viernes, 20 de marzo de 2015

Toallitas húmedas en playas británicas

ANSA

El número de toallitas húmedas en las playas de Gran Bretaña aumentó un 50% en el último año y ahora amenaza el ecosistema marino del país, de acuerdo a un informe de la Sociedad de Conservación Marina (MCS por sus siglas en inglés).

El grupo indicó que el problema se agravó debido a que muchos británicos arrojan las toallitas húmedas por el inodoro en lugar de usar el cesto de basura.

La basura y desperdicios en las playas británicas aumentaron un 6,4% desde 2013 y ahora hacen peligrar ecosistemas marinos.

Las playas en Gales registraron los niveles más altos de basura, delante de las playas de Inglaterra, en tanto que los desperdicios en las de Escocia e Irlanda del Norte se redujeron en el último año.

Las toallitas húmedas no se desintegran tan fácilmente y por ello los sistemas de alcantarillas no pueden procesarlas.

Esas toallas pueden bloquear alcantarillas y cuando son arrojadas al mar pueden terminar en las playas.

El reporte, publicado como parte de la campaña del MCS por playas limpias en Gran Bretaña, fue basado en desperdicios hallados por más de 5.000 voluntarios en 301 playas del país, entre el 19 y 22 de septiembre pasado.

Los voluntarios recolectaron 2.501 bolsas de basura de la costa, incluidos 273.747 objetos de desperdicios. En total se calculó que recolectaron 2.457 objetos de basura por kilómetro de playa, de 2.309 objetos por kilómetro en 2013.

Entre los desperdicios recolectados hubo bolsas plásticas de supermercado, botellas y envases plásticos, ropa interior, zapatos y otros productos del hogar.

El informe concluyó que los niveles de basura en las playas de Inglaterra aumentaron un 10,1% desde 2013, mientras que las playas del sudoeste inglés fueron las que más desperdicios registraron en Inglaterra. En el noroeste del país las playas fueron las más limpias.

Las playas galesas fueron las más sucias del Reino Unido, con más del doble de basura que el promedio en el resto del país. En la costa de Gales el nivel de basura aumentó un 46% en el último año.

Por el contrario, el índice de desperdicios en Escocia se redujo por segundo año consecutivo y en 2014 cayó un 8%. También se registró una caída en el nivel de basura en las playas norirlandesas.

Las Islas del Canal registraron el nivel más bajo de basura comparado con el resto de Gran Bretaña, aunque la cantidad de desperdicios aumentó en un 19% desde 2013.

El estudio indicó además que en promedio se encontraron en 2014 unas 35 toallitas húmedas por cada kilómetro de playa, de 23 por cada kilómetro de playa el año previo. "Nuestro sistema de alcantarillado no fue creado para hacer frente al problema de estas toallas húmedas", declaró la portavoz del MCS, Charlotte Coombes.

"Cuando se arrojan al inodoro no logran desintegrarse como el papel higiénico y en general contienen plástico, así que una vez que llegan al mar duran por mucho tiempo y terminan ensuciando las playas. Pueden tapar las cañerías y cuando las alcantarillas se inundan los desperdicios del hogar pueden terminar en los mares y ríos", agregó.

De acuerdo a la MCS, varias compañías proveedoras de agua en el Reino Unido han reportado el problema y agregó que en general hay una tendencia creciente de cada vez más basura en las playas británicas comparado con 20 años atrás.

La entidad instó al gobierno a implementar un programa de emergencia contra la basura en las costas para combatir el creciente problema y evitar una catástrofe en los ecosistemas marinos del país.

Sue Kinsey, investigadora del área de polución marina de la MCS, dijo que el gobierno debe crear un plan de acción para Inglaterra y Gales, similar al que ya está dando resultados positivos en Escocia e Irlanda del Norte.

"El programa de acción tiene que tener tres frentes de ataque: Uno liderado por el gobierno, el segundo del sector empresarial y el tercero un cambio de comportamiento de la población", concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.