lunes, 12 de enero de 2015

Presentación de “El debate Piketty sobre El Capital en el siglo XXI” en la Universidad Nacional de Quilmes (4/11/2014) (Parte I)

Editorial Metrópolis (especial para ARGENPRESS.info)

Marx pensaba que en el sistema capitalista hay una tendencia a la creciente polarización social (I Parte)

El Martes 4 de Noviembre de 2014, en la Universidad Nacional de Quilmes, se realizó la mesa redonda “Crisis internacional y desigualdad en la capitalismo contemporáneo” durante la cual se presentó el libro “El debate Piketty sobre El capital en el Siglo XXI" (Editorial Metrópolis), compilado por Mario Hernández y Matías Eskenazi.

La actividad, organizada por el Centro de Investigaciones sobre Economía y Sociedad en la Argentina Contemporánea (IESAC-UNQ) con aval del Departamento de Economía y Administración-UNQ, contó con las participaciones de Rolando Astarita (UNQ-UBA) y Paul Cooney (New School-UfdoP-UNGS) como expositores, y Matías Eskenazi (UNQ-UADER) como coordinador.

Matías Eskenazi (ME): El libro que presentamos es un libro derivado, donde compilamos las intervenciones de distintos autores acerca del contenido de otro libro que es El capital en el Siglo XXI de Thomas Piketty, un economista francés, relativamente ignoto hasta hace poco tiempo, que en un comienzo se presentó sin mucha repercusión en Francia durante 2013, pero que al traducirse al inglés y presentarse en Estados Unidos e Inglaterra, fue tomado por algunos economistas de mucho renombre como Paul Krugman y Stiglitz y se convirtió en un fenómeno de ventas, e incluso en términos sociales, en un fenómeno que trasciende el contenido mismo del libro.

Para que puedan darse una idea, el libro de Piketty que todavía no ha sido editado en castellano (FCE, noviembre 2014) pero lo será próximamente, se convirtió en el N° 1 en ventas entre los libros de no ficción, por encima de libros de cocina y de autoayuda; lo que no deja de resultar llamativo tratándose de un libro grueso, cargado de estadísticas y bastante aburrido para leer, pero que contiene un debate acerca de la desigualdad en el capitalismo en el largo plazo.

Piketty junto a otros economistas construyeron una base de datos que toma alrededor de veinte países y en algunos casos abarca registros por más de doscientos años. La forma en que han construido estas estadísticas ha disparado el debate. A partir de un trabajo empírico que merece un reconocimiento no solo por sus datos sino por la honestidad intelectual con la que han trabajado, porque el trabajo científico supone compartir y especificar la forma en que se construyen los datos y permitir su uso porque eso estimula el debate, lo cual es poco frecuente, pero que en este caso es un mérito de estos autores.

Más allá de esto, al convertirse en un boom de ventas, comenzó a suceder algo que pasa de vez en cuando, pero no muy seguido. El libro generó un gran revuelo y muchos autores, que desde el punto de vista del contenido teórico de sus respectivos trabajos son mucho más interesantes que Piketty, han escrito reseñas o artículos discutiendo algunos de los aspectos que están contenidos en ese libro.

En El debate Piketty hemos compilado una importante cantidad de artículos, incluyendo trabajos de David Harvey, James K. Galbraith, Paul Krugman, Thomas Piketty, Michael Roberts, Eric Toussaint, Charles André Udry, Olmedo Beluche, Maciek Wisniewski, Francisco Coloane, Rolando Astarita y Paula Bach, pero tratándose de un debate tan actual, hoy vemos que ya nos hemos quedado a medio camino porque en el último tiempo han salido al menos otros tres o cuatro artículos más que merecen ser considerados. Me refiero, por ejemplo, a dos trabajos de Gerard Dumenil, a otro de Andrew Kliman, que discute la tesis sobre si el aumento de la desigualdad en los ingresos y en la riqueza, tiene como una de sus explicaciones el aumento de los altos salarios de los gerentes. Otro ejemplo, podría ser un artículo que leía ayer, de Erik Olin Wright que es un sociólogo norteamericano y se propone discutir otro tema relacionado que puede ser interesante, qué nos dice la desigualdad de las clases sociales. Es que el libro de Piketty permite discutir en diversas direcciones.

Hay varias aristas que se abren, una tiene que ver con la crisis internacional, porque yo creo que no es una casualidad que un libro como éste tenga un éxito de ventas en un momento donde centralmente Europa y Estados Unidos vienen desde 2007-2008 en un proceso de crisis de la que aún no han salido, aunque actualmente, Estados Unidos viene mostrando un mínimo crecimiento, es todavía un crecimiento muy lento en todo caso. Este contexto de crisis también dio lugar a la aparición o difusión de importantes movimientos sociales, como Occupy Wall Street, como el 15M en el Estado español, que han tomado el tema de la desigualdad entre sus consignas centrales. Por ejemplo, el análisis que hace Piketty en este caso, de ver la desigualdad en términos de distribución personal del ingreso, es decir, los individuos o las familias tienen distintos tipos de ingresos, entonces compara el 10% más rico contra el 10% más pobre y el 1% más rico contra el 99% más pobre. La consigna “somos el 99%” es del movimiento Occupy Wall Street.

Creo que algunos de estos fenómenos que tienen que ver con la lucha social en un contexto de crisis, pueden contribuir a explicar por qué determinadas explicaciones que en sí mismas no son novedosas pueden resultar particularmente atractivas en determinado contexto social.

Sirva esto como pequeña introducción. Voy a dejar que Paul y Rolo desarrollen una breve exposición cada uno, y luego abriremos a debate y preguntas.

Rolando Astarita (RA): Voy a hacer algunos comentarios sobre el libro, se llama El capital en el siglo XXI, la referencia a El Capital de Marx es explícita, incluso el propio Piketty habla de Marx. Me voy a referir principalmente a aspectos teóricos del libro, no a la parte estadística.

Una tesis fundamental que se muestra con muchos datos es que hoy la desigualdad en el sistema capitalista está alcanzando los niveles de los años ’20 del siglo pasado. En este sentido el trabajo de Piketty sobre la evolución de la desigualdad en el largo plazo revierte una hipótesis que reinó durante mucho tiempo, que fue la idea de un autor que se llamaba Kuznets, que en los años ´50 dijo que a largo plazo la desigualdad en el capitalismo recorría la trayectoria de una “U” invertida, es decir, primero aumentaba y luego tendía a bajar. Si utilizamos las variables “índice de desigualdad” y “tiempo”, lo que decía Kuznets es que la desigualdad primero había subido, hasta 1930, y luego tendía a bajar, entonces se hablaba de la “U” invertida de Kuznets, ésta era la tesis dominante. Con lo cual entro al período del Keynesianismo, mitad de los años ´40 hasta los ´50 que es cuando él escribe la tesis y luego la amplía, pero ésta era la cuestión general.

De acuerdo al libro de Piketty y a otros estudios, porque hay muchos, en realidad lo que se está viendo ahora es que la desigualdad, por lo menos en Estados Unidos y en otros países habría tenido la forma de un óvalo. Si en 1928 tenemos el pico más alto, en los años que dan comienzo a este nuevo siglo los niveles de desigualdad estarían superando a los años ´20 del siglo pasado.

Desde el punto de vista estadístico, esto está planteado por Piketty y otros autores incluso ortodoxos, por la OIT, el Banco Mundial, hay muchos trabajos que empíricamente están constatando esto. Fundamentalmente la desigualdad empieza a aumentar mucho desde fines de los ´70, algunos ponen desde principios, otros fines, pero es claro que en estos últimos 40 años, hubo un enorme aumento de la desigualdad. Para poner uno de los muchos datos que hay sobre esto, en 1980, en Estados Unidos el 1% de la población tenía el 9% del ingreso, y en el 2010, ese 1% tenía el 20% del ingreso nacional.

También creció la desigualdad en la riqueza, es distinto el término riqueza del término ingreso. Esta es una idea muy establecida empíricamente. Piketty va a tratar de explicar por qué sucede esto. Lo que dice es que no se habrían cumplido las predicciones catastrofistas de Marx, en el sentido de que el sistema capitalista no se derrumbó ni se acabó. Según Piketty, Marx habría dicho que el sistema capitalista se iba a derrumbar por causas económicas, pero sí se habría cumplido la idea de Marx de que en el sistema capitalista hay una tendencia a la polarización social.

Aclaro lo siguiente, Marx nunca dijo que el sistema capitalista se iba a derrumbar por causas puramente económicas, en esto, Marx es muy explícito, incluso criticó a Ricardo y a Smith por pensar esto, pero sí es cierto que pensaba que en el sistema capitalista hay una tendencia a la creciente polarización social, es decir, que de alguna manera la diferencia entre la concentración de beneficios y salarios tiende a aumentar en favor de los beneficios, entendiendo por beneficios el conjunto de las plusvalías. Una observación sobre esto, esta idea es clave en Marx por lo siguiente, el concepto de Marx de salario es de tipo relativo, dicho de otra manera, la pobreza también es de tipo relativo, uno es pobre en relación a la riqueza creada o no creada en la sociedad. Lo digo de otra manera, en el siglo XIX, alguien no era necesariamente pobre por no tener un reloj, actualmente si alguien no tiene dinero siquiera para comprar un reloj o un celular está en la indigencia. Es un concepto relativo, hoy en la canasta normal de bienes de un trabajador tiene que haber un televisor, una heladera, un celular, una computadora. Uno es pobre en relación a la riqueza o no que se ha creado. Entonces esta idea es muy importante en Marx porque él decía que aunque mejoraran los salarios en términos absolutos, en canasta de bienes, en términos relativos, la clase trabajadora tendía a ser cada vez más pobre.

Decididamente Marx piensa que este es el motivo fundamental por el cual en el sistema capitalista se anida una contradicción creciente, es decir, en El Capital, la obra más madura de Marx, cuando se refiere a la posibilidad de un estallido del capitalismo, que en el sistema capitalista suceda una revolución, plantea la polarización social creciente como la causa. Yo creo que éste es un problema que está en el centro del pensamiento de Marx, pero también está en el centro de la preocupación de los propios capitalistas, en el propio sistema capitalista, cuando la polarización social es muy alta empieza a haber preocupación.

¿Cuáles son las tensiones y los problemas que está reflejando esto? En este sentido hay dos respuestas, una es tratar de disimular los datos de pobreza, de indigencia, de cuál es la verdadera distribución del ingreso; y otra es tratar de explicar que estos son fenómenos pasajeros o que no es tan así, o que con el tiempo se va a mejorar o cosas por el estilo. Es interesante porque prácticamente nadie considera como una situación justificable, sociológica y éticamente, que la desigualdad de los ingresos tienda a crecer indefinidamente. Digo esto porque es un aspecto crítico al sistema capitalista que es digno de desarrollar. Ahora la cuestión es la siguiente, lo que se discute en el libro de Piketty es cuáles son las razones de esto, lo que tenemos que explicar es cuál es el motivo.

Yo creo que hay muchos problemas en el libro de Piketty, el primero es con la noción de capital que está en el propio libro. Para Marx capital es una relación social de explotación, o sea, una relación social basada en la propiedad privada de los medios de producción y de gente que no tiene propiedad privada de los medios de producción, esa es una relación de poder. Si yo soy dueño en una isla del único arado que hay en la isla y el resto de los productores no tienen tierra ni arado, yo tengo un poder sobre ellos para contratarlos y quedarme con una parte de lo que producen. Esa relación de la tierra y del arado es una relación de poder, la propiedad privada del medio de producción me da poder y la posibilidad de generar una plusvalía permanente de la cual me puedo apropiar como propietario.

