lunes, 5 de enero de 2015

¿Será China el salvavidas de la economía rusa?

Ariel Noyola Rodríguez (especial para ARGENPRESS.info)

La tercera semana de diciembre, luego de que el rublo sufriera su peor caída desde la crisis cambiaria de 1998, el gobierno de China manifestó de inmediato su solidaridad con el Kremlin: «Si la parte rusa lo necesita, proporcionaremos la asistencia necesaria dentro de nuestras capacidades», anunció el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi (1). El espaldarazo es producto en buena medida de que China es hoy el primer socio comercial y el cuarto mayor inversionista en Moscú. Es evidente que hay cierta angustia en las elites de Beijing en torno a un eventual agravamiento de la realidad económica rusa.

Durante el último año, el rublo se ha venido abajo en un 41% en relación al dólar y en un 34% frente al euro, básicamente como consecuencia de la caída sostenida del precio del petróleo en los últimos 7 meses y las sanciones aplicadas [a Rusia] por la Unión Europea y Estados Unidos después de los acontecimientos de Crimea. A lo largo de 2014 las salidas de inversiones de cartera alcanzaron 130 000 millones de dólares. El banco central de Rusia ha gastado aproximadamente 100 000 millones de dólares en la defensa de la moneda y ese monto constituye una cuarta parte de las reservas acumuladas.

Por otro lado, la decisión de aumentar al 17% la tasa de interés de referencia para frenar las desestabilizaciones de la moneda podría allanar el camino a una abrupta disminución del crédito y la inversión en el plano interno e incrementar con ello los riesgos de caer en una recesión prolongada. Las propias autoridades rusas advierten ya una situación económica preocupante toda vez que el PIB se contrajo en un 0,50% el pasado mes de noviembre, la primera caída desde octubre de 2009. Alertado sobre los riesgos de nuevas corridas bancarias por parte de analistas de Sberbank (el mayor banco de préstamos de origen ruso), el gobierno de Vladimir Putin anunció que contempla una inyección de liquidez por un monto de 1 billón de rublos (18 600 millones de dólares) y establecer de manera inmediata un depósito de seguridad a fin de garantizar el ahorro.

Los líderes de China son perfectamente conscientes de la grave amenaza que representaría no poder contar con las capacidades de Moscú al 100% en momentos decisivos. A diferencia de los nexos establecidos entre Estados Unidos y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la relación entre China y Rusia no incluye únicamente posicionamientos geopolíticos comunes en diversos temas de la agenda internacional sino también una mayor vinculación en el plano económico y una emergente cooperación financiera, componentes primordiales que aceleran la construcción de un sistema monetario multipolar.

Y es que si bien es cierto que el dólar mantiene su posición como la divisa dominante del Sistema Monetario Internacional, a 6 años de distancia de la propagación global de la crisis, actualmente salta a la vista el creciente protagonismo de China en el proceso de «desdolarización» de la economía mundial a través de acuerdos bilaterales que promueven el uso de monedas nacionales en las transacciones comerciales. (2)

La relación de China con la Federación Rusa se inscribe en esa misma dinámica. El swap cambiario (permuta de cobertura de divisas) con vencimiento a 3 años aprobado en octubre, entró finalmente en operación desde el lunes 29 de diciembre de 2014 por un monto equivalente a 25 000 millones de dólares (150 000 millones de yuanes) (3). De cara al fortalecimiento del dólar en relación con las monedas de las economías emergentes en los últimos meses en medio de una mayor incertidumbre en los mercados financieros, el acuerdo swap está enfocado a disminuir el riesgo cambiario sobre los flujos de comercio e inversión de carácter bilateral. Toda vez que los intercambios entre la Unión Europea y Rusia disminuirán en los años venideros, el comercio entre China y Rusia aumentará y, al mismo tiempo, el abandono del dólar cobrará un mayor impulso.

Los pagos en yuanes entre los dos países se incrementaron en más del 800% entre enero y septiembre de 2014. De acuerdo con Lin Zhi, el funcionario a cargo del Departamento de Europa y Asia Central de la Secretaría de Desarrollo Económico de China, «cerca de 100 bancos comerciales rusos están abriendo las cuentas correspondientes para hacer transacciones en yuanes […] la lista de los bancos en los que los depositantes comunes pueden abrir una cuenta en yuanes también está creciendo». (4)

En cuanto a los instrumentos del mercado de capitales, las operaciones denominadas en la «moneda del pueblo» (renminbi) en la bolsa de valores de Moscú se multiplicaron por 10 en términos interanuales. Adicionalmente, y en detrimento de la hegemonía del dólar, empresas rusas como la petrolera Gazprom examinan la posibilidad de emitir bonos bajo denominación del yuan desde Hong Kong y así disminuir sus costos de financiamiento. (5)

A todas luces es incuestionable que la mancuerna económica y geopolítica entre China y Rusia es cada vez estrecha y continuará fortaleciéndose a medida que ambas potencias consoliden una nueva correlación de fuerzas en el escenario internacional. Hasta cierto punto de manera no oficial, ambas naciones persiguen la consolidación de un ambicioso plan de defensa en diversos frentes de cara a la ofensiva imperial de la OTAN (6) y el unilateralismo del Sistema de la Reserva Federal (Fed).

Según una nota editorial del diario Global Times, «como vecino cercano, Rusia desempeña un papel indispensable como socio estratégico de China en la comunidad internacional» (7). La participación mayoritaria de China en el nuevo banco de desarrollo del BRICS (acrónimo de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) (8) y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en inglés) (9), así como los préstamos otorgados en el continente asiático, los países del norte de África, Medio Oriente y América Latina, revelan por una parte su intención de complementar las competencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) como «prestamista de última instancia».

Por otra parte, el sostén financiero a la República Argentina en su batalla contra los fondos buitres (NML Capital, Aurelius, etc.) y la renovación de una línea de crédito en condiciones flexibles a Venezuela por 4 000 millones de dólares en julio de 2014 son muestra de que, más allá de consideraciones económicas, existe por parte de China un interés a largo plazo en robustecer las relaciones con sus aliados de mayor envergadura. Ahora precisamente, la coyuntura crítica de la economía rusa constituye un enorme desafío con vistas a demostrar la efectividad de China como salvavidas.

- Ariel Noyola Rodríguez es columnista de la revista Contralínea (México).

Notas:
1) «China foreign minister says willing to help Russia», Reuters, 21 de diciembre de 2014.
2) «China: Turning away from the dollar», por James Kynge y Josh Noble, The Financial Times, 9 de diciembre de 2014.
3) «Ditching US dollar: China, Russia launch financial tools in local currencies», Russia Today, 29 de diciembre de 2014.
4) «Russia-China trading settlements in yuan increases 800%», Russia Today, 21 de noviembre de 2014.
5) «Gazprom mulls issuing bonds in offshore yuan», The BRICS Post, 26 de diciembre de 2014. 
6) «La OTAN pretende prohibirles a Rusia y China que se desarrollen», por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria), Red Voltaire, 8 de septiembre de 2014.
7) «How long can Russia withstand the crisis?», Global Times, 22 de diciembre de 2014.
8) «Las semillas de una nueva arquitectura financiera», por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire, 1º de julio de 2014.
9) «Beijing: el crepúsculo asiático post-Bretton Woods», por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire, 1º de noviembre de 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Deuda pública: Un cáncer que acecha en la Argentina, pero también a Grecia o España

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La deuda pública de la Argentina promete ser uno de los grandes temas económicos y políticos del 2015 y no solo para el país, ya que la situación en torno al conflicto con los fondos buitres o especuladores, como con la Justicia de Estados Unidos interviene en otras latitudes, no solo por lo económico, sino y especialmente en el plano de la política.

Tanto Grecia como España, en procesos electorales en el corto plazo y que habilitan expectativas de cambio tienen entre sus amenazas a los acreedores de la deuda y al sistema financiero mundial y sus gerentes de los organismos financieros internacionales, tales como el FMI y el BM.

El sistema mundial del capitalismo ejerce presión sobre los países deudores para la cancelación de deudas contra un ajuste que se descarga sobre los pueblos y a costa de la soberanía. Constituye una de las facetas de la crisis mundial en curso desde 2007/08.

Por ello es que el sistema se la juega en el desenlace de la situación local, que puede seguir cancelando deuda o iniciar un proceso complejo de desobediencia, suspendiendo los pagos y habilitando la auditoría de la deuda desde tiempos de la dictadura de 1976/83 tal como se resolvió en la Ley de Pago Soberano de septiembre del 2014.

Monto de la negociación en curso

Recordemos que la cesación de pagos fue por 100.000 millones de dólares en 2001. El país sigue en cesación de pagos con el 7,6% de los acreedores tenedores de aquellos bonos, ya que el 92,4% accedió a los canjes de deuda del 2005 y 2010.

El país se comprometió a no mejorar la oferta de pago, y si así lo hacía con los acreedores no ingresados a los canjes de deuda, debía ofrecer las mismas condiciones a los que si aceptaron el canje. Es lo que se conoce como cláusula RUFO, la que venció a fines del 2014 y razón por lo cual no se accedía a la demanda de cobro de la sentencia Griesa lograda por los fondos buitres.

La acreencia en default alcanza a 7.600 millones de dólares del 2001 (7,6% de 100.000 millones), a los cuales deben sumarse los intereses correspondientes reclamados por los actuales tenedores de esos títulos. Se estima que actualizada la deuda con todos esos acreedores se puede llegar a más de 20.000 millones de dólares según estiman las autoridades argentinas.

No es poco para un país sin gran capacidad de compra de divisas para hacer frente a sus obligaciones externas, del orden de los 147.000 millones de dólares a junio del 2014 según las cuentas nacionales (claro que no se computa la deuda con organismos estatales). Vale recordar que al momento del default en diciembre del 2001 la deuda externa alcanzaba los 145.000 millones de dólares. Si computamos esos potenciales 20.000 millones de dólares de deuda actualizada, el stock de deuda en valores absolutos es mayor al del momento de la cesación de pagos. El argumento oficial es que el stock de deuda es menor en proporción al PBI, un dato cuestionado por las mediciones de la estadística oficial.

A los fines de pensar la capacidad de pago de la Argentina, conviene recordar el deterioro de la situación externa del país, con un superávit comercial en baja estimado en 7.000 millones de dólares para 2015 derivado de precios internacionales en baja de los productos de exportación, especialmente la soja y límites estructurales al ingreso de divisas, por inversiones o préstamos. Vale adicionar que el superávit se logra con restricciones a las importaciones y regulación de las exportaciones, todo lo que interviene en el nivel de actividad y su impacto como desaceleración económica, recesión productiva y pérdidas de puestos de trabajo-

La deuda era un cáncer en 2001 y lo sigue siendo en el 2015.

La información oficial reconoce a septiembre del 2014 una deuda pública de 209.000 millones de dólares, que según comentamos se aumentaría luego de algún acuerdo con los hold-out y mucho más si contabilizamos la deuda asumida por las provincias de la Argentina. La cifra podría escalar en un 50% más. Vale diferenciar deuda externa por 147.000 millones de dólares y deuda pública por 209.000 millones de dólares.

Muchos de esos acreedores que demandan cancelar deuda a la Argentina compraron los bonos por una miseria, en tiempos de default y escasa credibilidad en la capacidad y posibilidad de pago por parte de Argentina. Es una situación que cambió desde que el país se transformó en un riguroso pagador de deuda, que como se reconoce desde el gobierno, en estos años transitados desde el 2003 se cancelaron más de 190.000 millones de dólares bajo la política de desendeudamiento.

