sectores de la sociedad paraguaya, rechazó una iniciativa legislativa que coloca hoy en peligro vitales derechos indígenas.

La protesta se generó tras la movilización de numerosas familias indígenas en el norte del país contra la intención parlamentaria de modificar la ley denominada Estatuto de las Comunidades Indígenas, vigente desde 1981, mediante un proyecto que abre las puertas al avasallamiento de las comunidades ancestrales.

La iniciativa se identifica, según el Congreso, con el plan oficial de privatización llevado adelante por el Ejecutivo que incluye la entrega del patrimonio nacional a las transnacionales agroexportadoras y los grandes terratenientes, además de permitir verdaderos daños al medio ambiente.

La modificación, ya aprobada en la Cámara de Diputados y ahora presente en las mesas del Senado, facilita realizar cualquier tipo de transacción comercial en los territorios indígenas, algo prohibido por la Constitución en sus artículos de protección a los que habitan en ellos.

La denuncia es también que se trata de introducir a los pueblos el modelo de desarrollo capitalista, cambiar sus formas de vida y cultura, desconocer su relación con la naturaleza y facilitar en esos lugares la deforestación y el agronegocio mediante cultivos y ganadería extensiva.

Paralelamente, se ignora con las modificaciones la ley vigente y la necesidad de programas de salud, educación adecuada a los principios y cultura de los indígenas, la asistencia sanitaria y sobre todo la conservación de esos territorios ancestrales, según dijeron durante una fuerte protesta las comunidades afectadas.

El objetivo claro es la desaparición de los bosques mediante el lucrativo negocio de la exportación de madera y ampliar el monocultivo de la soja junto a la ganadería, algo que terminará con la agricultura familiar de las familias autóctonas, las cuales ya iniciaron actividades de resistencia al plan.

Se trata de llevarles hasta allí el modelo de desarrollo extractivista que se pretende instaurar en todo el país con unos pocos beneficiados y una gran mayoría perjudicada y a la deriva, concluyó en su planteamiento la instancia unitaria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.