En Piketty la noción de capital es completamente distinta, aunque nunca se define claramente, pueden ser bonos, máquinas, tierra, algo que da dinero, rendimiento, y en la medida que haya gente que se apropie de lo que él llama capital (que nunca lo termina de definir bien), y en la medida que ese capital genere plusvalía, que nunca termina de definir bien cómo ni por qué se genera, esos propietarios de capital van a ir acrecentando sus ingresos y sus riquezas.

Esta es la idea central de Piketty y en base a esto va a presentar su explicación de por qué tiende a crecer la desigualdad del ingreso, con una teoría neoclásica, que explica la ganancia de bienes de la productividad marginal del capital, que los salarios son igual a la productividad marginal del trabajo, que el precio del capital es la tasa de interés, que entre capital y trabajo se pueden estar sustituyendo perfectamente, recuerden que en microeconomía capital y trabajo se combinan en infinitas proporciones, ese es el marco teórico en el que se mueve.

En base a esto Piketty define dos relaciones básicas que en realidad nunca discute ni justifica teóricamente. La primera es la participación de los beneficios en el ingreso. Recordemos que el ingreso está compuesto por beneficios más salario. Entonces esto me dice qué porcentaje del ingreso tienen los beneficios, vamos a suponer que 40% del ingreso es la participación de los beneficios en el ingreso. Pero la participación de los beneficios en el ingreso, según Piketty es igual a la relación entre beneficios y el capital invertido, esto es lo que podríamos llamar “tasa de rentabilidad”, por capital sobre ingreso. Insisto, lo que dice Piketty es que el capital da rendimiento, pero no explica cómo.

La segunda relación fundamental que establece es que la relación capital-producto o capital-ingreso, es igual a la propensión a ahorrar sobre la tasa de crecimiento de la economía. Esta es una idea que viene de un neoclásico que se llama Solow, teórico del crecimiento, que parece un poco rara pero es intuitivamente muy sencilla. La idea es la siguiente, que todo el ahorro va a la inversión y aumenta el capital. Todo el ahorro va en capital, fíjense que no tengo una función de inversión, si es o no problemática la inversión, no hay atesoramiento, no hay incertidumbres, ni ninguno de los problemas graves que se presentan en el sistema capitalista.

Por otro lado, la tasa de crecimiento me define el ingreso del país. Entonces lo que dice Piketty es, -sin explicar por qué- que si la tasa de ahorro es alta, si se está ahorrando mucho y se está acumulando mucho capital, la cantidad de capital está creciendo más que el producto. Por otro lado, lo que dice es que la tasa de beneficio depende de la productividad marginal del capital, recuerden que la productividad marginal del capital es igual a la tasa de beneficios (en micro), a medida que se acumula capital, la productividad marginal del capital baja, pero no baja tanto como para anular la suba de la relación capital-producto, atenúa pero no anula esta suba y, como el capital genera beneficios de una manera casi natural, de la misma manera que la gallina pone huevos, entonces tenemos que a largo plazo la participación de los beneficios en el ingreso sube, ese es el razonamiento básico de Piketty.

Es muy mecánico, no se explica el origen del capital, ni una función de inversión, ni cómo se acumula el capital. Esto estaría operando a lo largo de las décadas, y de esa manera él estaría estableciendo una relación de largo plazo donde dice que lo que va a terminar subiendo es la participación de los beneficios en el ingreso. Agrega unas cuestiones sobre sustituciones pero ahí ya no me quiero meter. Este es el esquema básico que tiene Piketty.

Algunas referencias en relación a esto. Primera cuestión muy importante, este esquema peca de a-histórico. Como define al capital como una cosa que sirve para producir o que produce rentabilidad, puede ser tanto capital un arado de un campesino de la Edad Media, puede ser capital una herrería del siglo XIV en Francia y puede ser capital los activos de la General Motors actualmente, o sea, se pierde contenido histórico en esta definición de capital, como una cosa que rinde beneficios. Uno puede decir de un campesino del siglo XIV en Francia, que con el arado tiene un provecho, entonces desde ese punto de vista es un capitalista igual que el dueño de la General Motors actualmente y se pierde de vista el contenido histórico-social del capital. Esta cuestión es grave cuando se hacen cálculos de la distribución del ingreso, tiene sus problemas, porque no tiene sentido comparar o poner en la misma bolsa la distribución del ingreso en regímenes pre-capitalistas y en un régimen capitalista, o juntar un país que está pasando de un régimen pre-capitalista a uno capitalista, con la distribución del ingreso de un país puramente capitalista, porque esto genera muchas distorsiones.

La tesis que planteó Marx fue que en el sistema capitalista, no en cualquier sistema, se produce una tendencia a la concentración del ingreso y a la polarización social. Por qué digo esto, porque hay una discusión que se le ha planteado desde la derecha a Piketty y yo creo que él por este problema no lo ha respondido bien. Doy un ejemplo numérico en mi artículo: supongamos una sociedad capitalista donde tenemos diez personas, nueve obreros y un capitalista, y la diferencia de ingresos es de 10 a 1, los obreros ganan 10 dólares y el capitalista gana 100 dólares. Supongamos una sociedad pre capitalista donde tenemos 100 productores donde cada uno gana 50 centavos de dólar. Si esa sociedad pre capitalista pasa al capitalismo, y aumentan los ingresos de esos trabajadores, que pasan a ganar 10 dólares y la polarización social aumenta, vamos a encontrar que en el promedio mundial, puede haberse producido un achicamiento de las diferencias, pero si uno considera el sistema capitalista propiamente aumentó la diferencia. ¿Cuál es el problema aquí? Se están comparando peras con manzanas, dos cosas distintas, una que es el ingreso de una sociedad pre-capitalista que está pasando al capitalismo y otra es la diferencia que se está produciendo en el interior del sistema capitalista.

Por ejemplo, tenemos el caso de China, donde unidades familiares pre-capitalistas, están proletarizándose, ganaban casi un nivel de subsistencia y esos sectores están ganando más, pero son trabajadores, no son clase media, y en China en el sector capitalista se está produciendo una enorme polarización de los ingresos. Este es un problema importante.

Segunda cuestión, Piketty plantea que si R es mayor a G, si el crecimiento se estanca, siempre va a aumentar la desigualdad del ingreso, esto en realidad es incorrecto, Marx lo muestra claramente en El Capital, incluso manteniéndose constante la tasa de plusvalía, que es beneficio sobre salario, o sea, si en la jornada de trabajo yo tengo una parte de beneficio y otra parte de salario que permanece igual, permaneciendo igual la tasa de plusvalía de Marx, permaneciendo constante la tasa de crecimiento del ingreso y permaneciendo constante la relación entre el capital y el trabajo, el simple hecho de que el capitalista con la plusvalía obtenida contrata más obreros pagándoles lo mismo, manteniendo la misma cantidad de capital por trabajador y creciendo a una tasa que no se acelera, por ese solo hecho de re-acumular capital, de volver a invertir capital, vamos a ver que la concentración del ingreso aumenta.

Les pongo el sencillo ejemplo de dos capitalistas que tienen 5 obreros cada uno y después contratan a dos obreros más cada uno, cuando hacemos el cálculo de la distribución del ingreso, el ingreso termina más concentrado. ¿Por qué pasa esto? Por una razón muy fundamental que está en Marx, los obreros se contratan con trabajo no pagado, entonces, ¿cuál es la dinámica del sistema capitalista? El obrero produce trabajo no pagado que es beneficio, con el trabajo no pagado contrato más obreros que producen más trabajo no pagado, con ese trabajo no pagado contrato más obreros que producen más trabajo no pagado. Sin modificarse la tasa de plusvalía, sin modificarse la cantidad de capital por trabajo, y sin modificarse la tasa de crecimiento podemos ver que sigue aumentando la concentración. Por eso Marx cuando explica esto dice: “la propia reproducción ampliada del capital ya genera concentración”.

Me salteo algunos puntos para no hacerlo más largo y voy a un último punto. Fíjense que en esta relación que establecimos recién entre participación del beneficio en el ingreso, igual a tasa de rentabilidad por la relación capital-producto, no encontramos ninguna justificación teórica. Voy a traducir en una manera bastante burda, es decir a lo Piketty, esta relación, a lo Marx.

En Marx, la tasa de beneficio es igual a beneficio sobre ingreso, esto lo podemos tomar como una aproximación a la tasa de plusvalía, por producto sobre capital. Esto sería una aproximación muy gruesa al capital invertido por el trabajo obrero. Observen lo siguiente, la participación de los beneficios en el valor agregado, hace referencia a cómo se divide la jornada de trabajo entre valor que reproduce el salario y valor que dan los beneficios o plusvalía, esta relación hace referencia de manera muy vaga a esta relación salario-beneficio. Esto es lo que en Marx se llama “tasa de explotación”, es lo que me dice básicamente cómo se divide el valor agregado, el valor generado por el trabajador, una parte va al beneficio y otra al salario.

La relación tasa de plusvalía es más básica, porque los capitalistas lo que buscan es aumentar todo lo posible el beneficio a costa del salario, achicar la parte que pagan de salarios para aumentar la parte que se guardan de beneficios. En segundo lugar la inversión de capital constante por obrero, incide también aquí, si aumenta la proporción de capital constante por obrero, es decir, en maquinaria por obrero, por ejemplo, el capitalista puede imponer mayores ritmos de producción, puede despedir obreros y bajar los salarios, puede abaratar el costo del trabajo, o sea, no son relaciones independientes unas de otras sino que están incidiendo sobre las otras, hay una relación dinámica en todo esto. A su vez la tasa de beneficio de Marx incide sobre la acumulación de capital, sobre la reinversión de capital, sobre cuánto trabajo acumulan y contratan los capitalistas, lo cual incide a su vez sobre la tasa de desocupación. Por eso estas relaciones son mucho más complejas y aquí las empezamos a ver en sus relaciones internas, no solamente estableciendo estas identidades contables como hace Piketty. Con esto quiero decir que en la teoría de Marx hay un impulso del capital a tratar de aumentar todo lo posible los beneficios sobre el salario, aumentar la tasa de plusvalía. Aquí influye la mecanización, las medidas políticas y de muchos tipos. Por eso también en esta visión el conflicto social está introducido desde el centro, porque aquí hay conflicto social, en esta repartija ya hay conflicto. Lo digo de esta manera, aumenta la productividad un 5%, los obreros piden aumentos salariales para tener un beneficio de esa productividad, ¿cuánto del aumento de productividad va al salario y cuanto al beneficio? Es producto del conflicto social.

Piketty pone un sistema muy mecanicista por un lado y por otro lado cuando no puede terminar de explicar introduce factores político-sociales que no explica de dónde vienen. En esta concepción que estoy diciendo, la lucha político-social se articula en el modo de la acumulación, quiero decir que aquí tenemos el conflicto, el obrero trata de aumentar el salario, el capitalista trata de bajarlo, ¿a dónde se establece la división definitoria? Depende de la lucha de clases pero, por otro lado, las tendencias del sistema capitalista son: aumentar la mecanización del capital, es decir, desplazar trabajadores por la mecanización, a internacionalizarse, cuando se internacionaliza el capital los trabajadores tienen menos posibilidades de luchar.