En ese marco, de un país cumplidor con los vencimientos, los fondos especulativos apostaron fuerte a la recuperación de la capacidad de pago de la Argentina y demandaron al país ante la justicia estadounidense, tal como estaba previsto en la emisión de esos títulos.

Por eso, por ser fondos que especularon con la mejora de la situación argentina se los denominó “fondos buitres”, aves de rapiña que atacan a un deudor con problemas de pago hasta la recuperación.

La Argentina llevó en crítica la situación a los ámbitos mundiales recibiendo la máxima solidaridad e incluso un trámite favorable en Naciones Unidas para legislar sobre temas similares relativo a deudas soberanas a futuro.

El caso, de seguir el trámite y aprobarse algún mecanismo favorable a los países deudores, servirá eventualmente para evitar ataques especulativos sobre deudas soberanas de otros países, aunque no para la situación argentina actual, demandada como está por los fondos buitres en la Justicia de Estados Unidos. Las disposiciones de la ONU tendrán vigencia a futuro y sin efecto retroactivo.

Una parte de esos acreedores (hold-out), demandaron a la Argentina en los tribunales de Nueva York por unos 1.300 millones de dólares. En el Juzgado neoyorkino de Thomas Griesa lograron durante el 2014 una sentencia favorable ratificada en instancias judiciales superiores que obliga a la Argentina a cancelar en efectivo el 100% de la deuda más intereses, lo que alcanza al día de hoy a más de 1.600 millones de dólares. La Argentina ofreció a esos acreedores las mismas condiciones que al 92,4% ingresado a los canjes del 2005 y 2010, un monto que está por debajo de la sentencia judicial lograda en Nueva York, por lo que los acreedores no aceptaron.

A partir de esa situación se generó un default técnico de la Argentina, no solo por no cancelar el juicio en Estados Unidos, sino porque ya no se puede acreditar en la cuenta en Estados Unidos de los acreedores ingresados a los canjes de deuda bajo legislación estadounidense. Es que existe la posibilidad de embargo de esos fondos. Así, hay 539 millones de dólares inmovilizados en el Banco Mellon de Nueva York, depositados desde junio del 2014 y se habilitó por ley del Congreso argentino el cambio de domicilio de pago, previo canje de bonos, hacia una cuenta en el Banco de la Nación en Buenos Aires. No hubo adherentes a esta posibilidad y el gobierno depositó esos fondos desde septiembre pasado, los que están inmovilizados en una cuenta especial en el BCRA.

Los siguientes pagos siguen inmovilizados en esa cuenta. Argentina quiere pagar y el probable embargo externo impide que los acreedores ingresados a los canjes de duda acrediten en sus cuentas fondos que el país destina con ese fin, haciendo más compleja aun la situación de la deuda. Un gran embrollo que resulta en fondos inmovilizados para cancelar deuda que podrían ser utilizados con otros destinos de política económica y social.

Lo que puede suceder y un camino alternativo

La negociación con los fondos buitres casi no existió en este tiempo, por lo menos públicamente, y la Argentina fue declarada en default técnico limitado y se mantiene penalizada en el sistema financiero internacional, quien presiona para un arreglo con esos hold-outs o fondos buitres.

Entre otras razones para no mejorar la oferta de pago, desde el gobierno argentino se esgrimía la vigencia de la cláusula RUFO, con efecto hasta fines del 2014 y que exigía pagar a los ingresados en los canjes del 2005 y 2010 los mejores pagos que se hicieran a cualquier acreedor de aquella deuda en cesación de pagos del 2001. Ya no existe la famosa cláusula y se habilita la posibilidad de nuevas negociaciones con los acreedores de la sentencia Griesa, lo que puede ser extensivo al conjunto de los acreedores que no ingresaron a ninguno de los canjes de deuda.

Insistamos que están en juego 1.600 millones de dólares con la deuda con sentencia y unos 20.000 millones de dólares con el conjunto de tenedores de títulos en default.

Un primer interrogante es si durante el 2015 la Argentina accederá a negociar con esos fondos buitres y bajo qué condiciones se logrará el acuerdo. Si no negocia y/o no acuerda, el problema se transfiere al nuevo gobierno que asuma en diciembre del 2015. Otro interrogante remite a las fuentes de financiamiento externo de la Argentina en un año donde deben cancelarse 12.000 millones de dólares, la mitad en BODEN 2015, un bono del canje de deuda que tiene vencimiento en octubre del presente año. El último y reciente intento para conseguir un canje de deuda por 3.000 millones de dólares, alargando los plazos de vencimiento de octubre del 2015 a octubre del 2024, con mejores condiciones para los acreedores, no obtuvo propuestas suficientes y evidencia los límites de reinserción de la Argentina en el mercado mundial de préstamos.

En ese sentido, China facilitó la ejecución de tres tramos, por 814 millones, 500 millones y 1.000 millones, de su operación swap contraída con la Argentina por un total posible de 11.000 millones de dólares, en rigor, en yuanes, la moneda de China. Así, la Argentina se hizo de yuanes equivalentes por 2.314 millones de dólares y utilizar fondos de reservas internacionales para cumplir con los compromisos derivados de la deuda y finalizar el año con más de 31.000 millones de dólares de reservas internacionales. Es un horizonte posible la continuidad de asumir nueva deuda con China y postergar una nueva explosión de la crisis de la desuda pública de la Argentina

Otra posibilidad es la suspensión de los pagos y la realización de una auditoría de la deuda, como se establece en la legislación de septiembre pasado.

La asamblea popular integrada por un conjunto diverso de organizaciones sociales y políticas que impulsan una campaña por la suspensión de los pagos, la realización de una auditoría de la deuda y en defensa de la soberanía de los bienes comunes, se dirigieron a todos los parlamentarios nacionales para consultarlos sobre los avances realizados en la conformación de la Comisión de Auditoría. Aclaran en un comunicado que nada esperan de los congresistas y si de la población para instalar un gran movimiento popular que exija una política alternativa en materia de deuda, para terminar con el cáncer de la deuda.

Por todo ello es que madura la idea de una Conferencia Internacional por la suspensión de los pagos de la deuda en Argentina, en abril del 2015, a 15 años del fallecimiento de Alejandro Olmos, quien llevó a juicio a los responsables del endeudamiento externo en tiempos de la dictadura genocida, el inicio ilegitimo del endeudamiento actual.

Esa Conferencia Internacional puede ser un ámbito en donde se publicite la situación de Argentina, Grecia o España y de todos los pueblos del mundo chantajeados por el cáncer de la deuda pública y el ajuste que demandan las clases dominantes de un capitalismo en crisis.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Holdouts: Cláusula Rufo y año 2015

Héctor Giuliano (especial para ARGENPRESS.info)

El nuevo año se abre con una peculiar expectativa de arreglo de la cuestión de los Holdouts (los bonistas que no entraron en el Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010) en el marco de la Crisis de Deuda Pública que arrastra la Argentina.

Habiendo logrado diferir el cumplimiento del fallo Griesa hasta el fin del 2014 - con la aquiescencia de los principales actores del sistema financiero pero con una “soga corta” que le restringe su libertad de movimientos - el gobierno CFK encararía ahora las negociaciones del caso para fijar las condiciones de pago de la sentencia judicial, una sentencia que perdió en todas las instancias legales de los tribunales norteamericanos cuya competencia reconoció.

El establishment le está recordando a la presidenta que con el supuesto vencimiento de la cláusula RUFO se le habrían acabado las “excusas” al gobierno para no pagar lo que manda el juez Griesa y que los tiempos urgen para dejar acordada la forma de pago a los acreedores siguiendo la modalidad de firma por esta administración de obligaciones que tienen que pagar las venideras.

Las cláusulas del megacanje Kirchner-Lavagna

Las graves complicaciones para el Estado Argentino del entramado jurídico y financiero del Megacanje 2005-2010 no provienen sólo de cláusulas pre-existentes sino de agregados particularmente concesivos aceptados por la administración Kirchner a través de dicho acuerdo:

a) Prórroga de Jurisdicción ante Tribunales Extranjeros.

b) Renuncia a oponer la inmunidad soberana.

c) Exenciones impositivas - presentes y futuras - a los acreedores, sin retenciones de ningún tipo sobre pagos de Capital e Intereses.

d) Paridad de trato a los Acreedores - Pari Passu - en la emisión de los nuevos bonos.

e) Cláusula del Acreedor más Favorecido, consistente en extender a todos los acreedores cualquier mejora concedida a uno de ellos.

f) Compromiso de no hacer - Negative Pledge - consistente en el compromiso de no gravar activos del Estado a favor de otros acreedores (como el caso de prendas o hipotecas) como garantía de disponibilidad de bienes para el caso de embargos contra el país.

g) Cláusula Cross Default o incumplimiento cruzado, según la cual la falta de cumplimiento de uno sólo de los servicios (Capital y/o Intereses) implica automáticamente la mora y posibilidad de reclamo de todos los acreedores, disparando la aceleración o exigencia anticipada de las obligaciones.

h) Cláusula de Acción Colectiva (CAC) o incorporación de la regla según la cual ante cualquier problema futuro con los nuevos bonos emitidos rige el criterio que lo decidido por la mayoría obliga también a la minoría de los tenedores.

Toda esta batería de cláusulas implica que la Argentina ha quedada “atada de pies y manos” en materia legal frente a cualquier forma de incumplimiento de los nuevos bonos.

Parte de este tipo de condiciones ya habían sido aceptadas en casos precedentes del país - especialmente desde el Plan Brady 1992/93 - pero otras fueron cláusulas nuevas incorporadas por la actual administración.

Mas independientemente de sus antecedentes, la realidad es que esto lo hizo el gobierno de Néstor Kirchner en el 2005, con la responsabilidad técnica del Ministro de Economía Roberto Lavagna y su Secretario de Finanzas Guillermo Nielsen; y que lo ratificó su esposa, Cristina Fernández, con la reapertura del canje en el 2010, bajo la responsabilidad técnica del Ministro Amado Boudou y el Secretario Hernán Lorenzino.

El fracaso del Megacanje Kirchner

La actual nueva Crisis de Deuda que vive la Argentina - crisis por Insolvencia, debido a que el país no tiene capacidad de repago y crisis por Iliquidez, porque no tiene las divisas necesarias para atender los servicios de Capital e Intereses - está directamente relacionada con el fracaso del Megacanje Kirchner-Lavagna.

Un plan de refinanciación de deuda fracasa cuando - después de haber sido “vendido” a la opinión pública como un “éxito de negociación” - resulta que en la práctica no puede pagarse si no es cancelando vencimientos con nuevas deudas y contrayendo deuda adicional, que es lo que la administración Kirchner ha venido haciendo en su “década ganada”.

El gobierno Kirchner ha estado falseando abiertamente los resultados de su Megacanje con el engaño del “des-endeudamiento” público y con la misma regla seguida por todos los gobiernos que lo precedieron - desde el Proceso Militar hasta la fecha - en materia de reestructuraciones de Deuda.

Los Acuerdos de Nueva York 1985-1987 bajo la administración Alfonsín (con el equipo económico Sourrouille-Brodersohn-Marx), el Plan Brady 1992-1993 bajo la administración Menem (con el equipo Cavallo-Marx) y el Megacanje 2001 bajo la administración De la Rúa (también con el tándem Cavallo-Marx) fueron todos presentados en su momento como grandes éxitos de negociación pero terminaron en fracasos y en sendas crisis de Deuda, que llevaron incluso a la caída dos de esos gobiernos: crisis de los años 1989 (Hiper-Inflación y crisis de Balanza de Pagos), 1995 (Efecto Tequila) y 2001 (fin de la Convertibilidad, que había sido sostenida con Deuda Externa).

