jueves, 19 de marzo de 2015

UNASUR llama a la derogación del decreto ejecutivo de Obama

Diego Olivera Evia (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

La necesidad de la unidad de Latinoamérica en la Cumbre de las Américas.

Simón Bolívar, El Libertador: Alertaba que “Los Estado Unidos de Norteamérica parecen destinados por la Divina Providencia para plagar de Hambre y Miseria a todos los pueblos de América latina en nombre de la Libertad”.

Luego de analizar en varios artículos las injerencias de Estados Unidos, en los problemas internos de Venezuela, auspiciados por el Gobierno de Barak Obama, para derrocar al gobierno bolivariano, del presidente Nicolás Maduro. Se hace necesario hacer un análisis de la unidad latinoamericana, como factor de integración de nuestras naciones, ante una ofensiva desmedida de los Estados Unidos, en varias áreas del mundo, como Rusia, China, Medio Oriente, bajo su estrategia del mundo unipolar, donde solo existe el Imperio militar, como salida a la crisis del capitalismo, buscando controlar a las naciones en vías de desarrollo.

Las acciones unilaterales y violatorias al derecho internacional, nos retrotrae al Siglo XX, cuando nuestro continente era considerado el patio trasero de Estados Unidos, donde los golpes e invasiones, eran parte de sus planes desarrollistas, como decía Bolívar “plagar de Hambre y Miseria a todos los pueblos de América latina”, esa es la tesis de la democracia estadounidense.

Algunas controversias pospusieron la reunión de UNASUR en Montevideo

Es importante señalar antes de analizar la postura de UNASUR, dándole un parado a Obama, que hubo momentos de tensión en lograr un acuerdo consensuado, en la primera convocatoria a la Asamblea de Cancilleres de esta organización, por ciertas posturas del gobierno de Uruguay, de desconocer las acciones de la política de Estados Unidos, en los problemas internos de Venezuela.

Este desconocimiento del Ejecutivo uruguayo, surge como una controversia diplomática, mostraba un cambio en la postura del nuevo gobierno del FA, marcando una tendencia menos latinoamericanista, al marcar cierta distancia con el gobierno de Maduro, pero alegando posteriormente del acuerdo de UNASUR, que se habían solventado las diferencias, posiblemente el inmenso apoyo a Venezuela, como las sanciones y el intervencionismo de Obama, lograron disipar las dudas, de más de 16 años de agresiones.

En este marco de debate nos pareció importante resaltar unas declaraciones del expresidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, con sus modismos uruguayos, donde afirmó que “quien diga que Venezuela puede ser “una amenaza” para Estados Unidos “debe andar pasado de manija” (alterado) y opinó respecto a las denuncias venezolanas de injerencia que los estadounidenses “se meten en todos lados”.

El ex gobernante del país (2010-2015) reconoció que Venezuela “tiene problemas”, aunque subrayó que “los tiene que solucionar, pero entre los venezolanos”. “Hay una cosa que se llama la autodeterminación. Siempre que se meten de afuera es para peor. Mire lo que pasó en Libia, en todos lados. Déjenlos tranquilos. Que los venezolanos resuelvan sus problemas”, expresó.

Mujica, que dejó la Presidencia el pasado 1 de marzo, habló con la emisora FM Gente del aumento de la tensión entre EE UU y Venezuela y de la declaración de la “emergencia nacional” por parte del presidente Barack Obama con el argumento de que Venezuela es “una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional” para su país. Que “No joda Estados Unidos. Se llevarán mal, pero ¿va a decir que Venezuela es una amenaza para EE UU? ¿Dónde estamos parados? Cualquiera que mire el mapa, mire la cantidad de habitantes, el PBI, la armada, los barcos que tiene… decir que Venezuela puede ser una amenaza para Estados Unidos debe andar pasado de manija”, “estamos podridos de que se metan” los estadounidenses

UNASUR llama a la derogación del decreto ejecutivo de Obama

Luego de posponer el encuentro de Montevideo, Ecuador asume la reunión de Cancilleres de UNASUR, en la ciudad de Quito, donde el presidente Anfitrión Rafal Correa: declara que “América Latina debe levantar su voz contra la prepotencia de Estados Unidos.” En esta nueva instancia, por mayoría de los miembros se logra un acuerdo, ha solicitado a Estados Unidos. “la derogación del decreto ejecutivo que califica a Venezuela como una amenaza para la seguridad nacional del país norteamericano, e introducía sanciones contra algunos funcionarios venezolanos”.

Es importante señalar las declaraciones del secretario general de la UNASUR, Ernesto Samper, quien subrayó que “la organización había sido creada bajo el principio de la paz”, a lo que agrego que “Los principios capitulares que dieron origen a esta organización, fueron la preservación de esta región como zona de paz, el fortalecimiento de la democracia y garantizar los derechos humanos, siendo los tres principios alrededor de los cuales nos hemos y nos seguiremos moviendo en la UNASUR”.

El fortalecimiento de la unidad en la diversidad, ha dado otra lección a la prepotencia de Obama, a su intento de imponer la fuerza y la desunión de los pueblos latinoamericanos, bajo la tesis del colonialismo “divide y vencerás”, ha chocado con una nueva realidad, la madurez de la naciones, que han aprendido a coordinar y crear espacios de desarrollos regionales, que han logrado frenar al ALCA, al FMI y al Banco Mundial, parte de los instrumentos financieros, que Estados Unidos, ha utilizado para dominar nuestras economías. Ejemplo de esta acciones son los planes de ajuste en Europa, bajo esta concepción neoliberal, que ha generado pobreza en el viejo continente, esa historia la conocen los latinoamericanos, que en el Siglo XX, vivieron los efectos de las acciones, del modelo imperialista de Estados Unidos.

La necesidad de la unidad de Latinoamérica en la Cumbre de las Américas

Luego de la digna y firme postura de la declaración de UNASUR, comenzara un desafío para nuestras naciones, en la Cumbre de las Américas, a desarrollarse en Abril en Panamá, posteriormente haremos un análisis más profundo, de la misma. Es importante señalar que esta Cumbre, es un espacio creado como la OEA, para aplicar las políticas de Estados Unidos, aún recodamos el encuentro del comandante y presidente eterno, Hugo Rafael Chávez, se saludó con Obama, quedando de acuerdo en avanzar en la relaciones entre ambas naciones, pero a pocos días de la promesa del presidente de Estados Unidos, se armaban nuevas acciones desestabilizadoras.

Hoy la realidad es más violenta, ya que Estados Unidos asumió su papel de gendarme internacional, para aplicarle el estatus de enemigo público al gobierno y pueblo de Venezuela, en ese marco intentara buscar su apoyo a sus políticas intervencionistas, aplicando presión a los países latinoamericanos, ofreciendo nuevamente espejitos, como empréstitos económicos, para luego volverlos deudas impagables, como ajustes macroeconómicos. No olvidar la crisis de México, sumidos luego de sus acuerdos con Estados Unidos, en la nación más ingobernable de nuestro Continente, como carteles de la droga, miles de desaparecidos, como una economía devastada.

Por último consideramos que en este encuentro de Panamá, con la presencia de Cuba, será un espacio fuerte de debate, ya que Obama, se ha planteado “torcerle el brazo”, a cualquier país que no se ajuste a la políticas y designios de Estados Unidos. Solo la dignidad de los gobierno y de los pueblos, debe ser la respuesta a la nuevos intentos colonizadores, de la nación más poderosa, pero la más inmoral en temas de derechos humanos, en su política corrupta antidrogas, en el racismo, como en la legalización de la tortura, no tiene escrúpulos, ni dignidad ante la humanidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.