Fíjense, qué pasa en una empresa que dice “si ustedes no aceptan la baja de salarios yo me voy a Singapur”, entran todos esos factores que tienen que ver con la acumulación. Entonces, podemos ver dónde se produjo esta enorme “U” invertida de desigualdad del ingreso haciendo un análisis de cómo influyeron las aperturas comerciales, los ataques en los sindicatos en los últimos 40 años, las leyes de precarización laboral, el aumento de la automatización, el despido de obreros por la máquina; todos estos factores que de manera muy burda están encerrados en estas relaciones han terminado influyendo en la tasa de rentabilidad del capital y esto a su vez en la inversión o en la falta de inversión o en la inversión sesgada a la automatización que ha generado enormes ejércitos de desocupados que han presionado a los salarios hacia la baja.

Entonces, aquí están articuladas las leyes del capitalismo con la lucha de clases hoy a nivel mundial. Según la OIT hay 220.000.000 de desocupados, la última crisis ha generado 34.000.000 de nuevos desocupados, esa es una enorme presión hacia abajo de los salarios, a eso es a lo que se enfrenta la clase trabajadora y es eso lo que explica por qué no se cumplió la “U” invertida de Kuznets porque cuando el sistema capitalista se internacionalizó y logró mayor amplitud de actuación tuvimos durante estos últimos 40 años este crecimiento de la desigualdad social.

Editorial Metrópolis presenta
El debate Piketty sobre El capital en el siglo XXI
Conferencia: “La Izquierda debate a Piketty”
Con la participación de
Marcelo Ramal (Legislador de la CABA - FIT/PO)
Pablo Anino (La Izquierda Diario - PTS)
Matías Eskenazi (Compilador)
Coordina: Mario Hernandez (Edit. Metrópolis)
En el Hotel Bauen - Callao 360
Miércoles 14 de enero a las 19:00 (Salón Consular)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La barbarie civilizada profetizada por Samuel Huntington

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Los lamentables y repudiables acontecimientos del 07/01/15 en Paris, han puesto una vez más en evidencia la crisis civilizatoria en la que se encuentra el sistema capitalista global del Imperialismo actual, y el tránsito violento y sangriento de un sistema de dominación unipolar hegemonizado por Estados Unidos con su brazo armado de la OTAN, surgido en 1991 con la desintegración Soviética, a otro posiblemente multipolar. Con lo cual se confirma, una vez más, la vieja tesis de Marx de que “La violencia es la partera de toda sociedad vieja (no de la historia. AP) preñada de una nueva. Ella misma es una potencia económica”. Capítulo 24 sobre la acumulación originaria de Capital.

Capítulo que al volverse a leer con detenimiento y que recomiendo una vez más, permite enmarcar, como un anillo puesto en el dedo anular, las causas históricas concretas de la barbarie “civilizadora occidental”, impuesta desde el siglo XVI por el Colonialismo Imperial Europeo a los países periféricos de Asia, África y América Latina:

La Tricontinental como la llamó el Che Guevara, en donde los pueblos de los diversos países de la llamada civilización musulmana de África de Norte y Asia, también pusieron una inmensa cuota de sudor y sangre en la insaciable acumulación permanente de Capital y, con su lucha armada de resistencia contra el sojuzgamiento colonial; contribución en sudor y sangre agravada en el siglo XX por el descubrimiento de las riquezas petroleras en sus territorios, que se ha prolongado hasta el siglo actual con las nuevas guerras de rapiña imperialista por apoderarse la insustituible materia prima industrial del petróleo.

En 1973 con la llamada crisis del petróleo que marcó el inicio de la crisis larga del sistema capitalista global del imperialismo actual, la llamada civilización musulmana pasó a ser un objetivo primordial y zona privilegiada de la política y la geo-estrategia del centro industrializado del imperialismo global. Hay suficiente información fáctica disponible sobre todo este periodo histórico que llega hasta la actualidad, donde Arabia Saudita, Kuwait, los emiratos árabes del golfo pérsico, Irak, Irán, Siria, el Kurdistán y los países petroleros del norte de África ect, son descolonizados teóricamente para luego ser nuevamente “neo- colonizados ” mediante agravios e injurias culturales irreparables, golpes de Estado, revueltas, guerras internas o externas, e invasiones imperialistas de todo tipo, y en donde el tedio de las noticias diarias de semejante “barbarie civilizada” recibía en los medios de comunicación del centro imperial global, como única crítica tímida, una caricatura mordaz contra el islam, mientras su fino humor civilizado, nunca osó ridiculizar el brazo armado del imperialismo global de la OTAN.

En 1991 con la desintegración Soviética y el triunfo de los Estados Unidos en la guerra fría, viene el grito de victoria de la globalización neoliberal lanzado sobre el globo: “la historia ha llegado a su fin” (Fukuyama) y “sabe usted, no hay tal cosa como la Sociedad; hay individuos” (Margaret Thatcher) Dos años después, patrocinada también por la firma de armas ligeras y municiones “Olin-Mathieson Chemical Company” aparece la otra cara teórica de la moneda Fukuyama, con la publicación de la tesis del “choque de civilizaciones” sustentada por uno de sus directivos , el profesor de Harvard Samuel Huntington.

Según Huntington, la antigua bipolaridad de la guerra fría iría a ser remplazada por un largo y complicado conflicto, no originado en causas económicas y menos por la lucha de clases o causas ideológicas; sino debido a las diferencias culturales y civilizatorias que existen en las 8 civilizaciones que describió: china, japonesa, musulmana, hindú, ortodoxa, latinoamericana, africana y, claro la civilización hegemónica occidental. Tres de ellas potencialmente peligrosas para la civilización occidental como la ortodoxa, la china y la musulmana. Es el libreto que hoy 22 años después de publicado, estamos presenciando en la política geoestratégica imperial de los Estados Unidos-OTAN, en su encarnizada y violenta oposición a la pérdida de su Hegemonía y al surgimiento de un mundo multipolar.

Sin embargo el profesor Huntington valiéndose de su erudición y conocimientos geo-estratégicos de 1993, logra diferenciar los peligros externos contra la civilización occidental en crisis, como él lo reconoce, para plantear que la potencia ortodoxa (Rusia) y la confuciana (China) muy a pesar de su tamaño, demografía y gran poder militar, ofrecen un riesgo no tan elevado como el denominado “resurgimiento Islámico”, el cual osa equiparar con acontecimientos históricos de la importancia de la Revolución francesa o la Revolución rusa, con todas las implicaciones posteriores que estas han tenido y seguirán teniendo.

La gran explosión demográfica en el mundo musulmán, su tradición de poder expansivo violento y guerrero, enfrentado sangrientamente durante milenios a la civilización Judeo-Cristiana y occidental. El hecho geopolítico de que no exista un país central dominante, lugar disputado por Arabia Saudita, Pakistán, Indonesia, Irán o Turquía; más su ubicación petrolera privilegiada, tornan al mundo islámico en un peligro muy grande para la civilización occidental.

Y si a esto se le agregan los estereotipos de que la “fé musulmana es absolutista” porque no se ha dado la separación entre la religión y el Estado o “la propensión musulmana a la violencia”, pues por fuerza se le tiene que otorgar una peligrosidad rayana en el odio paranoico que hoy después de 22 años de haberse publicado, estamos viendo tal cual en los bombardeos aterradores y vandálicos de la aviación estadounidense sobre Afganistán, Bagdad, Libia, Yemen, Siria, o el reciente Estado Islámico.

El escenario apocalíptico y delirante de una tercera guerra mundial (incluso atómica) diseñado por el poder vaticinador del profesor Huntington, como vocero del complejo militar industrial financiero de los Estados Unidos, con el fin de sacar de la crisis terminal a lo que él llama la civilización occidental, dentro de su tesis neoliberal del choque de civilizaciones, y el papel de los países latinoamericanos y caribeños en este tablado, es un punto aparte que merece también un tratamiento aparte que va más allá de esta breve opinión.

Lo que sí está claro es que la crisis terminal del sistema capitalista mundial del imperialismo global actual y el surgimiento de un nuevo orden mundial multipolar; se está presentando en la realidad de manera más compleja o tal vez más difícil, a lo imaginado por los profetas de la geoestrategia neoliberal Fukuyama y su anverso Samuel Huntington. Y esto, seguramente, también irá más allá de esta breve opinión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Francia: La matanza de Charlie Hebdo. La “civilización occidental” y la pesada herencia del colonialismo

Pierre Beaudet (EUROPE-SOLIDAIRE.org)

Traducción: Faustino Eguberri (VIENTO SUR)

La matanza del 7 de enero en París quedará en la memoria como un acto criminal contra la libertad de expresión. Charb, Cabu y los demás animadores de Charlie-Hebdo nos habían hecho reflexionar durante muchos años con su humor corrosivo. Hoy, cuando la derecha y la extrema derecha les santifican como víctimas de los enemigos de la “civilización”, deben estar contemplando con una sonrisa forzada cómo, habiendo denunciado el colonialismo, resultan estar tan defendidos por los nostálgicos del colonialismo.

Esas mismas víctimas se revolverían también en su tumba leyendo a Christian Rioux (Le Devoir, 9 de enero) que lanza un llamamiento, en nombre de Moliere, en defensa de la “civilización” francesa, por no decir “occidental”, amenazada en su opinión por el islam radical. La Francia “moderna” es la hija de varios centenares de años de depredación colonial, que comenzaron con el “triángulo de la muerte” impuesto a África y a las Américas a partir del siglo XVII. Los regímenes franceses, incluyendo los que aparecieron después de la revolución de 1789 esclavizaron a millones de africanos. Perpetraron genocidios olvidados en las Américas. El capitalismo “moderno” tomó forma en aquellas horribles plantaciones que hicieron la fortuna de los mercaderes franceses. Luego, en el siglo XIX, Francia se lanzó a otras espantosas aventuras coloniales, en África del Norte y en Vietnam en particular, en las que centenares de miles de personas fueron muertas, despojadas, transformadas en semiesclavas. En esos países, se recuerda aún al ejército francés que tomaba como rehenes a las poblaciones en las zonas llamadas rebeldes para asfixiarlas con humo hasta la muerte. Recordemos también que el estado francés practicaba estas depredaciones en nombre de la “civilización” y del “progreso”, para salvar a los colonizados de la “barbarie”. Hasta en los años 1960, la Francia colonial hizo y deshizo a su antojo, a pesar de la oposición en la propia Francia, por parte de resistentes uno de cuyos herederos es Charli-Hebdo.

Hay que decir finalmente que las prácticas coloniales se han reproducido en la propia Francia. Los habitantes de las colonias hambrientas y desposeídas han afluido a Francia para ocupar los empleos con bajos salarios y condiciones miserables. Han contribuido con el sudor de su frente a esta Francia “moderna” y capitalista, sufriendo la represión cotidiana e incluso las matanzas, como el asesinato por la policía de decenas de manifestantes pacíficos en la calle para reclamar la independencia de Argelia, el 17 de octubre de 1961. Aún hoy, la discriminación es sistémica en esta Francia “civilizada”. El establecimiento de perfiles raciales contra los jóvenes de ascendencia árabe o africana está bien documentado, aunque no guste a algunos contadores de historias, lo que no quiere decir que de los 4-6 millones de inmigrantes en Francia todos conozcan malos tratos. Pero, plantearos la pregunta: ¿quién vive en las viviendas protegidas de los alrededores de París, Marsella y de los grandes centros urbanos? Id a ver. En muchas ocasiones, movimientos populares franceses, no solo los de la inmigración, han pedido cambios radicales, más allá de las bellas promesas.