De la misma manera que los anteriores, tampoco el Megacanje Kirchner-Lavagna pudo ser atendido con recursos genuinos y el gobierno debió apelar desde entonces a recursos extraordinarios y no propios del Estado: uso de las reservas internacionales del Banco Central (BCRA) para el pago de Deuda Externa a Organismos Financieros Internacionales - empezando por el FMI - y Acreedores Privados, estatización de las AFJP para usar los recursos previsionales de la ANSES en forma masiva transfiriéndole la carga de la Deuda a los Jubilados y desvío de los recursos crediticios del Banco Nación (BNA) y de una pluralidad de organismos oficiales con el mismo objetivo.

Habiendo agotado así prácticamente la capacidad de traspaso de sus obligaciones externas a Deuda intra-Estado (hoy casi un 60 % de la Deuda Total) y habiendo asumido a la vez un stock igualmente creciente de Deuda Pública por toma de nueva deuda a un promedio mayor a los 10.000 Millones de Dólares (MD) por año, la administración Kirchner terminó en el mismo tipo de crisis que todos los gobiernos precedentes: Crisis de Deuda por incapacidad de Pago y paliativo de re-endeudamiento permanente.

La validez de la Cláusula RUFO

Todo el mundo viene diciendo que concluido el año 2014 se produce la caducidad de la cláusula RUFO y por ende el gobierno quedaría liberado de la obligación de extender los beneficios de mayor pago a los holdouts también a los bonistas del Megacanje.

En esto coinciden las interpretaciones del gobierno, la oposición política, los medios de prensa y todo un coro de economistas del establishment, deseosos que el país acelere su retorno al Mercado Internacional de Capitales en función de la Hoja de Ruta Boudou, cuyo cumplimiento está en curso.

Pero todas estas voces parecen desconocer los términos reales de la grave situación que enfrenta hoy la Argentina y que ha puesto en advertencia un trabajo - ya citado por nosotros más de una vez - de Javier Llorens: “La Argentina Zombi III: Un perro llamado RUFO o el perro de la RUFO, para disimular la RUFO FOR EVER que acecha a la Argentina” (Agosto 2014).

Básicamente, lo que sostiene Llorens es lo siguiente:

1. Que la Cláusula RUFO - Derecho a futuras Ofertas - contenida en el prospecto de emisión de los bonos del Megacanje Kirchner-Lavagna permitía al país efectuar nuevas ofertas de canje o llegar a acuerdos privados con los holdouts, sin tener que aplicar la Cláusula MFC (Acreedor más favorecido).

2. Que el problema lo generó el gobierno K con el dictado de las Leyes cerrojo y conexas - Ley original 26.017, Ley 26.547 de reapertura del Canje, Ley derogatoria 26.886 y leyes anuales de Presupuesto - que establecieron la prohibición de mejorar las condiciones de canje a los holdouts en relación a las acordadas con los bonistas.

3. Que, como consecuencia de haber suspendido y anulado el gobierno Kirchner - por las leyes citadas - la alternativa de las cláusulas RUFO/MFC al prohibir mejoras y acuerdos futuros, la RUFO no habría vencido en Diciembre sino permanecería en vigencia, lo que expone al Estado a tener que extender a los Holdin (los bonistas del canje) cualquier oferta más favorable que obtengan los Holdouts (los que no entraron).

El tema es sumamente complicado y las interpretaciones al respecto pueden ser discutibles pero seguramente no le evitarán al Estado Argentino nuevos dolores de cabeza por reclamos de acreedores.

No va a faltar algún bonista díscolo que pueda intentar un reclamo de este tipo pese a que el gobierno confía en estar liberado de la cláusula RUFO por vencimiento a fin del 2014 cuando ello no estaría asegurado.

Más aún, cualquier bonista del canje pudiera accionar contra el Estado Argentino por mala fe en el cumplimiento de los compromisos pactados y, particularmente, por la intención evidente de dilatar cualquier acuerdo de pago con los Fondos Buitre (FB) a partir del 2015, especulando con burlar el cumplimiento de la RUFO.

Es obvio que el país puede sufrir un reclamo por este motivo dado que si el gobierno no se creyese obligado por las cláusulas RUFO-MFC no hubiera asumido este comportamiento dilatorio, apelando a toda una serie de cuestiones de procedimiento para burlar la aplicación de la RUFO, aunque sin poder escapar a la orden del juez Griesa de pago a los holdouts a valor nominal.

El gobierno Kirchner lógicamente no va a reconocerlo - nunca admite sus errores sino que, por el contrario, trata de disfrazarlos en forma bastante burda (Inflación, Crecimiento, Salarios Reales, Pobreza/Indigencia, Deuda Pública) - pero la verdad es que esto es producto no sólo de la estructura de arrastre del problema de la Deuda sino además, y muy especialmente, de sus propios errores en la forma de negociación de la misma y en la estrategia legal seguida frente a los acreedores, fundamentalmente: no cuestionando la legitimidad de los bonos, aceptando la condición de los FB como tenedores y reconociendo el valor nominal de los títulos en lugar del valor de compra.

Por ello, frente a la encerrona financiera y legal, un gobierno nacional que quisiera replantear las reglas de juego debería hacer hoy tres cosas básicas:

1. Blanquear el Default de la Deuda Pública suspendiendo el pago de sus Servicios.

2. Abrir una Auditoría integral de la Deuda, esto es, investigarla para determinar su grado de legitimidad.

3. Una vez determinada la Deuda Legítima y la Capacidad real de pago del Estado, proceder a una reestructuración forzosa y no voluntaria de toda la Deuda.

Es probablemente la última oportunidad que tendría esta administración si quisiera intentar la confrontación necesaria para no seguir hundiendo al Estado en esta nueva ola de endeudamiento perpetuo, en lugar de seguir siendo fautor de tal endeudamiento.

Caso contrario, el país marcha hacia un nuevo allanamiento a las exigencias de pago de todos los holdouts (con los FB a la cabeza), hacia una muy probable derogación de las leyes cerrojo y conexas (incluyendo la Ley 26.984, que establece la creación de una comisión investigadora de la legitimidad de la Deuda y que el gobierno incumple en constituirla) y con ello hacia el objetivo buscado del Megacanje Kirchner-Lavagna y la Hoja de Ruta Boudou, que es volver al Mercado Externo de Capitales, precisamente para tomar más Deuda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: La jubilación es un subsidio por vejez

RED ECO

Eugenio Semino es defensor de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires. Durante una entrevista en el programa Los Locos de Buenos Aires, realizó un balance de la situación previsional en el año que terminó. Además ejemplificó con cifras concretas por qué el de Argentina no es un sistema previsional tradicional sino un subsidio por vejez y por qué hoy se ha creado una “AFJP gubernamental” en la que el dinero de los jubilados se deriva hacia destinos que no son el mejoramiento sustancial de sus haberes.

“Estamos en una danza perversa en Argentina donde entramos a negar la realidad que nos circunda. Se llega a discutir falacias permanentemente; si la canasta que armamos desde la Defensoría es más o es menos, si agregamos o no el queso fresco, si lo armamos con precios cuidados o no cuidados. Esto lleva a que se extremen posiciones frente a la falacia”, opinó Semino acerca de sobre qué bases se debate este tema que en general permanece ausente de las agendas de los medios y de los debates políticos.

“La última medición de la canasta para un adulto mayor con precios de noviembre fue de 6.700 pesos sin precios cuidados y 5.911 con precios cuidados. Es una canasta muy elemental que incluye alimentos, remedios, viáticos, una sola salida al mes y los gastos de vivienda. Recordemos que si bien hay muchos adultos mayores que viven en vivienda propia, hoy un gasto de mantenimiento para una vivienda que no es PH se calcula entre 1.200 pesos mensuales, para un PH son 1.500 y si se alquila una pieza en una pensión en los barrios de Montserrat, San Telmo o Congreso está en los 1.800 pesos. Por lo tanto, hacemos un promedio entre estos tres valores”, comenzó a explicar Semino.

El ombudsman comentó que la metodología que utilizan para el cálculo es muy simple y es la misma desde hace varios años. Las mediciones las realiza la Defensoría con precios de abril y noviembre, siempre en las mismas bocas de expendio para los alimentos: dos supermercados chinos de dos barrios de la Ciudad de Buenos Aires y un hipermercado, lo cual luego se promedia. Se usan siempre las mismas marcas que no son de primera sino que están en la media de precios. En el caso de los medicamentos se toman tres para patologías crónicas con el descuento de PAMI que es de casi un 80%, insumos que, aclara, aumentaron entre un 60 y un 70% en casi todo el 2014. En cuanto a los viáticos que forman parte de la canasta, se incorporan cinco viajes en colectivo por semana y un remise por mes. Y por último solo se pondera una salida por mes a una pizzería.

“O sea que para vivir mal tenés que tener 6.700 pesos de ingresos. Tenemos un 53% de los jubilados a nivel nacional que cobran un solo haber mínimo, o sea 2.600.000 personas; luego hay un grupo que cobra una jubilación y una pensión pero aun así llegás al nivel elemental de la canasta”, agregó.

Semino realizó un balance de este año. Para comenzar afirmó: “Un tema central, que no es solo de este año, es la crisis estructural en el sistema de Seguridad Social con sus tres pilares: trabajo y previsión, salud, y educación formal y no formal. Esto no ha tenido modificaciones y seguimos un derrotero muy complicado en una crisis que se va profundizando paulatinamente”.

Además, Semino repasó la nueva moratoria previsional que se sancionó en julio de 2014 (1): “esta medida la reclamaba mucha gente ya que había más de 500 mil personas en situación de no poder acceder al sistema jubilatorio porque la moratoria del 2005 se había agotado y no permitía hacerse cargo de la deuda posterior a 1993. Esta nueva moratoria incluye la deuda hasta el 2003 y tiene, a diferencia de la anterior, limites en términos del patrimonio y del ingreso pero termina siendo necesaria. La anterior duró entre 5 y 7 años, ésta se prevé que dure dos años y después vamos a estar sacando una moratoria cada seis meses. Porque como medida de coyuntura es buena para un segmento que queda afuera pero como medida estructural lo que desnuda es el problema de base que no se tocó porque siguen vigentes las leyes 24.241 y 24.463 (ley Cavallo). Además sigue la litigiosidad, si bien desde el 2012 se liquidan mas prolijamente las sentencias igual los juicios siguen tardando una eternidad”.

También, como parte del balance, comentó acerca del intento de remoción de dos jueces cuyos fallos han beneficiado a los jubilados: “Este año nos mostró una brutal agresión y avance que se viene dando desde 2011 sobre jueces probos de la Seguridad Social. Este año concluyó el juicio político a dos de ellos: Luis Herrero y Emilio Fernández (2). Pudimos estar en su defensa en el Consejo de la Magistratura y perversamente dijeron en la última sesión cuando debían abrir el jury, que había pasado mucho tiempo y que se archive. En realidad lo que sucedió es que tuvieron de rehenes a los jueces para que no fallaran, fueron recusados, estuvo la sala parada y los que vieron demorar eternamente las causas fueron los jubilados, muchos de los cuales se siguen muriendo en la espera”.

Luego, el defensor de la Tercera Edad analizó temas más puntuales como el de la renta vitalicia y el de los jubilados que teniendo los años de aporte no pueden acceder al beneficio porque no llegan a la edad exigida por la ley.

