jueves, 12 de marzo de 2015

Sudáfrica, ¿apartheid para niñas madre?

ANSA

Las "niñas-madres" deben ser separadas de sus bebés, obligadas a ir a la escuela y, si es necesario, confinadas en una isla para que lo cumplan, para ser reunidas con sus niños recién cuando sean capaces de mantenerlos y educarlos, afirmó el presidente de Sudáfrica Jacob Zuma.

Su sentencia draconiana, la emitió hoy al hablar ante el parlamento de su país, en Ciudad del Cabo, lanzando un reto ante uno de los peores males sociales de su país: el alto número de menores que se convierten en madres.

Se trata de una receta que ya había sido sugerida por Zuma en 2009, pero que inmediatamente disparó encendidas críticas.

Las adolescentes sudafricanas que son madres "deben ser obligadas a ir a la escuela, y si es necesario lejos de sus hijos", insistió en su discurso el presidente. "Ellas necesitan ser educadas por el Gobierno hasta que sea el maestro quien determine si pueden hacerse cargo de sus hijos. Ellas tienen que ser llevados a la isla de Robben (la isla donde fue encarcelado durante 18 años Nelson Mandela, ndr). Debe conseguir asientos en las aulas, estudiar hasta que tengan una especialidad que les permita trabajar", indicó.

Según Zuma, "no puede ser que niñas y niños sean los padres de otros niños" porque "no saben nada". "Cuando se observan las culturas tradicionales (en Sudáfrica, ndr), uno nota que la paternidad, tradicionalmente, no ocurría entre adolescentes y que las familias se construían en el momento adecuado", recalcó. Zuma agregó que era plenamente consciente de que, al igual que en 2009, "mis palabras suscitarán protestas a partir de ahora".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.