Desde hace algún tiempo, Francia, desde Sarkozy a Hollande, ha decidido alinearse totalmente con la guerra sin fin orquestada por los Estados Unidos en nombre de la lucha contra el “terrorismo”. La Francia “civilizada” parece preferir defender “sus” inversiones en su coto cerrado postcolonial, particularmente en África, a la vez que participa en el apoyo de las dictaduras de Irak, Afganistán o Arabia Saudita. Para los “socialistas” franceses, se añade que todo esto se hace una vez más en nombre de la “civilización”, para “salvar a los indígenas”. En realidad, las exacciones del Estado Islámico o de Al Qaeda son aún “pálidas” si se comparan a lo que hacen los aviones americanos y sus ayudantes locales sobre el terreno, matando, violando y torturando a miles de iraquíes, de sirios, de palestinos, yemenitas o afganos…

¿Excusa esto a los partidarios del Estado Islámico? Ciertamente no. Además de violar los derechos con prácticas sectarias y criminales, estos movimientos, a fin de cuentas, hacen el juego a las potencias, puesto que les permiten pretender actuar para “salvar a los afganos”, por retomar un ejemplo bien conocido. Ahora bien, organizaciones populares en esa región del mundo luchan y resisten. Luchan en condiciones de una increíble adversidad a la vez contra regímenes podridos apoyados por los Estados Unidos y sus aliados-subalternos como Francia y Canadá, y contra organizaciones terroristas que se reclaman del islam político. No se las oye, no se las apoya. ¿Por qué?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Jefes de Estado que han coartado la libertad de expresión, con ‘Charlie Hebdo’

Roger Suso (LA DIRECTA - LA MAREA )

Ramon Espadaler, el conseller democristiano de Interior de la Generalitat de Catalunya, coincidió ayer en París con los responsables de Interior de los países europeos, así como de EEUU, el coordinador antiterrorista de la Unión Europea y el comisario europeo de Asuntos de Interior. Sin embargo, él no participó de las reuniones de la cumbre programada este domingo de urgencia tras el atentado contra Charlie Hebdo y el secuestro del supermercado kosher en París. Lo hizo otro catalán, el ministro español Jorge Fernández Díaz, que como los ministros presentes, aboga por el establecimiento de controles fronterizos, aunque esto rompa frontalmente con el convenio de Schengen.

La capital francesa fue este domingo el escenario de una histórica marcha sin precedentes “en defensa de los valores democráticos y la libertad”. En medio de unas excepcionales medidas de seguridad, medio centenar de jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo, los principales dirigentes políticos del país y destacados representantes de las comunidades religiosas encabezaron “la gran marcha republicana” convocada contra el “terrorismo yihadista” y la libertad de expresión.

Espadaler, un gestor político que en su ejercicio, contradiciendo el lema de la convocatoria republicana, ha justificado que los antidisturbios comiesen en la sede de los Caballeros Legionarios porque “pagaron la consumición”, que ha tachado a las habitantes de la Kasa de la Muntanya de “terroristas anarquistas” o ha mirado hacia otro lado cuando los Mossos intentaron entrar en la redacción de la Directa y rompieron el cristal de la puerta que hirió a una persona por el impacto de los cristales, compartió pancarta con otros personajes de opaca y dudosa defensa de las libertades civiles y políticas. Uno es el ya citado ministro Fernández Díaz, que ha recortado el derecho a la protesta a través de la Ley Mordaza y legalizado las devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla.

En la lista de “nuevos amigos de Charlie Hebdo“, más allá del Storyfy de Daniel Wickham, se encuentran Angela Merkel, David Cameron, Matteo Renzi, Klaus Iohannis, Petró Poroshenko -Anoche, la sede del diario pro-ruso Slavyanka en Járkov fue atacada con artefactos incendiarios y pintadas neonazis y amenazantes-, Pedro Passos Coehlo o Sergei Lavrov. También, el presidente catalán Artur Mas, el asesor del cual, Josep Maria Via, tuvo que ser indemnizado con 10.000 euros tras una condena a la revista Café amb Llet, tras una demanda de Vía, cuando ésta había publicado los casos de corrupción que afectan a los políticos convergentes Ramón Bagó, Carlos Manté y Xavier Crespo, así como la opacidad en la gestión de otros responsables del Consorcio Sanitario del Alt Maresme y la Selva, como la gerente de los hospitales de Blanes y Calella, la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini (CiU), o el alcalde de Blanes, Josep Marigó (PSC).

Mariano Rajoy, que cuando era ministro en el Ejecutivo de José María Aznar firmó el cierre de los diarios Egunkaria y Egin en un intento criminalizador de la izquierda abertzale y que recientemente y coincidiendo con los atentados en París, su gobierno ha guardado el silencio más frío en relación a la imputación del humorista Facu Díaz por una parodia sobre el PP, también ha estado en París. Adicionalmente, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, que cuando era primer ministro de Luxemburgo creó las estructuras adecuadas para la evasión fiscal y el daño común capitalista de Ikea, Apple y 300 empresas más y estuvo implicado en el caso Bommeleeër, la trama ultraderechista de terrorismo de Estado Gladio en Luxemburgo. Juncker estuvo en la cabecera de la marcha.

Políticos que han gobernado o gobiernan con la ultraderecha

El primer ministro holandés Mark Rutte también estuvo presente en París. En las elecciones de 2010, el Partido de la Libertad del populista ultraderechista e islamófobo Geert Wilders, imputado hace pocas semanas por haber pedido “limpiar el país de marroquíes”, arrasó, convirtiéndose en la tercera fuerza política con el 15’4% y 24 diputados apoyando, después de 127 días de negociaciones, al gobierno en minoría de Mark Rutte a cambio de mano dura en materia de inmigración. Sin embargo, Wilders retiró en 2012 el apoyo a la coalición de Rutte partidaria del ajuste presupuestario del 3% de déficit impuesto por la UE, los recortes sociales y la subida de la edad de jubilación. El gobierno cayó, pero Rutte volvió a formar gobierno en los siguientes comicios.

El actual primer ministro griego Antonis Samarás entró en 2009 en el gobierno después de la caída del Pasok de Georgios Papandreou, y lo hizo en el gobierno tecnócrata de Lukas Papademos, un gobierno de unidad nacional entre el Pasok, el partido conservador nueva Democracia -su partido- y el partido ultraderechista Concentración Popular Ortodoxa (LAOS), para aplicar los duros recortes asociados al segundo rescate financiero del país y, después, convocar elecciones anticipadas. Años después, y con la amenaza electoral del partido neonazi Amanecer Dorado a su derecha, Samarás decidió, en 2012, lanzarse a la caza del migrante sin papeles en un intento de ganarle espacio a Amanecer Dorado con mensajes de “defensa del orden público frente al crimen y la inmigración ilegal” y puso en marcha la Operación Zeus Xenios. Se trató de un dispositivo policial basado en redadas masivas en los barrios populares de las ciudades para detener a personas indocumentadas, basándose simplemente en “su apariencia física” para expulsarlas del país. En la operación se detuvo a unas 6.000 personas y presentaron cargos contra 1.600 por entrada ilegal en Grecia, que seguidamente fueron deportadas a sus países de origen después de pasar por campamentos improvisados. Ayer se manifestó por la libertad.

Espadaler también compartió espacio con Boiko Borísov y Laimdota Straujuma. Borisov es el primer ministro de Bulgaria por el partido liberal-conservador y populista Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), un partido manchado de corrupción y que gobierna el país con el apoyo del Frente Patriótico, una formación formada por rebotados y escindidos del partido ultraderechista, anti rumanos, anti turcos y neofascista Ataka y los herederos ultranacionalistas de la Organización Revolucionaria Interior Macedonia-Movimiento Nacional Búlgaro. Borisov, en 2013, durante las masivas protestas ciudadanas contra el monopolio industrial en el sector energético y el incremento de las facturas de la electricidad y el agua, ordenó a la policía cargar contra los periodistas que cubrían las protestas.

Straujuma, por su parte, es la primera ministra de Letonia, líder de la formación liberal-conservadora Unidad, el principal partido de la coalición, que absorbió en sus filas al Partido Reformista de Zatlers, y reeditó la coalición con la Unión de verdes y Granjeros, y el partido ultraderechista y ultranacionalista Alianza Nacional-Todo por Letonia (NA). NA es un partido estrechamente vinculado a los viejos colaboracionistas nazis de Letonia, conectado a los veteranos y legionarios de las Waffen-SS que organizan anualmente marchas en memoria por el centro de Riga. Es también un partido anti izquierda y también racista, ya que considera a la comunidad rusa del país como “inferior, y extranjera en Letonia”. La formación tiene conexiones con grupos neonazis militantes como el Centro Gustavs Celmins, que usan como escuadrones de choque.

Políticos que coartan a la prensa

El semanario polaco Wprost publicó en verano una grabación de audio con una comprometedora conversación entre el ministro de Interior Bart?omiej Sienkiewicz y el gobernador del Banco Central de Polonia, Marek Belka. En ella, Belka hablaba de medidas desde el Banco Central para favorecer al ejecutivo en las próximas elecciones. Días después de la filtración, la policía irrumpió en la redacción de Wprost en búsqueda de información y fuentes, exigiendo a las periodistas revelar sus fuentes. Ayer, la premier de Polonia, Ewa Kopaszi, se manifestó en París por la libertad de prensa.

Hungría se ha convertido un Estado nuevo de sesgo autocrático construido alrededor del primer ministro Viktor Orbán y su partido, el conservador Fidesz. La flamante Ley Fundamental fue aprobada gracias a la mayoría de dos tercios que desde 2010 el Fidesz tiene el parlamento. El texto ha redibujado las circunscripciones electorales en beneficio del Fidesz. Lo más destacado, sin embargo, es la restricción draconiana de las libertades básicas, la violación de la separación de poderes, la autorización al primer ministro para gobernar con decretos-ley, el aumento del control gubernamental sobre el Banco Central y el amordazamiento de los medios de comunicación. Orbán desfiló por París.

Irlanda es un país en el que la blasfemia está perseguida como “ofensa” con multas de hasta 25.000 euros. La ley contradice la Carta de Derechos Fundamentales de la UE. El primer ministro conservador irlandés, Enda Kenny, también estuvo presente en la marcha parisina “de la libertad de expresión”. La revista Charlie Hebdo en Irlanda estaría en números rojos.

El primer ministro de Mali, Modibo Keita, presente en los Campos Elíseos, se ocupó personalmente de la expulsión de la periodista freelance francesa Dorothée Thiénot, que explicaba cómo el ejército maliense perpetraba abusos de los derechos humanos y matanzas indiscriminadas a supuestos terroristas y rebeldes tuaregs.

Dos de los más desconocidos y dos de los más escandalosos también estuvieron en el centro de la Isla de Francia: Ali Bongo, dictador de Gabón, apoyado por Francia en una dictadura familiar que inició su padre Omar en 1967. En 2003, Bongo clausuró tres diarios: Ezombolo, la Griffe y La Calotte por informar sobre la corrupción. Y Denis Sassou Nguesso, dictador del Congo-Brazzaville. Sassou Nguesso fue dictador del país entre 1979 y 1992. Francia, a sotto vocce, exigió elecciones para blanquear la dictadura y Sassou Nguesso las perdió quedando tercero. Entonces, desencadenó una guerra contra Pascal Lissouba, el candidato ganador. El conflicto armado dejó miles de muertos en ambos bandos y desde 1997 es presidente, coartando las libertades de prensa del país.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, es el jefe del gobierno que ha encarcelado a más periodistas del mundo. En diciembre pasado varios periodistas y trabajadores de los medios de comunicación fueron detenidos en una razia en Turquía contra la libertad de prensa, algunos de renombre como el redactor jefe del diario Zaman, Ekrem Dumanli, y el director de ediciones de la cadena de televisión Samanyolu, Hidayet Karaca. La situación de represión informativa es más grave que nunca en Turquía. Ya en marzo pasado, el ahora presidente Recep Tayyip Erdogan ordenó cerrar Twitter y YouTube. Ayer paseó por París.