“La renta vitalicia fue una estafa anexa a la que fueron las AFJP. Te prometían en su momento que si vos tenias una contingencia como un accidente de trabajo, una discapacidad o un fallecimiento, te iban a cubrir de por vida con un haber en dólares. Esas contingencias se convirtieron en rentas vitalicias que hoy son de 200 o 300 pesos. La Justicia lo que ha dicho es que tienen que ser por lo menos asimiladas a un haber mínimo (3.200 pesos aproximadamente) pero no se ha aceptado este criterio”, explicó.

Los NI – NI son aquellas personas que teniendo 30 o mas años de aportes al sistema llegan a una edad previa a la jubilatoria (que para la mujer es 60 años y para el hombre 65), quedan fuera del mercado laboral por lo que están sin trabajo formal y por no cumplir la edad no tienen posibilidad de jubilarse. “Esta es una verdadera contradicción para lo que es el criterio de la moratoria donde aquel que no aportó aún ningún año se puede jubilar y estas personas que ya hicieron el total de los aportes no pueden acceder. En esta situación estarían más de 300 mil personas, según cifras que son bastante inciertas. Esta gran inequidad es producto de un sistema que estructuralmente no se ha modificado. En 2008 cuando se estatizan los fondos de pensión, medida que fue acompañada fervorosamente por los pocos mismos que levantamos la voz cuando se privatizó el sistema, sabíamos que el gran riesgo era crear una AFJP gubernamental. Y esto fue lo que pasó. No es siquiera estatal sino gubernamental y cuyos fondos se usan para cualquier otra cosa. No son medidas casuales y no hay espontaneísmo en esto”.

Semino abordó luego la situación en que se encuentra el Fondo de Sustentabilidad y Garantía que hoy tiene acumulado, según dicen, 480.000 millones de pesos. “Ese fondo se creó en 2007 por un decreto del Poder Ejecutivo. Ese decreto tenía un artículo 6º que decía que el Fondo debía ser equivalente a la erogación anual que tuviese el sistema o sea a la cantidad de beneficios que se pagarán en un año. Cuando al año siguiente se hace la ‘AFJP gubernamental’ y se dicta la ley, ese artículo desaparece. La nueva ley de 2008 dice que el Estado nacional podrá invertir para desarrollo de la economía hasta un 20% del excedente del Fondo de Garantía. Como se sacó el tope, entonces ¿cuál es el excedente? Todo puede ser el excedente. Entonces de allí se financia Futbol para Todos, el Plan Procrear al que no pueden acceder los jubilados, etc.”, explicó Semino.

Según lo que se afirma desde el gobierno, la existencia de este fondo es la garantía para que los aportes al sistema que no van al pago de haberes puedan invertirse y obtener rentabilidad para ser de esta manera una garantía de la sustentabilidad del sistema. Además afirman que utilizar el fondo para, por ejemplo, elevar la jubilación y garantizar el 82% de los haberes, significaría el quiebre del sistema. Sobre ambas afirmaciones fue consultado Semino quien dijo: “La característica de ser un fondo anti cíclico es muy relativa en primer lugar por lo que se está haciendo con el propio dinero. Por otra parte contradice el criterio de un sistema de reparto el cual debe garantizar que haya condiciones de equidad que se correspondan con la historia laboral de cada uno de los que lo integran .Por otra parte, y esto es lo mas peligroso, es que en ese Fondo hay un 66% que son papeles (bonos del Estado) pero además hay 480.000 millones de pesos y se están muriendo de hambre los que están adentro del sistema. O sea no es un sistema previsional tradicional sino que hay un subsidio por vejez en la Argentina porque se ha achatado la pirámide, el 80% están en la base, y se mantienen algunos regímenes especiales (docentes, Conicet, diplomáticos) que son muy chicos, cobran el 82/85%”.

Para terminar, el Defensor dela Tercera Edad opinó acerca de por qué, a diferencia de hace 100 años, la vejez se constituye hoy en un gasto, en una carga y es de alguna manera cultural y políticamente negada: “Hoy en Argentina donde hay una necesidad hay un negocio (y no un derecho como se decía en el siglo pasado). El negocio de la Seguridad Social se ampara en algo que se ha generado como cultura que es una cultura hedonista de Dorian Gray, la gran gerontofobia pasiva, o sea no aceptamos el envejecimiento. Por eso no tenemos por qué preocuparnos por la vejez porque no vamos a llegar a ella. Bajo esta óptica, los criterios de hace 100 años con los que se estructuró el sistema de seguridad social que ya no existe, eran válidos porque había una burguesía que quería que siguieras consumiendo después de la etapa de producción dentro del esquema fordista. Entonces se le guardaba el dinero y eso se le iba a dar luego porque el capitalismo necesitaba seguir produciendo para tener plusvalía. Y eso generaba el desarrollo de mercados internos. En esta etapa del capitalismo esto no está planteado así. Sin embargo desde lo que es construcción social seguimos con el criterio fordista, o sea vos sos hasta los 60 o 65 años aunque tengas una sobrevida, a diferencia de hace 100 años atrás, de 30 años más. Entonces ¿qué hacemos con esa sobrevida? Sos un gasto, una carga social y sos negado socialmente (…). Hay un sistema político que no se encarga de esto, hay una profunda crisis. Se ha perdido la visión secuencial del desarrollo de una sociedad y si no se toma todas las etapas integralmente no va a haber seguridad social”, finalizó Semino.

1) “Lo que está haciendo la moratoria es encubrir un problema estructural”.
2) Jubilados: defensa de sus haberes y de los jueces que preservan sus derechos.

Audio: https://archive.org/download/semino_201501/semino.mp3

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

"Macri recibe el 2015 con un tarifazo"

Marcelo Ramal (especial para ARGENPRESS.info)

"Macri ha recibido el 2015 con otro tarifazo confiscatorio". Así caracterizó Marcelo Ramal, legislador del FIT, al aumento del 29% dispuesto para las empresas de grúas en la Ciudad. "Esta medida beneficiará a dos empresas que se hicieron de este negocio en los tiempos de Grosso, y que trabajan hoy con su licitación vencida", continuó Ramal. "No existe en la Ciudad concesión más parasitaria que la de la grúa: paga un canon fijo, pero sus ingresos crecen al compás de un acarreo de vehículos cada vez más despótico y arbitrario".

"Los privatizadores de la grúa no sólo se benefician con el aumento de tarifas. Además, el Estado porteño acaba de cederles el 20% de las nuevas cocheras que se construyen junto a la facultad de Derecho, y subsidios especiales para el alquiler de camiones".

Ramal agregó que "La penalización creciente en el uso del vehículo particular no va a incentivar el uso del transporte público, por la sencilla razón de que éste se encuentra colapsado y en estado ruinoso. Así lo han documentado en reiteradas oportunidades los trabajadores del subte".

"El tarifazo se completa con un aumento del 33% en la ficha del parquímetro, que está acompañado de un plan oficial para privatizar el estacionamiento en más de la mitad de las calles de la Ciudad".

"Con esta exacción a los vecinos, que se suma a los aumentos de ABL y Patentes, el macrismo quiere bancar un presupuesto cargado de obras sobrefacturadas y deudas en dólares. Los beneficiarios del aumentazo no serán los maestros o enfermeros porteños, sino los acreedores financieros de la Ciudad y sus contratistas privados".

Ramal concluyó reclamando "la anulación del tarifazo y la apertura de los contratos y concesiones con privados a la consideración popular, lo que pondrá de manifiesto los múltiples vínculos del gobierno PRO con la patria contratista".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Sobre la ley de centros culturales: ¿Legalizando la contracultura?

REVISTA EL ABASTO - NOSDIGITAL - INDYMEDIA

Fue aprobada en la Legislatura Porteña la llamada "Ley de Centros Culturales". Los partidos políticos Frente Para la Victoria y el PRO votaron por unanimidad. La noticia salió con bombos y platillos en Pagina 12, Clarín y La Nación.

Con este anterior párrafo está todo dicho y podríamos concluir esta editorial, pero bueh...

Todo legal, todo será medido

El 29 de Diciembre quedó promulgada esta ley que fue promovida por el espacio MECA (Movimiento de Espacios Culturales Autónomos) y otros grupos afines. El MECA en un principio intentó llevar al poder legislativo porteño este proyecto de ley como una iniciativa popular, mas luego el FPV tomó la posta.

Para que entre a regir, falta el visto bueno o la vetación del poder ejecutivo.

No está en discusión la motivación del MECA en estas notas urgentes. Fueron meses, luego del desalojo de la Sala Alberdi (marzo 2013), de hostigamiento hacia casi todos los espacios culturales autónomos de la ciudad, hubo allanamientos, hubo robos que ejecutaron uniformados de la Policía Metropolitana, hubo clausuras y hasta desalojos en varios espacios de la ciudad. Tampoco, por supuesto, está en discusión la necesidad de la existencia de esos espacios. La única duda planteada es si la solución a tanto atropello es una ley.

La ley, cualquier ley, dice muchas cosas que no se cumplen, la ley protege derechos que el mismo ente que debería resguardarlos los vulnera.

Al entrar en rigor esta nueva ley, todo espacio cultural que hasta ahora era autónomo y autogestionado queda encasillado en las gafas del estado. Los centros culturales serán catalogados, clasificados, e inspeccionados más aún.

Habrá una clasificación por metro cuadrado, la ley ordena establecer categorías, a las que rotula con letras.

La ley no clausura las clausuras, las refuerza con normativas, y para colmo establece requisitos que son excluyentes para quienes andamos de a pie. Para habilitar un espacio auditorio se deberá contar con una suma importante de dinero para contratar a la empresa que hace el estudio

Avanzan los negocios y la exclusión

La cultura es un negocio y la cultura la manejo yo - así piensan los funcionarios del estado, así lo demostraron con el caso de la Sala Alberdi. Sólo quienes allí pasaron un rato o unos ratos saben que todo el fenómeno de la toma de la sala de teatro y el acampe de principios del 2013 fue un hecho cultural profundo para quienes allí andaban resistiendo. ¿Y qué resistían esas personas? Justamente, que la cultura no sea un negocio, que no se privatice la cultura.

Claro que a lxs funcionarios de gobierno esto de la resistencia no les gustó e hicieron todo tipo de canalladas porque no querían resolver el conflicto, querían continuar con sus planes de privatización y elitización, tan resueltxs estaban que no dudaron en ordenar una represión descomunal hacia artistas, periodistas y solidarixs, represión que dejó un saldo de 3 compañerxs heridos de bala de plomo, uno de ellos, todavía tiene el plomo en la pierna, al día de hoy.

La cuestión base que motiva a lxs funcionarios es entender a la ciudad de Buenos Aires como una empresa, no como una ciudad, es una empresa de turismo que debe ser rentable, (y lo es), atractiva para el turista medio o alto, pulcra al punto de parecerse a cualquier otro punto turístico urbano del planeta. La cuestión es el negocio y a la cultura no pueden verla como otro cosa que una parte del negocio.

Otrora gobiernos militares atrayeron al turismo e intentaron ocultar sus crímenes con megaeventos como la copa de futbol mundial, para lograrlo deseaban ocultar lo "feo", como una villa de emergencia, así fue que ocultaron un barrio al que se conoce como Ciudad Oculta.

Los gobiernos actuales y recientes sobre ese concepto de ciudad atractiva para turistas vienen sacando a palos a la gente en situación de calle, y también a la gente que se la rebusca vendiendo sus artesanías o cosas usadas o cosas compradas en la calle, en la vereda.