Tras Turquía, el país que encarcela a más periodistas es Bahrein. El ministro de Asuntos Exteriores, Khalid bin Ahmed Al Khalifa, desfiló por París. La represión a la prensa es un hecho cotidiano en el pequeño emirato, que se esfuerza en reprimir cualquier reportaje crítico con la monarquía y que informa de las revueltas populares. Tres periodistas están en prisión y varios bloggers han sido perseguidos y golpeados. En Túnez, el blogger Yassine Ayari fue enviado a prisión por un tribunal militar “por difamar al ejército” en posts en Facebook. Ayer, el primer ministro Mehdi Joma estuvo en París. Como el embajador de Arabia Saudí en Francia, dos días después de la condena en su país del blogger Raif Badawai a 50 latigazos “por haber insultado al Islam”.

Egipto envió a Francia al ministro de Asuntos Exteriores y antiguo embajador en EEUU Sameh Shoukry, representante de un gobierno que ha condenado a prisión a tres periodistas de Al Jazeera “acusados de colaborar con los Hermanos Musulmanes”. Así, el corresponsal australiano Peter Greste, que había trabajado antes para la BBC, y el egipcio con nacionalidad canadiense Mohamed Fahmy, recibieron una pena de siete años de prisión. El egipcio Baher Mohamed fue sentenciado a 10 años, siete por los mismos cargos que sus compañeros y tres porque la fiscalía alegó que llevaba una bala cuando fue detenido.

La Argelia de Abdelaziz Buteflika es también un Estado caracterizado por la ausencia de pluralismo e independencia de su sistema mediático, donde existe mucha censura y autocensura. Además, los visados de prensa están restringidos geográfica, editorial y temporalmente. Las periodistas deben obtener autorizaciones especiales para moverse en según qué regiones. La prensa local tiene muchas dificultades para cubrir eventos sociales y varios periodistas, como Abdessami Abdelhai, fueron detenidos y agredidos mientras cubrían manifestaciones. Hipócritamente, envió al ministro de Asuntos Exteriores Ramtane Lamamra a la marcha solidaria con Charlie Hebdo.

El rey Abdulá de Jordania fue otro de los participantes. El año pasado, su gobierno sentenció in absentia a 15 años de prisión y a trabajos forzados al periodista palestino-jordano Mudar Zahran, quien ha escrito sobre las estrechas relaciones de Jordania con EEUU y la connivencia con Israel y el rol de la monarquía hachemita en repeler rebeliones populares.

Israel tampoco es un país que deje libertades en la prensa, sobre todo extranjera, cuando se trata de cubrir el conflicto armado con Palestina. La intimidación, expulsión e incluso la muerte, son frecuentes. Durante el año 2014, según datos de Reporteros Sin Fronteras, 66 periodistas fueron asesinados por el ejército israelí en el ejercicio de sus funciones, de los cuales 17 periodistas palestinos durante la ofensiva militar en Gaza el año pasado. Al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, tampoco le ha temblado el pulso para reprimir a aquellos periodistas palestinos que han criticado su gestión e informado de los casos de corrupción de su partido.

El Fiscal General de EE.UU., Eric Holder, es el responsable político de la coartada de libertades periodísticas en el país norteamericano. Durante las protestas del movimiento Occupy o contra la brutalidad policial y violencia racista en Ferguson fueron detenidos varios periodistas como Wesley Lowery, un reportero del The Washington Post, o Yasha Levine, de Pando Daily. Jens Stoltenberg es el Secretario General de la OTAN, una organización que todavía no ha sido procesada por perpetrar el bombardeo en 1999 en el edificio de la radiotelevisión serbia donde murieron 16 personas, entre periodistas y personal de la cadena RTS. Stoltenberg estaba en París “por la libertad de expresión”.

“Los nuevos amigos de Charlie Hebdo“, manifestó Bernard Holtrop, alias Willem, el caricaturista de Charlie Hebdo al diario holandés De Volkskrant, “me hacen vomitar”. “Nos hacen vomitar todas estas personas que de repente dicen que son nuestros amigos y encabezan la manifestación de París”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una foto de la marcha de París genera polémica en la Red

RT



Esta foto de los cerca de 50 líderes políticos de todo el mundo que participaron en la marcha de apoyo al pueblo francés contra el terrorismo se convirtió en una imagen simbólica de este histórico día que reunió al menos 3,7 millones de personas en toda Francia, informa 'Huffington Post'.



Sin embargo, una instantánea de 'Le Monde' ha generado polémica. El periódico francés divulgó en Twitter una foto sacada desde otro ángulo que evidencia que los políticos están posando ante las cámaras separados de la multitud.

Aunque la medida de 'aislar' a los dirigentes se habría tomado para garantizar su seguridad, en las redes sociales han aparecido acaloradas críticas hacia los líderes, a los que acusan de hipocresía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Sobre el atentado en París

Luis Zamora y Mariano Iacobacci (AYL)

Desde AyL nos nace una contundente condena al atentado contra el semanario Charlie Hebdo donde fueron bárbaramente asesinados los periodistas que allí trabajaban. Nos sentimos parte del rechazo legítimo que sacude a los pueblos del mundo y de la conmoción que provocan en toda conciencia democrática. Al mismo tiempo denunciamos el uso que está haciendo de estos hechos el poder político mundial, con el gobierno de Francia a la cabeza. En nuestro rechazo a los asesinatos nada nos une con los gobiernos de la OTAN responsables de innumerables masacres colonialistas de todos los pueblos del mundo y en especial, en los últimos años del mundo árabe y musulmán.

Esta hipocresía nos parece que no debe confundirnos. Son los que secuestraron, torturaron y mataron en Argelia. No olvidamos el genocidio en Ruanda ante la mirada cómplice de Francia y de la OTAN. Estos gobiernos que hoy levantan la bandera de la libertad de expresión y de prensa son los que le mintieron a todo el planeta a través del poder de sus medios de comunicación argumentando hechos falsos para bombardear e invadir Irak y provocar más de un millón de muertes. Tampoco vimos que nunca levantaran la bandera del respeto a la vida y la tolerancia en los sesenta años que ya dura el genocidio israelí en Palestina.

Nada nos une con esos gobiernos que ahora llaman a la “unidad nacional y mundial contra la violencia” y a marchas convocadas por sus embajadas para preparar, bajo esa bandera, nuevas estigmatizaciones, nuevas discriminaciones raciales y religiosas, nuevas represiones a la juventud pobre y a los trabajadores en sus propios países, la instalación de la pena de muerte, persecución a los inmigrantes provenidos de los países que esos Estados saquean, nuevas invasiones, más guerras que garanticen este mundo de explotación y desigualdad con el que lucran.

Toda la experiencia nos enseña que estas acciones terroristas nada tienen que ver con los métodos de lucha de los pueblos y al contrario son usados después para establecer más medidas represivas de esa luchas. Menos cuando, como en este caso, las víctimas elegidas son trabajadores de la comunicación. No es casual que detrás de estos grupos suelen estar Jeques, reyes y clases dominantes de algunos países árabes, que oprimen a sus pueblos, defienden un oscurantismo retrógrado y suelen ser aliados de los más poderosos países de la tierra, petróleo mediante, como es el caso de Arabia Saudita con el llamado ISIS. Cuando no están las propias potencias financiándolos como fue originalmente EE.UU. con Al Qaeda.

Es tarea de los pueblos, nos parece, impedir que los gobiernos imperiales usen nuestras legítimas indignaciones para dividir nuestras luchas y acrecentar su poder y control represivo sobre nosotros. Repudiemos el hecho y los métodos utilizados ajenos a los pueblos y al mundo que necesitamos construir. Y denunciemos a los gobiernos que se quieren montar sobre ellos para defender ese mundo injusto del que se benefician.

AYL: Autodeterminación y Libertad

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Guillermo Almeyra: No se puede ir detrás de una opinión liviana, suponiendo que todos los árabes son asesinos

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

M.H.: Estamos en comunicación con Guillermo Almeyra, en un día y horario no habitual, a raíz del atentado que sufrieron los periodistas de la revista francesa Charlie Hebdo. Mi intención de entrevistar a Guillermo es porque escribió una nota “Charlie Hebdo las provocaciones y su cosecha bárbara” que yo llamaría políticamente incorrecta. Buenas tardes Guillermo.

G.A.: ¿Qué tal Mario?

M.H.: Bien, confieso que esta nota la leí ayer, estando en la radio, podría haberlo llamado, pero me tomé un día para pensarlo, porque la nota que escribió va en contra de todo lo que se ha comentado respecto de los hechos ocurridos en París.

G.A.: En primer lugar, por supuesto, todo asesinato es repudiable. Los crímenes son condenables y no tienen justificación alguna, pero deben ser explicados y ver en qué contexto se dan. No para justificarlos, porque deben ser condenados, sino para saber cuáles son las causas de esos crímenes y evitarlas. Creo que lo primero de todo es ver qué está sucediendo ahora en Francia.
Hoy, inmediatamente después del terrible atentado a Charlie Hebdo, mataron a patadas en el vientre a un niño que no alcanzó a nacer, que abortó ahí mismo, en la calle, de una mujer musulmana, que no tenía nada que ver con los asesinos, porque hay 2.000 millones de musulmanes en el mundo y no todos son asesinos.
También hoy tiraron granadas de mano del ejército en seis mezquitas que por suerte no mataron a nadie, pero causaron daños. Hoy, Marine le Pen propuso un referéndum, que sin duda la mayoría de los franceses apoyaría, con la pena de muerte, que es una atrocidad y que fue eliminada en Francia recién hace unos 30 años. El primer resultado del atentado a Charlie Hebdo es el aumento de una campaña brutal del gobierno, de los sionistas, de la derecha y de la extrema derecha contra los árabes como inmigrantes, no como musulmanes, porque no se sabe si ese árabe es católico, judío, ateo, no, de entrada es árabe, entonces hay que condenarlo. Hay una ola reaccionaria que se expresa en los allanamientos policiales y en el odio amplio contra los musulmanes.
La base de esta ideología es la del norteamericano Samuel Huntington, la guerra de las civilizaciones, Occidente contra el Islam, que son 2.000 mil millones de personas distribuidas en todo el mundo, hasta en China, por lo tanto, la justificación de la guerra permanente y la agresión al otro, por lo que el otro es, no por lo que el otro piensa, se le atribuye lo que piensa, este es el fondo de la cosa.
Detrás del repudio a los asesinatos está, por supuesto, la gente decente que repudia cualquier asesinato, sobre todo si es masivo, se horroriza, pero están también el gobierno de Israel y la comunidad judía que ha apoyado todos los asesinatos en Gaza y en otros lugares, está también Netanyahu entre los que dieron sus condolencias al gobierno francés y no le importa matar chicos en sus bombardeos, está la derecha francesa siempre racista, el caso Dreyfus se dio en Francia, no en otro país, el racismo en Francia es endémico, el “Chauvinismo” viene del nombre de un francés, Monsieur Chauvin, el arquetipo mundial de ese término, así como los argentinos dieron la palabra “desaparecidos” los franceses “chauvinismo”, es decir, hay una cultura del odio al extranjero, en Francia al extranjero se lo llamaba “meteco”, como en Esparta, no podía ser humano siquiera.
Entonces, esto es viejo, todo sale a la luz debido a este acto absurdo, criminal, de unos pocos tipos que fuera de la ley y fuera de su comunidad, que no tienen nada que ver con eso porque los árabes son todos trabajadores, saca a luz los prejuicios más ancestrales.
Francia participó desde el siglo XII de las Cruzadas que mataban a cuanta persona encontraban en Medio Oriente, no solo a los árabes, también a los judíos y a los cristianos orientales, los cristianos ortodoxos. Francia colonizó a los países árabes y mató un millón de personas en Argelia, ¿cómo puede pretender que los colonizados, humillados, que ahora están entre los más pobres y los más oprimidos en Francia, consideren que esa civilización los acoge, que son ciudadanos de primera categoría?
No puede pretender eso, tiene que tener en cuenta que no es lo mismo dirigirse a uno de la raza dominante, por decirlo de una manera, aplicando métodos nazis de ideología que son los métodos también de la derecha francesa, y otra cosa es el oprimido. En Europa la Inquisición duró hasta el 1800, el que decía una blasfemia, considerada así por la Iglesia, iba a parar cuando mínimo a la cárcel y a la tortura, y si no a la hoguera, eso se acabó con la separación entre la Iglesia y el Estado, que le costó mucho a la sociedad, muchas luchas contra la Iglesia, en particular para lograr esa separación de la Iglesia del Estado y la cultura de la religión.
En el mundo árabe, porque hablamos de Medio Oriente, no es el mundo árabe en general, no son los islámicos chinos o indonesios, es en el mundo árabe, la gente aprende a leer con El Corán, une su concepto de sociedad con su religión y su visión de la cultura, entonces una blasfemia, un dibujo de Mahoma, que la religión prohíbe que sea dibujado y en particular del culo de Mahoma, como hacía continuamente Charlie Hebdo, es una ofensa mortal.
Para un cristiano, y más o menos laico, porque los franceses hace por lo menos 200 años son laicos, un insulto a la virgen cristiana, es una cosa de muy mal gusto pero no causa ningún efecto tremendo, por el contrario, un insulto a los símbolos del Islam es un ataque a la identidad de los que han sido colonizados, sometidos, humillados, despreciados y que están siendo discriminados todos los días, entonces desencadena en elementos marginales, gente que anda mal de la cabeza por esa situación, reacciones que son extremas, que no desencadena entre los cristianos una crítica al Papa, pero sí entre los judíos, porque las críticas al judaísmo llevaron a que no lo mataran pero le hicieran perder el trabajo al dibujante Siné (Maurice Sinet).
Entonces, hay que ubicar las cosas relativamente, en el concepto de lucha de clases en la escala mundial, esto forma parte de la escalada hacia la guerra, hacia la opresión de los pueblos que fueron colonizados, forma parte de una situación de pre guerra. La persecución a los islámicos que se ha producido ahora con motivo del ataque absurdo de estos tres terroristas, criminales, contra Charlie Hebdo, forma parte de la preparación de enfrentamientos armados y del auge del fascismo en Europa Occidental.
Ya han conseguido, los yanquis en particular, guerras religiosas en África, entre musulmanes y cristianos, divisiones de los países para dominarlos mejor, ahora van a querer introducir el problema religioso con los inmigrantes en Francia, Alemania, Inglaterra, donde los inmigrantes son la parte más aplastada, sometida y con los salarios más bajos en toda la sociedad. Los trajeron para hacerse ricos y ahora los odian porque la industria no funciona, entonces los ven como ajenos, como enquistados a pesar de que son franceses de segunda generación.
Estamos ante un ataque fascista, los que están firmando “Je suis Charlie” no saben lo que dicen, son irresponsables, tendrían que analizar la sociedad francesa y diferenciarse profundamente del uso reaccionario que da el gobierno tratando de disputarle a Le Pen las mayorías reaccionarias en las próximas elecciones de 2017, para crear la unidad nacional contra los inmigrantes, contra los árabes y contra los franceses de origen negro de paso porque están islamizados, no son árabes pero están islamizados muchos de ellos.
Estamos ante una bomba de tiempo, es absurdo hablar solamente de la libertad de prensa, claro que debe haber libertad de prensa, claro que lo que uno dice debe tener como único castigo la crítica implacable de otro, pero pacífica. Si se ofende alguno que intervenga la justicia, pero no se le puede pedir eso a una persona analfabeta resultado de la explotación, la humillación constante y la segregación racial, porque no alcanza a reflexionar sobre eso. Hay casos de locura social, pocos casos por suerte, repito, los musulmanes en el mundo son 2.000 millones pero no hay 2.000 millones de terroristas ni hay tampoco medio millón ni 500.000, hay grupos de 20/30.000 en todo el mundo, como hay grupos de fascistas blancos y de fundamentalistas cristianos quienes todos los días en Estados Unidos hacen masacres en nombre de un cristianismo ligado al Tea Party, entonces hay que ser sensato, no se puede ir detrás de una opinión liviana, suponiendo que todos los árabes son asesinos. El resultado del atentado a Charlie es también la muerte a patadas del niño en el vientre de su madre.

M.H.: Seguramente estas declaraciones que has hecho van a tener repercusión porque de alguna manera contrastan con lo que es la opinión, o al menos lo que se está manifestando de forma generalizada no solo en nuestro país sino en el mundo, de todas maneras, me parece muy bueno que hayas introducido este perfil, justamente antes de entrevistarte decía que no hay que olvidar el rol de Francia en Argelia y el papel que juega en la actualidad, bombardeando a las comunidades del Medio Oriente y africanas, como socio en las guerras de los Estados Unidos, que agreden a los pueblos de esas regiones, porque en toda esta situación se ha olvidado esta cuestión y también se ha olvidado, como bien lo referís en tu artículo de ayer, que hay un gran rechazo a la muerte de estos periodistas franceses pero nadie habla de los periodistas mexicanos asesinados, por ejemplo.

G.A. : Quisiera reafirmar una cosa, ningún crimen es tolerable en el marco de razones políticas o religiosas, el terrorismo es condenable, es lo mismo un anarquista que le tira una bomba a un rey como le tiraron en Italia o en Sarajevo, creyendo terminar con la monarquía y lo único que consigue es generar mayor represión y fomentar una guerra.
El terrorismo es injustificable, pero hay que explicarse por qué hay terroristas, yo condeno la masacre sucedida en Charlie Hebdo. Por otra parte, eran provocadores que no se daban cuenta que estaban jugando con fuego y estaban sembrando tempestades.

Guillermo Almeyra es columnista internacional de La Jornada (México).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

De megamineras y contaminadores

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Dos hechos, lejanos quizás, demuestran que las megamineras en la Argentina tienen cómplices "pagos": legisladores chubutenses y mendocinos son sinceros y piden que los "dejen contaminar". Federico Soria (Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Uspallata) nos da más precisiones.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Los precios en discusión

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Empezó el año 2015 y la economía se discute por varios asuntos entre los que se destacan, como siempre, los precios, los del dólar, a la suba en cualquiera de sus variantes, en un intento a toda máquina de la política de gobierno por limitar las posibilidades de la especulación y la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo. Junto al dólar se mira muy de cerca a los precios internacionales, los de la soja y otros comodities, con tendencias a la baja, tal como también ocurre con el trigo, el maíz o el petróleo. La reducción del precio del petróleo es una buena noticia en tanto que se reduce la factura de importación de combustibles, que si continúa descendiendo puede superar la pérdida de ingresos derivadas de las exportaciones de materias primas. Claro que también se diluyen las esperanzas en la radicación de inversiones externas por vaca muerta.

También están los precios “cuidados”, que se negocian en estas horas con ajustes para arriba, con la intención de ratificar el programa por un periodo más y contribuir a contrarrestar las tendencias recesivas en el consumo. El dato es que en la nueva versión de precios cuidados se incorporarán más artículos con precios menores a los actuales. Por supuesto que también se mueven los precios “liberados”, que son la mayoría y que siempre aumentan. Junto a ellos, desde el Ministerio de Planificación se continúan los acuerdos con las Provincias para que no se toquen las tarifas eléctricas, promesas de inversión mediante. La complicación viene por el lado de sostener gravosos subsidios que siguen favoreciendo a sectores de alta capacidad de ingreso en la zona metropolitana, con una brecha desfavorable para el interior del país con precios de servicios eléctricos más elevados.

Pero también está en juego el precio de la fuerza de trabajo, o sea los salarios, por lo menos de la parte regularizada de los trabajadores. Es que la inflación es una realidad y no solo se expresa en el crecimiento de los precios o en los datos ofrecidos por el INDEC o aquellos que miden los precios desde otras metodologías, incluidas algunas provincias y consultoras privadas, sino en la realidad cotidiana de la mayoría de la población de menores ingresos.

Bonificaciones y paritarias

La cuestión de los precios es un tema se discute en variados ámbitos y buena parte de los sectores privados lograron bonos compensatorios de muy diversa magnitud, muy asociada a la capacidad de negociación de cada sector sindical. Los metalúrgicos cerraron con dos pagos de 1200 pesos y sectores de la electricidad recibieron compensaciones de 5.000 pesos. La diversidad es enorme, configurando una situación muy diversa de ingresos entre los trabajadores del sector privado.

Entre los estatales es más complejo. Los docentes de Buenos Aires arrancaron un ajuste del 8% antes de iniciar la discusión paritaria de marzo y alegan que es mejor negociar con 400 pesos más en el bolsillo. Los Judiciales de la provincia más grande también negocian un ajuste similar al que recibieron los jueces en diciembre pasado. Los magistrados recibieron un 4% de incremento de sus ingresos mensuales, que oscilan entre 50.000 y 120.000 pesos cada 30 días. Además, pronto, el poder judicial se manejará con autarquía, con lo cual, los cortesanos, no solo podrán aumentar sus ingresos y los de la jerarquía judicial, sino profundizar la brecha entre magistrados privilegiados (auto-eximidos de pagar impuestos a las ganancias) y la masa de trabajadores que hacen realidad, más allá de opinión valorativa, la administración de justicia. Los estatales demandan compensaciones recibidas en algunos ámbitos de la administración pública nacional. En rigor, un abanico muy diverso que intervendrá en el momento crucial de la discusión paritaria desde marzo, en el intento por no perder en demasía ingresos contra precios de la canasta cotidiana de consumo.

Turismo

Pero no solo precios se discuten, sino también la capacidad de gasto de la población. En ese sentido se alega la gran ocupación turística local y en el exterior, donde destacan vuelos completos de Aerolíneas a Miami y otros destinos turísticos del exterior.

No debe sorprender el gasto de millones de argentinos con capacidad de veranear, ya que podemos dividir al país en tres tercios según sus ingresos.

Los de mayores ingresos, casi sin restricción en el gasto y otro tercio en las antípodas, con serias restricciones para gastar más allá de la subsistencia, recordando que el promedio salarial según el INDEC ronda los 6.000 pesos mensuales. En el medio, otro tercio cuya tensión para gastar se manifiesta por acercarse a una u otra de las tres fracciones.

Remitimos así a 14 millones de personas en cada tercio, para una población estimada de 42 millones de habitantes. La realidad turística solo expresa el gasto de una porción de la población, haciendo evidente la distorsión que se genera en la distribución del ingreso y la capacidad de consumo, en este caso, del turismo.