En San telmo, otrora barrio obrero de rebosante cultura popular, policía de diferentes uniformes no permiten que se expresen los músicos callejeros.

Corre el 2009 y Macri - en plena campaña electoral - no titubea en ordenar el desalojo de una huerta, sí, una huerta comunitaria, llamada Huerta Orgázmika. Con cínicas excusas golpearon al perro y al compañero que cuidaban esa noche el lugar y no conformes con ello una topadora arrasó con todas las plantas (verduras, hortalizas, hierbas de uso medicinal), desgarrándolas de la tierra y arrojándolas a basureros.

Todo el hostigamiento a los espacios culturales alternativos ejecutados por el gobierno, ¿de donde surgen? de la necesidad del estado de controlarlo todo y eliminar o alejar aquello que no le favorece.

Hecha la ley, hecha la trampa

Pero nosotrxs no somos quienes podremos hacer trampa, porque está todo medido y premeditado en la nueva ley, la trampa la hará el gobierno, que por más ley o derecho que tengas a tu favor, lo que rige la acción del gobierno es el negocio y el poder, no custodiar tu desarrollo como individux curiosx, no, el negocio es el negocio y rige el mercado en el mundillo capitalista-patriarcal que todavía atravesamos.

El modus operandi del gobierno es siempre el mismo, no cambia aunque cambie el funcionario. Ayer entraba sin permiso a inspeccionar un centro cultural y lo clausuraba porque la gente bailaba un tango y la habilitación era para despacho de bebidas, (caso El Café de los Patriotas), mañana actuará igual con el beneplácito de una ley que vos mismo pediste.

No existía hasta este momento una ley que reconozca a los centros culturales, y esto les daba autonomía, porque si de cultura hablamos, y más específicamente de contracultura, es decir, una alternativa al mercado de la cultura o la cultura establecida, estas alternativas deberán resistir en el mundillo de las habilitaciones del estado, y eso, no está bueno, no está bueno Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La banalidad del bien (Primera parte)

Alfredo Grande (APE)

Dedicado a Diana Maffia, porque ayuda a pensar.

En el año 1961 es juzgado en Israel Adolf Eichmann. Fue secuestrado en la Argentina por agentes del Mosad. Condenado a muerte, fue ahorcado en Tel Aviv. Hannah Arendt fue enviada por la revista The New Yorker y escribió un libro imprescindible: “Eichmann en Jerusalem: ensayo sobre la banalidad del mal”. Recuerdo haber leído y ojalá me acordara dónde, que “Eichmann hacía todo aquello que imaginaba le gustaría al Fuhrer”.

Si discutible es la idea del Mal, mucho más lo es si pensamos en su cualidad de banal. La banalidad alude a lo intrascendente, aquello que carece de importancia, algo trivial, insustancial. Es decir que las conductas de extrema crueldad que Adolfo Eichmann había realizado estaban despojadas de toda conciencia real de la magnitud del sufrimiento que ocasionaban. Algo de esto se insinúa en “El Señor Galíndez”, la extraordinaria obra de teatro de Eduardo Pavlovsky. Personas comunes que tienen conductas aberrantes que, no obstante, son realizadas como si fueran de absoluta normalidad. Torturar y asesinar realizado con la misma banalidad que ir a comprar pan o sacar entradas para el cine. Este concepto es importante y necesario. Lo que me parece necesario es entender por qué un sujeto es capturado por lo que con talento Arendt describe como “banalidad del mal”.

"El año nuevo será revolucionario
o no será nuevo"
(Aforismo implicado AG)

La operación subjetiva y política de que “el Mal”, es decir, las conductas crueles que siempre implican la planificación sistemática del sufrimiento, sean vivenciadas como “banales”, no tiene espontaneidad ni es azarosa. La banalidad del mal es una situación extremadamente habitual y que a mi critero implica la “obediencia debida” y la “obediencia sentida”.

Debo obedecer porque en la estructura política en la que estoy incluido, obedecer es el Bien, aunque sea obedecer al Mal. La Obediencia es el Bien Supremo. Para que esto sea posible el sujeto tiene que ser integrante de lo que Freud denominó Masas Artificiales. Y la Masa Artificial que incluye a todas las masas artificiales es lo que denomino Cultura Represora. Freud describe dos masas artificiales como emblemáticas: la Iglesia (católica apostólica romana) y el Ejército (construido según el modelo prusiano). Sin ir más cerca, tanto la pedofilia como la tortura sistemática de los detenidos son banalizadas, incluso por aquellos que no son responsables directos.

El tristemente célebre “por algo será”, da cuenta de esta banalización que además, logra entrampar a toda la sociedad civil en una complicidad soez. Toda organización jerárquica, incluso la familia, deviene masa artificial. Por lo tanto, son a mi criterio esas organizaciones jerárquicas el humus pestilente donde se cultiva toda forma de banalidad. Los que sostenemos que el “hambre es un crimen”, no podemos dejar de reconocer que para la inmensísima mayoría de la población consumidora empedernida o no empedernida, es un crimen banal.

Banalizar y naturalizar no es lo mismo, pero es igual. La trivialidad del sentido común que dice “siempre que llovió paró”, banalizando y naturalizando la tragedia de los inundados. Estoy convencido que la denominada “banalidad del mal” es una realidad política y subjetiva. Pero para entenderla tenemos que pensarla como consecuencia y no como causa.

La cultura represora tiene como uno de sus reaseguros permanente hacer del mal una banalidad. “Siempre habrá pobres entre ustedes” como le agrada citar al presidente que hizo bombardear una ciudad para ocultar el tráfico de armas. La aplicación del impuesto al valor agregado, más conocido y camouflado como IVA, a los alimentos de la canasta básica muy básica, es otro de los exponentes de la banalidad de la carga impositiva confiscatoria.

Me parece importante reflexionar que a la banalidad del mal Hannah Arendt la condiciona a la condición de “burócrata” de Eichmann. La “Razón de Estado”, a mi criterio de cualquier Estado, desde el Estado Terrorista al Estado de Derecho, es productora de diferentes formas de banalidad. El cinismo atroz de un dictador diciendo que “los terroristas no están ni vivos ni muertos, están desaparecidos”, hasta el cinismo atroz de un ex Jefe de Gobierno en destitución efectiva que sigue afirmando que la masacre de Cromagnon fue “una conspiración para destituirlo”. O la reblandecida idea de un secretario de transporte para el cual la masacre ferroviaria de Once tuvo esa magnitud “porque no era feriado”.

La racionalidad burocrática engendra en su útero vandálico al engendro monstruoso de la banalidad del mal. Pero algo peor y terrible aparece en el horizonte actual de la cultura represora. Algo que estoy seguro, bueno, casi seguro, de que ni el propio Eichmann hubiera imaginado. Desconozco si Hannah Arendt hubiera estado de acuerdo, pero me atrevo a pensar que sí.

Parafraseando a la talentosa teórica política alemana, afirmo que hay una “banalidad del bien”. El desarrollo teórico y político de este concepto tendrá que esperar una semana, pero adelanto algunos ejemplos. “Con la democracia se come, se educa, se cura”. La democracia es un bien en oposición al mal del terrorismo de estado. Pero afirmar que la democracia garantiza comida, aprendizaje y salud, deviene banal.

“Síganme, no los voy a defraudar”. Seguir ciertos liderazgos positivos, sin dudas es un bien. Pero sostener a rajatabla que aquel que sigue nunca será defraudado, es banal. “Dicen que soy aburrido”. Enfrentar la farandulización de la política es positivo, suponer que el letargo por sí mismo es virtuoso, es banal. Ponderar las virtudes que tuvo la presidencia de Néstor Kirchner es necesario. Pero poner su nombre en todo aquello que se preste, es banal. Insistir en la década ganada, como un patrimonio de todas y todos, es banal. La cultura represora no solamente ha demostrado que banaliza el mal, sino que ha logrado banalizar el bien.

"En la cultura represora hay fuga de
capitales. En la cultura no represora
habrá huída de capitalistas"
(Aforismo implicado AG)

Y el ejemplo a mi criterio más insoportable es haber banalizado la defensa irrestricta de los derechos humanos. Lo que autoriza a un ingeniero de triste figura, que milita en un mediocre fascismo de consorcio, acusar al “curro de los derechos humanos”. Todos y todas sabemos que se defienden los derechos humanos contra la voluntad despótica de los Estados. Asociar organismos de los derechos humanos con el Estado es emblemático de la banalidad del bien. Como también lo es el remanido: “feliz año nuevo” sin detenerse a pensar que si algo no abunda en estos tiempos, es lo nuevo. Y pensar como nuevo lo que apenas es lo viejo maquillado, es una peligrosa y suicida banalidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A más de un mes de la muerte de un trabajador, nada ha cambiado en el Hospital Posadas

LA RETAGUARDIA

A mediados de noviembre, Emanuel García, camillero del Hospital Posadas, intentó salvar a un paciente psiquiátrico que había subido hasta la terraza del nosocomio de Haedo con intención de suicidarse. Tras forcejear, ambos cayeron al vacío y perdieron la vida. Los trabajadores denuncian que al joven lo mató la desidia y este lunes 29 realizaron una radio abierta y un paro que se extendió por 48 horas. En este marco habló Ana María Martínez, mamá de García, quien denunció las responsabilidades del Hospital ante lo sucedido y la falta de contención a los compañeros de la víctima.

“Manu fallece el 13 de noviembre y hay una causa abierta como homicidio-suicidio, esto significa que en el momento que Manu fallece un paciente con intención de suicidarse lo mata. Según esto, el hospital no tendría ningún tipo de responsabilidad, sino que la responsabilidad es del paciente que al matarse lo mata a Emanuel. Entonces acá hay un homicidio que sí es cierto, que es el de Emanuel, y un suicidio que es el del paciente, que es una persona que si bien ha muerto, concurrió al hospital buscando lo que todo el mundo viene a buscar acá: ayuda, atención, algunos vienen porque pueden venir, otros vienen como en el caso de este señor porque lo traen”, expresó Ana María Martínez, mamá de Emanuel, quien falleció en la madrugada del jueves 13 de noviembre de este año.

El camillero de 34 años había subido junto a un compañero hasta la terraza del Hospital Posadas, donde trabajaba desde hacía varios años, para intentar evitar que un paciente psiquiátrico se suicidara. Sin embargo, mientras ambos forcejeaban, cayeron al vacío y fallecieron.

Ana María, que también trabaja en el Posadas como enfermera, confirmó que la causa por la muerte de su hijo, en la que ella actúa como querellante, se encuentra en manos de la justicia penal: “a mí la justicia civil no me interesa; así me lluevan dólares a mí nadie me recupera a mi hijo, entonces lo que yo quiero que llueva son responsabilidades de todo tipo, de la gente que no estaba, de la parte de higiene y control, de todos los controles que faltan y no hay en el hospital, y que sigue todo exactamente igual”.

Falta de atención para todos y todas

Durante la radio abierta que realizaron los trabajadores frente al Hospital Posadas este lunes 29 diciembre, la madre de Emanuel García criticó el accionar del nosocomio: “habiendo un equipo de salud mental que no sé dónde estaba, (el paciente) no fue atendido en la guardia de emergencia, que históricamente es el lugar a donde concurren los pacientes. Este paciente accedió (a la terraza) por una puerta que estaba abierta en el séptimo piso; a los medios no se les permite entrar pero esta puerta sigue tan abierta como en ese momento, esa puerta tiene una fajita de bancos que la cruza, y un cartelito que dice ‘prohibido pasar’... ese es un balcón abierto donde incluso los familiares de los pacientes internados del séptimo piso y los mismos pacientes salen a fumar. Eso sigue abierto. Esto que están tratando de decir que por ahí era una salida de emergencia no es así: tiene una escalera que va hacia arriba y no hacia abajo, entonces no entiendo hasta dónde puede ser una salida de emergencia. No conecta a ningún lado”.