Por esto es que iniciado el año con desaceleración económica y recesión productiva, la preocupación gubernamental en un año electoral pasa por intentar recuperar la actividad económica y sostener el consumo, situación favorecida por el ingreso de préstamos externos provenientes del nuevo socio estratégico de la Argentina: China.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Juan Manzur: Silencio, sordera y fortuna oscura

Jorge Yabkowski (ACTA)

Según los datos declarados en la Oficina Anticorrupción en 2010, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, tenía una fortuna de $5.057.489 que se discriminaban entre 24 propiedades, campos, terrenos y locales, además de un automóvil Volkswagen Passat modelo 2007 y un cuatriciclo Honda. A valor de mercado, más de 15 millones de pesos de entonces.

¿De dónde proviene esa fortuna? Esta es una pregunta que nadie la sabe contestar fehacientemente.

Hay muchas especulaciones, pero nada más. Lo triste es que el propio Manzur guarda silencio total sobre el tema.

Lo que está claro es que si Manzur no se dedica a la actividad privada, es imposible que haya llegado a acumular semejante patrimonio. Si se suman sus sueldos en Tucumán, tanto como ministro y luego como vicegobernador, la suma en 2010 rondaba el orden de los 750 mil pesos. Los trabajos que tuvo anteriormente no alcanzaban ni de lejos para cubrir los 4 millones trescientos mil pesos restantes.

Otro detalle a tener en cuenta es que Manzur declara tener 24 propiedades. Se sabe que en las declaraciones juradas el valor de las propiedades siempre es de acuerdo a la tasación fiscal, lo cual es siempre mucho menor que el valor real, lo que casi cuadruplicaría la fortuna declarada.

Pero Manzur tiene algunos emprendimientos que obviamente no están a su nombre. En Tucumán es dueño de la Parrillada “El Quirquincho” que poseía dos locales. Uno en Yerba Buena y la otra en Barrio Norte de San Miguel de Tucumán aunque este último fue vendido recientemente.

Hace menos de un año Manzur adquirió la empresa aceitunera Nucete, que detenta el 70% del mercado de exportación olivícola argentino y tiene entre sus grandes clientes al grupo Indalo y a Molinos.

El abogado Oscar López, denunciante en la causa por enriquecimiento ilícito estimó en 600 millones de pesos los bienes del ex vicegobernador tucumano y ministro de Salud de la Nación.

López dijo que esa cantidad de dinero "sólo se puede hacer con robo en gran escala". En 2003 Manzur había declarado un patrimonio de 370.000 pesos y en 2012 el mismo superaba los nueve millones. López sostiene que amen de los nueve millones declarados (sin justificar) existe un patrimonio mucho mayor controlado a través de terceros.

Manzur hizo todos sus ahorros mientras pasaba por la función pública. Ahora, con el apoyo de José Alperovich, se prepara para buscar la gobernación de Tucumán.

En primera instancia, el juez federal de Tucumán Daniel Bejas sobreseyó a Manzur en la causa que tenía en su contra desde 2010. Pero el fiscal federal Carlos Brito interpuso una apelación ante la Cámara Federal, para que se continúe investigando.

Al Ministro de Salud no le conocemos la voz. Con casi seis años de gestión no recibió una sola vez a la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Argentina (FESPROSA-CTA) a pesar de tener en su despacho diecisiete pedidos de entrevista, dos de ellos entregados en mano por nuestros dirigentes de Jujuy y La Rioja.

Los temas que intentamos tratar con el ministro no parecen tener para el demasiada importancia: precarización laboral en el Posadas y en el plan de comunitarios, situación en el Garrahan, paritaria nacional de salud y 82% móvil de jubilación para el sector.

Seguramente sus negocios lo tienen muy ocupado.

En el 2015 este funcionario mimado por la presidenta de la Nación dejará su cartera. Tenemos la esperanza de que arribe alguno un poco más pobre, pero que posea el don de gentes que nos permita siquiera ser recibidos.

Don de gentes del cual Juan Manzur carece absolutamente.

Jorge Yabkowski es Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CLXXX): “El Rodrigazo”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS. info)

En los primeros días de marzo y, antes que comenzara el año escolar, en ese verano tórrido de 1975, me entreviste con el Director del Instituto “San Alfonso”; cuyo contacto me lo había dado Miguel Ramondetti.

Este sacerdote, sumamente afectuoso, simpatizaba con la Teología de la Liberación y entendía nuestras posiciones políticas, como me lo hizo saber en la charla.

Le plantee que necesitaba que mis hijos Luis Manuel, Mauricio Fernando y Emilio Mariano, fueran recibidos en ese establecimiento educativo para cursar el grado correspondiente en la primaria, los dos primeros, y el último en el jardín.

Los mismos se presentarían, con documentos falsos y otros nombres -en el caso de Manolo elegimos “Haroldo” por nuestro compañero Haroldo Conti- pero, al finalizar el ciclo lectivo, la documentación que lo acreditara debía estar con sus nombres reales; para evitar que quedara como que no habían cursado ese año.

Esta prevención la hacíamos, más allá que estábamos convencidos del triunfo revolucionario y que, en ese caso, no tendríamos problema alguno.

El padre “Miguel” entendió perfectamente la solicitud, y me presento al responsable pedagógico del Instituto que me dio el listado de los útiles que debían traer los chicos; como así también del sencillo uniforme que debían llevar.

Luego se produjo el “Villazo” y, mi participación en un acto que debió realizarse en Villa Constitución, impedido por la represión estatal y para estatal, lanzada desde el Ejecutivo Nacional; que he descripto en una nota anterior.

Como persistían los secuestros y detenciones en Tucumán, convertido en “zona militar” suspendido, por lo tanto, el habeas corpus e inaplicables la Convenciones de Ginebra, le urgimos a Oscar Alende que realizara, junto con el diputado nacional Rafael Marino, la conferencia de prensa para denunciar estos hechos y exigir que se pusiera fin a la intervención de las Fuerzas Armadas en esa provincia.

Este así lo hizo y la misma se llevó a cabo en el local partidario ubicado en la calle Riobamba.

Absolutamente caracterizados, concurrimos con Leandro Fote a la misma y, cuál fue nuestra sorpresa, al observar que un periodista, que representaba a una revista del Ejército y que hacía preguntas, sumamente agresivas, al “Bisonte”; era un ex compañero que había sido corresponsal del Diario “El Mundo” en Rosario.

Mucho tiempo después entendimos el rol de este.

En este escenario, de profundización de la represión y de aumento de los conflictos, se desarrollaba este mayo en el que se advertía el fracaso de la política económica diseñada por Alfredo Gomez Morales.

Si bien les pudieron “torcer el brazo” a los compañeros de Villa Constitución, enfrentados a la alianza siniestra entre la burocracia sindical y la patronal de Acindar, cuyo directorio lo presidía Alfredo Martínez de Hoz, que tuvieron que levantar el paro el 20 de mayo, luego de un conflicto que durara casi dos meses; las huelgas y las movilizaciones continuaban en todo el territorio nacional.

Por otro lado había, rumores crecientes, de enfrentamientos entre la dirigencia pactista del Movimiento Sindical y el poderoso Ministro de Bienestar Social, José López Rega; convertido en el “Rasputín” de la “corte” de María Estela Martínez de Perón.

Estos, incluso, se tradujeron en un secuestro y posterior asesinato, nunca aclarado, de militantes de Guardia de Hierro relacionados con Lorenzo Miguel, que se atribuía a la patota de la Juventud Peronista de la República Argentina, financiada por el “Brujo”.

Nosotros seguíamos armando el equipo periodístico para editar la revista de que hablara en anteriores entregas.

Decidimos que retomaríamos el nombre de “Nuevo Hombre”; una publicación histórica que había sido dirigida, en diferentes períodos, por Enrique “Jarito” Walker, Alicia Eguren, Silvio Frondizi y Rodolfo Mattarollo.

“Alberto” -Eduardo Mervilaha-, que era integrante de la dirección del Partido y responsable del equipo que yo integraba, nos dio absoluta libertad para diseñar el tipo de publicación que editaríamos y mediante la cual trataríamos de salirnos del molde tradicional y “aburrido” de las revistas políticas.

Se trataba de no caer en el error de hacer una publicación partidaria; por el contrario, aspirábamos a que fuera expresión del Frente Amplio Antifascista que nos proponíamos construir.

Teníamos claro, al conformar el staff, que debíamos “unir la diversidad” y tratar de expresar las diferentes posturas que se daban en el campo popular.

Enrique Raab sería el Jefe de Redación y se apoyaría en valiosos periodistas como Oscar Martínez Zemborain -el Chino- que integraba el Cuerpo de Delegados de Clarín, Héctor “El Negro” Demarchi que trabajaba en el “Cronista Comercial”, Susana Viaux que nos había acompañado en el diario “El Mundo” y Edgardo Silverskarten, entre otros.

Con ese contexto, en los “idus” de Mayo, es designado Ministro de Economía Celestino Rodrigo, que tenía el total apoyo de la Presidente y de su hombre de confianza .

Este adopta las medidas que aconsejaba la Escuela de Chicago, provocando un shock para, en su criterio, frenar la crisis y reacomodar la economía nacional.

Dispone una devaluación del 150 %, un 100% de aumento en los servicios públicos y un 150 % de incremento en el precio de los combustibles; al mismo tiempo que anuncia la privatización de las empresas del Estado.

Resuelve, por decreto un aumento de los salarios de los trabajadores “en blanco”; suspendiendo, “sine die”, el funcionamiento de las paritarias; como ya lo había hecho, durante su gestión, el Ministro que designara Perón al frente de la cartera de Economía: José Bel Gelbard .

La reacción del movimiento obrero no se hizo esperar.

En el cordón industrial de las grandes ciudades los trabajadores abandonaron sus lugares de trabajo y se concentraron en las plazas públicas exigiendo a sus dirigentes que encabezaran la protesta que exigía la inmediata renuncia del Ministro y de su tutor, .

La CGT oficialista, encabezada por Casildo Herrera, decretó un paro general nacional de 48 horas y exigió la renuncia de los funcionarios responsables de este plan.

Al mismo tiempo, las coordinadoras obreras en el gran Buenos Aires, en las que tenían una importante presencia los compañeros de la Juventud Trabajadora Peronista, del Movimiento Sindical de Base y de la Organización Comunista Poder Obrero, convocaron a marchar a la Plaza de Mayo para respaldar el petitorio.

A la concentración de decenas de miles de obreros se sumaron las columnas de los principales sindicatos, ya que los burócratas comprendieron que de no acompañar esta protesta serían superados y expulsados de sus sillones, por las bases.

Esa misma tarde, por cadena nacional, la “inquilina” de la Casa Rosada anunció la renuncia de Rodrigo y de López Rega.

Este último, acompañado por algunos de sus colaboradores más cercanos, abordó un avión de Iberia con destino a Madrid; iniciando el camino del exilio.

Esta victoria popular determinó que el partido militar tomara nota de lo difícil que era imponer un modelo económico, que beneficiara a las clases dominantes, con un movimiento popular y revolucionario en ascenso.

Fue así, que en los primeros días del invierno de ese año, el Partido obtuvo información fidedigna de que los altos mandos militares estaban “fragoteando” y preparándose para desplazar a la presidente del “Sillón de Rivadavia”.

¿Cómo enfrentar la amenaza golpista? ¿Cuál fue la respuesta del gobierno al ofrecimiento de tregua del Ejército Revolucionario del Pueblo? Estos y otros temas abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Continuidades

Carlos Del Frade (APE)

La guerra contra los pibes no se detiene.