Ana María García se refirió además a la forma en que se investigó lo sucedido y a cómo se trató a los testigos del hecho: “hace un tiempito, en la guardia de adultos, un paciente denunció haber ingresado al hospital con una billetera marrón con mil pesos y que después de ser atendido le faltaba ese dinero. Las seis médicas que estuvieron de guardia esa noche tuvieron que ir a la comisaría, también los enfermeros y gente que estaba alrededor de ese paciente; pero por el caso de Emanuel no fue nadie porque no se le pidió a nadie que fuera, la única persona que declaró fue el médico que estaba como jefe de guardia, que en ese momento no estaba, y Martín, que fue el compañero que trató de sostenerlo”.

En este punto, Martínez denunció especialmente el trato recibido por Martín: “se lo llevó a declarar desde el hospital, después de medicarlo con la medicación que le iban a aplicar al paciente psicótico que tenía que ser internado. En esas condiciones fue Martín, y una vez que declaró se lo dejó solo y le dijeron ‘pibe, ya está lo tuyo’. Martín salió así de la comisaría sexta de Morón y se perdió; o sea que mientras que con un grupo estábamos velando a Emanuel en Coronado, otro grupo estaba desesperado buscando a Martín”.

Respecto a cómo se encuentra actualmente el joven, la madre de la víctima aseguró que está muy mal: “el lunes pasado lo quisieron dejar internado, el sábado recibí un llamadito de él, que lo tengo grabado, son 16 segundos del pibe llorando desesperado... acá no nos contienen. En la parte nueva del hospital donde se atiende a pacientes ambulatorios, si el paciente no concurre a la consulta se lo llama por teléfono y se lo re-cita, y si no concurre a una segunda consulta se le envía un telegrama; a todos los que estuvimos esa noche auxiliando a mi hijo, ninguno fue citado, ni fuimos llamados, ni fuimos desde el hospital atendidos desde la parte de salud mental”.

La mamá de Emanuel también se refirió a otras compañeras de su hijo que estuvieron presentes el día de su fallecimiento: “una de ellas, Gaby Soria, lo estuvo masajeando, es decir estuvo masajeando a un muerto y después de eso fue a mi casa a buscarme y después atendió al papá que estaba con hipertensión, y después de eso un montón de cosas. Además no solo es compañera sino que es amiga de hace diez años. Al martes siguiente, cuando junto a otra compañera plantearon que no podían tomar la guardia, un doctor por el pasillo les dijo: ‘busquen un psiquiatra y si se los concede no vengan’. Ninguna de las chicas está pudiendo trabajar. Mariana Bandin, jefa de residentes, que fue la que lo intubó, es decir intubó a un muerto, es monotributista, por lo tanto no le corresponde ART, se está bancando solita su tratamiento y se ha reintegrado en estos días haciendo una jornada reducida, y no puede conectarse ni con sus compañeros, ni con los pacientes porque es una situación muy fea la que han vivido”.

Finalmente, Martínez lamentó la ausencia de funcionarios en la radio abierta y su falta de respuestas: “lamento mucho lo que le pasó a la presidenta con su fractura, yo la esperaba ver por acá, que se viniera a hacer atender acá ya que somos un hospital tan maravilloso, pero tampoco apareció”.

Como es habitual ante la inacción de la justicia y -en este caso- de las autoridades del nosocomio, la lucha por obtener justicia para Emanuel García y para que se investiguen las responsabilidades del hospital en lo sucedido, continúa en manos de su familia y compañeros de trabajo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CLXXIX): "El regreso de los muertos vivos"

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Como en esa película de ficción no nos podíamos imaginar, en aquel inolvidable 25 de mayo de 1973, cuándo junto a miles de compatriotas impedimos el desfile organizado por la Dictadura al grito "se van se van y nunca volverán", que se trataba de sólo un paso al costado de la expresión político militar de las clases dominantes para poner en marcha una nueva estrategia dirigida a frenar el ascenso del movimiento popular y revolucionario.

La conducción de esta había concertado un acuerdo con la fracción burguesa del peronismo y con la burocracia sindical, al que se sumó luego el "Viejo Líder", dirigido a generar un modelo económico en el que se mantuviera la dependencia y al mismo tiempo se redujera, paulatinamente, la presencia del Estado en la economía; para acomodar está a las recetas de la "escuela de Chicago".

Es en ese contexto que se dan la masacre de Ezeiza el 20 de junio, el surgimiento de la Triple A -el "Somatén" sugerido por Perón- y las intervenciones de este, ya ungido Presidente, el 20 de enero de 1974 en la que le declara la "guerra a la subversión apátrida" y el 1° de enero de ese año en la que defiende a la dirigencia pactista del movimiento obrero y se distancia, definitivamente, de las corrientes revolucionarias del Movimiento.

Todo este cuadro se completa con la decisión de María Estela Martínez de Perón de "militarizar" la provincia de Tucumán, en febrero de 1975, con una denominación pomposa: "Operativo Independencia".

La conducción de este le es confiada, en una primera etapa, el General Acdel Vilas.

Miles de efectivos del Ejército y la Aeronáutica, con el apoyo de la Gendarmería Nacional, desembarcan en la provincia que había sido la cuna de la primera independencia, en 1816.

El pretexto era la presencia de una unidad guerrillera del Ejército Revolucionario del Pueblo que operaba en los cerros tucumanos, pero en realidad se trataba de instaurar el terror aplicando la metodología aprendida en la escuela de los asesinos que era la famosa "Escuela de las Américas", en la que el Pentágono norteamericano, formaba a la oficialidad de los "ejércitos nacionales"; en la llamada "guerra contrainsurgente".

Vilas había sido uno de los mejores alumnos de esta, por lo que su primer paso fue abrir un "campo de tortura y exterminio" que autodenominara "La Escuelita"; en la localidad de Famaillá.

En los primeros días decenas de activistas obreros, campesinos y estudiantiles fueron detenidos bajo la figura de "secuestrados-desaparecidos" y sometidos a brutales torturas que, en algunos casos, los llevaron a la muerte.

Dirigentes políticos de partidos democráticos y sacerdotes del Movimiento que reivindicaba la Teología de la Liberación, fueron también victimados por los represores.

El local histórico de la FOTIA fue allanado y clausurado, disponiéndose la detención de sus principales directivos, que debieron pasar a la clandestinidad, para eludir la persecución.

En Buenos Aires, el equipo del Partido que integraba, decidió denunciar la situación que se vivía en la provincia norteña y como había llegado, clandestino, Leandro Fote, que fuera directivo histórico del sindicalismo de liberación de esa y electo diputado obrero en 1965, acordamos un encuentro para elaborar una agenda de visitas.

Vino a mi casa, "cerrado", a almorzar.

Como era "pelado", para disimular su calvicie, le habían colocado un peluquín en la cabeza que lo tenía a mal traer; además llevaba anteojos y vestía como un oficinista; lo que también le digustaba.

Acostumbrado a moverse libremente en los barrios y poblados de su provincia y a hablar en las asambleas de los ingenios, la ciudad le resultaba un "monstruo" grande, difícil de manejar.

Le trasmitimos con Alba la seguridad que lo acompañaríamos permanentemente y que le haríamos, la estancia en la misma, lo más tolerable posible.

Sería muy corta, ya que su decisión y la de la organización, era que se sumara a la Compañía de Monte "Ramón Rosa Jimenez".

La primera visita que hicimos fue al presidente de la Unión Cívica Radical Ricardo Balbín, que nos recibió acompañado por Antonio Trócoli.

Ambos representaban al sector más conservador del histórico partido; por lo que éramos conscientes que nos esperaba un encuentro difícil.

Escucharon con atención nuestra descripción de la represión legal y para legal, decidida por el régimen, y los peligros que acechaban a este, toda vez que la inclusión de las Fuerzas Armadas en esta, implicaba un paso previo para que los militares se hicieran con el poder formal.

Nos hicieron muchas preguntas, en un tono cortes pero severo, ratificando, en varias oportunidades, que condenaban el accionar armado de las organizaciones revolucionarias y esbozando, la que luego sería, la "teoría de los dos demonios".

Como no era nuestra tarea discutir con nuestros interlocutores que tenían una posición que conocíamos de antemano, les pedimos que condenaran el accionar represivo y fundamentalmente la actividad de la Triple A, que seguía asesinando activistas populares.

En esos días, dos integrantes de la Comisión Interna de la fábrica Rigolleau habían sido acribillados a balazos, luego de sufrir horribles torturas; "ejecutados" por los sicarios de la siniestra organización.

Sin mucha convicción, se comprometieron a hacerlo; reiterando sus diferencias con nuestra práctica.

Una situación absolutamente diferente vivimos en nuestras visitas a Oscar Alende, Horacio Sueldo, Raúl Alfonsín y Rafael Marino.

El primero nos recibió en su casa con muestras de gran afecto.

Al llegar nos encontramos, en la puerta, con Miguel Zabala Rodríguez; que realizaba la misma función que yo, pero en Montoneros.

Nos abrazamos efusivamente y se lo presente a nuestro amigo tucumano al que saludo con evidentes muestras de respeto por su trayectoria.

El "Bisonte" nos escuchó con atención y planteó que realizaría una conferencia de prensa para denunciar la represión desatada por el mando de las Fuerzas Armadas, acordando que esta injerencia, autorizada por un decreto presidencial, era sumamente peligrosa y ponía en peligro a esta democracia; acotada y limitada, en la que vivíamos.

Acordamos una nueva reunión en las cercanías del local del Partido Intransigente, horas antes de la reunión con la prensa, de la que participaría Rafael Marino; diputado nacional y un gran compañero.

Con Alfonsín tuvimos un resultado menos entusiasta, pero también un compromiso de denunciar la acción represiva.

En esas actividades y, en la preparación de la salida de la revista quincenal legal que editaríamos a partir de junio, transcurrieron aquellos días hasta el 20 de abril que debía viajar a Villa Constitución para hacer uso de la palabra en un acto organizado en esa ciudad en repudio al operativo " contra la serpiente roja del Paraná" lanzado, por la inquilina de la Casa Rosada, con el apoyo de Lorenzo Miguel.

En la mañana de ese día otoñal, bien temprano, llegamos a la Terminal con Paula, que se había ofrecido acompañarme, ya que me daría cobertura legal en el caso de que fuera detenido.

Tomamos un colectivo que hacía el trayecto Buenos Aires -Rosario pero que paraba en la Villa.

El argumento que le dimos al conductor del micro, para justificar el descenso en esa ciudad, era que mi acompañante me iba a presentar a su familia, ya que estábamos comprometidos.

Nos advirtió que la ciudad estaba militarmente ocupada y que nos dejaría en la ruta; ya que era peligroso ingresar a la misma.

Así fue y al llegar nos dimos cuenta que la situación era mucho más compleja que lo que habíamos pensado.

Automóviles "Falcon", sin patente, transitaban por las calles con personal de civil, que realizaban disparos, con armas de grueso calibre, para disuadir a los que pretendían concentrarse.

Simultáneamente encapuchados, que se identificaban como integrantes de la Triple A, ingresaban a las viviendas de los activistas populares e, incluso, de comerciantes de la zona, amedrentándolos y amenazando a sus familias.

En ese clima, irrespirable por los gases lacrimógenos, logramos hacer contacto con el Negro Segovia que nos adelantó que obviamente el acto no se hacía y que lo mejor era que tomáramos cualquier medio de transporte que nos alejara del lugar; ya que corríamos el riesgo de ser detenidos, en el mejor de los casos, o "secuestrados".

Nos aconsejó que fuéramos caminando hasta la ruta, eludiendo los retenes policiales, y abordáramos el primer ómnibus que pasara.

Caminamos varios kilómetros para salir de la zona ocupada y subimos al primer colectivo que pasó, que iba a San Nicolás.

En esa ciudad, ya un poco más tranquilos, y siendo conscientes de que habíamos corrido un serio peligro, luego de almorzar, conseguimos pasaje para seguir a Buenos Aires.

Al analizar el episodio en el equipo, ratificamos, una vez más, que los espacios democráticos se estaban cerrando y que debíamos evitar que eso ocurriera por lo que era muy importante editar la publicación que nos proponíamos.

Con ese contexto y, al mismo tiempo, que recibíamos con alegría, la noticia de la toma de Saigón por las tropas del Vietcong que ponía fin a la larga ocupación de las tropas estadounidenses. y en el marco de una profundización de la crisis económica y de un aumento de la protesta obrera, se cerraba aquél otoño en el que se avizoraban nuevas luchas y nuevas batallas.

¿Cómo se produjo el nombramiento de Celestino Rodrigo en la cartera de Economía? ¿Cuáles fueron sus primeras medidas que generaron un gran repudio popular? ¿En qué marco se produce el enfrentamiento entre la burocracia sindical y Lopez Rega? Estos y otros temas abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado, ex Director del Diario "El Mundo" y de las revistas "Nuevo Hombre" y "Diciembre 20".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los trabajadores denuncian la mala gestión del presupuesto del Hospital Posadas

LA RETAGUARDIA

Hace tiempo que las cosas no están bien en el Hospital Posadas. La muerte del camillero Emanuel García mientras intentaba evitar el suicidio de un paciente psiquiátrico en la terraza del nosocomio, fue una fuerte muestra de una situación que ha ido deteriorándose con el correr de los años. Así como antes no llegaba dinero, hoy se cuenta con un presupuesto que no se ve reflejado en la gestión de este hospital central que es una referencia en el oeste del conurbano bonaerense. Dialogamos con un paciente, Gastón Kuttnick, y una técnica, Karina Galván, durante la radio abierta que se realizó en el marco de un paro de 48 horas que llevaron adelante los trabajadores del hospital.

Para Gaston Kuttnick, el Hospital Posadas significa mucho desde lo personal. Varios integrantes de su familia fueron atendidos a lo largo de estos años: “mi hermano que tiene 32 años fue salvado cuando tenía un año; mi mamá tuvo un accidente y la salvaron acá, en ese momento que no fue hace tanto tiempo, habrá sido hace unos 5, 6 años, recuerdo que no había diclofenac, algo básico..., ¿cómo en un hospital público del tamaño y siendo un hospital central no va a haber diclofenac? Después me tocó el caso más grave que demuestra que el deterioro es cada vez mayor. Traje a mi padre que tiene cáncer y ahí tuve que padecer el estado actual del hospital; no pudo ser atendido porque en ese momento no había quirófano y él necesitaba una operación. Después de mucho pelear recién logré la atención de mi padre en otro hospital público. Que un paciente oncológico no tenga un quirófano para atenderse demuestra la desidia y la falta de planificación, ya que tranquilamente, si hay que reparar un quirófano, se puede poner otro de emergencia.”, expresó Kuttnick quien se acercó, como muchos vecinos y pacientes habituales a la radio abierta que realizaron el lunes 29 de diciembre los trabajadores del Hospital Posadas.

La muerte de Emanuel como síntoma

Allí se pudo escuchar la voz de Ana María García, la mamá de Emanuel, un camillero de 34 años que en noviembre pasado subió hasta la terraza del edificio ubicado en El Palomar para intentar salvar a un paciente psiquiátrico que quería suicidarse. En medio del forcejeo, los dos cayeron al vacío y fallecieron.

Al respecto, Kuttnick afirmó: “lo que se vive acá es que un paciente psiquiátrico y un trabajador terminan muriendo producto de una situación que tiene que ver con las políticas que vienen desde hace muchos años de favorecer a la salud privada. Estamos muy cerquita de Ramos Mejía donde se está construyendo un tremendo centro médico de Galeno, donde la Iglesia Católica tiene (la Casa Hospital) San Juan de Dios que también factura millones, mientras tanto los trabajadores que hacen los peores trabajo, los que están en negro, los que tienen que venir acá son los que pasan esto de no tener alcohol en gel, cuestiones de las más básicas”.

Una farmacia sin medicamentos

La Retaguardia también dialogó con Karina Galván. Ella es técnica de la farmacia del Hospital. Sus palabras dieron cuenta de la angustia que tiene como trabajadora del lugar por todo lo que no pueden brindarle cotidianamente a los pacientes, tanto ambulatorios como internados.

“Debido a la nueva construcción que se está realizando en el Hospital, que va a ser de alta complejidad, en el mes de agosto se obligó a mudar al servicio (de farmacia) que si bien no estábamos en las mejores condiciones, podíamos ofrecer el 60, 70% de la medicación que estábamos habilitados para hacer la producción. Hoy, el día a día se hace difícil porque desmantelaron todo el servicio, no volvieron a instalar las maquinarias, no tenemos las condiciones mínimas para poder elaborar la medicación que era habitual del hospital”, denunció Galván.

Cuando la técnica habla de la producción que habitualmente realizaban, se refiere – por ejemplo – a los 25 kilos de alcohol en gel que con solo 17 litros de alcohol elaboraban en 20 minutos. Sin embargo, el hospital no cuenta con alcohol en gel desde hace más de dos meses. “El hospital tiene gel de ecografía para el diagnóstico por imágenes, para hacer las ecografías –agregó Galván–; hay infinidad de medicación que si bien no es muy costosa, sí es importante que la pueda proveer el hospital. Hoy no tenemos medicación básica para oncología como el reliveran, no tenemos ibuprofeno para la parte de pediatría, o enalapril para cardiología. Nosotros también teníamos la fábrica de comprimidos, teníamos la máquina compresora, pero ahora no podemos hacer ninguna partida de nada, éramos proveedores de medicación analgésica, antiinflamatoria, diurética, de psicofármacos, todo eso se perdió. Es tristísimo porque hemos tenido épocas donde nosotros contábamos con más de 120 productos que podíamos proveer al paciente, hoy me alcanzan los dedos de las manos para contar lo que podemos realizar y en condiciones que son pésimas. Creo que hubo un antes y un después del inicio de la construcción nueva del hospital”.

Además, según asegura Galván, no todos los productos que dejaron de fabricarse en el hospital, son remplazados por compras realizadas fuera de la institución.

Las obras

Según indica un parte de prensa del gobierno nacional, las nuevas obras en el Hospital Posadas abarcan 24.000 metros cuadrados y demandaron una inversión superior a los 400 millones de pesos. A principios de noviembre informaban que ya se habían finalizado y entregado los trabajos realizados en las áreas de Consultorios Externos, aulas de capacitación médica y administrativas, y que se habían entregado 12 quirófanos y una sala de recuperación. Datos que no se condicen con la realidad que describen pacientes y trabajadores.

Incluso las autoridades del nosocomio han criticado a sus profesionales por las reiteradas protestas y por ir en contra de lo que consideran “una gestión a futuro”. Al respecto, Galvan señaló: “una vez en una asamblea, cuando pedíamos por las condiciones en las que estábamos trabajando, recuerdo muy bien unas palabras del doctor Campos cuando dijo ‘pero, a ustedes como trabajadores quién los entiende, no les gusta proyectarse a futuro, porque esto es una proyección al futuro, es para beneficiar al paciente, para beneficiar la parte de atención asistencial a la provincia’. Nosotros no vamos en contra de una gestión a futuro, de esta infraestructura con la vista de la alta complejidad; pero, de lo que sí estamos en contra y creo que no soy yo sola, sino la mayoría de los trabajadores, es de lo que se pierde en lo asistencial, porque ellos por proyectar la alta complejidad, le quitaron gestión a lo asistencial. Estamos precarizados pero no solamente por el sistema de contratación, ni la lucha por el pase a planta, hoy por hoy el problema que más nos está avasallando es que estamos tan desabastecidos que ya no podemos brindar nada de lo que la gente estaba acostumbrada, y cómo será el buen paciente que llega al hospital o cómo será la atención en los otros centros asistenciales que no se animan a reclamar”.

El presupuesto

En este punto, Karina Galván hizo una aclaración importante: “por ahí los vecinos o el paciente creen que lo que no tenemos es porque no hay presupuesto; hace diez años eso era verdad, era nuestra realidad, no teníamos presupuesto por eso no había para los insumos; hoy el problema es cómo se gestiona cuando el presupuesto llega al hospital. Y es parte también de la política diaria de la institución, porque tal vez si viene alguien y quiere corroborar si hay alcohol, va al tercer piso y va a las oficinas correspondientes, quizás le muestren carpetas de compras de alcohol pero el alcohol nunca ingresó, entonces cuando se quiere corroborar cómo se está manejando la gestión, tal vez ellos tienen libros, tienen registros de que está gestionando bien, lo que nos falta acá si bien se otorga el presupuesto, es que alguien tenga la autoridad de un control de gestión, si no hay control de gestión toda la vida se van a robar lo que venga para la salud”.

A su vez, Galván remarcó la resistencia de los trabajadores del Hospital ante esta difícil situación que atraviesan, aunque aclaró que se están agotando las vías: “no somos cuatro o cinco gatos locos que se quejan de todo, además lo que le pasó a mi compañero Emanuel (García) no fue casual, esto se veía venir y siempre lo que creamos acá es la resistencia a las condiciones, a la precariedad, al maltrato, a la falta de insumos, pero es como que ahora se están agotando las vías de resistencia y ya empezó a llegar al paciente, y ahí sí que se va a tornar en algo grave porque ya no es la resistencia del cuerpo de cada uno de nosotros, de la mente o de las decisiones de cada uno de nosotros, porque tenemos compañeros que deciden no hacer y tienen toda la autoridad de decidir no hacer, y también estamos lo que decidimos seguir adelante con lo poco que tampoco es bueno ni para nosotros, ni para los pacientes. Y que quede claro que se puede estar mejor porque no es problema de dinero, es problema de gestión”.

Además, Galvan explicó que su descripción sobre la actualidad del Hospital Posadas parte del servicio de farmacia en el que ella trabaja y que las otras áreas también tienen “un montón de problemáticas inclusive más complejas y comprometidas”. Esto demuestra que - al menos por ahora - las obras de construcción y equipamiento del nosocomio que presenta y realiza el Ejecutivo nacional no se condicen con las necesidades de quienes trabajan y se atienden todos los días allí.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La causa de los cuatro desparecidos en La Tablada no prescribe

LA RETAGUARDIA

Así lo decidió la Corte Suprema en su último fallo del año, por lo que la justicia debe seguir investigando lo sucedido tras el intento de copamiento en enero de 1989. Irene, la hija de Francisco "Pancho" Provenzano, cuyo cuerpo nunca apareció, compartió la alegría por esta noticia durante la emisión del 31 de diciembre de Enredando las Mañanas.