Los primeros días de 2015 generaron una discusión política y mediática importante en la zona del Gran Rosario luego del repliegue de la gendarmería que había llegado con gran estrépito el miércoles 9 de abril de 2014.

Sin embargo, más allá de la primera sensación de seguridad en los barrios, los números finales tanto en la disminución del negocio del narcotráfico como en el descenso de los homicidios demostraron resultados anoréxicos.

Pero es un año político donde la totalidad de las autoridades provinciales, municipales y comunales se elegirán a fines de junio. Semejante velocidad en el calendario exacerba esas discusiones entre los que son convocados a hablar por los grandes medios de comunicación que nunca son todos sino, casi siempre, los dueños de las grandes billeteras políticas.

Lo cierto es que los pibes piantan muy antes de tiempo para la pampa de arriba.

Dicen las crónicas policiales que “Mario Brest tenía 15 años y vivía, hasta el viernes 9 de enero a las 4.30 de la mañana, en el humilde y conflictivo barrio Santa Lucía, en el extremo oeste de la ciudad. A esa hora el chico salió de la casa de su abuela, en Pasaje 1756 al 2200, y se cruzó con un integrante de una banda que atemoriza al barrio desde hace muchos años. Sin más ambos pibes comenzaron los gritos y de pronto se escucharon disparos.

Mario recibió tres tiros en el tórax y en su auxilio salio su tío Brian T., de 23 años. El resultado fue trágico: Mario murió cuando iba camino al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez y Brian está internado en el mismo centro asistencial con un tiro en el cráneo y peleando minuto a minuto por el aire que respira. En tanto Norma P., abuela de Mario y madre de Brian, también tuvo que ser internada después de haber sido rozada por una bala en el cráneo y un feroz piedrazo, aunque ayer estaba fuera de peligro”, apuntaban los diarios.

-El que mató a Marito fue Leonel, el hijo de Salvador C. Eso lo sabemos todos y que ahora no quieran estos criminales que se haga cargo de la muerte un menor. Mataron a mi pariente y nos tienen locos hace tiempo. ¿Que más nos pueden hacer?" - dijo un familiar de las víctimas.

Para los medios, “hace unos de cinco años que los enfrentamientos armados y las denuncias cruzadas por amenazas comenzaron entre familias de la zona del Pasaje 1752, acusadas de conformar la banda denominada "Los Cachones", y de otras bandas del barrio, entre ellas la comandada por Salvador C., de la zona de pasaje Aguilar al 7300. Y la fatal pelea de la madrugada de ayer se enmarca de lleno en esta disputa según dijeron los policías. Varios de los detenidos conformaron estas bandas y actualmente se disputan el territorio, algunos dicen que para robar y otros para vender drogas. Una vecina contó por lo bajo que "Salvador tiene un búnker en el que venden merca, en Ricardo Rojas y Cerrito. Y ellos, su bandita, robaron una armería del centro de la ciudad hace pocos días y le repartieron los fierros a los soldaditos"”, remarcan las muy buenas notas que aparecen en los diarios rosarinos.

El miércoles 7 de enero, en la puerta de la fiscalía de Homicidios, en los tribunales provinciales rosarinos, la familia de Jonathan Ezequiel Herrera pedía alguna explicación sobre por qué fueron balas policiales las que arrancaron la vida del muchacho de 22 años.

“Jonathan fue asesinado mientras intentaba refugiarse de un tiroteo entre un delincuente contra cuatro integrantes del Comando que realizaban la persecución, y cinco de la PAT que bajaron de un colectivo y se plegaron al operativo. El joven lavaba su auto cuando intentó refugiarse detrás de un árbol donde cayó mortalmente herido al recibir tres disparos de pistolas calibre 9 milímetros, compatibles con las armas oficiales, de donde partieron al menos 20 disparos. El delincuente, en tanto, cayó herido en la puerta de la casa de la víctima. "Estábamos comiendo un asado en la casa de mi abuela. Y lo esperábamos a él (Jonathan) porque estaba lavando su auto. Pero yo tuve un presentimiento... yo soy el hermano mellizo", dijo Nahuel, el hermano mellizo de Jonathan.

-Cuando fui (a su casa) ya había pasado todo, no me dejaban pasar. La rubia (una mujer policía) me apuntaba con un arma, y me decía «quedate acá porque sino a vos también te mato». Le pregunté cómo estaba mi hermano y un milico me dijo que bien, que lo habían llevado al Heca. Me tranquilicé pero resultó que mi hermano ya estaba muerto. Faltaba poco para nuestro cumpleaños– rememoró mientras lloraba y hablaba con el cronista.

Postales de una guerra contra los pibes que continúa. Tal como sigue el negocio impune de las armas que siempre están a poca distancia de la pibada en cualquier lugar del país, tal como siguen los negocios que hacen los nichos corruptos de las fuerzas de seguridad, nacionales y provinciales y también las áreas mafiosas de los diferentes gobiernos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Crece la polemica: Otra víctima de la tuberculosis en Chaco

MOMARANDÚ

Otra muerte aparentemente por tubercolosis se registra en la provincia del Chaco. La padecía Carlos Cáceres, de 16 años quien falleció en un hospital de Fontana

Los padres de Carlos denuncian que en el hospital de Fontana no recibieron toda la asistencia posible: "Primero lo llevé a la sala del barrio toba y me dicen que él no tenía nada y de ahí yo lo llevo al hospital de Fontana y de allí me mandaron a hacer análisis y placas y me volvieron a decir que no tenía nada. Hasta el 31 de diciembre pasé año nuevo en el pasillo del hospital con tres sueros", dijo Viviana Gauna, madre del niño fallecido.

Respecto del tratamiento que le indicaban a su hijo, agregó que "le daban dos medicamentos y lo mandaban a la casa. Estaba tomando amoxicilina y Bisolvon".

"Somos discriminados porque somos aborígenes, como si fuera que no somos seres humanos. Cuando falleció nos enteramos de lo que tenía él. No quiero que pase otra familia lo mismo" dijo el padre del niño, Carlos Ramón Cáceres.

Por su parte, el director del hospital de Fontana se defendió de las acusaciones de los padres del adolescente fallecido: "El certificado de defunción dice tuberculosis, pero tiene también tres causas probables de muerte, como corresponde al protocolo: el paro cardiorespiratorio, neumonía y tuberculosis probable porque el chico estaba en estudio, no estaba certificado aún".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Derecho a la identidad: Ordenan resolver la situación de unos 2.000 presos sin DNI

Carolina Borrego (OTROS CÍRCULOS)

Lo resolvió la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional a partir de un habeas corpus interpuesto por la Procuración Penitenciaria de la Nación y la Comisión de Cárceles de la Defensoría General de la Nación por la situación en las cárceles federales. También ordenó al Ministerio del Interior comparecer ante la justicia.

Según los últimos datos oficiales reunidos por la Procuración Penitenciaria Nacional (PPN) y detallados en el habeas corpus presentado junto a la Defensoría General de la Nación (DGN) en diciembre pasado, alrededor del 25% del total de detenidos en el ámbito del Servicio Penitenciario Federal (SPF) en todo el país carece de DNI; eran 2.758 personas hasta fines de 2014, entre condenados y procesados sin documento. En algunos casos llegan a recuperar la libertad sin documentación alguna, “en abierta contradicción con cualquier finalidad razonable que pueda perseguir el encierro sufrido”, plantean ambos organismos.

El caso de la Unidad 19 de Ezeiza (una cárcel donde predominan los condenados porque está destinada para transitar los últimos momentos de una pena) se analiza en el habeas corpus como “paradigmático”. Alli, según datos oficiales de octubre de 2014 sólo 135 de 234 personas alojadas tenía su DNI en la cárcel como establece la ley nacional de “ejecución de la pena privativa de libertad” (N° 24.660), y en más de 60 casos el DNI no estaba tampoco en los domicilios de estas personas, por estar perdidos en juzgados o en otras cárceles, o “extraviados”, u “observados”, entre otras situaciones, como la falta de renovación del DNI a los 16 años. Para la PPG y la DGN esto ejemplifica tanto la cantidad de personas con DNI como “la pluralidad” de dificultades para acceder plenamente al derecho a la identidad a través del DNI.

Esta situación se debe al “engorroso” procedimiento que implica documentarse en contextos de encierro, según se explica en el habeas corpus presentado por la PPN y la DGN (documento para descargar, aparte). Ni siquiera el tiempo servido en prisión resulta suficiente para que al egresar las personas retornen al medio libre debidamente registradas, se explica en el documento, y se detalla que se han detectado casos donde el propio SPF demoró la entrega de fondos personales a una persona indocumentada en libertad luego de cumplir su condena. Fue necesaria una orden judicial de identificación dactiloscópica para paliar, a medias, sus urgentes necesidades de subsistencia.

La PPN y la DGN habían pedido a la justicia que se requiriera al Registro Nacional de las Personas y a las respectivas autoridades responsables de la detención y custodia de lps detenidos, que adoptaran las medidas correspondientes para la rápida expedición de los documentos de identidad de la totalidad de las personas condenadas que lo requieran y no cuentan con su DNI.

En su escrito, los organismos manifestaron que el DNI es el instrumento visible para la identidad de la persona y su falta vulnera el derecho a la identidad y el acceso en plenitud a otros derechos fundamentales, como la educación, el trabajo formal o la salud, cuyo ejercicio muchas veces está supeditado a la acreditación de identidad. Lo que se denuncia es la comprobada ineficacia del sistema registral vigente, que genera que una persona condenada en Argentina pueda cumplir completamente una pena de prisión sin lograr obtener en ese tiempo su documentación.

Desde la PPN se informó que además presentarán a la administración penitenciaria federal un proyecto de ley y algunas propuestas inmediatas. En cuanto a la acción judicial en curso, Leonardo Filippini, Subdirector General de Protección de Derechos Humanos de la PPN, dijo a OTROS CÍRCULOS que están satisfechos con la decisión de la Cámara, “en la medida en que se acreditó que existía una violación de derechos y se habilitó un posible camino de solución”.

Nuevo DNI

El sitio web del Ministerio del Interior expresa que el nuevo Documento Nacional de Identidad es para todos los ciudadanos argentinos y resalta que es fabricado por el Estado Nacional con recursos humanos, tecnología y equipamiento 100 % propios. Fue pensado para facilitar la portación del DNI en el uso cotidiano, y contiene todos los datos identificatorios necesarios y suficientes para acreditar identidad y ejercer cualquier acto público o privado.

Pero las personas privadas de libertad están en posición de desigualdad con relación al resto de la sociedad frente a las tramitaciones y requisitos exigidos para la emisión de sus respectivos documentos, sin que aún exista, a pesar de ello, un mecanismo facilitador. Por eso en su habeas corpus inicial la PPN y la DGN exigían que el Ministerio cree un programa exclusivo para documentar en contextos de encierro.

Cifras

Hay unas 11.300 personas privadas de la libertad en la Argentina en el ámbito del Servicio Penitenciario Federal (Fuente: base de datos JUDI, 23/12/20149). De ellas, 2.758 (el 25%) no tienen DNI. De estos presos indocumentados, la mayoría no tiene aún una condena: el 69% son procesados y el 31 %, condenados. Y el 50% es argentino.

Para descargar

El habeas corpus presentado por la PPN y la DGN en diciembre de 2014 y el fallo de los jueces Ricardo Matías Pinto y Julio Marcelo Lucini, de la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional (5/12/2014), que ordena tramitar la acción de habeas corpus.

Habeas Corpus detenidos sin DNI
Fallo Sala VI


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.