El 23 de enero de 1989, cerca de 50 integrantes del Movimiento Todos por la Patria (MTP) ingresaron al Regimiento de Infantería Mecanizada III de La Tablada en La Matanza. El intento de copamiento fracasó y tras un combate con efectivos de la Policía Bonaerense y el Ejército, en el que murieron varios militantes del MTP, un grupo se rindió y entregó. A algunos los fusilaron, pero cuatro de los que fueron capturados con vida permanecen desaparecidos. Se trata de Francisco Provenzano, Carlos Samojedny, Iván Ruiz y José Díaz.

Tras casi 26 años, sus familiares y compañeros lograron que la Corte Suprema resolviera que la causa no prescribió, además de revocar el sobreseimiento que la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Martín le había otorgado al general Alfredo Arrillaga y al mayor Jorge Varando, por lo que seguirán siendo investigados por estas desapariciones.

Irene es la hija de Francisco “Pancho” Provenzano y dialogó con Enredando las Mañanas tras conocer la decisión de la Corte Suprema por tres votos a favor de Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Raúl Zaffaroni; y dos en contra de Carlos Fayt y Ricardo Lorenzetti.

"Es un triunfo nuestro"

“Para nosotros es bastante evidente que esta resolución de la Corte en un 30 de diciembre tiene que ver con la presión que pusimos hace un par de semanas con la actividad en la Corte Suprema, con la publicación de la solicitada con los apoyos. Este caso está en la Corte hace más de dos años, entonces nuestro interés porque se pronuncie favorablemente nos fue encontrando en varias actividades y movidas y visibilización del tema como para que esto no quede sin resolución antes de este año; y lo conseguimos. Me parece que tenemos que verlo de esa forma, como un triunfo nuestro, de los compañeros, de los familiares, de las organizaciones que nos apoyaron en este camino y con que la Corte falló como tenía que fallar para nosotros, no sin dificultades porque hubo dos jueces que fallaron en contra, pero con tres votos a favor el dictamen queda como aprobado”, afirmó Irene Provenzano en diálogo con ELM.

Este fue el último fallo de Zaffaroni como ministro de la Corte, ya que presentó su renuncia a partir del 31 de diciembre: “Ese era también nuestro objetivo, que saliera antes de fin de año porque sin que fuera una garantía necesariamente su presencia quizás nos garantizaba un voto más que si se daba el año que viene, porque quién sabe quién hubiera votado en su lugar”, agregó al respecto Provenzano.

A investigar

En relación a la importancia de este fallo, la hija de Francisco Provenzano señaló: “En la situación que estábamos hasta ahora Casación había recomendado que la causa cerrara porque los crímenes estaban prescriptos luego de 20 años, pero ahora lo que se indica es que no se da lugar a esa recomendación sino que la Corte asume el recurso que presentó la querella, que tiene que ver con seguir el curso de investigación, eso era lo que estábamos buscando. Esto no significa que se juzgó a alguien, ni que se investigó y llegó a más información, sino que se abre la segunda etapa de redoblar los esfuerzos en la investigación y de llegar a un juzgamiento y a una pena para los mayores responsables de esta represión”.

De los cuatro desaparecidos, Iván Ruiz y José Díaz fueron fotografiados con vida por Eduardo Longoni tras la rendición, por lo que es por demás evidente que fueron fusilados posteriormente: “Hay un registro fílmico del momento de la rendición en donde puede visualizarse quiénes son los que se rinden, además están los compañeros que atestiguan quiénes son los que quedaban con vida al momento de rendirse. Y del grupo que es llevado a una de las oficinas del cuartel, donde son torturados y muchos de ellos luego van presos, está claro que llaman puntualmente con nombre y apellido a Samojedny y Provenzano y se los llevan y los matan. O sea que hubo una búsqueda de fusilar y de hacer desaparecer a esos otros dos cuerpos. En el informe de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (realizado en 1997) se hace referencia a eso también, aunque no podían saber que estaban desaparecidos porque había cuerpos sin reconocer, sí se hace referencia a que se entregan con vida y a que luego son fusilados, junto con algunos otros compañeros más, como Berta Calvo y Pablo Ramos. Sus compañeros desde el primer día del juicio denunciaron estos fusilamientos extra judiciales y nunca fueron atendidas esas denuncias, como nunca fueron investigados y juzgados ninguno de los responsables del operativo por eso”, explicó Provenzano.

“Como familiares y compañeros por supuesto que quisiéramos saber el destino final de los cuerpos y encontrarlos –continuó–, pero lo que sí tenemos que ir hasta el final también es con la investigación y la señalización de responsables y que cumplan su condena por estos crímenes puntualmente. Los dos personajes (Arrillaga y Varando) están presos por otros crímenes, por otras violaciones a los derechos humanos, por otros crímenes de lesa humanidad en la dictadura y en democracia, pero ninguno está señalado por los crímenes en La Tablada, entonces que puedan ser juzgados y condenados es uno de los objetivos que perseguimos con esta segunda etapa de la investigación”.

En cuanto a cómo será el camino de los familiares a partir de ahora, Provenzano agregó: “La verdad que (la decisión de la Corte) nos agarra un poco todavía pensando cómo vamos a seguir, lo que es seguro es que el juzgado tiene vía libre para continuar con la investigación y para ponerse a trabajar con eso. Desde nuestra parte la querella tendrá que ser una querella activa, propositiva y presente como para motivar esa investigación, nuestra idea de presentar el caso nuevamente ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sigue en pie, no ya para pedir el fallo de la Corte pero sí para ponerlos en conocimiento de cuál es la situación con las violaciones a los derechos humanos en La Tablada y que nuevamente puedan acompañar y pronunciarse a favor de una investigación completa y profunda sobre los hechos. Me parece que esa carta de buscar el reconocimiento internacional de las violaciones a los derechos humanos que ocurrieron en La Tablada sigue siendo necesaria y vigente. Fue muy importante el informe del ’97 que hizo la comisión, tanto para el fallo de (la procuradora general de la Nación, Alejandra) Gils Carbó en junio, como para esta resolución en la Corte; entonces me parece que no es menor que sigamos intentando que esto trascienda los límites de la Justicia internacional y reciba el juzgado una recomendación de la comisión nuevamente”.

La justicia tiene por delante resolver una de las tantas causas que tiene pendiente. Qué pasó con los cuerpos de los cuatro desaparecidos tras el intento de copamiento del Regimiento de La Tablada, además de dar con los responsables. Se trata de una investigación que debido al paso del tiempo ya no tiene todas las pruebas con las que contaba. Por ejemplo, el edificio del regimiento ya no existe, fue demolido hace unos años y con él se fueron las marcas de los disparos que había en las paredes y que podían servir para dar con el destino final de los cuatro militantes del MTP desaparecidos. De todos modos, sus familiares y compañeros están dispuestos a seguir la lucha hasta el final.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Prescribiría la causa de Nicolás Arévalo, el niño que falleció por fumigaciones

ANRED

Prescribiría la causa de Nicolás Arévalo el niño de 4 de años que falleció por envenenamiento debido a fumigaciones. El final de la causa sería en abril del 2015 quedando impune el crimen. El niño presentó un cuadro de intoxicación que habría sido provocado por el uso indebido de un plaguicida altamente peligroso en una chacra ubicada en el Paraje Puerto Viejo, Corrientes. Eso se determinó en el hospital Pediátrico "Juan Pablo II" a donde llegó en gravísimo estado derivado desde el Hospital zonal de Goya por fuertes dolores en todo el cuerpo y vómitos. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue por intoxicación con el insecticida Endosulfan.

Reproducimos la entrevista realizada por la ONG Infancia Robada al abogado de la familia Arévalo, Julián Segovia:

¿Hay acaso denegación de justicia?

A pocos días de finalizar un año más de la actividad judicial, y como asesor jurídico de la O.N.G. Infancia Robada de Goya, me propongo hacer un balance objetivo acerca del desempeño que nuestra justicia penal provincial nos brinda día a día, siempre parándonos al lado de y en el acompañamiento permanente a las víctimas de delitos, recordando además que los Sres. fiscales también son parte trascendental de todas las causas penales.

Decimos esto, porque últimamente algunas causas penales han comenzado a prescribir, sin llegar a obtener la denuncia penal ningún pronunciamiento útil para las víctimas. Seguramente por la trascendencia y connotación que tuvo el caso, lo más indignante es que en abril de 2015, prescribirá la causa por la muerte del niño intoxicado con agrotóxicos en Puerto Viejo, Lavalle, donde el menor de tan solo cuatro años de edad, Santiago Nicolás Arévalo, ha perdido la vida debido a la irresponsabilidad de los horticultores Ricardo Nicolás Prieto y Pedro Pascual Prieto, ambos son hijo y padre, respectivamente, de la localidad de Lavalle. Esta causa morirá sin duda igual que lo hizo antiago Nicolás, y sin llegar el aparato judicial a condenar o absolver a él o los responsables de la muerte de un niño humilde e indefenso. ¡Qué injusticia!

Algunos podrán decir que las leyes no son funcionales a las necesidades de la sociedad; otros dirán que la justicia y la fiscalía se mantienen estáticas en estos casos, pese al enorme gasto que le cuesta a la sociedad mantener a las instituciones públicas. Por lo pronto, seguiremos esperando que las leyes se modifiquen, o que la sana crítica de los jueces sea funcional y expedita al clamor de la sociedad.

En suma, y de acuerdo con lo vivenciado diariamente, no caben dudas de que el órgano judicial penal es un sistema garantista, en tanto otorga mayor privilegio y credibilidad a las pruebas y dichos vertidos por los imputados. Para colmo, éstos cuentan con un “aliado” incondicional: la prescripción de la acción dado el transcurso del tiempo, sin que dicho órgano judicial alcance su efectiva vigencia en el resultado positivo de las decisiones que la constitución nacional le ha encomendado.

Julián Segovia, abogado (M.P. 6205)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Tucumán: Acusan a una papelera por arrojar efluentes contaminantes a la cuenca Salí-Dulce

PRIMERA FUENTE

Integrantes de una ONG ambientalista filmaron la contaminación existente en el arroyo Calimayo, en la localidad de Bella Vista. Afirman que se trata de pectina de celulosa, proveniente de Papelera Tucumán.

"La descarga de estos efluentes industriales es una de las tantas formas en la que se contamina a la cuenca Salí-Dulce. Da bronca tanta impunidad de los industriales y la complicidad del Gobierno", afirmó Pedro Martínez, de la organizazión Conciencia Ambiental.

Los desechos de la papelera (ubicada en la localidad de Lules) son arrojados al arroyo Calimayo que desemboca en el río Colorado, y termina en la cuenca del Salí.

Según los vecinos, el olor de los efluentes es insoportable y muy tóxico. "Es veneno puro", relató el pescador Osvaldo Oviedo.

Este hecho se suma a la masiva mortandad de peces que se registró el 21 de diciembre pasado en el embalse de Río Hondo. Según los ambientalistas, la descarga de vinaza por parte de ingenios tucumanos fue responsable de esta contaminación.

"Nos reunimos con el secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván, preocupados por esta situación. Jamás nos dio una respuesta seria no coherente. Si hay vinaza y otros desechos industriales y cloacales en la cuenca es responsabilidad de su área impedir que esto pase y sancionar a quien corresponda. Sin embargo, nada de esto sucede y por esto el daño ambiental no tiene fin", agregó Víctor Guardia, integrante de Conciencia Ambiental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.